Infección renal: 14 remedios naturales que te servirán de ayuda

Es fundamental que no sustituyamos el tratamiento médico por estos remedios naturales para la infección renal. Los mismos son un complemento para mejorar, pero no una solución por sí solos.
Infección renal: 14 remedios naturales que te servirán de ayuda
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 22 octubre, 2022

Si bien suele tratarse con antibióticos, para la infección renal hay también distintos remedios naturales, que nos pueden ayudar en el proceso de curación.

Arándanos, perejil, bicarbonato, vinagre de manzano, ajo, kéfir, manzanilla, se cuentan entre las alternativas a las que podemos recurrir. Algunos funcionan como diuréticos, otros son antioxidantes, ayudan a combatir las toxinas o a equilibrar el pH.

Si tienes alguna infección urinaria, estos remedios caseros te servirán de ayuda para complementar el tratamiento. Por supuesto, debes hablar con tu médico al respecto.

Infección renal: síntomas y causas

La infección renal suele dar las primeras pistas con un dolor intenso en la zona lumbar. Cursa con fiebre, cansancio intenso, dolor al orinar y vómitos. Por otro lado, es común que aparezca cuando una simple infección de orina no ha sido bien tratada. Es entonces cuando el problema asciende hasta llegar a uno o los dos riñones.

Es interesante saber que la infección renal no tiene su único origen en una bacteria o en un hongo. Las molestas piedras en los riñones también suelen ocasionar procesos infecciosos a su vez.

Lo más importante, por supuesto, es contar siempre con un adecuado diagnóstico médico. Una vez conocemos la causa de la infección y disponemos ya de un tratamiento, podemos aprovechar en casa los sencillos remedios naturales para la infección renal, con los cuales ayudar a una curación mucho más rápida.

Queremos decir con ello que nunca debemos recurrir a la automedicación y no es conveniente tampoco sustituir o reemplazar totalmente el tratamiento médico por las alternativas caseras.

Remedios naturales para la infección renal

Seguidamente, te explicamos algunos remedios naturales para la infección urinaria, con los cuales puedes complementar el tratamiento con antibióticos recomendado por el médico.

1. Arándanos

Jugo de arándanos

El jugo de arándanos es bueno para la salud de los riñones y, en general, para todo el tracto urinario. No solo nos permite reducir las bacterias alojadas en los riñones, vejiga o uretra, al conseguir un entorno mucho más alcalino, sino que además, previene la formación de cálculos renales.

  • Los arándanos, además, contienen ácido quínico. Se trata de un compuesto que no se descompone en el cuerpo, pero que se excreta la orina.
  • Este ácido quínico nos proporciona un efecto diurético.
  • Además,  gracias a esa acidez disolvemos posibles cálculos renales.

2. Kéfir

El kéfir contiene antioxidantes y probióticos. Estamos ante un remedio natural que nos ayudará a combatir la infección renal gracias a las siguientes virtudes:

  • Las bacterias vivas del kéfir inhiben la adherencia de las bacterias patógenas a las células epiteliales del tracto urinario.
  • A su vez, el kéfir nos ayuda a estimular el sistema inmunitario para que podamos hacer frente a dichos patógenos.

El kéfir es el lácteo más digestivo que tenemos a nuestro alcance. Vale la pena introducirlo en nuestra dieta.

3. Vitamina C

La vitamina C nos permite fortalecer el sistema inmunitario para combatir las infecciones. A su vez, algo tan sencillo como consumir naranjas o limones frescos nos ayudará a tener un organismo mucho más alcalino para tratar la infección renal.

Es importante que optes siempre por fruta y verdura fresca, rica en vitamina C, antes que por los suplementos, ya que estos últimos pueden favorecer la formación de cálculos renales.

4. Perejil

Beneficios-del-perejil

El perejil, así como la infusión hecha con esta planta medicinal, nos permite limpiar los riñones, al elevar el flujo de la orina.

  • Gracias a ello, conseguimos eliminar las toxinas y microorganismos nocivos presentes en los riñones.
  • No dudes en tomar cada día un litro de agua, combinando la infusión de perejil junto con el zumo de un limón.

5. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana contiene ácido málico, muy apropiado para tratar procesos bacterianos como puede ser una infección renal. Asimismo, también es interesante saber que nos ayuda a equilibrar los niveles de pH en el organismo; de ese modo, evitaremos que  la infección se propague.

6. Ajo crudo

Puede costarnos un poco, pero para que nuestra infección se cure mucho antes sería muy acertado tomarnos un diente de ajo en ayunas cada día. Las propiedades antibióticas naturales de ajo no solo nos ayudan a combatir las bacterias, sino que, además, eliminaremos las toxinas y esos microorganismos perjudiciales que se alojan en los riñones.

7. Bicarbonato de sodio

Muchos pacientes con problemas de riñón crónicos toman cada día un vaso de agua junto con una cucharadita de bicarbonato de sodio.

Algo tan sencillo encierra en realidad múltiples beneficios:

  • Reduce la acidez de la sangre y la vuelve más alcalina.
  • Previene y trata infecciones renales.
  • Ayuda a hacer las digestiones.
  • Ayuda a que los riñones filtren mejor la sangre.

