Guía paso a paso para hacer un libro sensorial en casa

Un "quiet book" es un juguete que tu hijo puede usar desde que es un bebé. Solo asegúrate de comenzar a hacerlo con tiempo, ya que requiere mucho esfuerzo y dedicación.
Guía paso a paso para hacer un libro sensorial en casa
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 13 enero, 2022

Algunos juguetes son esenciales para el desarrollo de los niños. Después de que te contemos cómo un libro sensorial puede ayudar a tu hijo, querrás ir de inmediato a las instrucciones para hacer uno en casa.

Los libros sensoriales son conocidos por un montón de nombres; desde libros didácticos, libros de actividades y libros de fieltro, hasta términos en inglés como quiet books o soft books. Así mismo, se vinculan con varios beneficios.

Existe evidencia científica de que los niños que son privados de estimulación sensorial suelen tener un retraso en su desarrollo. Del mismo modo, está demostrado que los bebés que reciben una estimulación temprana suelen tener un mejor crecimiento y sistemas nerviosos centrales mejor organizados.

¿Cuáles son las características de un libro sensorial?

Un libro sensorial es un juguete, pero no cualquiera. Suele estar dirigido a bebés y niños de entre 6 meses y 3 años de edad.

No obstante, si su contenido se adapta, incluso podría ser utilizado por un niño de hasta 10 años. Esto, gracias a una de sus características más destacadas: la personalización.

Cuando se trata de un quiet book, el cielo es el límite. Puedes elegir el tamaño, el contenido y los materiales. Aunque en estos últimos hay algunos que se consideran propios de este juguete, como lo son la tela y el fieltro.

Del mismo modo, se ha extendido la percepción de que estos libros favorecen la psicomotricidad fina, la concentración, e incluso el amor por los libros. Además de ser un regalo perfecto de la mamá para el bebé o el niño, lo que refuerza aún más este vínculo.

Libro sensorial para un bebé.
Los libros sensoriales son herramientas para el desarrollo. Su uso está cada vez más difundido.


¿Qué materiales necesitas?

Como hemos mencionado, los materiales que vayas a utilizar van a depender de cómo quieras realizar el libro. Sin embargo, hay algunos que es común encontrar. Te los mostramos a continuación:

  • Tela.
  • Fieltro.
  • Entretelas.
  • Goma EVA o foamy.
  • Materiales para la encuadernación: velcro, anillas, cola.
  • Herramientas de costura: máquina de coser, aguja, tijeras.
  • Utensilios de costura: hilos, cintas, trapillo, botones, cremalleras.

Paso a paso para hacer un libro sensorial

Tomando en consideración la edad de tu hijo, el libro se tratará más de sensaciones (bebés) o de actividades (niños). Sin embargo, sea cual sea el caso, debes pensar en formas creativas que llamen su atención.

Y esta es una de las partes más difíciles, ya que antes de empezar a cortar, coser o pegar, es necesario que cuentes con un bosquejo del contenido de cada página. Una vez lo tengas, ¡manos a la obra!

Paso 1

Establece cuál será el tamaño del libro. Cuando lo hayas decidido, márcalo en el material que vayas a utilizar para las páginas, ya sea fieltro o goma EVA, y procede a cortar. Eso sí, ¡procura que todas queden del mismo tamaño!

Considera que para los bebés no es necesario un libro tan grande. Pero en el caso de los niños más grandes, dado que se trata de que haya juegos en cada una de las páginas, sí considera un tamaño un poco mayor.

Paso 2

¿Recuerdas que te hablamos de los diseños? Bueno, este es el momento de hacerlos realidad. Toma cada una de las páginas del libro y crea el estímulo o la actividad en la que pensaste.

Para ello, puedes hacer uso de los botones, las cintas, los retazos de tela, las cremalleras, el foamy y demás. ¡Las opciones son infinitas!

Paso 3

Por último está la encuadernación, que también ofrece distintas opciones. Si conoces a tu hijo, puedes elegir la que creas que le resultará más conveniente para agarrar el libro o alargar su tiempo de vida útil (las entretelas son para esto).

Las opciones más utilizadas incluyen las anillas, con las que suelen hacerse tres agujeros en los márgenes de las páginas. Con esto, ¡habrás terminado!

Estimulación temprana de un bebé.
La estimulación temprana de los bebés mejora su desarrollo cognitivo y hasta incide en la conformación del sistema nervioso central.


Un libro sensorial, miles de posibilidades

Puede que disfrutes todo el proceso de crear este juguete tan importante para el desarrollo de tu hijo. Sin embargo, no te vamos a mentir, la parte más dura suele ser encontrar ideas para el libro.

Una de las más populares consiste en un libro de texturas (liso, rugoso, blando, duro…). Otros, en cambio, crean páginas con diferentes actividades: rompecabezas, encajar piezas, relacionar formas, colores, letras y números. ¿Qué esperas para darle a tu hijo el mejor regalo?

Te podría interesar...
5 libros que tu hijo tiene que leer antes de cumplir 6 años
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 libros que tu hijo tiene que leer antes de cumplir 6 años

Te recomendamos una serie de libros para niños que todavía no han cumplido los seis años. Apunta la lista de los mejores libros infantiles.



  • Ardiel, E. L., & Rankin, C. H. (2010). The importance of touch in development. Paediatrics & child health, 15(3), 153–156. https://doi.org/10.1093/pch/15.3.153
  • Lee J. H. (1991). An experimental study of the effects of sensory stimulation on the early growth and development of Korean low-birth-weight infants. Journal of pediatric nursing, 6(2), 144–145.