Hierba de sapo: ¿para qué sirve?

La medicina tradicional emplea la hoja de sapo para tratar una gran variedad de padecimientos. Descubre qué es, sus beneficios y posibles efectos secundarios.
Hierba de sapo: ¿para qué sirve?
Franciele Rohor de Souza

Revisado y aprobado por la farmacéutica Franciele Rohor de Souza el 30 mayo, 2021.

Escrito por Daniela Andarcia, 30 mayo, 2021

Última actualización: 30 mayo, 2021

La hierba de sapo tiene muchos nombres. Algunos de estos son raíz de sapo, cabezona, espinosa, escorzonera y cardón. Sin embargo, hay dos especies que se conocen con esta acepción: la Eryngium carlinae y la Eryngium heterophyllum.

Por tradición, se ha usado esta planta para tratar infecciones urinarias y disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Pero, ¿cuánta evidencia científica hay sobre sus efectos? Te mostramos todo lo referente a la hierba de sapo y sus posibles efectos secundarios.

¿Qué es la hierba de sapo?

Las especies conocidas como hierba de sapo pertenecen a la familia de las Apiaceae. Estas plantas se caracterizan por ser espinosas, perennes y de flores moradas, blancas o azules. Además, son oriundas de México y de otros países de Centroamérica.

De generación a generación se le han atribuido propiedades medicinales capaces de aliviar diversas afecciones. Es posible que este conocimiento provenga de los aborígenes, ya que los pueblos originarios consideraban que la planta podía mejorar afecciones de la vejiga y los pulmones, así como problemas cardíacos.

Sin embargo, en la actualidad la ciencia se encuentra estudiando la veracidad de dichas atribuciones. Veamos qué sabemos al respecto.

Flor escorzonera.
Todas las partes de la hierba del sapo tienen un uso en la medicina tradicional, desde las raíces hasta las hojas.

¿Para qué sirve la hierba de sapo?

En la medicina popular cada parte de esta planta es utilizada para tratar una serie de padecimientos. Un ejemplo de esto son las hojas; con ellas se prepara un té que se emplea para la tos, para combatir infecciones en las vías urinarias y disminuir los niveles de colesterol.

Una tesis de la Universidad Autónoma de Querétaro estudió estos efectos. Según la investigación, beber una infusión de hierba de sapo de la especie Eryngium carlinae (al 1 % de concentración) es capaz de reducir los niveles altos de triglicéridos y colesterol, así como disminuir el peso y el porcentaje de grasa corporal.

El té de la hierba de sapo también se usa para favorecer la eliminación de cálculos renales. Un estudio publicado en Biochemistry Research International demostró que la E. carlinae puede disminuir los niveles de creatinina (asociados a la insuficiencia renal) y de ácido úrico (vinculados a la formación de piedras en los riñones).

Por otro lado, una investigación en roedores publicada en la Revista Mexicana de cCiencias Farmacéuticas, esta vez con la especie Eryngium heterophyllum, encontró que no cuenta con propiedades antiinflamatorias ni hipoglucémicas; razón por la que no se recomienda como tratamiento para la diabetes o la artritis reumatoide.

Sin embargo, existe evidencia científica de que el extracto de la E. heterophyllum cuenta con actividad tripanocida, siendo capaz de inhibir el crecimiento de los tripanosomas entre un 88 y un 100 %. Podría significar un adyuvante en el tratamiento para las enfermedades causadas por tripanosomas.

¿Cómo se usa?

La forma más común de administrar la hierba de hoja de sapo y así obtener algunos de sus beneficios es a través de infusiones. El té que se prepara a partir de las hojas de la Eryngium carlinae podría reducir los niveles de colesterol, de triglicéridos y de ácido úrico. Para elaborarlo solo debes separar las hojas y dejar reposar en agua caliente.

Por otro lado, el jugo de la raíz es recomendado por la medicina popular como afrodisíaco. Sin embargo, no existe evidencia científica que respalde estos efectos.

La raíz sola también es comestible. Algunos la prefieren tostada, rostizada e incluso con un toque dulzón. Además, se vende pulverizada en forma de comprimidos.

Contraindicaciones de la hierba de sapo

Cuando se trata de plantas medicinales, la regla de oro es consultar con un especialista antes de comenzar con su consumo. En general, se debe cuidar de caer en el autodiagnóstico y la automedicación.

Ahora bien, aunque la evidencia anecdótica asegura que puede ser segura, no hay suficientes estudios sobre sus dosis o seguridad, por lo que los niños, las mujeres embarazadas y los lactantes deben restringir la ingesta. A los alérgicos tampoco se les recomienda ni la planta ni los productos que la contengan.

Cálculos renales.
Los cálculos en los riñones se pueden componer de uratos derivados del ácido úrico. Por eso la disminución de esta sustancia se asocia a la prevención de la litiasis.

La raíz de sapo, un remedio natural contra el colesterol

Hierba de sapo es uno de los nombres con el que se conocen a dos especies de plantas de la familia Apiaceae, la Eryngium carlinae y la Eryngium heterophyllum. Estas son nativas de México y otros países de América Central.

La ciencia demostró que la especie Eryngium carlinae puede disminuir los niveles altos de colesterol y triglicéridos, así como prevenir los cálculos en los riñones. Esto sucede a través de la reducción del ácido úrico y la creatinina.

Por su parte, la Eryngium heterophyllum está vinculada con la inhibición del crecimiento de los tripanosomas, parásitos causantes de afecciones como la enfermedad del sueño. Ahora bien, dadas las pocas investigaciones acerca de su dosis y seguridad, no se recomienda su consumo a niños, embarazadas, lactantes y personas alérgicas.

Te podría interesar...
Raíz de taro: ¿qué es y cuáles son sus beneficios?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Raíz de taro: ¿qué es y cuáles son sus beneficios?

La raíz de taro es un alimento que puede ser introducido en la dieta como alternativa a las patatas o al boniato, dando variedad nutricional.



  • Montes, L. A. (2017). Efecto del extracto acuoso de Eryngium carlinae (hierba del sapo) sobre marcadores bioquímicos de enfermedades no transmisibles. [Tesis de Maestría, Universidad Autónoma de Querétaro]. http://ri-ng.uaq.mx/handle/123456789/1388
  • Noriega-Cisneros, R., Ortiz-Ávila, O., Esquivel-Gutiérrez, E., Clemente-Guerrero, M., Manzo-Avalos, S., Salgado-Garciglia, R., Cortés-Rojo, C., Boldogh, I., & Saavedra-Molina, A. (2012). Hypolipidemic Activity of Eryngium carlinae on Streptozotocin-Induced Diabetic Rats. Biochemistry research international, 2012, 603501. https://doi.org/10.1155/2012/603501
  • Carreón-Sánchez, R., Marroquín-Segura, R., Mora-Guevara, j., Valadez-Sánchez, C., Flores-Cabrera, Y., Flores-Pimentel, M., Hernández-Abad, V., (2013). Study of ethanolic extract of Eryngium heterophyllum (herb frog). To make sure its hypoglycemic and anti-inflammatory activity, Revista mexicana de ciencias farmacéuticas, 44(2), 41-45.
  • Molina-Garza, Z. J., Bazaldúa-Rodríguez, A. F., Quintanilla-Licea, R., & Galaviz-Silva, L. (2014). Anti-Trypanosoma cruzi activity of 10 medicinal plants used in northeast Mexico. Acta tropica, 136, 14–18. https://doi.org/10.1016/j.actatropica.2014.04.006