Fitboxing: ¿qué es y cuáles son sus beneficios?

¿Has escuchado hablar sobre el fitboxing y sus beneficios? Esta disciplina deportiva combina los ejercicios del fitness y el boxeo para ayudarte a estar en forma. Te contamos de qué se trata.
Fitboxing: ¿qué es y cuáles son sus beneficios?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 09 abril, 2021.

Escrito por Daniela Echeverri Castro, 09 abril, 2021

Última actualización: 09 abril, 2021

El fitboxing es una modalidad deportiva que ha ganado popularidad entre quienes desean ponerse en forma. Tuvo su origen en Estados Unidos y se trata de una combinación de los ejercicios de boxeo, kickboxing, muay thai y crossfit, cuya finalidad es entrenar todo el cuerpo de manera integral.

En un principio puede parecer que es una práctica agresiva, orientada solo para quienes tengan un óptimo estado físico. No obstante, lo cierto es que hay ejercicios para todos los públicos, desde personas jóvenes hasta adultos mayores. ¿Quieres saber más sobre sus beneficios? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el fitboxing?

El fitboxing es una disciplina deportiva, relativamente nueva, que llama la atención por sus interesantes beneficios. Aúna los ejercicios de entrenamiento fitness – como los que se hacen con el propio peso corporal o el TRX – con técnicas propias del boxeo y de las artes marciales.

Su principal objetivo es ayudar a mantener la forma física del cuerpo, más allá de ganar masa muscular o perder peso. Por supuesto, estos últimos son algunos de sus beneficios, pues las sesiones a alta intensidad, durante unos 60 minutos, contribuyen a quemar hasta 1000 calorías.

Entre otras cosas, fortalece la función cardiorrespiratoria, incrementa la resistencia física y mejora la agilidad y la coordinación. ¿Lo mejor? No requiere demasiado tiempo y es apta para casi cualquier persona.

¿Cómo se practica el fitboxing?

El fitboxing es una forma de ejercicio aeróbico que viene de la mano con algunos ejercicios funcionales. A menudo, las sesiones tienen una duración de 47 minutos y se denominan «challenge» (retos). Inician con una fase de calentamiento, que dura unos 15 minutos, en la que se hacen ejercicios de cardio y tonificación para activar los músculos.

Luego, con la ayuda de un entrenador, la persona inicia el entrenamiento de boxeo y kickboxing a ritmo de música. En este punto, se realizan 8 rounds de 2 minutos de ejercicio en el saco, combinados con 8 ejercicios de 1 minuto de bodyweight (entrenamiento con el propio peso).

A continuación, se hace una sesión de 10 minutos de entrenamiento funcional (fitness) con la ayuda de bandas de resistencia, TRX, fitball, entre otras herramientas. Para terminar, se hacen 6 minutos de actividades de tonificación y otros 10 de estiramientos.

Gimnasio para fitboxing-
Es importante encontrar un lugar que nos asesore sobre el fitboxing, de modo que se nos guíe en las exigencias del entrenamiento.

Beneficios del fitboxing

En general, la práctica de actividad física tiene una amplia variedad de beneficios para la salud. El fitboxing, en particular, destaca por su efectividad a la hora de quemar calorías y mejorar la forma corporal. Por supuesto, tiene otras ventajas. ¡Descúbrelas!

Contribuye a combatir el estrés

Una de las principales razones para practicar fitboxing es que permite disminuir los niveles de estrés y ansiedad. Al incorporar ejercicio aeróbico, su realización favorece la liberación de endorfinas.

Esto, como lo explica una revisión publicada en Frontiers in Psychology, reduce la tensión y aumenta la sensación de bienestar.

Ayuda a cuidar la salud cardiovascular

El entrenamiento regular de fitboxing también se traduce en mejoras para la salud cardiovascular. Dado que estimula la circulación sanguínea a nivel general, contribuye a regular la presión arterial.

A su vez, ayuda al control del sobrepeso y la obesidad, factores que inciden de manera considerable en el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Quema más calorías

La combinación de ejercicio por intervalos del fitboxing aumenta la quema de calorías, incluso por encima de otras disciplinas deportivas.

Por supuesto, esto varía según la intensidad con que se practique. En cualquier caso, se estima que las sesiones de 47 a 60 minutos ayudan a quemar hasta 1000 calorías, lo que favorece un peso saludable.

Ayuda a tonificar

Este tipo de entrenamiento trabaja de forma óptima todos los grupos musculares. Esto, sumado a su capacidad para incrementar la quema de grasa, favorece la tonificación del cuerpo. ¿El resultado? Una figura más definida y estética.

Mejora la coordinación y la estabilidad

Uno de los efectos más importantes de esta disciplina es que fortalece los músculos centrales, también llamados core. Al incluir movimientos rápidos de rotación, trabaja de manera óptima esta parte del cuerpo. De acuerdo con un artículo publicado en Harvard Health, esto estabiliza el equilibrio, mejora la coordinación y aumenta el rendimiento deportivo.

