Hiperemesis cannabinoide: ¿en qué consiste y cuáles son sus síntomas?

Existen muchos trastornos causados por el consumo crónico de cannabis. Por desgracia, la hiperemesis cannabinoide es nueva en el conocimiento médico y tiende a ser infradiagnosticada.
Hiperemesis cannabinoide: ¿en qué consiste y cuáles son sus síntomas?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 29 noviembre, 2021

El consumo excesivo de marihuana o cannabis causa múltiples afecciones sistémicas en las personas. Por desgracia, existen repercusiones poco conocidas, como la hiperemesis cannabinoide, que resultan muy incómodas para quienes la padecen.

La hiperemesis cannabinoide es un síndrome que se observa en los consumidores crónicos de marihuana. Algunos profesionales lo definen como episodios recurrentes de vómitos, náuseas y dolor abdominal que ceden con baños de agua caliente. Además, la sintomatología se caracteriza por desaparecer al cesar el consumo.

Fases de la hiperemesis cannabinoide

Los expertos afirman que el síndrome en cuestión se divide en 3 grandes fases, que presentan diferencias muy marcadas entre sí. Son las fases prodrómica, de hiperemesis y de recuperación.

1. Fase prodrómica

Se trata de la etapa inicial de la afección, por lo que las manifestaciones clínicas son leves y no limitan las actividades diarias. La fase prodrómica se caracteriza por la presencia de náuseas matutinas y dolor abdominal.

El paciente puede perdurar en esta etapa durante muchos meses o años sin recibir un diagnóstico certero. El retraso se debe a que las persona no admiten que consumen marihuana y los síntomas se asocian a otras patologías.

Por otro lado, una de las aplicaciones médicas más conocidas de la marihuana es la disminución de las náuseas y los vómitos, así como el alivio del dolor crónico. Este hecho hace que las personas aumenten el consumo de cannabis para mejorar los síntomas, lo que acelera el progreso del trastorno.

2. Fase de hiperemesis

Esta fase se caracteriza por la presencia de síntomas clínicos evidentes. Los vómitos y el dolor abdominal empeoran de forma súbita, pudiendo incluso incapacitar a las personas. Los síntomas son cíclicos, con una duración entre 24 y 48 horas.

El síndrome mejora tras tomar baños con agua caliente. En este sentido, las personas sienten una fuerte necesidad de tomar duchas constantes.

Baño con agua caliente para la hiperemesis cannabinoide.
Las duchas de agua caliente mejoran los síntomas, por lo que los pacientes recurren a ellas con frecuencia.


3. Fase de recuperación

La principal característica de esta fase es la desaparición de la sintomatología. Los afectados disminuyen la frecuencia de los baños diarios considerablemente, retornando a las duchas habituales. Además, los vómitos y el malestar abdominal desaparecen en su totalidad.

La duración de esta fase es muy variable, pudiendo ir desde meses hasta años. No obstante, es necesario destacar que las personas pueden presentar recaídas si vuelven a consumir cannabis.

Síntomas de la hiperemesis cannabinoide

Los principales síntomas de la hiperemesis cannabinoide son los vómitos y el malestar abdominal. La intensidad de los signos dependerá de la fase en la que se encuentre la enfermedad.

Por otro lado, las personas también pueden presentar lo siguiente:

  • Náuseas constantes e intensas.
  • Pérdida del apetito.
  • Disminución de peso involuntaria.
  • Aumento de la frecuencia cardiaca.

La mayoría de estos síntomas duran el mismo tiempo que la fase de hiperemesis, es decir, entre 1 y 2 días. No obstante, la duración puede ser mayor en caso de que continúe el consumo constante de marihuana.

Posibles complicaciones

La principal complicación del síndrome de hiperemesis cannabinoide es la deshidratación. Los vómitos constantes generan una pérdida considerable de líquidos y electrolitos, lo que ocasiona diversas manifestaciones sistémicas.

La pérdida de agua y electrolitos hace que el organismo no tenga equilibrio natural. De esta manera, es posible que se presenten las siguientes complicaciones:

  • Contracciones musculares involuntarias.
  • Convulsiones.
  • Debilidad generalizada.
  • Shock.
  • Arritmias severas.
  • Insuficiencia renal.

Causas de la hiperemesis cannabinoide

Por desgracia, la causa precisa de la hiperemesis cannabinoide aún no se ha establecido. Es importante destacar que se trata de un síndrome descubierto en el año 2004, por lo que son necesarias más investigaciones.

