12 tratamientos naturales para combatir la bacteria Helicobacter pylori

Los antibióticos son la primera opción de tratamiento, pero también existen remedios naturales que pueden ayudar a eliminar la bacteria «Helicobacter pylori», como el ajo o algunas infusiones. ¡Descubre cuáles son!
12 tratamientos naturales para combatir la bacteria Helicobacter pylori

Última actualización: 21 enero, 2024

La infección por la bacteria Helicobacter pylori suele desencadenar episodios de gastritis y úlceras gástricas. En general, con antibióticos y otros fármacos se puede tratar muy bien. Sin embargo, hay la posibilidad de incluir tratamientos naturales para combatir a Helicobacter pylori como apoyo de la terapia tradicional, siempre que el médico así lo apruebe

Estos remedios caseros pueden ser útiles para mejorar los síntomas de las enfermedades que causa esta bacteria. Además, de seguro tienes muchos de estos ingredientes naturales en tu hogar. ¡Apunta las formas en que puedes utilizarlos!

¿Qué es Helicobacter pylori?

Helicobacter pylori es una bacteria que tiene forma de espiral y afecta hasta al 50 % de la población mundial. En condiciones normales, habita en el ambiente gástrico, y se sabe que se trasmite de persona a persona por vía oral, sexual, gástrica y fecal. Así, este microorganismo puede contaminar los alimentos o el agua.

Aunque la mitad de la población mundial tiene la bacteria, lo cierto es que la mayoría de las personas no desarrollan síntomas. Sin embargo, H. pylori es la principal causa de las siguientes patologías:

  • Úlceras pépticas
  • Linfoma gástrico
  • Carcinoma gástrico
  • Gastritis crónica o atrófica

La infección suele ocurrir durante la infancia de forma asintomática y persiste en ausencia de tratamiento. Por eso, las complicaciones son más comunes en la adultez que en la niñez o la adolescencia. Los síntomas generales de estas enfermedades son dolor abdominal, náuseas, vómitos o dispepsia.



Remedios naturales para eliminar la bacteria Helicobacter pylori 

Si presentas cualquiera de los síntomas antes indicados, lo mejor es visitar a un médico. En caso de que sea una afección por esta bacteria, los medicamentos que se recetan son antibióticos. Pero, además de ellos, es posible acompañarlos con un tratamiento natural, siempre que el especialista lo apruebe.

Es importante no desacatar las indicaciones del médico y, en todo caso, utilizar estos remedios como complemento y nunca como método principal. Eliminar el Helicobacter pylori sin antibióticos no es posible. Por eso, ninguno de los siguientes componentes caseros son una cura definitiva, sino un acompañamiento.

1. Aceite esencial de cedro

Los aceites esenciales, entre ellos, el aceite de cedro, podrían ser efectivos para eliminar la bacteria H. pylori en apoyo a la terapia con antibióticos. Se considera que, dado que esta planta tiene propiedades que favorecen al sistema digestivo, entre otras cualidades afines, podría ayudar a erradicarla.

Otros compuestos, como el aceite esencial de árbol de té, de orégano, de melisa, de tomillo y de citronela también serían efectivos como tratamientos naturales para complementar la terapia de medicamentos. De todas maneras, la forma de empleo no está clara todavía, ya que los aceites pueden ser tóxicos, por lo que es recomendable consultar con un médico.

¿Cómo utilizarlo?

Un método seguro de empleo es a través de la aromaterapia. Para ello, calienta medio litro de agua y coloca 3 gotas del aceite esencial en ella. Cuando no esté tan caliente, con el fin de evitar quemaduras, pon una toalla sobre tu cabeza frente al agua e inhala su vapor por 15 minutos. Consulta con el médico sobre la frecuencia de uso.

2. Propóleo

Otro de los remedios caseros que ha sido utilizado para Helicobacter pylori en los adultos es el propóleo. Esta sustancia es empleada desde la antigüedad debido a que cuenta con propiedades antimicrobianas que, a su vez, podrían ayudar a combatir enfermedades como la gastritis.

