Frutas ideales para combatir la gastritis

La gastritis es una inflamación del revestimiento estomacal que suele causar ardor o dolor abdominal. Existen ciertas frutas como las manzanas y la papaya que serían útiles para aliviar estas molestias.
Frutas ideales para combatir la gastritis
Elisa Morales Lupayante

Revisado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante.

Última actualización: 02 marzo, 2022

¿Quieres descubrir cómo combatir la gastritis? Esta afección tan común hoy en día se debe a la inflamación del revestimiento del estómago. Esta condición puede ser causada por diversos motivos, sin embargo el más común es La infección por la bacteria Helicobacter pylori.

Si bien no es algo que represente problemas mayores de salud (si se sigue el tratamiento adecuado), sí puede llegar a ser muy molesta e incapacitante. Por suerte, las propiedades de algunas frutas podrían ayudar a paliar las molestias y hacer que te sientas mejor. Te contamos cuáles son.

Combatir la gastritis con frutas

Como mencionamos, la gastritis se genera por una inflamación en la mucosa del estómago que puede ser causada por el estrés, el consumo de alcohol, algunos analgésicos, entre otros. Si quieres saber cómo evitar los fuertes dolores de estómago y los síntomas típicos de esta afección, te contamos qué frutas puedes consumir.

Por supuesto, al sentir algún síntoma como vómito, dolor lumbar, distensión abdominal o fatiga crónica, debes acudir al médico para que te recete algunas medicinas y, por supuesto, te brinde sus recomendaciones.

1. Melón

Hacer mermelada de melón paso a paso

El melón es una fruta refrescante (80 % agua) ideal para días calurosos. No obstante, también tendría propiedades para aliviar las molestias generadas por la gastritis. De hecho, está dentro de la lista de alimentos permitidos cuando se sufre de esta afección. Así lo indica una publicación de Archivos Brasileros de Cirugía Digestiva.

2. Papaya

La papaya es una de las frutas más completas por su contenido de vitaminas B1, B2, A y C, y sus minerales como magnesio, hierro, azufre y potasio. Además, la papaína, uno de sus componentes principales, la convierte en uno de los alimentos que podría favorecer la digestión.

En relación a esto, un ensayo clínico publicado en Neuro Endocrinology Letters señala que el Caricol, un complemento alimenticio de papaya fresca, podría ser útil para mejorar el estreñimiento y la hinchazón en personas con disfunción gastrointestinal crónica.

Puedes picar una rebanada de papaya y verterla en la licuadora junto a un vaso de yogurt descremado. Licúa por unos minutos y bebe un vaso de este batido después del desayuno, almuerzo y comida. ¡Es una delicia!

3. Banano verde

Famosa por su contenido de potasio, es una de las frutas que se recomienda para combatir la gastritis. De acuerdo con un artículo de Prilozi Journal, el banano verde parece ofrecer una variedad de beneficios terapéuticos para la salud, entre los cuales se encuentra el alivio de las úlceras.

4. Coco

Reconocido por sus niveles de magnesio, fósforo, calcio y potasio, el coco se destaca entre las demás frutas por tener nutrientes como la fibra. Esta, como ya sabemos, brinda una mejora en el tránsito intestinal y favorece la digestión. Si sientes pesadez constantemente, es recomendable que consumas un vaso de agua de coco a diario.

5. Frutas cítricas

Frutas cítricas.
Los cítricos poseen vitamina C, la que resulta un antioxidante que debe estar en la dieta, siempre que no haya alergia.

Contrario a lo que se cree, los cítricos podrían contribuir a aliviar los síntomas de la gastritis. Como lo indica un estudio publicado en Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, ya sea solos o en combinación con antibióticos, tendrían resultados positivos para ayudar a erradicar el H. pylori y evitar la recaída de la úlcera gástrica.

6. Manzana

Hay quienes dicen que comer una manzana después de una comida o antes de acostarse puede ayudar a neutralizar el ácido del estómago. En efecto, una investigación publicada en Caspian Journal of Internal Medicine plantea que esta fruta contiene flavonoides que defenderían el revestimiento del estómago contra la infección por H. pylori.

7. Guanábana

La Guanábana (A. Muricata) tiene una alta concentración de flavonoides, taninos y ácidos fenólicos, con efectos terapéuticos y propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y protectoras del tracto intestinal. Incluso las hojas han sido tradicionalmente usadas en el tratamiento de problemas gástricos y mala digestión.

Para el té de guanábana: colocar 10 g de hojas de guanábana secas en 1 litro de agua hirviendo. La fruta puede comerse cruda o en jugos y resulta deliciosa en helados.

En una revisión de 49 artículos de investigación desde 1981 y 2021, se analizó el uso tradicional y se demostró que las actividades de la guanábana incluyen anticancerígeno (25 %), antiulceroso (17 %), antidiabético (14 %), antiprotozoario (10 %), antidiarreico (8 %), antibacteriano (8%), antiviral (8%), antihipertensivo (6%) y cicatrizante de heridas (4%).

8. Durazno

El durazno es rico en nutrientes esenciales con propiedades diuréticas, antiinflamatorias y laxantes. Mientras que la fibra que aporta mejora la digestión al tiempo que controla la irritación de la mucosa estomacal. Una infusión de hojas de durazno alivia las incomodidades de una comida copiosa.

