Dieta de 1000 calorías al día, ¿realmente funciona?

¿Practicar la dieta de las 1000 calorías es saludable? Te decimos de qué forma puede impactar esta pauta hipocalórica en tu vida.
Dieta de 1000 calorías al día, ¿realmente funciona?
Maria Patricia Pinero Corredor

Escrito y verificado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor.

Última actualización: 18 octubre, 2022

Cuando pensamos en hacer una dieta de 1000 calorías al día, lo que se nos viene a la cabeza es que vamos a bajar rápido de peso. Y eso es cierto, ¿pero realmente es beneficioso perder peso en tan poco tiempo?

¿Cómo podría afectar mi salud? Lo primero que debemos decirte es que si decides practicarla, debe ser bajo la supervisión de un experto.

Cada cuerpo responde a unas necesidades metabólicas individuales. Al armar un plan para perder peso, lo ideal es que se garantice el consumo de todos los nutrientes que mantienen un buen estado de salud general.

La dieta de 1000 calorías al día es hipocalórica al extremo, pero gana seguidores por su rápida efectividad para adelgazar. Así que te invitamos a seguir leyendo este artículo para poner sobre la mesa si realmente funciona o no.

¿Qué son las dietas restrictivas?

Dado que la obesidad representa un importante problema de salud pública en el mundo, se han propuesto múltiples maneras para perder peso. Una de ellas es comer de manera restrictiva, limitando alimentos en la dieta.

Una dieta restrictiva utiliza la ecuación de comer muchas menos calorías de lo que el cuerpo utiliza durante la jornada, con el objetivo de perder peso. Esto promete un adelgazamiento rápido.

Dentro de este grupo están las dietas hipocalóricas, que oscilan entre 800 a 1500 calorías diarias; y las de muy bajo valor calórico, que van entre 450 a 800 calorías al día. La dieta de 1000 calorías al día se encuentra en el primer grupo.

Además, la Revista Argentina de Endocrinología y Metabolismo publicó que la pérdida de peso en estas dietas es sobre todo de agua corporal y masa muscular. No hay impacto en el porcentaje graso, por lo que pueden sobrevenir efectos adversos.

Restricción de alimentos en la dieta de los 1000 días.
La restricción calórica no puede tomarse a la ligera. Es posible que cause efectos adversos a mediano plazo.


¿Qué alimentos forman parte de la dieta de 1000 calorías?

Al realizar esta dieta, las calorías deben medirse. No se recomienda incluir dulces ni bebidas alcohólicas y no se deben sustituir las comidas. Por su característica restrictiva, solo las personas con un alto índice de masa corporal deberían llevarla a cabo.

Además, no puede prolongarse en el tiempo, ya que ocasiona efectos adversos importantes. Un profesional experto en estas dietas debería planificar y darle seguimiento al programa.

Las principales sugerencias para esta dieta son las siguientes:

  • Solo incluir un 3 % de calorías provenientes de la grasa y menos de 300 miligramos de colesterol.
  • Comer 5 porciones de frutas o verduras por su bajo contenido calórico, su alto valor de fibra y suficiente agua. Tanto el agua como la fibra dan poder de saciedad.
  • Limitar el consumo de carbohidratos. En especial, harinas refinadas y sus productos derivados, como el pan.
  • Se promueve el consumo de pescado blanco, aves y carnes magras.
  • El almuerzo debe incluir verduras, proteínas, bajas grasas y solo pequeñas porciones de legumbres.
  • Se recomienda tomar de 1,5 a 2 litros de agua al día
  • Los alimentos en conserva se pueden usar, siempre y cuando sean empacados al natural. Lo mismo con los congelados.
  • Como edulcorante, se permiten los artificiales
  • Es conveniente realizar 5 comidas diarias y variar los alimentos dentro del mismo grupo.
  • Preparar al vapor, al horno, al microondas o cocido con suficiente agua, limitando el uso del aceite.

¿Realmente funciona la dieta de las 1000 calorías?

Al practicar la dieta de 1000 caloría al día se producen más desventajas que ventajas. Las explicaremos a continuación.

Se pierde peso de forma rápida

Observando el objetivo principal de la dieta, que es el de bajar de peso, este se logra de una forma muy rápida. Sin embargo, esta pérdida tiene sus desventajas, ya que no actúa directamente sobre la grasa corporal acumulada. Por otro lado, al mínimo descontrol de la pauta se gana el peso perdido.

Por eso, al practicar la dieta de 1000 calorías al día, se requiere de ejercicio diario que queme la grasa acumulada, reduciendo el volumen. Para hacerlo de manera controlada se pueden perder de 1 a 2 kilos por semana; todo dependerá del metabolismo.

Produce efecto rebote

Es indudable que el cuerpo responde a las dietas hipocalóricas. Lo habitual es que al practicarla se pierda peso.

Pero una vez que se recupera la alimentación habitual, se vuelve a subir de peso. Tanto o más del que se ha perdido.

Además, aumenta la ansiedad por la comida y la tendencia a la acumulación de grasa en distintas partes del cuerpo. A esta respuesta del cuerpo ante la recuperación de la ingesta se le conoce como efecto rebote.

Podría ocurrir un déficit de nutrientes

La restricción de alimentos genera un déficit de nutrientes necesarios para el cuerpo. Es por eso que al practicar este tipo de dietas se pueden presentar síntomas como mareos, fatiga, cansancio y debilidad, que impedirán realizar las actividades diarias.

