8 estrategias para hacer que el tiempo te rinda más

Saber gestionar el tiempo para ser más productivos es una habilidad que se aprende. A continuación te enseñamos algunas estrategias que te ayudarán a lograrlo.
8 estrategias para hacer que el tiempo te rinda más
Maria Alejandra Morgado Cusati

Escrito y verificado por la filósofa Maria Alejandra Morgado Cusati el 27 febrero, 2021.

Última actualización: 27 febrero, 2021

¿Sientes que las horas del día no son suficientes para hacer todas las tareas pendientes? Si eres de esas personas, entonces es momento de replantear tu rutina. Si buscas hacer que el tiempo te rinda más, es fundamental que te plantees un orden y seas disciplinado.

La clave está en administrar y trabajar adecuadamente las horas del día. Dicho esto, si no sabes cómo hacerlo, a continuación te mostramos opciones.

Posibles razones por las que no te rinde el tiempo

Son varias las razones que nos impiden aprovechar las horas del día al máximo. La mayoría tienen que ver con la forma en cómo administramos el tiempo. Entre las más comunes se encuentran las siguientes.

Falta de organización

¿Acostumbras a hacer una lista de tus tareas pendientes y las ordenas por prioridad? ¿Programas la ejecución de tus actividades con antelación?

Si no lo has intentado, ya es hora que lo conviertas en una costumbre. La organización de las actividades es una cualidad fundamental para hacer que el tiempo te rinda más.

Las personas que no saben organizarse y tienen muchas tareas pendientes, por lo general no saben por cuál empezar. Además, le dan prioridad a las que no son tan urgentes. Así se invierten la energía y el esfuerzo de manera errónea.

Desperdicias tus horas en internet

Existe una gran cantidad de personas que pasa mucho tiempo revisando sus redes sociales o navegando en internet. Esto representa un problema, pues suelen olvidar que hay una realidad externa a las pantallas y que hay tareas por cumplir.

Eres incapaz de decir “no”

Otra razón por la que no te rinde el tiempo puede ser el hecho de que te comprometes y aceptas muchas tareas. Al final, excedes tus límites y comprometes la calidad de lo que haces.

Por lo tanto, si sabes que tu agenda está apretada, evita ofrecerte o aceptar más actividades que las que ya tienes. Un paso previo es la organización y el reconocimiento de los límites.

Realizas muchas cosas a la vez

Es común encontrar personas que realizan varias tareas al mismo tiempo. Por ejemplo, mientras están contestando un correo electrónico se encuentran hablando por teléfono y están pendientes de que lo que está en la hornilla no vaya a quemarse.

Si eres de esas personas, es hora de empezar a hacer las cosas en orden y enfocarse en una sola. Hacer muchas tareas a la vez puede funcionarte hasta cierto punto. Pero corres el peligro de que algo te salga mal.

Te enfocas en una sola cosa

El otro extremo es invertir mucho esfuerzo, tiempo y concentración en una sola cosa. Esto hace que las demás tareas sean descuidadas. No está mal dedicarse a algo en específico, pero lo ideal es ser eficientes y terminarlo en el menor tiempo posible.

Si sientes que no avanzas en una actividad, es lícito pasar a otra que le siga en el orden de prioridades. Y no olvides culminarla cuando estés más dispuesto.

Joven pasa tiempo en internet y no le alcanza el tiempo.
El uso de internet es complicado si no se administra. Las redes sociales consumen mucho tiempo que no resulta siempre productivo.

Estrategias para hacer que el tiempo te rinda más

Vamos a ver 8 estrategias que pueden hacer que el tiempo nos rinda mas. Algunas son combinables con otras y cada quien deberá definir si se adaptan o no a su agenda.

1. Haz una lista con tus prioridades

La noche anterior o antes de empezar la jornada anota todo lo que deseas lograr ese día. Luego otórgale un nivel de prioridad a cada tarea.

