Dolor de muela durante el embarazo: ¿cómo tratarlo?

Sufrir de dolor de muela durante el embarazo no solo es molesto, sino que también puede ser peligroso para la madre y el bebé. Entérate qué debes hacer si tienes problemas en la boca en la gestación.
Dolor de muela durante el embarazo: ¿cómo tratarlo?
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa el 13 septiembre, 2021.

Última actualización: 13 septiembre, 2021

Cuando una mujer está esperando un bebé, el cuidado de su salud es fundamental para disminuir los contratiempos durante la gestación. La aparición de dolor de muela durante el embarazo puede ser una situación molesta, alarmante e incluso peligrosa.

Mantener los dientes y encías saludables puede volverse difícil con los cambios hormonales y las nuevas sensaciones del embarazo. Considerar el cuidado dental y las visitas al odontólogo como parte de la atención prenatal evita incomodidades en la boca.

La atención de la boca durante la gestación es parte de los cuidados imprescindibles para llevar un embarazo saludable. Sigue leyendo y entérate qué hacer si tienes dolor de muela durante el embarazo y cómo evitar estas molestias.

Causas del dolor de muela durante el embarazo

Los cambios hormonales que suceden durante la gestación y el descuido de la higiene dental son una combinación terrible para la salud oral. Es así que algunas futuras mamás sufren dolor de muela durante su embarazo.

El aumento de estrógeno y progesterona hacen a la embarazada más vulnerable a la placa bacteriana. Además, el incremento de la vascularización en todo el cuerpo también incide sobre las encías.

El tejido gingival responde de manera exagerada si hay bacterias, inflamándose con facilidad. La gingivitis del embarazo es uno de los padecimientos de la boca más frecuentes en las futuras madres.

El acúmulo de placa bacteriana provoca la inflamación de las encías que se vuelven rojas, se agrandan, sangran con facilidad y duelen. Si la misma no se trata a tiempo puede evolucionar a una enfermedad periodontal.

La periodontitis es la inflamación y la infección de los tejidos de sostén del diente. La destrucción del hueso genera movilidad de los elementos dentarios y en los casos más avanzados, su pérdida. Además, está asociada a complicaciones como partos prematuros y niños con bajo peso al nacer.  

El desarrollo de tumores del embarazo en las encías es otra causa frecuente de molestias orales durante la gestación. Se trata de agrandamientos benignos del tejido gingival que ocasionan dolor y sensibilidad. Suelen desaparecer por sí mismos después del parto, aunque si generan mucha incomodidad se pueden retirar quirúrgicamente.

Otra causante del dolor de muela durante el embarazo es la caries dental. Una higiene dental deficiente, los cambios en la dieta por antojos de cosas dulces, el reflujo ácido y las náuseas matinales predisponen al daño de los tejidos duros del diente.

Si este daño en la integridad de los dientes no se trata y avanza en profundidad puede dar origen al dolor de muela.

Tratamientos para el dolor de muela durante el embarazo

Padecer de dolor de muela durante el embarazo es una situación molesta e incómoda para la futura madre. Además, si no se resuelve puede volverse un riesgo para la gestación.

La primera medida a tomar al sentir cualquier molestia en la cavidad bucal es acudir al odontólogo. Es importante mencionarle el estado de embarazo al profesional para que pueda actuar en consecuencia.

El dentista buscará el origen del dolor de muela durante el embarazo y según el diagnóstico indicará el mejor tratamiento. De acuerdo a las semanas de gestación y la complejidad del problema, puede aconsejar realizar alguna terapéutica en ese momento o posponerla para más adelante.

Además, el odontólogo está capacitado para saber qué medicación utilizar durante el embarazo. Por lo que, si es necesario e indica el uso de algún medicamento para el dolor de muelas, su consumo será seguro.

Es importante no automedicarse para calmar el dolor de muela durante el embarazo. El uso incorrecto de analgésicos o antibióticos durante la gestación puede resultar peligroso para el bebé.

Poner en práctica algunas medidas caseras alivia las molestias mientras se espera recibir el tratamiento odontológico específico. Es útil, por ejemplo, identificar los alimentos y bebidas que inician o empeoran la sensibilidad para evitarlos.

Hacer enjuagues con agua tibia y sal para disminuir la inflamación de las encías también puede ayudar. Se recomienda realizar los buches luego del cepillado dental.

Es importante no descuidar la limpieza dental. A pesar de que haya molestias o sensibilidad durante el cepillado, este no se debe suspender.

Alimentos que causan dolor de muela en el embarazo.
Identificar los alimentos que causan dolor de muelas en el embarazo es útil para evitarlos.


