¿La dieta cetogénica aumenta los niveles de colesterol?

La dieta cetogénica es una de las más usadas para bajar de peso. Pero, ¿es capaz de aumentar el colesterol? ¿Cuáles son sus efectos secundarios?
¿La dieta cetogénica aumenta los niveles de colesterol?
Maria Patricia Pinero Corredor

Escrito y verificado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor.

Última actualización: 11 abril, 2022

La dieta keto es una de las más populares para bajar de peso y se caracteriza por ser muy baja en carbohidratos, pero alta en grasas. Entre un 70 a 80 % de todas las calorías diarias son suministradas por los lípidos. Por esta razón, cabe la pregunta de si la dieta cetogénica aumenta los niveles de colesterol.

La inquietud surge porque se ha etiquetado al colesterol como una sustancia perjudicial para el corazón. Sin embargo, de lo que no se habla es de la importancia que tiene para el cuerpo. Las células están formadas de colesterol, al igual que nuestro cerebro.

¿Qué tan malo es, entonces? ¿Una dieta rica en grasas aumenta sus niveles? Quédate con la lectura para responder estas y otras dudas sobre la dieta cetogénica y sus efectos sobre el nivel de colesterol.

Características de la dieta cetogénica

La dieta cetogénica, también conocida como keto o ceto, es un plan popular usado para la pérdida de peso. Sin embargo, en algunos casos debe vigilarse de cerca.

¿Cómo es?

Una dieta cetogénica típica aporta entre 5 a 10 % de la ingesta calórica total a partir de los carbohidratos, lo que corresponde a 20 y hasta 50 gramos por día. La ingesta de grasas es del 70 al 80 % de todas las calorías diarias y las proteínas del 10 al 20 %.

Esta distribución calórica cambia el origen del combustible para el cuerpo, obligando a utilizar la grasa como principal fuente energética. La dieta keto aporta muy baja cantidad de carbohidratos y, por lo tanto, la glucosa en la sangre no es suficiente para cubrir los requerimientos.

Es entonces cuando las células utilizan unos compuestos que se obtienen de la degradación de las grasas como fuente de energía. Estos son los cuerpos cetónicos.

Alcanzar la cetosis nutricional

El cambio del estado metabólico del cuerpo para obtener energía a partir de los cuerpos cetónicos es conocido como cetosis nutricional. Se basa en el uso de la acetona, el acetoacetato y el beta-hidroxibutirato, aprovechados por el cerebro, los músculos y otros órganos.

Las dietas bajas en carbohidratos aportan poca glucosa, por lo que las cetonas que provienen del metabolismo de las grasas toman el protagonismo. La insulina regula y transporta las cetonas hasta los órganos y las células.

Dieta keto para el colesterol.
El principio de la dieta cetogénica es modificar el metabolismo para usar cuerpo cetónicos en lugar de glucosa.


¿Qué es el colesterol?

El colesterol es una sustancia cerosa similar a la grasa que forma parte de las células del cuerpo. Son varias sus funciones:

  • Ayuda a producir hormonas.
  • Transporta vitamina D.
  • Forma membranas celulares.

Son varios los tipos de colesterol y grasas que participan de manera distinta en la salud del corazón. Revisemos los más relevantes.

Colesterol de las lipoproteínas de baja densidad o LDL

Al colesterol de las lipoproteínas LDL se le conoce como colesterol malo, ya que facilita la acumulación de grasa en las arterias y, de esta manera, contribuye con las enfermedades cardíacas.

Este acúmulo de colesterol y otras grasas se da en forma de placas que obstruyen la circulación, en lo que se conoce como aterosclerosis. Se sabe que esta condición incrementa el riesgo de accidente cerebrovascular e infarto de miocardio.

Colesterol de las lipoproteínas de alta densidad o HDL

A diferencia del colesterol anterior, al HDL se le conoce como colesterol bueno. Esta lipoproteína ayuda a eliminar parte del colesterol malo.

Triglicéridos

Los triglicéridos representan la grasa más común en el cuerpo y así se encuentran en los alimentos. En su estructura hay 3 ácidos grasos unidos a la molécula de un alcohol llamado glicerol. Al ingerirlos, los ácidos grasos son liberados para metabolizarlos y obtener así la energía.

Un alto valor de triglicéridos en la sangre, junto con un colesterol elevado, aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. El colesterol total representa la sumatoria del colesterol LDL y el HDL, más el 20 % de los triglicéridos.

