Enfermedad vascular del colágeno: síntomas y tratamiento

Luis Rodolfo Rojas Gonzalez·
04 Febrero, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina al
03 Febrero, 2021
"Enfermedad vascular del colágeno" es un concepto acuñado hace muchos años para hacer referencia a un grupo de trastornos que degeneran las fibras de colágeno. ¿Deseas conocer sus síntomas y tratamiento? ¡Sigue leyendo!

Existen diversas enfermedades capaces de afectar a los tejidos propios, las que pueden ser autoinmunes, hereditarias o una combinación ambas. Este tipo de patologías son capaces de atacar cualquier órgano del cuerpo y afectar su correcto funcionamiento. La enfermedad vascular del colágeno entra dentro de esta clasificación.

El tejido conectivo es aquel encargado de dar soporte e interconectar todas las estructuras del cuerpo humano. De esta manera, su función principal es mantener los huesos, ligamentos y músculos unidos. Las patologías en cuestión pueden afectar todas estas estructuras, así como también los vasos sanguíneos, las articulaciones y la piel.

La mayoría de las condiciones que integran la enfermedad vascular del colágeno tienen un origen autoinmune. En este sentido, el sistema de defensa funcionará de forma incorrecta atacando los órganos propios. El tratamiento puede ser complejo y, de hecho, el mismo puede llevar a los pacientes a una inmunosupresión.

¿Qué es la enfermedad vascular del colágeno?

La enfermedad vascular del colágeno es un término empleado para referirse a un grupo de patologías que afectan el tejido conectivo del cuerpo humano. Esta es una terminología acuñada hace muchos años que engloba a un grupo diverso de trastornos, tanto hereditarios como autoinmunes.

El uso de este término disminuyó de forma drástica con el pasar de los años. De hecho, es muy poco utilizado en la actualidad. Hoy en día existen nombres precisos para cada una de las patologías, entre las que destacan las siguientes:

Todas fueron agrupadas bajo este término, ya que en ellas existe una degeneración fibrinoide de las fibras colágenas. No obstante, se descubrió que esta degeneración era secundaria y no específica, por lo que se decidió darle un nombre preciso a cada una.

Moléculas de colágeno.
El colágeno es una proteína muy presente en el tejido conectivo que otorga soporte a varias estructuras corporales.

Quizás te pueda interesar: Qué es la arteritis temporal o arteritis de Horton

¿Cuáles son sus causas?

Como ya se dijo, la enfermedad vascular del colágeno puede ser tanto hereditaria como autoinmune. Las hereditarias aparecen por una alteración en los genes, transmitidas de padres a hijos. Por su parte, aún se desconoce la causa precisa de las autoinmunes.

Este tipo de patologías son más frecuentes en las mujeres que en los hombres. De hecho, estudios demuestran que por cada hombre con artritis reumatoide existen 3 mujeres diagnosticadas con la misma enfermedad. Además, suelen aparecer entre los 30 y los 40 años.

Síntomas de la enfermedad vascular del colágeno

Todas las patologías agrupadas bajo este nombre tendrán su propia sintomatología característica. No obstante, cursan con un proceso inflamatorio en las fibras de colágeno y las estructuras cercanas. De esta manera, las personas que las padecen pueden tener dolor, rigidez, debilidad muscular y aumento en la temperatura de las zonas afectadas.

Síntomas del lupus eritematoso sistémico (LES)

El LES es una enfermedad sistémica caracterizada por afectar múltiples órganos a la vez, por lo que su sintomatología puede variar de persona a persona. Uno de los síntomas más característicos es el eritema en alas de mariposa, el que es un enrojecimiento en la piel de la nariz y los pómulos.

Por su parte, los pacientes también pueden referir alguno de los siguientes signos:

  • Fiebre de origen desconocido.
  • Dolor articular y muscular.
  • Manchas rojas en la piel.
  • Dificultad y dolor para respirar.
  • Pérdida de cabello o alopecia.
  • Sensibilidad al sol.

Lee también: Preguntas frecuentes sobre el lupus

Síntomas de la esclerodermia

La esclerodermia es una patología que causa un crecimiento anormal del tejido conjuntivo, el que se endurece y aumenta su grosor. Estas alteraciones generarán inflamación y dolor en los músculos y en las articulaciones.

Las personas que padecen de esclerodermia también pueden referir alguno de los siguientes síntomas:

  • Depósito de calcio en los tejidos conectivos.
  • Presencia del fenómeno de Raynaud.
  • Engrosamiento de la piel de los dedos.
  • Diarrea.
  • Dificultad para respirar.
  • Inflamación del esófago.