Incrementa la autoestima

Varios estudios, como uno divulgado en Neuropsychiatric Disease and Treatment, exponen que la práctica habitual de ejercicio físico tiene un impacto positivo en la autoestima y autoconfianza. El fitboxing es muy beneficioso en este sentido, ya que implica aprender técnicas de defensa personal que incrementan la seguridad en la persona.

Por otro lado, el hecho de alcanzar pequeños y grandes objetivos en cada clase provoca una sensación de satisfacción que también alimenta el amor propio. Esto sin hablar de los efectos a nivel físico, como un peso más sano, que mejoran la percepción de la imagen.

Consejos para empezar a practicar fitboxing

No es necesario tener un alto rendimiento deportivo para empezar a practicar fitboxing. Aún así, es primordial atravesar un proceso inicial de aprendizaje y adaptación para poder dominar las técnicas que se aplican durante los entrenamientos. Por ello, lo ideal es estar acompañados por un entrenador que pueda orientar.

Al principio, los movimientos y combinaciones de golpes resultan raros y parecen tediosos. Sin embargo, conforme se van practicando, cada vez es más fácil realizarlos. El entrenador será quien determine cuándo es el momento de incrementar la intensidad. De todos modos, hay algunos consejos generales para empezar a practicar esta disciplina.

Relajarse

Aprender a relajarse durante los entrenamientos es la clave para avanzar. Es normal que al principio cueste aplicar los movimientos y los golpes sin estar algo tensos.

Además, puede ser difícil terminar por completo la clase. Aún así, hay que tratar de tomarlo con calma y no centrar el esfuerzo en la fuerza, sino en la velocidad y la agilidad.

Utilizar ropa cómoda

Los movimientos durante estos ejercicios deben ser fluidos. Por eso, es fundamental elegir prendas deportivas cómodas, que den libertad de movimiento y que no causen molestias en la piel. Asegúrate de escoger las tallas adecuadas para evitar inconvenientes.

Incrementar la intensidad de manera gradual

Lo cierto del fitboxing es que es una disciplina exigente. A pesar de ello, su intensidad debe incrementarse de manera gradual, de acuerdo con el estado físico. Pretender pasar del sedentarismo a rutinas extenuantes resulta contraproducente y puede acabar en lesiones.

Hacer entrenamiento de fuerza

Para complementar los efectos del fitboxing en el cuerpo, vale la pena adoptar una rutina de entrenamiento de fuerza. No tiene que ser a diario; puede consistir en 2 o 3 veces por semana.

Su práctica ayudará a desarrollar fuerza en los músculos y, en general, esto beneficiará tu estado físico y tu salud.

Entrenamiento de fuerza para el fitboxing.
El fitboxing es una disciplina con alta quema de calorías que demanda también ejercitar la fuerza muscular.

Mantener una alimentación sana

Al igual que con otras disciplinas deportivas, el fitboxing debe acompañarse con una dieta saludable y balanceada. Las necesidades nutricionales varían en cada persona; no obstante, es conveniente considerar lo siguiente:

  • Incrementar el consumo de frutas y verduras.
  • Consumir carnes magras y pescados.
  • Ingerir lácteos de forma moderada.
  • Consumir frutos secos y semillas.
  • Evitar el consumo de procesados, azúcares y harinas refinadas.
  • Tomar agua.

Fitboxing, una forma de mejorar tu forma física a ritmo de música

Que el fitboxing haya conquistado a miles de personas en todo el mundo no es una casualidad. Sus interesantes efectos en el cuerpo y los entrenamientos con el saco a ritmo de música hacen de esta disciplina una forma distinta de ejercitarse y obtener buenos resultados.

Por supuesto, las rutinas están diseñadas para todos los públicos. Desde personas jóvenes, pasando por adultos, deportistas y adultos mayores. Cualquier persona puede iniciar su práctica, siempre y cuando se asesore previamente con un profesional. ¿Te animas?

Te podría interesar...
Entrenamiento en suspensión o TRX: beneficios y ejercicios para practicar
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Entrenamiento en suspensión o TRX: beneficios y ejercicios para practicar

El entrenamiento en suspensión o TRX trabaja todo los músculos utilizando el peso del cuerpo. ¿Quieres saber de qué se trata?



  • Warburton DE, Nicol CW, Bredin SS. Health benefits of physical activity: the evidence. CMAJ. 2006;174(6):801-809. doi:10.1503/cmaj.051351
  • Areeudomwong P, Saysalum S, Phuttanurattana N, Sripoom P, Buttagat V, Keawduangdee P. Balance and functional fitness benefits of a Thai boxing dance program among community-dwelling older adults at risk of falling: A randomized controlled study. Arch Gerontol Geriatr. 2019 Jul-Aug;83:231-238. doi: 10.1016/j.archger.2019.04.010. Epub 2019 Apr 22. PMID: 31102925.
  • Heijnen S, Hommel B, Kibele A, Colzato LS. Neuromodulation of Aerobic Exercise-A Review. Front Psychol. 2016;6:1890. Published 2016 Jan 7. doi:10.3389/fpsyg.2015.01890
  • Cercato C, Fonseca FA. Cardiovascular risk and obesity. Diabetol Metab Syndr. 2019;11:74. Published 2019 Aug 28. doi:10.1186/s13098-019-0468-0