Encías moradas: ¿qué lo causa y cómo tratarlo?

Las encías moradas pueden indicar que algo no va bien en tu boca. Te contamos a qué se debe este cambio de color y cómo se trata.
Encías moradas: ¿qué lo causa y cómo tratarlo?
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 09 octubre, 2022

Observar que las mucosas de tu boca cambian de color puede ser un tanto perturbador. En este artículo te contamos las razones por las que tus encías pueden volverse moradas y qué debes hacer si esto sucede.

El aspecto normal del tejido gingival sano es rosado pálido, con una textura puntillada similar a la piel de la naranja. Sus bordes son nítidos y contornean de manera precisa la corona de las piezas dentarias. Sin embargo, a veces adquiere un tono violáceo, ya sea por situaciones fisiológicas o patológicas.

Las encías cumplen la importante función de recubrir y proteger las zonas profundas de las piezas dentarias de agentes externos. Además, forman parte de los tejidos que sostienen y mantienen a los dientes en su lugar.

Prestar atención a esta parte del cuerpo es fundamental si quieres conservar los dientes fijos en la boca y evitar otras complicaciones de salud. Así pues, debes saber por qué pueden adquirir una coloración morada y qué hacer al respecto. Veamos.

Causas de las encías moradas

Las encías moradas pueden aparecer por distintos motivos. A veces se deben a causas fisiológicas y no requieren ningún cuidado especial. Otras veces pueden ser la manifestación de alguna problemática más grave que requiere atención inmediata. A continuación, detallamos sus principales causas.

Encías oscuras

Algunas personas tienen las encías más oscuras, debido a que esa es la coloración propia de su piel. El tejido gingival se ve de una coloración amarronada o incluso violácea de manera natural. En estos casos, no hay motivos para preocuparse.

Al igual que la piel del cuerpo, el color de las encías varía entre las personas. Las personas de tez morena suelen tener las encías más oscuras o con pequeñas pigmentaciones irregulares. Esto se debe a una mayor producción de melanina en el cuerpo y es algo natural.

Envejecimiento

El paso del tiempo es otro de los factores que pueden llevar a que las encías se vean moradas. A medida que los tejidos del cuerpo envejecen, sufren modificaciones en su aspecto, lo que incluye la coloración del tejido gingival.

En este caso, el cambio de color se caracteriza por ser uniforme, en todo el espesor del tejido. Además, no se presenta ningún otro síntoma asociado, como inflamación, sangrado o dolor. Si bien es algo natural, siempre es conveniente consultar al odontólogo para descartar problemas asociados. 

Causas de las encías moradas
Las encías moradas pueden ser una manifestación propia del envejecimiento. De ser así, no es indicativo de un problema.


Problemas periodontales

Las encías moradas pueden ser un indicativo de gingivitis o periodontitis. Estos trastornos en los tejidos de sostén no solo afectan el aspecto del tejido gingival, sino que también pueden llevar a la pérdida de los dientes.

Asimismo, su presencia se vincula a la aparición y a las complicaciones de enfermedades sistémicas. La diabetes, los problemas cardíacos, los respiratorios y los neurológicos son algunas afecciones que empeoran con la periodontitis.

La placa bacteriana y el sarro son las principales causas de la gingivitis y la periodontitis. Estos residuos sobre los tejidos orales irritan las encías y causan infecciones profundas que pueden destruir las zonas de sostén y el hueso.

Sus primeros síntomas abarcan las encías rojas, inflamadas, que sangran con facilidad y que duelen o molestan. Si esta etapa inicial —conocida como «gingivitis»— no se resuelve a tiempo, el proceso avanza hacia las zonas más profundas y evoluciona a una periodontitis.

De ser así, la infección es cada vez más profunda, hay una notable destrucción de los tejidos de sostén y se pierde el hueso. Las bolsas en la encía, la presencia de pus, el mal aliento, el feo gusto en la boca y la movilidad de los dientes son otros síntomas característicos.

Cuando la infección en la zona es grave, las encías que estaban inflamadas, hinchadas y sangrantes pueden verse violáceas, moradas o descoloridas. Esto no es lo más común y es un indicativo de un proceso infeccioso severo que requiere atención inmediata.

Consultar al odontólogo lo antes posible es determinante para mejorar el pronóstico. Cuando el proceso recién comienza, es posible revertirlo con medidas de higiene adecuadas y limpiezas profesionales.

En cambio, si la afección avanza y es más profunda, serán necesarias otras intervenciones más complejas, como el raspado y alisado radicular y las cirugías periodontales. Muchas veces es necesario complementar con la toma de antibióticos y con antisépticos de uso local.

Falta de nutrientes

Los déficits nutricionales, sobre todo aquellos relacionados con la falta de vitaminas y de minerales, causan manifestaciones en el tejido gingival. La carencia de vitamina C y de hierro pueden hacer que las encías se vean moradas.

Una revisión odontológica exhaustiva y preguntas sobre los hábitos alimentarios orientan al odontólogo o al médico a determinar el origen de este síntoma. Los análisis de laboratorios que demuestren las carencias nutricionales confirmarán la etiología del problema.

