Estrategias de autoayuda para superar el trastorno de acumulación

02 Abril, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por psicóloga Maria Fatima Seppi Vinuales
Hoy en día, el trastorno por acumulación es una entidad clínica diferente del trastorno obsesivo compulsivo. Por ende, requiere un abordaje diferenciado para ser tratado.

“Llegas a su casa y apenas puedes moverte”, “temo que un día de estos quede atrapado bajo esa pila de objetos”. Estas son algunas de las frases de familiares de personas que no pueden superar el trastorno de acumulación. Y es que, en general, estos pacientes no llegan a la consulta por iniciativa propia, sino ante la insistencia de sus allegados.

Este trastorno, como su nombre lo indica, se caracteriza por un excesivo almacenamiento de objetos, basado en pensamientos de que son necesarios o que no se podría vivir sin ellos. Estas creencias irracionales dificultan una intervención temprana.

¿Cómo identificar el trastorno de acumulación?

Durante muchos años, el trastorno de acumulación se consideró un subtipo del trastorno obsesivo compulsivo (TOC). No obstante, el Manual Diagnóstico y Estadístico DSM-V lo ha identificado en una categoría propia, siendo una entidad clínica diferente y que cada vez se presenta con mayor frecuencia, según diferentes estudios.

El manual define algunos criterios que deben estar presentes para poder dar cuenta de un trastorno de acumulación:

  • Las personas refieren sentir dificultad y una intensa angustia ante la idea de tener que deshacerse de los objetos. A diferencia del TOC, no siempre son conscientes de que son acumuladoras y a veces ni siquiera lo consideran un problema. Es por ello que, en ocasiones, son los familiares o amigos cercanos quienes sacan a la luz la situación.
  • Por otro lado, también a diferencia del TOC, las personas no suelen considerar la acumulación o los pensamientos sobre ella como desagradables, invasivos o egodistónicos. Lo contrario es que la acumulación suele verse reforzada por los sentimientos positivos y de placer que les genera.
  • La acumulación trae como consecuencia el colapso de los diferentes espacios que habita la persona. Incluso, a veces se empieza a invadir lugares laborales o el vehículo. Si tuviéramos que pensar en una representación gráfica, lo más fácil sería imaginar una marea de pertenencias que empieza a acorralar a la persona.
  • Con motivo de la acumulación, existe un deterioro de las diferentes áreas de la vida.
  • Por último, los síntomas configuran el trastorno per se, es decir, no se explican mejor por la presencia de otra enfermedad. En este sentido, el diagnóstico diferencial resulta clave.
Trastorno por acumulación de objetos.
La acumulación en este trastorno es excesiva e invasiva, dificultando la vida diaria de la persona que padece el problema.

Te puede interesar: Personas con síndrome de Diógenes: características y cómo ayudarlas

Estrategias de autoayuda para superar el trastorno de acumulación

Existen diferentes estrategias que se pueden llevar a cabo para superar el trastorno de acumulación. Sin embargo, se recomienda la psicoterapia para aquellos casos en los que el problema ha cobrado tal magnitud, que causa interferencia en la vida cotidiana.

Cuando el problema aún resulta manejable y no ha cobrado grandes dimensiones, se pueden realizar las siguientes acciones que explicamos.

1. Preguntarse para qué y hace cuánto

Muchas veces, decidimos guardar objetos con la idea de que alguna vez podríamos llegar a necesitarlos. Sin embargo, pasa el tiempo y siguen sin usarse.

Cuando transcurre mucho tiempo es señal de que podemos prescindir de él. Por otro lado, preguntarse para qué lo queremos también nos puede orientar acerca de su relevancia.

2. Preguntarse por la cantidad

A veces tenemos tres unidades de lo mismo. Si cuentas con 3 chaquetas de jean, estaría bien deshacerse al menos de una. Todas cumplen la misma función.

3. Dejar de buscar excusas

En ocasiones, cuando nos disponemos a ordenar y a regalar el exceso de pertenencias, empezamos a ponernos excusas sobre el valor sentimental, sobre su utilidad actual y a futuro.

Superar el trastorno de acumulación implica no darle mucho lugar a esos pensamientos. Lo mejor es limitarse a la pregunta sobre si lo usamos o no.