¿Cómo se relaciona la dieta cetogénica con los niveles de colesterol?

Las conclusiones de varios autores indican que la dieta cetogénica ayuda a disminuir los niveles de colesterol total y de LDL, mientras se eleva el colesterol HDL. Aunque al iniciar la dieta podría suceder al revés.

Sin embargo, otros investigadores aseguran que este aumento es transitorio, mientras el cuerpo se adapta a la cetosis nutricional. A largo plazo, los valores disminuyen, mientras que se eleva el HDL.

Aquellos que tengan antecedentes de colesterol elevado deben ajustar la estructura de la dieta cetogénica para evitar un aumento mayor. Por ejemplo, las grasas trans, los alimentos fritos o los derivados cárnicos deben evitarse.

Cuando las grasas saturadas son reemplazadas por las monoinsaturadas, como la del aceite de oliva, las nueces, la mantequilla de maní y el aguacate, ayudan a disminuir los altos valores de colesterol.

Por otra parte, se sugiere que en la dieta cetogénica se incluyan grasas poliinsaturadas del tipo omega 3. Está bien descrito el efecto favorable de esta grasa en la reducción de los triglicéridos. Los omega 3 mejoran los factores de riesgos cardiovasculares.

También se recomienda que los pocos carbohidratos de la dieta sean ricos en fibra, como las verduras, las bayas, las nueces y las semillas, entre otros. Un grupo de expertos publicaron que la fibra ayuda a disminuir los niveles de colesterol, sobre todo si es soluble.



Recomendaciones y cuidados con la dieta keto

Antes de comenzar con la dieta cetogénica se deben revisar una serie de recomendaciones y cuidados para que no haya ninguna alteración durante la aplicación de este plan dietético. La cetosis es segura para la mayoría de las personas, siempre y cuando sea supervisada y dirigida por un personal de salud.

No solo hay beneficios para la pérdida de peso, como lo señalan algunos expertos del área, sino que también puede tener efectos terapéuticos. Por ejemplo, la dieta keto se usa en niños con epilepsia, en la diabetes tipo 2, en el síndrome metabólico y en la obesidad.
Otro estudio también publicó que una dieta cetogénica bien fomulada puede considerarse segura para el tratamiento de la obesidad y la diabetes. Pero se requieren más ensayos clínicos que evalúen los efectos a largo plazo y su potencial en la medicina clínica.

Efectos secundarios

Durante la aplicación de la dieta cetogénica pueden presentarse una serie de síntomas y signos que requieren de asistencia médica. Con el inicio de la cetosis aparece la gripe cetogénica, cuyos síntomas son los siguientes:

  • Fatiga.
  • Náuseas.
  • Insomnio.
  • Dolor de cabeza.
  • Aumento del apetito.

Estos efectos secundarios son propios de la etapa de adaptación, cuando se comienzan con la quema de las grasas y se liberan las cetonas. También hay calambres en las piernas, trastornos digestivos y mal aliento.

Por otra parte, algunos estudios han sugerido que la dieta cetogénica puede provocar cambios en el crecimiento embrionario de ratones, por lo que se requieren más investigaciones de su seguridad durante el embarazo.

Dieta keto en el embarazo.
No existe todavía seguridad sobre la dieta cetogénica para las embarazadas, por lo que se desaconseja en ellas.

¿Cuándo consultar con un profesional?

Al inicio y durante la dieta cetogénica, se requiere de un profesional de la salud para controlar la cetosis nutricional y evitar la cetoacidosis. Esta puede ser peligrosa.

En caso de padecer diabetes tipo 1 o trastornos de la vesícula biliar, es obligatorio la consulta con el nutricionista. Por otro lado, en personas con enfermedad renal, aumento de colesterol hereditario o enfermedad hepática, se debe evitar la dieta keto.

Para reducir los efectos secundarios se recomienda tomar al menos 2 litros de agua al día. También se sugiere aumentar la ingesta de minerales, evitar el ejercicio intenso y comer vegetales bajos en carbohidratos y fuentes de fibra, como las nueces y las bayas.

¿Cómo controlar el colesterol en la dieta cetogénica?

Queda claro que la calidad de las grasas consumidas en una dieta cetogénica determinará el tipo de colesterol predominante en la sangre. Las grasas poliinsaturadas, como las de los aceites de semilla, y las monoinsaturadas del aceite de oliva, benefician el aumento del colesterol HDL.