En caso de mantenerse la dieta de 1000 calorías por un largo tiempo, esto conllevará a problemas de salud. Incluyendo la alteración en la microbiota intestinal.



Aumenta el riesgo de trastornos alimenticios

Son varios los expertos que consideran que las dietas restrictivas logran una pérdida rápida de peso, pero aclaran que son de los precursores más importantes de los trastornos de la conducta alimentaria.

Además de los riesgos de atracones y otros trastornos, también se puede llegar a ingerir más calorías vacías, es decir, alimentos con mucha energía, pero con pocos nutrientes.

Altera el metabolismo

Al reducirse algunos nutrientes se puede descontrolar el metabolismo. Por ejemplo, cuando los carbohidratos y las grasas se limitan, la actividad metabólica cambia. Es así como las funciones de los órganos vitales se alteran.

Algunos trastornos metabólicos que se pueden presentar son los siguientes:

  • Diabetes tipo 2.
  • Dislipidemias.
  • Hiper o hipotiroidismo.
  • Pérdida de la masa muscular o sarcopenia.
  • Hepatopatías.

Podría causar estreñimiento

Al restringir el consumo calórico a 1000 calorías, los alimentos más limitados son aquellos vegetales fuente de almidones, como los cereales y las leguminosas. Estos también transportan fibra dietética, por lo que se vería afectado su consumo total. Se podría sufrir de estreñimiento. Además, el poder de saciedad también se vería disminuido.

Mujer con estreñimiento por la dieta de las 1000 calorías.
Restringir la fibra redundará en un peor tránsito intestinal, con episodios de constipación.

Pueden aparecer episodios de hipoglucemia

Al privarse de ciertas porciones de comida, aumenta la posibilidad de desarrollar hipoglucemia o bajos niveles de azúcar en la sangre. Las células del cuerpo tampoco obtienen el combustible necesario para llevar el estilo de vida habitual. En caso de existir algunas enfermedades asociadas, el cuerpo puede descompensarse.

Se puede afectar el sistema inmunitario

Los cambios en la dieta de 1000 calorías y la restricción en el consumo de nutrientes puede afectar la salud inmunitaria. Los que realizan dietas extremas tendrían más infecciones.

Por ejemplo, la vitamina C está implicada en la función de defensa del cuerpo. Recientemente, se valoró la importancia de esta vitamina para reducir la incidencia de enfermedades infecciosas del aparato respiratorio.

¿Es segura la dieta de 1000 calorías al día?

Una ruta segura para perder peso incluye asesorías con un experto en nutrición. Se debe ajustar la ingesta calórica a una pauta que responda a las necesidades individuales.

El camino más rápido para llegar no siempre es el mejor.

La mejor manera de perder peso de manera saludable y mantenerlo en el tiempo es mediante un déficit calórico a través de una ingesta que esté por debajo de lo que gastamos a diario. Aunque siempre dentro de parámetros lógicos.

Un viraje en tu estilo de vida, que incorpore la actividad física, te ayudará a llegar de manera segura al peso deseado. Evitas así el riesgo de contraer ciertas enfermedades.

Te podría interesar...
El déficit calórico: todo lo que necesitas saber
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
El déficit calórico: todo lo que necesitas saber

El déficit calórico es la clave de la pérdida de peso. Te enseñamos sus secretos y como conseguirlo para mejorar tu composición corporal.



  • Francisco Javier Vilchez López , Cristina Campos Martín, María José Amaya García, Pilar Sánchez Vera y José Luis Pereira Cunill. Las dietas de muy bajo valor calórico (DMBVC) en el manejo clínico de la obesidad mórbida. Nutr Hosp. 2013;28(2):275-285. Disponible en: https://scielo.isciii.es/pdf/nh/v28n2/03revision02.pdf
  • Andrew Warrilow , Duane Mellor , Andrew McKune, Kate Pumpa. Dietary fat, fibre, satiation, and satiety-a systematic review of acute studies. Eur J Clin Nutr. 2019 Mar;73(3):333-344. doi: 10.1038/s41430-018-0295-7. Epub 2018 Aug 30.
  • Giuseppe Cerullo , Massimo Negro, Mauro Parimbelli , Michela Pecoraro, Simone Perna, Giorgio Liguori, Mariangela Rondanelli, Hellas Cena, Giuseppe D'Antona . The Long History of Vitamin C: From Prevention of the Common Cold to Potential Aid in the Treatment of COVID-19. Front Immunol. 2020 Oct 28;11:574029. doi: 10.3389/fimmu.2020.574029. eCollection 2020.
  • MEJÍA MG , VERONESI LA ; MALDONADO AL , FUENTES RH. Dietas restrictivas ¿realmente son lo que prometen? REV ARGENT ENDOCRINOL METAB. 2021; 58 #2. Disponible en: http://www.raem.org.ar/numeros/2021-vol58/numero-02/raem-58-2-37-45.pdf
  • Reyna Cruz, María Ávila, María Cortés, Rosalía Vásquez, Juan Mancilla. Restricción alimentaria y conductas de riesgo de trastornos alimentarios en estudiantes de nutrición. Psicología y Salud. 2008, 18,002, pp. 189-198. Disponible en: https://www.redalyc.org/pdf/291/29118205.pdf

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.