Higiene íntima masculina: ¿cómo cuidarla para evitar infecciones?

Una adecuada higiene íntima masculina contribuye a reducir el riesgo de infecciones, malos olores y otros incomodos síntomas. ¿Qué debes tener en cuenta? En este espacio lo detallamos.
Higiene íntima masculina: ¿cómo cuidarla para evitar infecciones?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 20 marzo, 2021.

Escrito por Nicolas Forero Sabogal, 20 marzo, 2021

Última actualización: 20 marzo, 2021

El aseo personal garantiza el bienestar y la comodidad propia. Diversas partes del cuerpo requieren una higiene detallada, entre ellas la genital, que es una de las que más está expuesta debido a su implicación en la actividad sexual y la expulsión de orina. Te invitamos a conocer algunos consejos para cuidar la zona íntima masculina.

Los genitales tienden a acumular humedad a causa de su funcionalidad y del contacto estrecho con la ropa. Sin embargo, en muchos casos no se les presta la atención necesaria para llevar a cabo una higiene adecuada.

Las causas pueden ser el desconocimiento, el descuido o no estar consciente de los problemas que se pueden desatar por no tener hábitos adecuados. Por ello, es indispensable que en el aseo se exploren a fondo cada uno de los pliegues que pueden retener suciedad.

Importancia de la higiene íntima masculina

La higiene íntima masculina desempeña un papel muy importante en la salud de los genitales y del resto del cuerpo. En esta zona se presentan secreciones de sudor, orina y semen, que tienden a dejar residuos adheridos en las diferentes partes del pene.

En consecuencia, se pueden presentar malos olores, comezón, ardor y otros síntomas molestos. Además, debido a la presencia de bacterias y otros microorganismos patógenos, también hay un alto riesgo de infecciones.

Por otro lado, alrededor de la cabeza del pene aparece una sustancia conocida como esmegma. Esta funciona como lubricante durante el acto sexual, pero debe ser higienizada durante la ducha diaria para evitar inconvenientes.

De lo contrario, se acumula con células muertas, restos de grasa y otras sustancias que provocan malos olores, puntos blancos en la base del glande e infecciones que provocan hinchazón.

Higiene íntima masculina: ¿cómo cuidarla para evitar infecciones?
Una adecuada higiene de los genitales masculinos es determinante para evitar el crecimiento de agentes patógenos en la zona.

Consejos para cuidar la zona íntima masculina

Aunque los genitales pueden ser vulnerables al desarrollo de infecciones debido a la sudoración, la acumulación de sustancias en los pliegues del pene y la posible concentración de hongos en zonas húmedas, todas esas consecuencias se pueden evitar con la puesta en marcha de una higiene íntima correcta. ¿Qué hay que tener en cuenta?

1. Lavar a diario con agua y jabón

El agua y el jabón permiten eliminar los residuos que han quedado concentrados en todos los sectores de los genitales. Además de higienizar el prepucio, el tronco y los testículos, se debe correr hacia atrás la piel del pene para enjabonar y limpiar todo el área del glande.

Las esponjas no son necesarias durante el proceso porque pueden llegar a lastimar los pliegues del pene. Adicional a esto, esta limpieza también se debe presentar en la zona inguinal para evitar que quede sudor acumulado.

2. Secar bien y usar una toalla limpia

La zona íntima masculina se debe secar con cuidado, con una toalla limpia, pues no pueden quedar zonas húmedas que faciliten la acumulación de hongos y bacterias.

Asimismo, en la medida de lo posible, se debe usar una toalla diferente a la destinada para secar el resto del cuerpo. Lo anterior permite garantizar que la toalla no esté húmeda al momento de secar los genitales.

3. Lavar después de tener relaciones sexuales

Un lavado con agua y jabón es indispensable después de las relaciones sexuales, ya que es la manera de eliminar al instante los residuos de semen o las bacterias que pueden ser traspasadas en el intercambio de flujos con la pareja.