El reajuste de la dieta para llevar una alimentación más equilibrada suele ser suficiente para recuperar la salud de las encías. De todos modos, en algunos casos puede ser necesario complementar con suplementos del nutriente que falte.

Cambios hormonales

Las encías muy enrojecidas que toman un aspecto morado pueden estar relacionadas a algún problema en el sistema endocrino o a cambios hormonales propios de algunos estados de la vida.

El embarazo, la lactancia y el ciclo menstrual provocan alteraciones en las hormonas femeninas que pueden ocasionar gingivitis y la coloración violácea del tejido. Lo mismo ocurre con las fluctuaciones hormonales propias de la pubertad.

Estas transformaciones se pueden manifestar tanto en las mujeres como en los hombres. Puede que el odontólogo considere pertinente hacer una evaluación con el endocrinólogo para determinar si hay algún trastorno hormonal vinculado.

Ortodoncia

Los aparatos de ortodoncia y las prótesis dentales, si están mal colocados, desadaptados y rozan las mucosas de la boca, pueden producir heridas e irritación. El tejido gingival traumatizado, como cualquier lesión, se verá morado y provocará dolor.

Además, estos aditamentos en la cavidad bucal dificultan la higiene oral diaria, lo que favorece el acúmulo de placa bacteriana. Con esto, aumentan las posibilidades de que las encías se inflamen y se vean hinchadas, rojas o moradas.

Al llevar este tipo de aparatología es importante ocuparse de la higiene bucodental y acudir a controles odontológicos periódicos. Si esta se desajusta y causa alguna herida, hay que acudir al dentista lo antes posible para solucionarlo.

Productos para la higiene bucal

Algunas personas, al utilizar pastas de dientes o enjuagues bucales muy fuertes o con ciertos productos químicos, experimentan inflamación e irritación de sus encías. Esto hace que se vean moradas. También puede ocurrir si hay un uso demasiado frecuente o exagerado de este tipo de productos.

Los agentes de blanqueamiento dental o algunos compuestos para la eliminación de la placa bacteriana pueden desencadenar este tipo de efecto no deseado. Esto depende de la sensibilidad que tiene cada persona a los distintos ingredientes de los productos.

Si tus encías se vuelven moradas al usar ciertos complementos de la higiene bucal, es importante suspender su uso. Además, debes consultar al dentista para buscar una alternativa que no provoque daños.

Medicamentos

El uso de algunos medicamentos provoca, como efecto secundario, el agrandamiento y el cambio de coloración de las encías. Los fármacos para tratar la depresión, los anticonvulsivos y algunos remedios para las afecciones cardiovasculares pueden ocasionar estas manifestaciones en la boca.

En estos casos es importante hablar con el médico para revisar la medicación y discutir otras alternativas. Si las encías moradas persisten después de cambiar a un medicamento diferente, será necesario visitar al dentista para buscar el origen del problema.

Intoxicaciones

Las encías moradas pueden ser la manifestación de una intoxicación con algún producto químico o la mordedura de algún animal, como una serpiente. En estos casos, suelen ponerse violáceas otras zonas del cuerpo como los labios, las manos y otras mucosas.

También pueden aparecer otros síntomas, como vómitos, erupción o manchas rojas en la piel, dolor de estómago, hemorragias y dificultad respiratoria. Es necesario buscar atención médica inmediata.

Tabaco

El tabaquismo puede provocar la decoloración de las mucosas de la boca, entre ellas las encías. Es común que los fumadores sufran periodontitis y el tejido gingival esté inflamado y oscuro.

Además, existe una condición muy común en estas personas, conocida como «melanosis del fumador». Se trata del cambio de pigmentación de los tejidos orales que se vuelven marrones, violáceos o negros, como respuesta a la irritación que provoca la nicotina y el calor en la boca. Es habitual observar las encías, el paladar y las mejillas oscurecidas.

El hábito de fumar también está asociado al cáncer oral. Como te contaremos más adelante, las lesiones malignas en las encías pueden hacer que estas se tornen moradas. Si eres fumador y notas que tus encías están moradas o negras, debes visitar a tu dentista de inmediato. Además, sería oportuno que consideres dejar de fumar.



Cáncer oral

Aunque no es lo más frecuente, las encías moradas pueden ser un indicativo de la presencia de un cáncer peligroso llamado «melanoma maligno oral». Este se ve como una mancha de color canela, marrón, rojo, morado, gris o negro azulado sobre el tejido gingival.

Se puede encontrar en cualquier parte de la boca, incluidas las encías. Su forma y su tamaño cambian a medida que la lesión avanza y crece. Aunque es una enfermedad rara, puede ser fatal. Por eso, ante cualquier sospecha hay que consultar al médico de inmediato.

Los tratamientos pueden ser quirúrgicos, con quimioterapia o radioterapia, dependiendo del grado y el pronóstico de la lesión.

