Ejercicios de natación para corregir la escoliosis

21 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
La natación es un ejercicio de bajo impacto físico que puede contribuir a mejorar la salud. En esta oportunidad queremos detallar por qué se recomienda como coadyuvante en casos de escoliosis.

Los ejercicios de natación se han convertido en una de las opciones más recomendadas en el tratamiento de diferentes patologías. La natación terapéutica es una modalidad que ha ido cobrando fuerza en los últimos años, sobre todo, en el caso de la escoliosis.

La escoliosis es una patología que afecta a la columna vertebral. Consiste en que la columna, en lugar de trazar una línea recta, presenta una curva hacia un lateral. Incluso, puede haber más de una curvatura y tener diferentes grados de gravedad.

Dicha condición suele aparecer en la infancia o en la adolescencia, y es más frecuente en las niñas. Se estima que casi un 3 % de la población padece esta patología. Lo cierto es que, dependiendo de la severidad, pueden tratarse de una condición asintomática o presentar complicaciones.

Se ha visto que existen una serie de ejercicios de natación que pueden ayudar a mejorar la escoliosis, siempre y cuando se hagan de manera correcta y supervisados por un profesional. En este artículo te explicamos cuáles son.

¿Qué beneficios tienen los ejercicios de natación?

Los ejercicios de natación, al igual que cualquier otro deporte, aportan numerosos beneficios. En primer lugar, ayudan a tonificar los músculos y a mejorar la circulación sanguínea. También incrementan de manera notable la capacidad pulmonar.

Todo esto reduce la posibilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares. Pero, además, centrándonos en la escoliosis, la utilidad de los ejercicios de natación también es muy amplia. Sin embargo, debemos tener en cuenta de que se trata de natación terapéutica, no de competición.

El hecho de estar en el agua hace que se reduzca el peso que soporta la columna vertebral. Además, la natación permite realizar un estiramiento de la espalda y fortalecer toda la musculatura de la zona.

No obstante, es importante señalar que los ejercicios de natación no son un tratamiento curativo de la escoliosis. Los expertos recomiendan que se utilice para mejorar los posibles síntomas, pero combinada con el tratamiento pertinente, si es necesario.

Ejercicios útiles para perder peso
Los ejercicios de natación se asocian con varios beneficios para la salud. Además, parece ser que ayudan a fortalecer la columna vertebral.

Podría gustarte: 5 beneficios psicológicos de practicar natación

¿Qué ejercicios de natación se recomiendan?

Existen dos tipos principales de ejercicios de natación para la escoliosis: los simétricos y los asimétricos. Los simétricos se centran en corregir la asimetría que exista en la columna vertebral.

Los asimétricos, por el contrario, buscan corregir una curvatura en concreto. Para ello, se trata de trabajar más la musculatura contraria. Así, al fortalecerla, la idea es que la columna tendería a corregirse.

Los estilos más recomendados son el crol y la espalda. Por el contrario, se debe evitar nadar en estilo mariposa o a braza, ya que parece que pueden empeorar la escoliosis o el dolor que se produce en algunos casos.

Los ejercicios de natación de espalda simétricos consisten en hacer una doble brazada a la vez, manteniendo las piernas extendidas. Algunos monitores suelen recomendar una tabla de plástico para acomodarla en la zona de la columna.

El estilo de crol consiste en mover las piernas y los brazos de manera alterna, colocándose boca abajo en el agua. Este ejercicio también puede realizarse moviendo solo las piernas. En ese caso, lo ideal es sujetar una tabla con las manos, colocando los brazos hacia delante.

Natación
A la hora de acudir a la terapia acuática para mejorar los síntomas de la escoliosis, lo ideal es contar con la supervisión de un profesional. Una mala técnica podría empeorar la situación.

Quizá te interese: Estilos de natación: ¿cuál es el que más te conviene?

Ejercicios en pareja

Los ejercicios en pareja son una opción más dinámica y divertida, que puede ser igual de efectiva si se realiza de manera correcta. Además, como hemos mencionado, la mayoría de escoliosis se detectan en la infancia o en la adolescencia, por lo que es interesante hacer la natación más interactiva.

Los ejercicios de natación en pareja consisten en tirar del compañero mientras este flota, agarrado a algún borde de la piscina. Con este ejercicio se puede lograr un estiramiento notable de la columna.

En cualquier caso, es conveniente recordar que cualquier ejercicio de natación debe estar supervisado por un profesional. Del mismo modo, también es importante que hayan sido recomendados por el especialista según el tipo de escoliosis de cada paciente.

  • Swimming pools provide health benefits. BMJ. 2003;327(7412):0.
  • Lazar JM, Khanna N, Chesler R, Salciccioli L. Swimming and the heart. Int J Cardiol. 2013;168(1):19-26. doi:10.1016/j.ijcard.2013.03.063
  • Ariyoshi M, Sonoda K, Nagata K, et al. Efficacy of aquatic exercises for patients with low-back pain. Kurume Med J. 1999;46(2):91-96. doi:10.2739/kurumemedj.46.91
  • Becker BE. Aquatic therapy: scientific foundations and clinical rehabilitation applications. PM R. 2009;1(9):859-872. doi:10.1016/j.pmrj.2009.05.017