Hookah: efectos para la salud y riesgos

Fumar hookah puede parecer divertido. Sin embargo, sus consecuencias para la salud no lo son. Sigue leyendo y te contamos.
Hookah: efectos para la salud y riesgos
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 22 octubre, 2022

Aunque pueda parecer una actividad menos dañina o nociva que el cigarrillo, incluso bien vista en algunas culturas, fumar en hookah o narguile también conlleva riesgos para la salud.

Desde la posibilidad de infecciones de garganta hasta la aparición de diversos tipos de cáncer, es bueno conocer a qué nos exponemos con esta práctica. El objetivo es reducirla al mínimo o incluso evitarla por completo.

¿Qué es hookah y para qué se usa?

Hookah es el nombre con el que se conoce en inglés a un dispositivo usado para fumar tabaco. En español se emplea con más frecuencia el término “narguile”. También se le llama cachimbo o shisha, aunque la forma original en árabe es huqqa.

El dispositivo en cuestión consta de varias partes o secciones:

  • Un cuenco o base, el cual se llena de agua.
  • Una cámara de humo (cazoleta o cacilla), donde se coloca el tabaco.
  • La manguera a través de la cual pasa el humo.
  • La boquilla o las boquillas, que es por donde se aspira dicho humo.

Para fumar en hookah se calienta el tabaco colocado en el cuenco. Se aspira el aire a través de la boquilla, haciendo que el humo circule hacia el líquido, hasta llegar a la boca de la persona.

El tabaco que se usa suele ser especial para estos dispositivos. El mismo puede venir con sabores, como canela, menta, regaliz, manzana, melocotón, entre otras variedades.

Aunque es de origen oriental (se discute si viene de la India o de Persia), se ha popularizado bastante en Occidente. Según el sitio web del gobierno de Nueva York, el 5,6 % de los estudiantes de secundaria fuman narguile y su consumo ha aumentado en los últimos años.

Tabaco.
El tabaco para los narguiles es específico para estos instrumentos, pero no deja de ser una sustancia tóxica.


Riesgos de usar hookah

El hecho de que al fumar en hookah el humo llegue a los pulmones luego de haber pasado por agua, no significa que sea menos dañino. Y es que el agua no filtra los ingredientes tóxicos del tabaco.

Aunque la investigación sobre estos dispositivos está en progreso, ya hay evidencia que indica que fumar en narguile representa muchos peligros. Veamos.

Exposición al monóxido

Las pipas de narguile usan carbón, que al encenderse libera monóxido de carbono, lo cual puede generar riesgo de intoxicación. La posibilidad de que ocurra varía de acuerdo con diferentes factores, tales como el tamaño del espacio donde se fuma, la cantidad de personas presentes, el volumen de carbón quemado y el tiempo de permanencia en el lugar.

Nicotina

Debido a que en la shisha se quema tabaco, el humo también contiene nicotina. Y ya se ha comprobado que esta sustancia está asociada con el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón.

Otras sustancias tóxicas

Otras sustancias químicas que se liberan al quemar el carbón y el tabaco en la hookah, y que también se encuentran en el humo del cigarrillo, son los formaldehidos y el alquitrán. A las mismas están expuestas tanto los que fuman narguile como quienes los rodean, sufriendo los peligros del humo de segunda mano.

Tiempo de exposición

Se debe considerar que el uso de estos dispositivos se hace por lo general en espacios cerrados, ya que no es tan fácil o tan común transportarlos al exterior, como sí se hace con un cigarrillo.

Por otra parte, los fumadores de hookah inhalan mucho humo, ya que una sesión puede durar bastante tiempo (hasta una hora, en algunos usuarios). En consecuencia, tanto los fumadores activos como los pasivos están más expuestos al monóxido y otros compuestos tóxicos.

Ingestión

Debido a la manera como se usa la hookah, los usuarios suelen ingerir o tragar más sustancias tóxicas en comparación con lo que sucede en los fumadores de cigarrillos.

Adicción

Como se mencionó, con el narguile hay una alta exposición a la nicotina. De hecho, es la misma cantidad que al fumar cigarrillos, lo que genera altas posibilidades de adicción.

Incrementa el tabaquismo

Otro hecho interesante que se señala en las investigaciones es que fumar en hookah incrementa las posibilidades de que la persona también desee usar cigarrillos convencionales.

Infecciones

Las pipas de narguile en bares y cafés son de uso común. Si no se limpian de manera adecuada, se incrementan los riesgos de sufrir infecciones en la garganta o en la boca.

Riesgo de incendio

El hecho de quemar carbón puede incrementar los riesgos de que ocurra un incendio, razón por la cual se debe manejar el narguile con precaución, manteniendo a la mano mecanismos para sofocar las posibles llamas (extintores).