Tratamientos para las encías moradas

Los tratamientos para resolver los problemas de encías moradas dependen de la causa que provocó el cambio de coloración. Como ya hemos mencionado, es esencial acudir al odontólogo para que el profesional determine el origen de la afección y la terapéutica más indicada.

Estos son algunos de los procedimientos que pueden ayudar a recuperar el aspecto y la salud del tejido gingival:

  • Limpieza profesional: eliminar la placa bacteriana y los depósitos de sarro permite tratar los problemas periodontales en sus etapas iniciales.
  • Enjuagues con agua tibia y sal: si el color morado se debe a la inflamación, los enjuagues con agua tibia y sal ayudan a limpiar la boca y a reducir la afección.
  • Raspado y alisado radicular: cuando la enfermedad periodontal se encuentra más avanzada, este tratamiento permite eliminar las bolsas, la infección y los depósitos de sarro de los sectores más profundos.
  • Injertos gingivales: para reparar las encías dañadas o para ocultar las pigmentaciones moradas con fines estéticos, se puede realizar un injerto. A través de una intervención quirúrgica se coloca sobre la zona gingival un tejido sano tomado del paladar.
  • Dieta equilibrada: una dieta variada, que contenga frutas, vegetales, carnes y cereales ayuda a compensar las carencias nutricionales y a reducir el color morado de las encías.
  • Corregir factores externos: si las encías moradas se deben a aparatos de ortodoncia, prótesis dentales, productos de higiene oral o medicamentos, con corregir, eliminar o sustituir estas causas externas, las encías podrán recuperarse.
  • Microabrasión o bisturí: es un tratamiento cosmético que consiste en eliminar las pigmentaciones de la capa superficial de las encías para que recuperen un aspecto más estético.
Tratamientos para las encías moradas
El abordaje idóneo para las encías moradas depende de su causa. Por eso, es importante consultar al odontólogo.

¿Cómo prevenir las encías moradas?

Una de las mejores maneras de evitar los problemas gingivales es a través de una adecuada higiene bucodental. Utilizando el cepillo de dientes, las pastas con flúor y el hilo dental de manera adecuada, es posible reducir el riesgo de que las encías se inflamen y se vuelvan moradas.

También es conveniente evitar los dulces, los refrescos y los alimentos ultraprocesados que favorecen la proliferación de las bacterias. Dejar de fumar es otro aspecto importante. Con este cambio no solo se protege a la boca y se reduce el riesgo de sufrir cáncer oral, sino que también se obtienen beneficios para todo el cuerpo.

Por último, es primordial visitar al dentista cada 6 meses, o antes si es necesario. El profesional podrá detectar cualquier problema que surja en la boca para buscar una solución oportuna.

Las encías moradas pueden deberse a causas benignas o a problemas que se pueden revertir con algunos cuidados sencillos. De todos modos, también pueden ser el síntoma de algún problema más peligroso, como el cáncer bucal.

Si notas un cambio de coloración en cualquier parte de tu boca, lo más conveniente es consultar al odontólogo de manera temprana. La intervención del profesional te permitirá llegar a un diagnóstico certero y realizar el tratamiento más conveniente.

Te podría interesar...
Autoexploración bucal: medida preventiva de cáncer oral
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Autoexploración bucal: medida preventiva de cáncer oral

El cáncer oral es una patología que casi siempre se detecta en forma tardía. Una de las formas de evitar esto es mediante una autoexploración bucal...



  • Moscoso, A. C., & Lara, M. D. R. B. (2020). Presentación clínica de pigmentación melánica fisiológica. Revista de la Asociación Dental Mexicana77(4), 227-230.
  • Bolaños, O. M. M. (2010). Envejecimiento bucodental. Anales en Gerontología6(6), 59-67.
  • Sojod, B., Périer, J. M., Zalcberg, A., Bouzegza, S., El Halabi, B., & Anagnostou, F. (2022). Enfermedad periodontal y salud general. EMC-Tratado de Medicina.
  • Machtei, E. E., Mahler, D., Sanduri, H., & Peled, M. (2004). The effect of menstrual cycle on periodontal health. Journal of periodontology75(3), 408-412.
  • Vereau, N. C., & Palacios, M. A. (2012). Enfermedad gingival en adolescentes: Diagnóstico y tratamiento. Revista Estomatológica Herediana22(3), 167-170.
  • Secumbino, M. B. J. (2021). El tabaquismo y su asociación con la salud bucal (Bachelor's thesis).
  • Vigil, F. J. D. L., Carapia, E. A., Garcia, Z. F., & Anaya, Y. B. (2021). Hiperplasia gingival farmacoinducida. Revista Tamé8(26), 1056-1059.
  • Valerdi, M. L., Resendiz, J., Labastida, S., Gallegos, F., & Kimura, T. (2018). Melanoma primario en mucosa de cavidad bucal. Oral18(58), 1526-1529.
  • Vega Godoy, S. A. (2022). Tabaquismo como factor causal del cáncer oral. Revisión de literatura.
  • Espinoza Ortiz, E. (2019). Factores de riesgo en pacientes con cáncer oral (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología).

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.