Honjok, el arte de vivir en soledad

El "honjok" es una soledad elegida. La persona decide vivir en soledad para conocerse a sí misma y cultivar su auténtico mundo interior.
Honjok, el arte de vivir en soledad
Maria Alejandra Morgado Cusati

Escrito y verificado por la filósofa y psicóloga Maria Alejandra Morgado Cusati.

Última actualización: 17 julio, 2022

El honjok es un estilo de vida solitario que nació en Corea del Sur en la década pasada, como una forma de hacer frente a las presiones y normas sociales surcoreanas. Estas llevan a los jóvenes a casarse y formar una familia.

Dichas normas dictan que los hombres deben ser profesionales exitosos, cuyo trabajo les permita mantener a su grupo. Mientras que las mujeres deben priorizar la atención a la familia, a pesar de que tengan una amplia formación académica y aptitudes para desempeñarse en el mundo laboral.

En dicho contexto, son cada vez más los jóvenes surcoreanos (en su mayoría mujeres) que eligen escapar de estos patrones culturales machistas y apuestan por la soledad como forma de vida. Veamos en qué consiste.

¿Qué es el “honjok”?

El término honjok es un juego de palabras formado por dos conceptos: hon, que significa “solo”, y jok, que refiere a “tribu”. En este sentido, se traduce como “tribu de uno solo”.

El movimiento surgió a finales de la década pasada en Corea del Sur, como una respuesta a las presiones culturales machistas que determinan de antemano cuáles son los roles que deben cumplir los hombres y las mujeres. Ahora bien, el concepto se refiere a una soledad elegida; la persona decide conscientemente vivir en soledad para conocerse a sí misma y cultivar su auténtico mundo interior.

Para los defensores de este movimiento, la soledad derivada del honjok carece de las connotaciones negativas que suelen atribuirse al hecho de estar solo. Pues se trata de una soledad optada. Las personas disfrutan hacer actividades en solitario.

Además, les trae ciertas ventajas, como las siguientes:

  • La posibilidad de tener más dinero disponible.
  • Conocer en profundidad las propias preferencias e intereses.
  • Ofrecer alternativas al modelo tradicional surcoreano, en el que el concepto de tribu es el bien supremo.


No es lo mismo estar solo que sentirse solo

La soledad es un fenómeno al que se le suele atribuir una connotación negativa. No obstante, debemos aprender a distinguir aquellas soledades impuestas (nos sentimos solos a pesar de estar rodeados de gente o somos rechazados por los demás), de la soledad elegida (decidimos estar solos para cultivar nuestro mundo interno y disfrutar la individualidad).

Con respecto a ello, la psicoterapeuta estadounidense Francie Healey, autora del libro Honjok: el arte de vivir en soledad, afirma que la soledad puede verse como una oportunidad para estar con nosotros mismos y explorar el significado en nuestras vidas. La autora considera que el honjok, aunque al principio pueda ser una experiencia incómoda, es una vía para la autoconsciencia.

Vida en soledad.
La vida en soledad no es algo negativo si la persona ha planteado este camino como una decisión meditada y reflexionada.

Tipos de “honjok”: formas de disfrutar una soledad elegida

El crecimiento del movimiento honjok se ha hecho cada vez más popular en Corea del Sur, a tal punto de que han surgido 3 tipologías:

  1. Hon-bap: refiere al disfrute de comer solo en un restaurante, sin prestarle atención a las miradas u opiniones de los demás.
  2. Hon-nol: es la satisfacción de hacer actividades de ocio en solitario. Dentro de esta categoría se incluye ir solo al teatro, al cine, de compras o viajar sin compañía.
  3. Hon-sul: es el hecho de beber en soledad. En este caso, los coreanos suelen practicarlo en su casa.

Beneficios de la soledad elegida

Cuando aprendemos a estar solos y empezamos a disfrutar de esta experiencia, podemos experimentar los siguientes beneficios.

Mayor autoconocimiento

Una excelente forma de conocernos a nosotros mismos es estando solos. Es en estos momentos en los que podemos volver la mirada hacia el interior y profundizar en dones, miedos, limitaciones y recursos.

Mayor autosuficiencia

La vida en solitario también nos enseña a ser más autosuficientes. Pues aprendemos a hacernos cargo de las tareas y responsabilidades sin depender de los demás. Esto genera satisfacción y sentido de logro.

Fortalecimiento de la autoestima

La vida en solitario también permite potenciar nuestra autoestima, pues dejamos de depender de la opinión de los demás y empezamos a actuar en pro de nuestras verdaderas preferencias y necesidades. En otras palabras, nos ponemos como prioridad.

Sin embargo, esto no significa dejarnos llevar por la arrogancia y la prepotencia. Al contrario, una buena autoestima es llevarnos mejor con nosotros mismos y con los demás.

Una vida social más sana

Francie Healey tuvo la oportunidad de hablar con jóvenes que estaban practicando honjok y muchos de ellos afirmaron tener relaciones más fructíferas y positivas con otras personas.

Al parecer, aprender a estar solos nos ayuda a valorar la propia individualidad y la de los demás. Esto es fundamental para entablar relaciones sanas.

Mayor creatividad

La soledad ayuda a que afloren las ideas y los estados creativos. Además, en la medida que nos conectamos con nosotros mismos, podemos expresar el mundo interno. Por ejemplo, a través de la pintura, la escritura o la música.

Pintar en soledad.
La creatividad puede potenciarse en soledad, de modo que conectemos con las emociones más profundas que albergamos.

¿Cómo podemos aplicar el “honjok” en nuestras vidas?

La soledad escogida puede ser todo un reto, incluso para aquellas personas que no desean cumplir con la expectativa social de casarse y formar una familia.

En este sentido, Francie Healey recomienda empezar poco a poco, dedicando unos minutos al día a cosas sencillas, como prestar atención a la respiración, cultivar la creatividad y desarrollar hábitos diferentes que nos aporten más diversidad (meditación o mindfulness).

Asimismo, recomienda escribir un diario o dejar por escrito los pensamientos. Estos nos ayudan a ser más reflexivos y a trabajar la autoconsciencia, en especial cuando sufrimos estrés o ansiedad.

Por su parte, Healey concluye que lo ideal es que estas actividades no sean solo un pasatiempo, sino que se conviertan en prioridades.



La necesidad de la soledad

Antes de cerrar, es pertinente tener en cuenta de que, así como es necesario relacionarnos con los demás, también es fundamental tener un espacio para nosotros mismos. Incluso dentro de la vida de pareja o la familia.

Por lo tanto, más allá de nuestros deseos de formar una familia o no, es esencial que aprendamos a estar solos. Es una vía que garantiza el autoconocimiento, el amor propio y las relaciones saludables.

Te podría interesar...
5 formas de combatir tu miedo a la soledad
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 formas de combatir tu miedo a la soledad

Combatir el miedo a la soledad es, para muchas personas, una auténtica batalla. En este artículo te enseñamos cómo hacerlo de forma sencilla.



  • Healey F. Honjok. El arte de vivir en soledad. Barcelona: Timun Mas; 2020.
  • Bavoleo B, Chaure D, Benítez M. Corea ante un nuevo cambio de época: aproximaciones desde el Sur Global. Argentina: Universidad nacional de la Plata; 2022.