4. Cuestionar nuestras propias predicciones

¿Qué puede pasar si tiro determinado objeto? En ocasiones, magnificamos las consecuencias. Una de las cosas que podemos hacer es deshacernos de esa pila de revistas que llevamos años sin leer y luego evaluar qué pasó. Seguro podrás comprobar que no era algo tan grave.

En psicoterapia también se trabaja cuestionando esas creencias que manifiestan los pacientes y que son del tipo “nunca lo podré reemplazar si lo tiro” “tirar esto implica tirar parte de mi vida”.

5. Destinar momentos para el orden

Limpiar la acumulación no es algo que se consiga en un día, sin embargo, ello no debe desanimarnos. Lo mejor es destinar algunas horas del día y hacerlo siguiendo un criterio.

Por ejemplo, hay que centrarse en un armario o una habitación en el transcurso de toda una semana. Esto también permite plantear objetos reales y festejar los pequeños logros sin frustrarse. Esta es una forma sencilla de iniciar pasos para superar el trastorno de acumulación.

6. Uso de fotografías para registrar el antes y el después

Tanto de manera particular como en el marco de una terapia, fotografiar las habitaciones antes de empezar a deshacerse de objetos, como después de hacerlo, funciona a modo de una estrategia para mostrar cómo la acumulación afecta el uso de los espacios.

Acceder a estas imágenes y compararlas tiene una influencia positiva en torno a la conciencia de enfermedad; aspecto que suele estar ausente.

7. Iniciar psicoterapia

Psicoterapia frente al trastorno de acumulación.
La psicoterapia es de gran ayuda en este trastorno y resulta la única vía de abordaje en casos extremos.

Cuando la situación alcanza mayores niveles de gravedad, es oportuno el inicio de un tratamiento psicológico. En estos casos, la psicoterapia cognitiva funciona muy bien, ya que trabaja con los pensamientos y creencias de la persona afectada, buscando cambiar aquellos errores o atribuciones sesgadas.

Por ejemplo, como parte de las sesiones se suelen identificar, a través de una lista, cuáles son los objetos acumulados por el paciente. Luego se pide que los jerarquice.

En una segunda etapa para superar el trastorno de acumulación se proponen tareas graduales para deshacerse de las pertenencias, según la importancia asignada previamente. De este modo, se prepara a la persona a hacerlo, sin someterla a demasiada ansiedad.

Asimismo, se suelen trabajar las emociones y sentimientos de pérdida. Para aquellos objetos que son de mayor significado emocional, los tiempos y plazos asignados a la tarea son más largos y respetuosos del proceso.

Sigue leyendo: Qué es el trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

La familia como un factor clave de éxito

Una de las grandes dificultades del trastorno de acumulación tiene que ver con que las personas que lo padecen empiezan a quedarse aisladas de su círculo social. Esto sucede por doble vía: por un lado, porque se cansan de escuchar las sugerencias de que se deshagan de sus pertenencias; por otro lado, porque sus familiares y amigos tampoco se sienten a gusto en una convivencia así.

Sin embargo, como la mayoría de las intervenciones, un tejido relacional fortalecido siempre resulta un factor protector y de éxito para el tratamiento. Para lograr deshacerse de los objetos, la familia o personas cercanas son casi imprescindibles.

  • Asociación Americana de Psiquiatría (APA) (2013). Manual Estadístico y Diagnóstico de los Trastornos Mentales, quinta edición (DSM-5). Washington, DC: APA.
  • Frías Ibáñez, Álvaro, Palma, Carolina, Borrás, Mireia, Bonet, Judit, Becerra, Carolina, & Aluco, Elena. (2014). Evaluación y tratamiento ambulatorio de la acumulación compulsiva en un paciente con patología del espectro psicótico. Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría, 34(123), 573-581. https://dx.doi.org/10.4321/S0211-57352014000300009
  • Lázaro-Perlado, Fernando, & Mentxaka-Solozabal, Oihane, & Marín-Diaz-Guardamino, Elena, & Conde-Rivas, Manuel, & Erazo-Presser, Paula, & Miranda-Artieda, Zuberoa Maite (2013). Trastorno obsesivo compulsivo con tics motores y verbales,trastorno de acumulación y síndrome del acento extranjerosin afasia: comunicación de un caso y revisión bibliográfica.. Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría, 33(120),713-736. ISSN: 0211-5735. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=265028725004