¿Cómo estimular los pezones de la mujer?

Daniela Echeverri Castro·
02 Noviembre, 2020
A la hora de estimular los pezones de nuestra pareja es fundamental mantener una buena comunicación para saber qué es lo que le gusta y le provoca placer.

Los senos, y específicamente los pezones, son una de las principales zonas erógenas de la mujer. Por eso, aprender a estimular los pezones es algo que es importante saber. Aunque durante muchos años se les restó importancia durante las relaciones sexuales, hoy se reconoce que su estimulación puede conducir a una experiencia única y placentera.

En esta zona del cuerpo se encuentran decenas de terminaciones nerviosas que, mediante la técnica correcta, pueden desencadenar un alto grado de excitación. Sin embargo, por desconocimiento, o por simple tabú, muchos van por el camino equivocado y desaprovechan ese potencial que tienen para conducir a un orgasmo.

No obstante, cada mujer es diferente y siempre hay que tener en cuenta sus preferencias personales.

Lo que debes saber antes de estimular los pezones

Tal y como confirman los expertos en salud, los pezones tienen una gran cantidad de terminaciones nerviosas. Su sensibilidad a los estímulos puede variar en función de la edad de la mujer, el tamaño y la forma de los senos, o la actividad hormonal.

Pese a esto, en general, todos pueden llegar a estimularlos para generar una infinidad de sensaciones placenteras durante el acto sexual. No obstante, antes que nada, es fundamental entender que toda manipulación que reciban, independientemente de la técnica, debe ser bastante delicada.

Aunque esto implica las preferencias de cada persona, no se aconseja su trato brusco, puesto que, lejos de dar placer, puede volver la experiencia algo doloroso y traumático.

Estimular los senos produce un grado de excitación alto y, de hecho, favorece la lubricación de la vagina. Por esta razón, al tocarlos, besarlos y acariciarlos de forma correcta puede provocar el orgasmo.

Ver también: Higiene antes y después del sexo

Consejos para estimular los pezones

Los siguientes consejos no solo son útiles para los hombres, sino que también son una gran herramienta para que las mismas mujeres puedan conocer mejor su cuerpo y descubrir nuevas sensaciones al tocar, acariciar y estimular sus pezones.

Comenzar suave

Los toques suaves, con los dedos o la lengua, es la mejor manera para empezar a estimular los pezones. Estos pequeños roces o movimientos desencadenan importantes sensaciones que, poco a poco, aumentan el grado de excitación.

Hacer círculos lentos

Los movimientos lentos en círculos son ideales para crear un placer intenso en la mujer. Comienza tocando la punta del pezón, con un giro lento en espiral, y luego extiéndete por el resto de la zona y sus alrededores como dibujando círculos.

Emplear la lengua y acción del labio

Pareja en la cama jugando

Para muchas mujeres, la estimulación oral es mucho más placentera. Todo depende de gustos. Sin embargo, es importante saber ejecutarla, dado que una mala práctica puede ser dolorosa e incómoda.

  • Puedes comenzar con un poco de aliento cálido. Pon tu boca cerca del pezón, sin tocarlo, y exhala aire caliente sobre él.
  • Con la punta de la lengua realiza movimientos circulares en el pezón.
  • Ofrece pequeños toques hacia arriba y hacia abajo sobre el pezón, pero no por mucho tiempo.
  • Puedes besar y lamer, siempre con delicadeza.
  • Cuando la boca tiene más contacto con el pezón, puedes chupar, incluso morder, siempre de manera suave.
  • Sobre este último punto debes tener mucha comunicación con tu pareja, puesto que algunas mujeres no lo tienen entre sus preferencias y, lejos de disfrutar, se sienten incómodas.

Masajes

Los masajes son una gran herramienta para estimular al máximo los senos. Estos pueden aplicarse de forma suave, algunas veces un poco más fuerte, con o sin aceites y lubricantes.

  • Pon el pulgar en la punta de pezón y realiza movimientos circulares en la areola.
  • Si utilizas cremas o productos lubricantes sobre el pezón conseguirás movimientos más efectivos y placenteros.
  • Si deseas masajear con la lengua, deja las manos firmes en el seno para que te ayuden a dar más firmeza al pezón.

Te recomendamos leer: Tipos de masajes y sus aplicaciones

Probar texturas

Se pueden estimular los pezones con prendas de seda o plumas.
Se pueden estimular los pezones con prendas de seda o plumas.

En ocasiones, las técnicas típicas resultan un poco aburridas y rutinarias. Si es así, se pueden aprovechar algunas texturas que resultan muy estimulantes.

  • Prueba alguna funda de tela sedosa o rugosa para la lengua. Al pasarla sobre los pezones, estas generan una interesante activación de los nervios.
  • Adquiere un tender masajeador de pezones (los puedes adquirir en tiendas eróticas).
  • Utiliza otros juguetes sexuales.

Como puedes notar, estimular los pezones no es algo complejo. Tan solo debes practicarlo, considerando que es una zona que requiere un trato delicado. Además, es fundamental que mantengas una buena comunicación sexual con tu pareja por si algo no está produciendo el placer deseado.