Algunos estudios establecen distintas teorías que pueden explicar por qué se produce la enfermedad. Todas estas teorías involucran la interacción del tetrahidrocannabinol (THC) y otros principios activos con receptores en el sistema gastrointestinal.

Una de las teorías más aceptadas establece que el THC interactúa con el receptor CB1. La interacción constante genera cambios en el tracto digestivo y causa la aparición del síndrome. No obstante, la genética debe tener un papel fundamental, ya que no todos los consumidores desarrollan la enfermedad.



Diagnóstico

El diagnóstico de la hiperemesis cannabinoide es un verdadero desafío para los especialistas. Las personas suelen ocultar que consumen marihuana de forma recurrente, lo que imposibilita una aproximación certera y oportuna.

Los exámenes de laboratorio no son útiles en la identificación de la afección, por lo que los médicos se suelen basar en la clínica y en los antecedentes de consumo. Hoy en día se han establecido criterios que facilitan detectar la alteración, dentro de los que destacan los siguientes:

  • Consumo frecuente de marihuana durante más de 1 año.
  • Náuseas y vómitos cíclicos después del consumo.
  • Baños calientes compulsivos que alivian los vómitos.
  • Desaparición de la sintomatología al no utilizar cannabis.

Los hombres jóvenes menores de 50 años son los más afectados por esta condición, por lo que también debe tenerse en cuenta la edad. La hiperemesis cannabinoide se puede confundir con el síndrome de vómitos cíclicos y otras alteraciones similares. De esta manera, el historial de consumo de marihuana permite hacer el diagnóstico diferencial.

Cannabis para consumo.
El consumo de cannabis es el dato indicativo que puede orientar el diagnóstico ante la duda.

Tratamiento y prevención de la hiperemesis cannabinoide

El tratamiento de la hiperemesis cannabinoide durante la fase de vómitos consiste en aliviar los síntomas y evitar la deshidratación. Las personas deberán consumir abundantes líquidos para evitar las complicaciones. Además, el uso de antieméticos puede disminuir la intensidad.

La hospitalización será necesaria en los casos más severos o cuando existan múltiples complicaciones. No obstante, el tratamiento definitivo es suspender el consumo de marihuana. Los síntomas se van al cabo de 1 o 2 días tras cesar el consumo.

El verdadero problema recae en que la marihuana genera dependencia, por lo que puede resultar muy difícil abandonar la sustancia. De esta manera, las personas tienden a volver a consumir, por lo que la sintomatología reaparece de forma inmediata.

La prevención de la hiperemesis cannabinoide es similar al tratamiento definitivo. Las personas deben dejar de consumir marihuana para evitar recaídas. No obstante, los síntomas pueden reincidir abruptamente al entrar en contacto con la sustancia.

Una enfermedad reciente e infradiagnosticada

La hiperemesis cannabinoide es una patología característica de muchos consumidores crónicos de marihuana. Los principios activos de esta planta alteran el funcionamiento del tracto digestivo, generando la aparición de vómitos y el dolor abdominal intenso.

Por desgracia, se trata de un síndrome poco conocido con síntomas muy generales, por lo que se puede confundir con otras afecciones. De esta manera, la enfermedad es infradiagnosticada en la mayoría de los casos. Lo ideal es acudir al médico ante la presencia de los síntomas característicos y no ocultar información al personal de salud.

Te podría interesar...
Trastornos por consumo de cannabis
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Trastornos por consumo de cannabis

Aunque no lo parezca, los trastornos por consumo de cannabis son más frecuentes en la sociedad actual de lo que quizás pienses.



  • Torres F, Laveglia V, Molera C, Bonet M. Síndrome de hiperemesis cannabinoide. Anales de Pediatría. 2018;89(5):311-312.
  • Moreno V, Ojeda F, Moreno-Osset E. Hiperemesis cannabinoide. Gastroenterología y Hepatología. 2006;29(7):434-435.
  • Sorensen CJ, DeSanto K, Borgelt L, Phillips KT et al. Cannabinoid Hyperemesis Syndrome: Diagnosis, Pathophysiology, and Treatment-a Systematic Review. J Med Toxicol. 2017 Mar;13(1):71-87.
  • Galli JA, Sawaya RA, Friedenberg FK. Cannabinoid hyperemesis syndrome. Curr Drug Abuse Rev. 2011 Dec;4(4):241-9.
  • Knowlton MC. Cannabinoid hyperemesis syndrome. Nursing. 2019 Oct;49(10):42-45.
  • Richards JR. Cannabinoid Hyperemesis Syndrome: Pathophysiology and Treatment in the Emergency Department. J Emerg Med. 2018 Mar;54(3):354-363.