7 consejos para eliminar las moscas de la fruta

Son una plaga muy común en el jardín o la cocina, atraídas por frutas maduras o restos de comida. Descubre los mejores métodos al alcance del hogar para acabar con el problema.
7 consejos para eliminar las moscas de la fruta
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Escrito por Jonatan Menguez

Última actualización: 29 noviembre, 2022

Es común olvidarse en el refrigerador o en la mesada algún trozo de fruta por la mitad. Si esto ocurre y no se limpia en algunos días, se habilita el paso a las moscas de la fruta.

Se trata de pequeños insectos que sobrevuelan espacios donde hay materia orgánica en descomposición, putrefacta o en fermentación. Sin embargo, no son solo una molestia. Es posible que contaminen los alimentos, ya que transportan gérmenes.

Para evitar su aparición se debe mantener la higiene, sobre todo en los sectores donde se acumulan restos de comida. Una vez instaladas las moscas de la fruta, hay diferentes formas de ahuyentarlas.

¿Por qué aparecen las moscas de la fruta?

Este tipo de mosca busca comidas en descomposición para poner sus huevos y alimentarse; en especial, frutas y verduras con alto contenido de fructosa. Por ejemplo, los plátanos, las uvas, el melón o la calabaza.

Su proceso de aparición es bastante rápido, ya que las hembras son capaces de colocar unos 500 huevos de una misma vez.

Dichos huevos eclosionan en 24 horas y, solo un día después, ya alcanzan la adultez, por lo que son capaces de reproducirse otra vez. De esta manera, si no se trata esta molesta plaga, es muy difícil que desaparezca.

También en espacios poco higienizados donde se acumulan restos de comida están. Es decir, fregaderos, platos sucios o tachos de basura.

Si bien pueden aparecer durante todo el año, su época favorita es el verano y el comienzo del otoño. Prefieren los ambientes cálidos y húmedos.

Riesgos para salud

Las moscas de la fruta no tienen un alto riesgo para la salud, pero sí son responsables de transportar gérmenes. Al pasar por distintos alimentos y superficies del hogar, es posible que depositen microorganismos que, si se ingieren, pueden transmitir enfermedades digestivas. Algunas de mucha gravedad, como la salmonela.

Por este motivo, es importante desinfectar las áreas donde aparecieron, higienizar las frutas y las verduras y, por supuesto, desechar las infectadas. Las moscas de la fruta suelen confundirse con otras plagas similares, como los mosquitos de hongos o de plantas.

Se identifican por tener un color marrón, de oscuro a claro, y los ojos rojizos.

Las mejores formas de terminar con las moscas de la fruta

Existen diversas maneras para encargarse de la plaga; algunas de ellas pueden contener sustancias tóxicas y químicas, por lo que es importante que estén fuera del alcance de los niños. Además, es recomendable el uso de guantes y la higienización inmediata de las manos.



1. Trampas con vinagre

Se trata de un método muy recomendado para tratar las moscas de la fruta. El vinagre de sidra de manzana es uno de sus mayores enemigos.

Mezclar un poco en un vaso, con unas gotas de jabón para platos o detergente, y colocarlo cerca de donde se encuentren los insectos. Se sentirán atraídos por el olor del vinagre y quedarán atrapados por el jabón.

Una alternativa a esta trampa casera es tomar un recipiente y verter dentro un poco de vinagre de sidra de manzana. Luego, colocar una envoltura de plástico o papel film en la parte superior, ajustarlo y hacerle pequeños agujeros.

Deben realizarse con un palillo o tenedor para que sean diminutos. Los insectos podrán ingresar, pero no salir. Si la plaga es grande, se pueden colocar varios de estos frascos en simultáneo.

Vinagre de manzana para combatir las moscas de la fruta.
El vinagre de sidra de manzana es un remedio natural para esta plaga.

2. Trampas con alcohol

Las moscas de la fruta se sienten atraídas por el alcohol, por lo que es posible utilizar una botella de cerveza o vino como trampa. Dejarla abierta y con un poco de líquido donde se encuentra la plaga es lo ideal.

De forma opcional, adiciona unas gotas de detergente. El cuello delgado del recipiente funciona como trampa y a los insectos se les dificulta salir.

Las mismas frutas o verduras que causaron la plaga pueden servir para combatirla. Antes de desecharlas y desinfectar, colocar algunos trozos en un vaso, junto con unas gotas de vino o vinagre.

Formar un cono con un papel y depositarlo encima. Debe tener una gran abertura en la parte superior y una diminuta en el otro extremo. De esta manera, las moscas ingresan, pero no pueden escapar.

3. Levadura

En un recipiente con un poco de agua, colocar un paquete de levadura activa y una cucharada de azúcar para atraer a los insectos. Una vez que se peguen a la mezcla, desecharla y, si es necesario, armarla de nuevo.

