Cómo organizar mi vida: recomendaciones

¿Sientes que muchas cosas en tu vida no tienen orden? Quizás debas adoptar algunas estrategias para organizar tus rutinas y aprovechar al máximo el tiempo. Te lo contamos a continuación.
Cómo organizar mi vida: recomendaciones
Isbelia Esther Farías López

Escrito y verificado por la filósofa Isbelia Esther Farías López el 21 mayo, 2021.

Última actualización: 21 mayo, 2021

La modernización de la sociedad ha hecho un poco más pesada nuestra rutina diaria. Por eso, a menudo estamos sometidos a diversas situaciones que nos causan estrés. Así pues, en algún momento, muchos empiezan a preguntarse: “¿cómo puedo organizar mi vida?”.

Es complicado compaginar la familia con el trabajo, los hobbies y la vida en pareja. No obstante, no es imposible si nos organizamos como es debido y dejamos de lado la procrastinación. De esta forma, evitaremos agobios, problemas de ansiedad y preocupaciones varias. Profundicemos al respecto.

¿Cómo empezar a organizar mi vida?

En primer lugar es necesario acotar que, teniendo un orden en nuestra vida, todas las cosas tendrán una mayor probabilidad de ir bien, o al menos tendremos los recursos necesarios para afrontar cualquier dificultad que se nos presente.

Pasos para organizar tu vida
Para organizar tu vida debes tener tus objetivos claros. Además, es conveniente que analices cómo estás invirtiendo tu tiempo.

1. Analízate

El primer paso que debes dar será el relacionado con la observación. Realizaun análisis sobre cómo estás invirtiendo tu tiempo y qué actividades consumen más en tu día a día. Para esto, puedes tomar un lápiz y un papel o descargar alguna aplicación y comenzar a analizar cuánto tiempo te lleva hacer cada cosa.

2. Establece objetivos

Estos serán tu guía en el momento de decidir qué es relevante para ti. Debes priorizar y tener claro qué es lo más importante y qué debes aplazar o relevar a un segundo plano.

3. Concéntrate

Suena obvio, pero muchas veces, cuando comienzas una tarea, empiezas a hacer otras sin darte cuenta y al final no terminas ninguna. Empieza con una sola labor y sigue con la siguiente únicamente cuando hayas terminado.

Si estás redactando un informe, enfócate solo en eso y evita responder llamadas que no sean urgentes, correos que no sean prioritarios o revisar notificaciones de las redes sociales.

4. Prepara un horario

Este consejo tiene el propósito de evitar interrupciones. Por ejemplo, puedes asignar una hora del día exclusivamente para atender clientes, recibir llamadas o dar respuesta a los correos.

Respecto a las llamadas, puedes decirles a tus contactos íntimos que te llamen fuera del horario de trabajo, y solo en ciertos momentos. Seguro que lo entenderán sin problema.

5. Olvida las redes sociales

Mantén las redes sociales alejadas mientras estés trabajando o estudiando. Su uso puede ser un gran distractor, especialmente porque cuando se empieza por mirar una notificación, uno empieza a tirar del hilo y acaba pasando una hora analizando cualquier perfil aleatorio.

Si es necesario, desactívalas. De esta forma, ahorrarás mucho tiempo que antes invertías en banalidades.

6. Recurre a técnicas de relajación

Practica el mindfulness u otras formas de meditación, sobre todo si has observado que tienes dificultades para enfocarte en un solo objetivo.

Existen miles de grupos, libros y actividades relacionados. Es posible conseguir una concentración plena, pero has de poner de tu parte.

Otros métodos para organizarte

Puede ocurrir que te olvides siempre de algo o que no sea suficiente con lo que te hemos compartido, por lo que también puedes recurrir a:

  • Tener todo a la mano. No pierdas tiempo buscando algo para escribir, una nota suelta, o una contraseña de correo electrónico. Si se trata de tu oficina, todo lo que usas a diario debe estar dispuesto en tu escritorio y listo para ser usado.
  • Priorizar. Evita atender eventos inesperados que no sean urgentes. Si estás en un asunto laboral y alguien llama para solo tomar un café y conversar, sé sincero y dile de forma asertiva que estás ocupado y no estás disponible en ese momento.
Organizarse con agenda
Anotar en una agenda y planificar las tareas puede ayudar a una mejor organización de nuestras rutinas.
  • Llevar una agenda. No desestimes el poder de estas libretas. Son muy útiles para organizar las prioridades y no pasar ningún punto por alto. No confíes solo en que tu memoria te recordará todo por sí sola. Mejor, escribe lo que debes hacer.
  • Asumir hábitos buenos. Si empiezas a crear hábitos útiles no desperdiciarás ni un solo minuto del día.
  • Distribuir el tiempo. Trata de asignar un momento a cada tarea. Por ejemplo: caminar, 15 minutos; leer, media hora; revisar notificaciones y responder mensajes en el móvil, 25 minutos; redactar un informe durante 1 hora, y así sucesivamente.
  • Dormir. Esto es muy importante para que tengas un mejor rendimiento durante el día. Apaga el móvil y duerme. Además, recuerda alimentarte de forma sana para tener una buena salud.

Es posible organizarse si uno pone de su parte

Recuerda que, si organizas tu vida, sentirás que las cosas fluyen mejor y reducirás los niveles de ansiedad. Muchas veces, uno ve incrementado el agobio cuando tiene demasiadas cosas que hacer y no sabe cómo empezar a llevarlas a cabo.

Ten en cuenta estos consejos y aplícalos a tu vida diaria. No tardarás en notar sus beneficios.

Te podría interesar...
El modelo PERMA o teoría del bienestar
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
El modelo PERMA o teoría del bienestar

Conoce los cinco elementos clave del modelo Perma o teoría del bienestar que te permitirán incrementar tu estado de satisfacción en la vida.



  • FEAPS. (2007). Planificación Centrada en la Persona. Cuadernos de Buenas Prácticas FEAPS.
  • García Pérez, C. (2017). ADMINISTRACIÓN DEL TIEMPO. Ingenio y Conciencia Boletín Científico de La Escuela Superior Ciudad Sahagún. https://doi.org/10.29057/ess.v4i7.2058
  • MENGUAL RECUERDA, A., Juárez Varón, D., Sempere Ripoll, M., & Rodríguez Villalobos, A. (2012). La gestión del tiempo como habilidad directiva. 3C Empresa, Investigación y Pensamiento Crítico.
  • Sauter, S. L., Murphy, L. R., Hurrell, J. J., & Jr, J. J. H. (2010). Factores psicosociales y de organización. Enciclopedia de Salud y Seguridad En El Trabajo.