Efectos para la salud

Prácticamente, los efectos de fumar cigarrillos y narguile son los mismos. Entre estos cabe mencionar los siguientes:

  • Los jugos de tabaco irritan la mucosa bucal y la garganta.
  • Los fumadores habituales de hookah evidencian niveles altos de CEA, que es una proteína asociada con la aparición de tumores. En consecuencia, está asociado con cáncer de boca, de pulmón e incluso de vejiga.
  • Los agentes tóxicos en el humo del tabaco pueden fomentar el bloqueo de las arterias, así que incrementan el riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca.
  • Hay un aumento de las posibilidades de muerte prematura en personas con enfermedad cardíaca o con EPOC (enfermedad pulmonar obstructivca crónica).
  • Afecta la salud dental.
  • Mujeres embarazadas que fuman narguile pueden dar a luz niños con bajo peso.
  • Aumenta el riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas, incluida la tuberculosis.
Enfermedad arterial por fumar hookah.
La enfermedad arterial periférica es un padecimiento común asociado al tabaco, por lo que también es una consecuencia del narguile.

Intoxicación por monóxido de carbono

A diferencia de lo que ocurre al fumar cigarrillos, dado que con el narguile se quema carbón, existe posibilidad de intoxicación por monóxido de carbono, tal como se mencionó.

Los síntomas leves que se presentan en este caso son los siguientes:

  • Dolores de cabeza.
  • Mareo.
  • Somnolencia.
  • Fatiga.
  • Estado de confusión.
  • Irritabilidad.

Pero cuando es más grave puede haber náuseas, vómitos, palpitaciones y visión borrosa. En estas situaciones se debe solicitar ayuda médica de inmediato, ya que el envenenamiento por monóxido de carbono conlleva convulsiones, daño cerebral o la muerte.

Prevención de los riesgos

Debido a los riesgos que conlleva para la salud, en algunos lugares se han establecido regulaciones para los sitios donde se fuma en hookah. Estas normas se refieren, por ejemplo, a la edad de los usuarios, en el sentido de no brindar el servicio a menores de edad.

Ahora bien, sea en un lugar público o en privado, los usuarios de este tipo de dispositivos deben tener en cuenta algunas medidas para reducir los riesgos:

  • Desinfectar las pipas.
  • No compartir boquillas.
  • En los establecimientos, lo ideal sería que cada cliente tuviese una boquilla nueva.
  • Ventilar los espacios. De preferencia, mantener ventanas y puertas abiertas.
  • Restringir los horarios o reducir el tiempo de consumo.
  • Asegurarse de que la superficie sobre la que se coloca el narguile no sea inflamable.
  • Tener a mano extintores para controlar o sofocar las llamas.
Por supuesto, la mejor medida es evitar el consumo de cualquier clase de productos de tabaco.
Te podría interesar...
5 cambios positivos que experimentas al dejar el tabaco
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 cambios positivos que experimentas al dejar el tabaco

Si eres fumador y aún no te decides a dejar tu vicio para mejorar tu salud, lee estos 5 beneficios de dejar el tabaco.



  • Cavazos-Rehg P, Krauss M, Kim Y, Emery S. Risk Factors Associated With Hookah Use. Nicotine & Tobacco Research. 2015; 17(12): 1482–1490.
  • Cobb CO, Ward KD, Maziak W, Shihadeh AL, Eissenberg T. Waterpipe tobacco smoking: an emerging health crisis in the united states. American Journal of Health Behavior. 2010; 34(3): 275–285.
  • El-Hakim Ibrahim E, Uthman Mirghani AE. Squamous Cell Carcinoma and Keratoacanthoma of the Lower Lips Associated with “Goza” and “Shisha” Smoking. International Journal of Dermatology. 1999; 38: 108–110.
  • Intoxicación por monóxido de carbono al fumar hookah (2022). Documento en línea. URL disponible en: https://www1.nyc.gov/site/doh/health/health-topics/smoking-hookah-sp.page. Fecha de consulta: 08-06-2022.
  • Natto S, Baljoon M, Bergström J. Tobacco Smoking and Periodontal Health in a Saudi Arabian Population. J Periodontol. 2005; 76(11): 1919–1926.
  • Steentoft J, Wittendorf J, Andersen JR. Tuberculosis and waterpipes as source of infection. Ugeskr Laeger. 2006;168(9):904–7.
  • Zinser-Sierra J. Tabaquismo y cáncer de pulmón. Salud pública Méx. 2019; 61(3): https://doi.org/10.21149/10088.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.