Síntomas de la artritis reumatoide (AR)

La AR es una de las enfermedades vasculares del colágeno más conocida, siendo el dolor articular su principal síntoma. Las personas refieren dolor y dificultad para mover una o varias articulaciones. Además, también es común la rigidez articular matutina superior a una hora.

Los pacientes pueden presentar alguno de los siguientes síntomas:

  • Enrojecimiento y aumento de la temperatura en la articulación afectada.
  • Deformidad de los dedos.
  • Inflamación en las articulaciones.
  • Disminución en el rango de movimiento.

Síntomas de la arteritis temporal

La última enfermedad vascular del colágeno de la que hablaremos es la arteritis temporal, la que es una inflamación de la capa que recubre a las arterias. Esta patología puede afectar múltiples vasos, sin embargo, es más frecuente en las sienes, por lo que uno de sus síntomas característicos es el dolor de cabeza y la sensibilidad en el área.

Por su parte, las personas con arteritis temporal también puede referir la siguiente sintomatología:

  • Sensibilidad en el cuero cabelludo.
  • Dolor mandibular.
  • Problemas con la visión.
  • Fiebre y fatiga de origen desconocido.

Diagnóstico

El diagnóstico de todas estas enfermedades está basado en la clínica que presenta el paciente. En este sentido, el especialista deberá indagar acerca de todas las características de los síntomas presentados. Por su parte, también es necesario realizar un correcto examen físico con la finalidad de hallar algún signo de interés.

El médico también puede indicar la realización de exámenes sanguíneos. De esta manera, es posible que se prescriba la medición de la eritrosedimentación, la que estará elevada en presencia de un proceso inflamatorio.

Por otro lado, la proteína C reactiva también es un marcador de inflamación importante, por lo que su análisis no debe ser omitido. Esta prueba indica la concentración de proteínas pro-inflamatorias sintetizadas por el hígado.

Tratamiento de la enfermedad vascular del colágeno

Fisioterapia de rodilla para enfermedad del colágeno.
La fisioterapia es una ayuda al tratamiento que contribuye a mejorar la movilidad articular en pacientes con daños por la degeneración del colágeno.

En términos generales, estas patologías cursan con inflamación, por lo que el tratamiento de todas ellas estará orientado a disminuir la repercusión de estas condiciones. En primer lugar, es necesaria la administración de corticosteroides, los que son un tipo de fármacos que ayudan a regular el sistema inmune.

El consumo de estos medicamentos debe hacerse bajo estricta supervisión médica, producto de su capacidad para desarrollar tolerancia y efectos secundarios severos.

Los inmunosupresores también ayudan a controlar al sistema inmune disminuyendo la actividad del mismo. Estos compuestos minimizarán el ataque a los tejidos por parte de los glóbulos blancos, no obstante, un sistema inmune deprimido puede favorecer infecciones.

La terapia física es de mucha utilidad en los pacientes con cualquiera de las patologías mencionadas con anterioridad. Todas ellas son capaces de causar un daño a nivel de las articulaciones, por lo que la fisioterapia contribuye a disminuir la repercusión en la movilidad.

Pronóstico de los pacientes

El pronóstico y la expectativa de vida de los pacientes diagnosticados con una enfermedad vascular del colágeno es buena en la mayoría de los casos. Sin embargo, esto puede variar de persona a persona, dependiendo de los órganos que se encuentren afectados y del avance al momento del diagnóstico.

Es importante recordar que todas estas patologías son crónicas, por lo que no existe una cura para ellas. No obstante, es posible disminuir la repercusión y mejorar la calidad de vida con tratamientos adecuados.

  • Hamilton CD. Immunosuppression related to collagen-vascular disease or its treatment. Proc Am Thorac Soc. 2005;2(5):456-60.
  • Jokerst C, Purdy H, Bhalla S. An overview of collagen vascular disease-associated interstitial lung disease. Semin Roentgenol. 2015 Jan;50(1):31-9.
  • Tsuji G, Kumagai S. [Fever in collagen vascular disease]. Rinsho Byori. 2009 May;Suppl 143:104-11. Japanese.
  • Tobón S, Cadena J, San Pedro E, Alpi S, Anaya J. Evaluación de la calidad de vida en pacientes con diagnóstico de artritis reumatoide. International journal of psychology and psychological therapy. 2005;5(1):47-61.
  • Sánchez-Rodríguez SH, Barajas-Vásquez GE, Ramírez-Alvarado ED, et al. Lupus eritematoso: enfermedad autoinmune sistémica y órgano específica. Rev Biomed. 2004;15(3):173-180.
  • Acosta-Mérida Á, Hernández F. Diagnóstico y tratamiento de una arteritis temporal en urgencias. Seminarios de la Fundación Española de Reumatología. 2012;13(4):134-141.