Dadas estas particularidades, el propóleo tendría potencial como un recurso para suprimir y controlar estas infecciones. Por ello, se considera que puede utilizarse como tratamiento natural para eliminar la bacteria Helicobacter pylori.

¿Cómo consumirlo?

El propóleo es un producto fabricado por las abejas, quienes lo usan para edificar sus colmenas. En el mercado existen pastillas que contienen esta sustancia y son seguras cuando se utilizan de forma correcta. De otra forma, podrían causar irritación y úlceras en la boca.

En todo caso, consulta con el médico sobre la cantidad que te aconseja consumir. Además, ten presente que no suelen recomendarse durante el embarazo, en personas con trastornos hemorrágicos o si consumes anticoagulantes.

3. Jengibre

La raíz de jengibre se utiliza en diversas recetas y es conocida, a nivel mundial, por sus múltiples beneficios. Se suele recomendar el consumo de jengibre como remedio para combatir la acidez estomacal, las náuseas, los mareos, los resfríos, la gripe y el malestar en la garganta, entre otras molestias.

Los estudios científicos sugieren que el consumo de jengibre podría ser efectivo como terapia complementaria para controlar la infección por la bacteria y eliminarla. Aun así, son necesarios más investigaciones.

¿Cómo consumir jengibre?

Puedes consumir 3 gramos diarios de jengibre en polvo al incorporarlo en tus comidas o infusiones. También, puedes diluir esa cantidad en un poco de agua y tomarla una vez al día. Siempre que tu médico te lo permita, puedes probarlo en conjunto con otros tratamientos naturales para tratar a Helicobacter pylori.

Ten presente que no debes superar los 4 gramos diarios ni consumirlo si estás cursando las últimas etapas de embarazo, o si padeces hemofilia y también problemas cardíacos. De la misma manera, tampoco es aconsejable si tomas anticoagulantes, antihipertensivos y antidiabéticos. Recuerda consultar con un médico antes.

4. Cúrcuma

Esta especia de origen asiático, cuenta con múltiples propiedades que se pueden aprovechar en la medicina y, por ello, también se han realizado estudios acerca de su acción contra problemas como la infección por Helicobacter pylori. Hasta la fecha, se utiliza, sobre todo, en caso de malestar por dispepsia o indigestión.

Sin embargo, también podría tener más beneficios, gracias a uno de sus principales componentes: la curcumina. Según el International Journal of Molecular Sciences, la curcumina sería un suplemento útil en la erradicación de esta bacteria, gracias a sus propiedades antioxidantes.

¿Cómo consumir cúrcuma?

En la cocina, la cúrcuma es un buen condimento para el arroz, sopas o guisos. También, puedes preparar infusiones o consumir cápsulas de curcumina. Se suele recomendar una ingesta máxima de 1,5 gramos de cúrcuma al día, sin embargo puede tener contraindicaciones durante el embarazo y la lactancia. Por ello, es siempre importante escuchar antes la recomendación de un médico.

5. Repollo o col blanca

Es posible que la dieta pueda reducir la virulencia de Helicobacter pylori. Entre los alimentos que pueden incluirse, el repollo tendría una relación inversa con el cáncer gástrico y la gastritis, según una revisión de Nutrition Research. Aun así, cabe destacar que, al igual que el brócoli, este alimento puede causar flatulencias.

¿Cómo consumirlo?

Te sugerimos preparar una ensalada con las hojas de repollo picadas, aderezadas con un poco de vinagre y limón. Otra opción consiste en prepararlo como jugo vegetal. De hecho, el jugo de repollo suele utilizarse para tratar úlceras estomacales, aunque son necesarios más estudios al respecto.

6. Brócoli

Los brotes de brócoli podrían ayudar a combatir  H. pylori gracias a su alto contenido de sulforafano. Este compuesto es un fitonutriente que podría erradicar y mejorar las complicaciones causadas por la bacteria.