Un alto consumo de grasas saturadas o trans descontrolan el perfil lipídico en la sangre. Esta condición se convierte en un factor de riesgo de las enfermedades cardiovasculares.

La consulta con un profesional de la salud representa la luz verde para iniciar con buen pie una dieta cetogénica y mantener los controles de colesterol antes y durante la aplicación del plan.

Te podría interesar...
Colesterol: 9 estrategias que te ayudarán a reducirlo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Colesterol: 9 estrategias que te ayudarán a reducirlo

Te enseñamos 9 estrategias para reducir el colesterol y su oxidación, de modo que tengas menos riesgo de enfermedades cardiovasculares.



  • Dhillon KK, Gupta S. Biochemistry, Ketogenesis. [Updated 2022 Feb 10]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2022 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK493179/
  • Puchalska, P., & Crawford, P. A. (2017). Multi-dimensional Roles of Ketone Bodies in Fuel Metabolism, Signaling, and Therapeutics. Cell metabolism25(2), 262–284. https://doi.org/10.1016/j.cmet.2016.12.022
  • Ludwig, D.S. (2019). The Ketogenic Diet: Evidence for Optimism but High-Quality Research Needed. The Journal of Nutrition, 150, 1354 - 1359.
  • Sussman, D., van Eede, M., Wong, M. D., Adamson, S. L., & Henkelman, M. (2013). Effects of a ketogenic diet during pregnancy on embryonic growth in the mouse. BMC pregnancy and childbirth13, 109. https://doi.org/10.1186/1471-2393-13-109
  • National Heart, Lung and Blood Institute. Blood Cholesterol. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/blood-cholesterol.
  • Dashti, H. M., Mathew, T. C., Hussein, T., Asfar, S. K., Behbahani, A., Khoursheed, M. A., Al-Sayer, H. M., Bo-Abbas, Y. Y., & Al-Zaid, N. S. (2004). Long-term effects of a ketogenic diet in obese patients. Experimental and clinical cardiology9(3), 200–205.
  • Kosinski, C., & Jornayvaz, F. R. (2017). Effects of Ketogenic Diets on Cardiovascular Risk Factors: Evidence from Animal and Human Studies. Nutrients9(5), 517. https://doi.org/10.3390/nu9050517
  • Clifton, Peter & Keogh, Jennifer. (2017). A systematic review of the effect of dietary saturated and polyunsaturated fat on heart disease. Nutrition, Metabolism and Cardiovascular Diseases. 27. 10.1016/j.numecd.2017.10.010.
  • Yanai, H., Masui, Y., Katsuyama, H., Adachi, H., Kawaguchi, A., Hakoshima, M., Waragai, Y., Harigae, T., & Sako, A. (2018). An Improvement of Cardiovascular Risk Factors by Omega-3 Polyunsaturated Fatty Acids. Journal of clinical medicine research10(4), 281–289. https://doi.org/10.14740/jocmr3362w
  • McRae M. P. (2017). Dietary Fiber Is Beneficial for the Prevention of Cardiovascular Disease: An Umbrella Review of Meta-analyses. Journal of chiropractic medicine16(4), 289–299. https://doi.org/10.1016/j.jcm.2017.05.005
  • Volek, J., Sharman, M., Gómez, A., Judelson, D., Rubin, M., Watson, G., Sokmen, B., Silvestre, R., French, D., & Kraemer, W. (2004). Comparison of energy-restricted very low-carbohydrate and low-fat diets on weight loss and body composition in overweight men and women. Nutrition & metabolism1(1), 13. https://doi.org/10.1186/1743-7075-1-13
  • Neal, E.G., Chaffe, H., Schwartz, R.H., Lawson, M.S., Edwards, N., Fitzsimmons, G., Whitney, A., & Cross, J.H. (2008). The ketogenic diet for the treatment of childhood epilepsy: a randomised controlled trial. The Lancet Neurology, 7, 500-506.
  • Westman, E. C., Yancy, W. S., Jr, Mavropoulos, J. C., Marquart, M., & McDuffie, J. R. (2008). The effect of a low-carbohydrate, ketogenic diet versus a low-glycemic index diet on glycemic control in type 2 diabetes mellitus. Nutrition & metabolism5, 36. https://doi.org/10.1186/1743-7075-5-36