Por ejemplo, coloca “urgente” a aquellas actividades que deben realizarse en las próximas 24 horas; “importante” a las que tienen que hacerse en los próximos días y “no urgente” a las que podrían esperar más. Esto te permitirá enfocarte en las relevantes.

2. Programa la ejecución de tus actividades

Después que tengas la lista de tus obligaciones, lo ideal será que programes tu día de forma eficiente. Esto significa que cada actividad y tarea debe tener su propio espacio para ser ejecutada a una determinada hora.

Además, determina el tiempo que te llevará realizarlas. De esta forma, estarás al tanto de todo lo que debes hacer y cuánto te tomará.

Procura comenzar el día ejecutando las actividades con mayor prioridad y dificultad. Allí estamos más despejados y con mayor energía.

De igual forma, deja lo más sencillo y mecánico para el final. A medida que trascurre el día estarás más agobiado y lo ideal es realizar aquellas cosas que requieren menor esfuerzo.

3. Evita posponer tus tareas

Para poder realizar todos tus pendientes del día evita, en la medida de lo posible, posponer. La procrastinación hará que las tareas se vayan acumulando y que sientas mucho estrés por ello.

En su lugar, trata de culminar las obligaciones antes de tiempo, así podrás hacerte cargo de posibles complicaciones y seguir manteniendo tu horario.

4. Siempre ten un espacio para ti

Así tengas un montón de actividades pendientes, es esencial que siempre programes un espacio para ti. Preferiblemente antes de empezar la jornada.

De esta manera, potenciarás los niveles de energía y estarás más preparado para afrontar el estrés diario. Entre las actividades que puedes hacer en este espacio dedicado a ti tenemos la de meditar 10 a 20 minutos al despertar, hacer ejercicio o ingerir un desayuno sano y nutritivo.

5. Prepara lo que puedas la noche anterior

Otra forma de hacer que el tiempo te rinda más es optimizando el tiempo de tus mañanas. Es decir, en la noche anterior prepara tu ropa, la comida del día y los materiales a utilizar.

Esto evitará que estés corriendo por buscar o preparar lo que necesitas para empezar tu jornada.

6. Mantén ordenado y limpio tu espacio de trabajo

El orden y la limpieza en el lugar de trabajo permite que las personas se sientan confortables y sean más productivas. Evita la pérdida de tiempo que aparece buscando cosas por el desorden.

Dicho esto, sea cual sea tu lugar de trabajo o espacio para realizar tus tareas, lo importante es que siempre procures que esté limpio y ordenado.

Oficina ordenada que mejora las estrategias para aprovechar el tiempo.
Si el lugar de trabajo está ordenado se pierde menos tiempo a la hora de hacer las tareas.

7. Elimina las distracciones

Una de las grandes distracciones son las redes sociales y la mensajería en los equipos electrónicos. Al momento de trabajar debemos evitar caer en ellas, pues nos pueden distraer.

Si se te dificulta mucho, existen diferentes aplicaciones que bloquean tus redes sociales o correo personal mientras trabajas.

8. Duérmete temprano

Un buen descanso es vital para hacer rendir el tiempo. Por lo tanto, procura ir a la cama temprano, antes de las 10 de la noche. Así disfrutarás los beneficios del sueño y despertarás con menos dificultad.

Hacer que el tiempo te rinda más requiere constancia

El problema no consiste en que el día tiene pocas horas y que las actividades son excesivas. Se trata de poder organizar y programar el tiempo usado.

Asimismo, es de vital importancia conocer nuestras capacidades y limites. Esto permitirá que no nos abarrotemos con tareas que no vamos a lograr.

En suma, hacer que el tiempo te rinda más depende de una buena organización de las tareas y del adecuado cumplimiento de las mismas. Si logras esto, ya no será un problema para ti.

It might interest you...
8 prácticas matutinas que pueden mejorar tu productividad
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
8 prácticas matutinas que pueden mejorar tu productividad

¿Quieres aumentar tu productividad y no sabes cómo? Entra y descubre algunas prácticas matutinas que te ayudarán a lograrlo.