4. Limpiar la zona después de orinar

Después de orinar, es necesario secar el pene con papel higiénico para evitar que quede circulando humedad o sustancias que permitan la proliferación de bacterias.

5. Usar ropa limpia, cómoda y de algodón

El cambio de ropa interior diario es tan necesario como las demás medidas de higiene íntima masculina. Hay que evitar un contacto con prendas que acumulan suciedad o sudor. Sumado a esto, se aconseja vestir con prendas cómodas, de tejidos de algodón, para evitar el exceso de sudor.

6. Evitar el uso de productos inoficiosos

El agua y el jabón neutro son suficientes para limpiar con éxito toda la zona íntima. Aquellos productos como los aerosoles o las fragancias no deben ser aplicados en los genitales, ya que sus componentes pueden generar enrojecimiento e irritación.

Consejos para cuidar la zona íntima masculina
No es necesario usar perfumes u otros productos irritantes sobre la zona íntima masculina.

Problemas asociados a la mala higiene en la zona íntima masculina

Si no se le presta la atención adecuada a la higiene íntima, tarde o temprano pueden contraerse enfermedades. A continuación, detallamos los principales problemas vinculados al descuido en esta zona.

Picazón y mal olor

Estos síntomas son un indicativo claro de que la higiene es deficiente. Con esto, la persona siente incomodidad durante gran parte del día y no puede brindar unas condiciones agradables para los momentos íntimos con su pareja.

Enrojecimiento e inflamación

Indican que hay exceso de suciedad y que algunos microorganismos – como las bacterias – se están adhiriendo a los pliegues húmedos del genital. También puede ser una reacción adversa ocasionada por un mal trato o el uso de productos que contienen químicos.

Balanitis

Es una enfermedad que inflama el glande del pene. Ocurre porque no se limpiaron las sustancias acumuladas y se desarrollaron bacterias que causaron infección. Sus síntomas involucran irritación, picazón, ardor, secreciones malolientes y erupciones en el glande.

Postitis

Esta condición inflama el prepucio del pene. Se da por malos hábitos de higiene que conllevaron a que se almacenaran microorganismos patógenos en la piel. Sus síntomas son una irritación fuerte que puede producir dolor al orinar.

Balanopostitis

Ocurre por la inflamación del glande y el prepucio al mismo tiempo. En esta enfermedad se juntan los síntomas de la balanitis y la postitis, lo que puede generar imposibilidad para mover el prepucio hacia atrás.

Higiene íntima masculina, un hábito para la salud

Es indispensable cuidar la higiene genital para contar con buena salud y proteger a la pareja de contraer infecciones durante la intimidad. Debido a esto, todos los hábitos de limpieza se deben realizar día a día con constancia, dedicación y conciencia.

Se debe tener en cuenta que la zona íntima siempre se debe manipular con cuidado para evitar frotaciones dolorosas y lesiones. Además, en caso de tener síntomas asociados a heridas o posibles infecciones, es fundamental consultar a un especialista.

Te podría interesar...
4 consejos para la salud del pene
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
4 consejos para la salud del pene

¿Le dedicas suficiente tiempo y cuidado al músculo que te permite disfrutar de mayor placer? Te presentamos 4 importantes consejos para la salud de...



  • Bonet R. Garrote A. Higiene íntima masculina y femenina [Internet]. (S.L): Dermofarmacia; 2010 [citado 16 de marzo de 2021]
  • Chung JM, Park CS, Lee SD. Microbiology of smegma: Prospective comparative control study. Investig Clin Urol. 2019;60(2):127-132. doi:10.4111/icu.2019.60.2.127
  • Araiza J. Montes de Oca G. Ponce Olivera R. Bonifaz A. Balanitis y balanopostitis candidósica. Comunicación de 20 casos [Internet]. México: Dermatología Rev Mex; 2011 [citado 16 de marzo de 2021]