Comer durazno al sentir molestias alivia los primeros síntomas de la gastritis dándote tiempo para asumir sin dolor y reflujos los remedios más duraderos. Las frutas y las infusiones son paliativos y sus mejores resultados van acompañados de una dieta y de prácticas permanentes de vida saludable.

9. Níspero

El níspero (Eriobotrya japonica) tiene un efecto protector del tracto gastrointestinal, por lo que actúa en eventos de gastritis, ardor de estómago, acidez y digestión pesada. Es rico en Pectina, la cual actúa en caso de diarrea, haciendo más lento el tránsito intestinal reteniendo agua.

En su constitución abundan los taninos, cuya acción astringente regulariza la función intestinal. Está demostrado que el extracto de semilla de Eriobotrya japonica es eficaz para el tratamiento de diversas lesiones de la mucosa gástrica.

Recomendaciones adicionales para combatir la gastritis

Hacer un cambio en la dieta es imprescindible a la hora de combatir la gastritis. Una buena idea para saber qué alimentos o situaciones la desatan es llevar un diario de alimentación. De esta manera, podrás acudir a él una vez se presenten los síntomas y, así, definir cuál sería el detonante. Por otro lado, la Clínica Mayo sugiere lo siguiente:

  • Reducir las porciones de comida y comer más seguido, sobre todo si se sufre de indigestión de manera frecuente.
  • Evitar alimentos picantes o grasosos.
  • Evitar el consumo de alcohol.
  • Cambiar los analgésicos si notas que estos irritan tu estómago. No olvides consultarlo con el médico.

Como ves, existen varios consejos que puedes tener en cuenta a la hora de aliviar las molestias relacionadas con la gastritis. Las frutas que mencionamos serían beneficiosas a la hora de combatir las molestias relacionadas con la gastritis.

Sin embargo, no son un remedio mágico y deben estar acompañadas de un estilo de vida saludable. Por otro lado, es fundamental consultar con el médico sobre tus síntomas, sobre todo, si no remiten con el pasar de los días. Un chequeo oportuno puede ser clave. ¡No lo olvides!

Te podría interesar...
10 consejos naturales para curar la gastritis aguda
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
10 consejos naturales para curar la gastritis aguda

En este artículo, encontrarás los 10 mejores consejos naturales para curar la gastritis aguda, un padecimiento que sufren muchas personas. ¡Conócel...



  • Apostolopoulos V, Antonipillai J, Tangalakis K, Ashton JF, Stojanovska L. Let's Go Bananas! Gren Bananas and their Health Benefits. Pril (Makedon Akad Nauk Umet Odd Med Nauki). 2017 Sep 1;38(2):147-151. doi: 10.1515/prilozi-2017-0033. PMID: 28991769.
  • Ebrahimpour, S., Esmaeili, H., & Ghadimi, R. (2017). Food bioactive componts, a possible adjuvant for H.pylori eradication. Caspian journal of internal medicine8(2), 131–132. https://doi.org/10.22088/cjim.8.2.131
  • Fermín, M., Agustín, B., & Miguel A, M. (2010). Estreñimiento. Instituto de Trastornos Funcionales y Motores Digestivos.
  • Fernández Condori, R. C. (2015). Efecto de la ingesta de las frutas de guanábana, sacahatomate, aguaymanto y tumbo serrano sobre la glicemia a través del índice glicémico. https://repositorio.usmp.edu.pe/bitstream/handle/20.500.12727/2091/Fernandez_rc.pdf?sequence=3&isAllowed=y
  • Giuseppina Mandalari, Carlo Bisignano, Santa Cirmi, Michele Navarra, "Effectiveness of Citrus Fruits on Helicobacter pylori", Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, vol. 2017, Article ID 8379262, 8 pages, 2017. https://doi.org/10.1155/2017/8379262
  • Juárez, I. C., & Romero, I. (2007). Plantas con actividad anti-helicobacter pylori: una revisión. Boletín de la Sociedad Botánica de México, (80), 35-61. https://www.redalyc.org/pdf/577/57780005.pdf
  • Mutakin, M., Fauziati, R., Fadhilah, F. N., Zuhrotun, A., Amalia, R., & Hadisaputri, Y. E. (2022). Pharmacological Activities of Soursop (Annona muricata Lin.). Molecules, 27(4), 1201. https://www.mdpi.com/1420-3049/27/4/1201
  • Muss C, Mosgoeller W, Endler T. Papaya preparation (Caricol®) in digestive disorders. Neuro Endocrinol Lett. 2013;34(1):38-46. PMID: 23524622.
  • Riechmann, E. R., Torres, J. B., José, M., & Rodríguez, L. (2009). Diarrea aguda. Protocolos de La Sociedad Española de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica y La Sociedad Española de Pediatría. https://doi.org/10.1002/14651858
  • VOMERO, Nathália Dalcin, & COLPO, Elisângela. (2014). Nutritional care in peptic ulcer. ABCD. Arquivos Brasileiros de Cirurgia Digestiva (São Paulo)27(4), 298-302. https://doi.org/10.1590/S0102-67202014000400017
  • Yokota, J., Kitaoka, T., Jobu, K., Takuma, D., Hamada, A., Onogawa, M., ... & Miyamura, M. (2011). Eriobotrya japonica seed extract and deep sea water protect against indomethacin-induced gastric mucosal injury in rats. Journal of natural medicines, 65(1), 9-17.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.