A pesar de ello, aun existen controversias al respecto. En este sentido, no está clara la efectividad de este vegetal. Así lo señala un estudio publicado en la revista Complementary Medicine Journal Arak University of Medical Sciences, factores como la gravedad de la infección y el tiempo inciden en el tratamiento de esta enfermedad.

¿Cómo consumir brócoli?

Más allá de que continúan bajo estudio como uno de los tratamientos naturales para Helicobacter pylori, puedes incorporarlo de forma moderada en tu dieta, siempre que lo apruebe un médico. Por ejemplo, puedes hacer una sopa de brócoli o ensalada. En cualquier caso, antes hierve el brócoli en agua con sal, hasta que esté tierno.

7. Probióticos

Aunque hay muchos mitos de los probióticos, lo cierto es que estos microorganismos vivos pueden ser beneficiosos en algunos casos para tratar enfermedades gastrointestinales. Están presentes en distintos alimentos, como ciertos yogures, el kéfir, el chucrut o la kombucha.

En cuanto a las infecciones por esta bacteria, la suplementación con probióticos podría ayudar a mejorar la eficacia de los antibióticos y a restaurar la microbiota intestinal. Sin embargo, al igual que los demás tratamientos naturales para Helicobacter pylori, es recomendable en conjunto con la terapia antibiótica.

¿Cómo consumir probióticos?

La forma más simple es incorporar a tu dieta alimentos que los contengan, como los que mencionamos: yogur natural, kéfir, chucrut, kombucha, entre otros. Otra manera es consumir suplementos de probióticos; eso sí, siempre bajo supervisión del médico

8. Miel

Ya te hemos recomendado el propóleo dentro de los tratamientos naturales para combatir la Helicobacter pylori. La miel también puede ser una aliada para incorporar en tu dieta, ya que se le atribuyen propiedades antibacterianas. En este sentido, e l consumo de este compuesto podría reducir la infección causada por la bacteria.

Así lo indica un estudio publicado en Diagnostic Microbiology and Infectious Disease. En él, los pacientes que consumieron miel o té, tanto verde como negro, al menos una vez a la semana, tuvieron una menor tasa de positividad que quienes no lo consumieron. Más allá de estos datos, recuerda preguntarle a tu médico, en caso de que desees ingerirlos.

¿Cómo puedo consumirla?

La miel tiene múltiples maneras de uso. Las más usuales incluyen preparar alguna infusión, como té verde o negro, y endulzarla con ella. También, tomar leche tibia con una cucharada de miel.

9. Té verde

Como anticipamos en el punto anterior, el té verde también ha sido estudiado como otro de los tratamientos naturales para Helicobacter pylori. Los polifenoles que posee tendrían actividad antimicrobiana. Por eso, el té verde podría ser efectivo para inhibir el crecimento de esta bacteria. Puedes hacer infusiones para aprovechar los beneficios del té verde para controlar la infección.

¿Cómo realizar infusiones para Helicobacter pylori con té verde?

Primero, calienta 250 mililitros de agua hasta antes del hervor. Luego, coloca 5 gramos de té verde y deja que repose en el agua por 5 minutos. Por último, puedes filtrar la preparación y endulzar a gusto antes de consumir. Puedes tomar un par de tazas al día o la cantidad que indique el médico, aunque es recomendable evitarlo si estás embarazada.

10. Ajo para Helicobacter pylori

Es común escuchar que el ajo mata la bacteria Helicobacter pylori. Aunque lo recomiendan como complemento de los fármacos antibióticos, un estudio del Avicenna Journal of Phytomedicine, indica que el consumo de ajo crudo podría tener efectos antibacterianos contra este microorganismo.

En este estudio, las personas que participaron consumieron dos dientes de ajo crudo dos veces al día, durante 3 días. A pesar de que son necesarios más estudios y de que solo 15 personas formaron parte, el ajo podría inhibir la actividad de esta bacteria y recetarse en conjunto con los medicamentos.