¿Es seguro acudir al odontólogo durante el embarazo?

Algunas madres creen que es mejor soportar el dolor y evitar las consultas al dentista. Pues temen que los tratamientos odontológicos pongan en peligro a su bebé.

Esto no es así. Muchos procedimientos son seguros durante el embarazo. Y el odontólogo está capacitado para indicar la mejor solución para una mujer gestante sin poner en peligro al bebé.

Como ya mencionamos, a la hora de visitar al dentista es fundamental hacerle saber sobre el embarazo y recordárselo cada vez que se acuda a las consultas. También se deben indicar las semanas es la gestación. Incluso si el embarazo aún no está confirmado, hay que avisar que existe la sospecha.

Es importante también contarle al dentista si se están tomando medicamentos, si el embarazo es de riesgo, si existe alguna enfermedad o si el médico ha hecho alguna recomendación especial. Pues muchas veces una interconsulta entre el dentista y el ginecólogo permiten planificar mejor los futuros procedimientos.

Lo más recomendable es visitar al dentista antes de quedar embarazada para tener una boca saludable y evitar complicaciones durante la gestación. Y apenas se sepa del estado de gravidez, también se sugiere programar una cita con el odontólogo.

Se aconseja visitar al dentista en cada trimestre para realizar controles y detectar cualquier problema que haya en la boca. De esta manera, se pueden programar los tratamientos para el mejor momento, realizar limpiezas para cuidar las encías y recibir los consejos pertinentes para mantener la cavidad oral sana.

Procedimientos seguros

Si es necesario realizar un procedimiento odontológico durante el embarazo, el mejor momento para realizarlo es el segundo trimestre. Pues en el primero se tratan de evitar las intervenciones porque es el momento en que se desarrollan los órganos del bebé.

En el último período, el tamaño de la panza puede incomodar a la madre al estar largos períodos de tiempo sentada en el sillón odontológico. De todos modos, cuando hay una urgencia dental como dolor, infecciones o traumatismos, la misma debe resolverse de inmediato para evitar complicaciones.

El uso de la anestesia local para realizar empastes, endodoncias y extracciones es posible durante el embarazo. Estos tratamientos pueden ser necesarios para tratar el dolor de muelas. Como mencionamos, lo ideal es dejar estos procedimientos para el segundo trimestre.

Si bien lo ideal es evitar el uso de rayos X durante la gestación, en caso de ser muy necesarias e inevitables, las radiografías dentales también son seguras en el embarazo. La cantidad de radiación que se utiliza para estas placas es mínima. De todos modos, se deben realizar con protección, con un delantal de plomo sobre el abdomen y el cuello de la madre.

Los procedimientos estéticos que no son necesarios ni afectan la salud de la madre se deben evitar durante el embarazo y posponer para más adelante. Los blanqueamientos dentales son un ejemplo de estas intervenciones que se pueden dejar para después.

Consejos para una buena salud dental durante la gestación

El cuidado de la boca durante la gestación no solo evita sufrir dolor de muela durante el embarazo. Además, es parte de la atención de la salud general de la madre y del feto.

A continuación, detallamos algunos aspectos a tener en cuenta para tener una sonrisa saludable durante la espera de un bebé.

Ocuparse de la higiene dental

Eliminar la placa bacteriana y evitar su acúmulo disminuye el riesgo de sufrir caries y de que las encías se inflamen. Realizar una higiene dental minuciosa es primordial para el cuidado bucal durante el embarazo.

El cepillado dental se debe realizar por lo menos 3 veces al día durante 3 minutos. Lo ideal es usar un cepillo de cerdas suaves y pasta dental con flúor.

Los movimientos deben ser suaves y llegar a todas las caras de todas las piezas dentarias. También se deben limpiar las encías y la lengua.

Para eliminar las bacterias y los restos de alimentos que se acumulan entre los dientes es necesario complementar la higiene bucal usando hilo dental. La seda debe pasarse por los espacios interdentarios al menos una vez al día. Puede que el odontólogo sugiera el uso de algún enjuague bucal especial para disminuir la inflamación gingival.

Llevar una dieta sana

Mantener una alimentación equilibrada, variada y nutritiva durante el embarazo cuida la salud de la madre y favorece el correcto desarrollo del feto. Se debe asegurar el suficiente aporte de proteínas, vitaminas, minerales, fósforo y calcio.

Además, se deben evitar los alimentos con alto contenido de azúcar, como golosinas, bollería y refrescos. Hacer 5 comidas al día es lo más recomendable para obtener la energía suficiente durante la gestación.