4. Lejía o lavandina

Si el problema se generó en el desagüe, es posible utilizar lejía o lavandina para eliminar algunas moscas. Verter un poco, siempre diluida en agua, según las indicaciones del fabricante.

Este método no es el mejor, ya que puede matar ciertos ejemplares adultos, pero no todas las larvas o huevos que se encuentren. Existen productos comerciales específicos para la desinfección de cañerías.

5. Trampas adhesivas para moscas de la fruta

Si ninguno de los consejos caseros funcionó, es posible adquirir trampas pegajosas elaboradas para insectos. Funcionan para varias especies, incluidas las moscas de la fruta.

Se consiguen en tiendas como ferreterías y se colocan en las zonas infestadas. Una vez que se llenan, se deben cambiar y colocar nuevas.

Es importante acompañar el proceso con una higienización inmediata del espacio.

6. Productos comerciales

Solo se debe acudir a estos aerosoles como último recurso, ya que muchos tienen efectos secundarios y no son recomendables para el medioambiente. Revisar las indicaciones del producto y utilizar con precaución en las zonas infestadas.

Es posible que se eliminen algunos insectos, pero tampoco se encargan de las larvas en formación. Por lo que la plaga no desaparece por completo.

7. En el jardín

No se trata solo de un problema en la cocina. En el caso de contar con un jardín o huerta, las moscas de la fruta también pueden hacerse presentes para atacar buena parte de la cosecha.

Para combatirlas, utilizar los métodos caseros ya mencionados, pero colocar los recipientes cerca de las zonas afectadas. De ser posible, bajo la sombra.

Al permanecer en el exterior, es importante prestar atención a las lluvias y al ingreso de agua en los recipientes. También es posible ahuyentarlas con un trozo de cebolla abierta. Su fuerte olor funciona como repelente.

Cebollas para espantar las moscas de las frutas.
El olor de la cebolla funciona como un repelente para las moscas.

¿Cómo prevenir la aparición de las moscas de la fruta?

Resulta más sencillo prevenir la generación de esta plaga que eliminarla. Por este motivo, es fundamental adoptar ciertas medidas higiénicas regulares en la cocina, en el jardín y en los espacios donde se acumulan restos de alimentos.

  • Fregadero y mesada: una zona muy común donde se genera esta plaga. Evita dejar frutas mordidas o cortadas por la mitad. También alimentos perecederos durante muchos días. Quita los restos de comida del fregadero con regularidad.
  • Botes de basura: es importante que tengan una tapa que encaje bien, para que ningún espacio quede abierto. Limpiarlos con frecuencia y cambiar la bolsa antes de que se acumulen demasiados alimentos en descomposición.
  • Reciclaje: no olvidar los botes para reciclaje. Las latas, las botellas y los frascos tienen que ser lavados o remojados antes de tirarlos.
  • Cajones: revisarlos y limpiarlos cada cierto tiempo, junto con otros muebles de cocina. Encargarse, además, de las zonas complejas, como detrás y debajo del refrigerador y otros electrodomésticos, donde suele caerse y acumularse comida.
  • Guardar las frutas: si se prefiere tener frutas o verduras exhibidas, es recomendable taparlas y que se encuentren en lugares frescos. En especial, las que tienen mucho azúcar, ya que maduran más rápido.
  • Atención en las compras: si se distinguen moscas en el comercio, evita elegir los productos que se encuentren cerca. Al llegar a casa, limpia bien las frutas y las verduras, pues pueden traer larvas y huevos que eclosionen en el hogar.
  • Líquidos: cuando se derraman líquidos, sobre todo jugos y alcohol, se debe limpiar y desinfectar la zona de forma inmediata. En las huertas o jardines, retira las frutas caídas antes que se pudran en el suelo y quita de los árboles las que ya están maduras.



No perder la paciencia

Aunque se trate de una plaga molesta e insalubre, es probable que no soporte las temperaturas frías. Por lo que, si cuesta demasiado eliminarlas, quizás se caigan solas al llegar al invierno. Además, la vida útil de estos insectos es de unas dos semanas.

De todas formas, es importante encargarse del problema. De manera adicional y preventiva, instalar mosquiteros en las ventanas y apagar las luces de noche, ya que las atrae. También se puede colocar una vela, cuando otros sectores están a oscuras, junto con agua y detergente. Cuando se acercan, el fuego quema sus alas y el jabón las ahoga.

Te podría interesar...
8 repelentes naturales para moscas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
8 repelentes naturales para moscas

Las moscas son molestas y antihigiénicas. ¿Sabes cómo repelerlas de forma natural? Descubre 8 remedios caseros para ahuyentarlas.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.