¿Cómo consumir ajo?

Puedes incluir ajo en tu dieta diaria, siempre que el médico te autorice. Si bien en el estudio indicado consumieron cuatro dientes de ajo diarios, se suele recomendar solo dos. Una buena opción es utilizarlo para darle sabor a carnes o pastas. También, puedes dejarlo macerar con aceite de oliva y utilizarlo para aderezar ensaladas.

11. Romero

El romero también forma parte de los tratamientos caseros para Helicobacter pylori. Aunque hacen falta más estudios sobre esta planta, el análisis in vitro de su extracto indica que podría tener una actividad antioxidante y antibacteriana. Así, con autorización del médico, podrías incorporarlo de forma moderada a tu dieta.

¿Cómo consumirlo?

El romero es una especia que puedes utilizar para sazonar carnes o salsas. Además, puedes preparar infusiones para enfrentar la bacteria Helicobacter pylori con él. Para una taza de té, calienta 250 mililitros de agua y agrega 5 gramos de romero. Deja que repose por 5 minutos, endulza y consume las veces que te indique el médico.

12. Hierbaluisa o cedrón

El último de los tratamientos naturales de esta lista para la bacteria Helicobacter pylori es la hierbaluisa o cedrón. Al igual que otros de estos remedios caseros, todavía es necesaria investigación. Sin embargo, un estudio de Pharmaceutical Biology indica que podría tener efectos antibacterianos.

Esto se debe al alto contenido de compuestos polifenólicos que esta planta posee en sus hojas. Así, los investigadores indican que podrían ser fuente de nuevos fármacos. Mientras tanto, es posible sumar la hierbaluisa a la dieta mediante infusiones. Recuerda consultar con un médico antes.

¿Cómo hacer infusiones para Helicobacter pylori con hierbaluisa?

Para realizar un té de hierbaluisa, debes calentar 250 mililitros de agua. Antes de que hierva, apaga el fuego y agrega 5 gramos de hierbaluisa o cedrón. Por último, espera 5 minutos antes de colar la infusión, endulzar y tomar. Es recomendable tomar hasta 3 tazas al día, siempre que así lo apruebe el médico.



Otros consejos para la infección por Helicobacter pylori

Para combatir esta bacteria, lo ideal es aumentar el consumo de alimentos con propiedades bactericidas. Tal es el caso de la cebolla, la equinácea, el tomillo, el romero, la menta y otros. A su vez, es positivo cocinar con cocciones suaves, ya sea al vapor o hirviéndolos.

Al mismo tiempo, debes evitar alimentos que pueden empeorar los síntomas asociados a la infección. Por ejemplo, el alcohol, el picante, los ultraprocesados, los alimentos grasos y muy dulces. Como es natural, se debe elevar la ingesta de agua.

Además, si eres fumador, es recomendable abandonar el tabaco, ya que no hacerlo puede mediar en el empeoramiento de los síntomas. De igual modo, se sabe que el estrés puede inducir gastritis y otras complicaciones similares, de modo que debes intentar controlarlo. Ante cualquier duda, te invitamos a consultar con tu especialista.

Consulta con un médico sobre estos tratamientos

Si bien todos los tratamientos naturales para Helicobacter pylori que hemos indicado podrían ser beneficiosos para inhibir el crecimiento de esta bacteria, aún hay investigaciones que están bajo estudio. Por eso, debes consultar antes con un médico sobre la implementación de alguno de ellos, ya que no son una cura definitiva de forma natural.

Así mismo, ten presente que pueden ser útiles siempre y cuando acompañen a los tratamientos convencionales que incluyen antibióticos y otros fármacos. No es posible eliminar la bacteria Helicobacter pylori sin antibióticos. Por eso, la recomendación es que no los emplees como reemplazo de la terapia indicada por el profesional.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.