Filemafobia o fobia a los besos: ¿cómo se puede superar?

La filemafobia es el miedo intenso e injustificado por los besos. Esta fobia se origina desde la ansiedad, y el mejor tratamiento es la terapia psicológica.
Filemafobia o fobia a los besos: ¿cómo se puede superar?
Andrés Carrillo

Escrito y verificado por el psicólogo Andrés Carrillo el 29 julio, 2021.

Última actualización: 29 julio, 2021

La filemafobia es el miedo irracional a los besos, sin importar cómo se den. Es decir, las personas son incapaces de recibir cómodamente hasta un amistoso beso en la mejilla. Esto, a menudo, está relacionado con los trastornos de ansiedad.

Quienes lo padecen asumen que todos los besos traen consigo una consecuencia negativa. Por ejemplo, hay quienes se sienten vulnerables, juzgados o con sus emociones expuestas tras besar. Dicho de otro modo, la persona entiende este acto como un atentado a su seguridad.

De este modo, sus relaciones interpersonales se ven limitadas en gran medida. ¿Por qué ocurre? ¿Cómo afrontarlo? En el siguiente espacio abordamos sus principales causas y algunas estrategias para superarlo.

Síntomas de la filemafobia

Por lo general, todas las fobias demuestran una sintomatología similar. En este caso, el foco del miedo está centrado en los besos; la ansiedad por ser besado, o por tener que hacerlo, provoca angustia y síntomas físicos característicos como la sudoración, la sensación de ahogo y el dolor de cabeza.

Además de esto, también hay síntomas psicológicos que no son observables; las personas con filemafobia experimentan pensamientos catastróficos. Tal es el caso de quienes tienen la idea fija de que besar o ser besado puede hacerles contraer enfermedades graves.

En consecuencia, los pacientes tienden a alejarse de cualquier situación romántica con el objeto de sentirse seguros. De hecho, en los casos más extremos, algunos evitan conocer personas.

Síntomas de la filemafobia 
Las personas con filemafobia temen dar o recibir besos porque lo consideran un acto inseguro.

¿Por qué ocurre la filemafobia?

Dado que se trata de una fobia específica, las causas están vinculadas a eventos traumáticos en relación a los besos. Podría ocurrir, por ejemplo, que luego de un primer beso insatisfactorio las personas quieran evitar revivir esa experiencia del pasado.

Sin embargo, existen otras situaciones que pueden llevar a alejarse de la intimidad romántica. A continuación, detallamos las fobias relacionadas con el temor a los besos para reconocer todos los escenarios relacionados a la filemafobia. 

1. Miedo al abandono

Algunas personas asocian los besos con el compromiso, y evitan darlos o recibirlos por temor a ser abandonados. En estos casos, la baja autoestima se encuentra implicada en el problema, pues las personas no se consideran lo suficientemente valiosas. El pensamiento detrás de esta conducta es, «¿por qué alguien querría estar conmigo?». 



2. Hafefobia

Esta se trata de otra fobia específica. En este caso, el foco del miedo se encuentra en el tacto, es decir, las personas que la padecen presentan un miedo intenso a ser tocadas. Por ello, los besos son un escenario que genera pánico, ya que se trata de un contacto íntimo e intenso.

3. Misofobia

La misofobia o fobia a los gérmenes se encuentra bastante vinculada con el temor a los besos. La razón de esta conexión fóbica es que el paciente considera peligrosos los gérmenes que habitan en la saliva de los demás. El pensamiento de poder contraer una enfermedad mortal durante un beso genera una conducta evitativa.



4. Halitofobia

Las personas que presentan halitofobia sienten un desagrado hacia los olores de la boca. El rechazo no es producto del mal aliento; cualquier tipo de olor proveniente de la boca es motivo de asco e incluso miedo. Hasta el olor de la de la propia boca resulta desagradable, lo que implica un obstáculo al momento de besar.

¿Por qué ocurre la filemafobia? 
Hay muchos factores que inciden en la filemafobia. Puede ser miedo al tacto, miedo al abandono o desagrado por los olores de la boca.

¿Cómo se puede superar la filemafobia?

Superar las fobias depende en gran medida de la capacidad de introspección que tengan los pacientes. Esto significa poder hacer una evaluación personal objetiva, en la cual se logren identificar las creencias irracionales. Dentro de este orden de ideas, la terapia más efectiva para el tratamiento de las fobias es la cognitivo-conductual.

El objetivo de la terapia se basa en hacer que el paciente sea capaz de reemplazar los esquemas mentales que sostienen sus fobias. Por ejemplo, por medio de la reestructuración cognitiva una persona con filemafobia podría aceptar el hecho de que no todos los besos representan un peligro para su salud.

En la medida que las ideas catastróficas son desmontadas, el paciente comienza a brindarse la oportunidad de experimentar aquello que antes lo paralizaba de miedo. Es natural que, durante las primeras experiencias, las personas se mantengan suspicaces. No obstante, de manera eventual serán capaces de besar con plenitud.

¿Cuándo es realmente peligroso besar a alguien?

Es verdad que en algunas circunstancias los besos pueden resultar peligrosos, sobre todo los más apasionados. No obstante, en condiciones normales es poco probable contraer una enfermedad mortal a causa de un beso.

Puede ser peligroso besar a alguien cuando se observan verrugas o llagas en la zona de la boca. Esto podría ser signo de herpes labial. Asimismo, las personas con una higiene bucal deficiente son más propensas a contraer enfermedades por medio de los besos. En pocas palabras, se debe ser selectivo al momento de dar besos, pero sin llegar a los extremos.

Te podría interesar...
Te contamos cuáles son las fobias más comunes del mundo
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Te contamos cuáles son las fobias más comunes del mundo

En este artículo te contaremos cuáles son las fobias más comunes del mundo. Puedes pedir ayuda profesional para cualquiera de ellas.



  • Sánchez-Navarro, J., and J. Martínez. “Reactividad Fisiológica Periférica y Actividad Cerebral En Las Fobias Específicas.” Escritos de Psicología 3 (2009): 43–54. Print.
  • Bonet, Juan I. Capafons. “Tratamientos Psicológicos Eficaces Para Las Fobias Específicas.” Psicothema 13.Número 3 (2001): 447–452. Print.
  • Miranda, Lola Riesco, and Jorge A Cervilla Ballesteros. Terapia Cognitivo-Conductual. N.p., 2021. Print.
  • Caballo, Vicente. “Manual Para El Tratamiento Cognitivo-Conductual de Los Trastornos Psicológicos.” ACADEMIA Acelerando la investigación mundial. Manual 1.2 (2007): 777. Print.