Beber abundante agua

La hidratación de la mujer embarazada es un aspecto que no se debe descuidar. Los cambios hormonales propios de esta etapa pueden provocar xerostomía o sequedad bucal.

La boca seca no solo genera incomodidad, sino que también favorece la aparición de las caries. Tener una botella de agua cerca es una práctica simple que ayuda a solucionar este problema.

Se recomienda beber agua limpia y natural y evitar bebidas azucaradas o refrescos, por ser cariogénicas. Es importante evitar cualquier bebida que contenga alcohol por los posibles daños que pueden generar en el feto.

Hidratación de la mujer embarazada.
La hidratación es clave por muchos motivos en el embarazo, incluida la salud bucodental.

Visitar al dentista en cada trimestre

Ya se ha mencionado la importancia de visitar al dentista antes de quedar embarazada y luego cada 3 meses. Esta es una medida eficiente para cuidar la cavidad bucal durante la gestación y evitar el dolor de muela en el embarazo.

En las revisiones es posible detectar cualquier problema que aparezca y buscar la solución más indicada para ese momento. Además, si es necesario, el odontólogo realiza limpiezas profesionales para eliminar el sarro y la placa bacteriana.

El dentista realiza topicaciones con flúor para reforzar el esmalte dentario y prevenir las caries. Asimismo, las revisiones trimestrales son una buena oportunidad para que la madre reciba toda la información necesaria sobre el cuidado de sus dientes en el hogar y cómo atender la boca del bebé que está esperando.

En el caso de que se presente una situación de emergencia como un trauma, dolor o infecciones, se debe visitar al dentista de inmediato. Estas circunstancias son peligrosas para el feto y ocasionan estrés en la madre, aumentando el riesgo de contracciones y partos prematuros.

Una sonrisa saludable para la mamá

El embarazo provoca muchos cambios en la vida de la mujer. Las transformaciones del cuerpo son las que dan lugar a la formación de una nueva vida y no se pueden evitar.

La situación de la boca también se ve modificada por la nueva situación. Y si no se atiende con los cuidados necesarios, pueden aparecer problemas como el dolor de muela durante el embarazo.

Visitar al dentista de manera regular, llevar una dieta sana y ocuparse de la higiene oral ayuda a prevenir los problemas orales más frecuentes. De esta manera, será posible cursar el embarazo con una sonrisa saludable.

Te podría interesar...
Salud bucodental y embarazo: ¿qué debes saber?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Salud bucodental y embarazo: ¿qué debes saber?

Las mujeres embarazadas experimentan cambios durante el embarazo que afectan a su salud bucodental y a la del recién nacido.



  • Amparo, B., & Ocaña, R. (2020). Relación entre enfermedad periodontal en embarazadas y bajo peso al nacer (Bachelor's thesis, Universidad Nacional de Chimborazo 2020).
  • García, R. C., Culqui, S. F., Benalcázar, R. Q., Raymi, A. C., Navarro, M. P., & Vásquez, Ó. T. (2019). Enfermedad periodontal asociada al embarazo. Revista Científica Odontológica7(1), 132-139.
  • Cordero, M. J. A., Rivero-Blanco, T., Leon-Rios, X., Rodriguez-Blanque, R., & Gil-Montoya, J. A. (2018). La Enfermedad Periodontal como factor de riesgo de complicaciones durante el embarazo y parto. Journal of Negative and No Positive Results3(11), 906-922.
  • Rodríguez Sotomayor, Y. (2018). Salud bucal, embarazo y género. Revista Información Científica97, 496-507.
  • Leffalle, I. M., Romero, H. J., Barrios, C. E., & Martínez, S. E. (2021). Conocimientos y prácticas de salud bucal en embarazadas. Rev. Ateneo Argent. Odontol, 51-55.
  • Fuentes, E. G. A. (2020). Salud bucal durante el embarazo. Relevancia del cuidado bucal durante el embarazo. Revista Tamé7(23), 904.
  • Bozzo, R. B., & Quiroga, H. J. L. (2021). manejo anestésico de la paciente de urgencia embarazada. Rev Chil Anest50, 171-195.
  • Rodrigues, F., Mármora, B., Carrion, S. J., Rego, A. E. C., & Pospich, F. S. (2017). Anestesia local em gestantes na odontologia contemporânea/Local anesthesia in pregnant women in contemporary dentistry/La anestesia local en mujeres embarazadas en la odontología contemporánea. Journal Health NPEPS2(1), 254-271.
  • Curiel Álvarez, A., & Dorta, D. (2019). Abordaje clínico odontológico de la mujer embarazada. Revisión de la literatura.