8. Manzanilla

infección renal

El principal uso de la camomila o la manzanilla es aliviar cualquier problema asociado al sistema digestivo y urinario. Es un remedio natural sin efectos secundarios que nos vendrá muy bien para reducir síntomas asociados a la infección renal, tales como:

  • Los vómitos
  • El dolor
  • El ardor
  • La inflamación

Es, además, un relajante suave que nos permitirá encontrar más alivio en el día a día.

Descubre también las mejores hierbas laxantes

9. Diente de león

En una revisión reciente, se confirman las propiedades medicinales del diente de león (Taraxacum officinale ). Entre sus usos se mencionan: aperitivo, depurativo, antioxidante, antirreumático, laxante, diurético y antibacteriano. Por esto, ayuda tanto a combatir bacterias en las vías urinarias, como a eliminarlas, por vía de la orina.

10. Cola de caballo

La cola de caballo también tiene gran acción diurética; contiene flavonoides y compuestos fenólicos. Se puede tomar en forma de infusión, añadiendo una cucharada de esta hierba triturada en una taza de agua caliente; un máximo de dos veces al día.

Sin embargo, no es conveniente hacerlo por más de una semana. En exceso puede propiciar deshidratación y pérdida de minerales, así como otros efectos secundarios, incluyendo heces líquidas, dolor de cabeza, pérdida de peso y palpitaciones.

Por otra parte, no se recomienda en mujeres embarazadas o que estén amamantando, personas hipotensas o con insuficiencia cardíaca, o con enfermedad renal.

11. Jengibre

El jengibre es diurético y antioxidantes; pero además, según los estudios, tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. Por lo tanto, ayuda a combatir algunos síntomas de la infección urinaria, tales como el ardor al orinar. Sin embargo, puede interactuar con anticoagulantes.

12. Granada

La granada es rica en triptenos (sustancias antibacterianas) así como en taninos y vitamina C. Al aumentar la acidez de la orina, inhibe el crecimiento de bacterias como Escherichia coli , que contribuyen con las infecciones urinarias. Se puede tomar en jugo; pero de manera natural, es decir, sin añadir azúcar.

13. Rábano picante

Para tratar la infección renal, otro remedio natural que puede ser de ayuda es el té de rábano picante (Armoracia rusticana, o rábano rusticano, rábano de caballo o raíz picante). Tiene propiedades antimicrobianas, antisépticas y antiinflamatorias, por lo que contribuye a aliviar el ardor y a combatir las bacterias.

14. Baya de espino

El té de hojas de baya de espino, también conocida como uva-ursi, tiene propiedades diuréticas, antisépticas y antiinflamatorias. De acuerdo con los resultados de un estudio, una combinación de hoja de baya de espino y diente de león disminuye la recurrencia de infecciones del tracto urinario.

Sin embargo, no debe consumirse en exceso (máximo dos tazas diarias durante cinco días). Puede tener efectos secundarios no deseados, como zumbidos, náuseas, vómitos, sensación de asfixia, convulsiones. Tampoco se recomienda en mujeres embarazadas, niños menos de doce años, ni pacientes con gastritis o úlceras estomacales.

Otras medidas a tomar en caso de infección urinaria

Aparte del uso de estos remedios naturales que pueden servir de ayuda en caso de infección renal, la medida más importante de todas es mantener una adecuada hidratación.

En este orden de ideas, el bajo consumo de líquidos se asocia tanto con el riesgo de desarrollar infección como de agravar la misma. Por el contrario, cuando hay una buena hidratación, esto ayuda a orinar regularmente, eliminando bacterias del tracto urinario.

Al respecto, en una investigación realizada con adultos mayores, se estableció un horario para la ingesta de líquidos, con miras a aumentar esta. Los resultados indican que, gracias a la adecuada hidratación, se redujeron las infecciones urinarias en un 56 %.

Por último, no podemos olvidar que el tratamiento a base de antibióticos, usado en la infección renal, suele dejar uno que otro efecto secundario, entre los cuales destacan algunos problemas digestivos.

Por ello, sería muy conveniente que después de cada comida nos tomáramos una infusión de manzanilla. Así ayudamos más al organismo en su lucha con la infección, previendo o mitigando los efectos de los medicamentos.

Increíble dieta depurativa para limpiar los riñones
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Increíble dieta depurativa para limpiar los riñones

¿Deseas saber cómo limpiar los riñones? Con estos consejos podrás tener una dieta depurativa que te permitirá hacerlo con facilidad.



  • Alzueta, A. Aplicaciones fitoterapêuticas del arándano rojo, prevención de las infecciones del tracto urinario. Revista Offarm. 2008; 27(9): 71-78.
  • Aparecida M, Cardoso M, Batista L, Teixeira A, Fernandes S. Óleos essenciais de Cymbopogon nardus, Cinnamomum zeylanicum e Zingiber officinale: composição, atividades antioxidante e antibacteriana. Revista Ciência Agronômica. 2012; 43(2): 399-408.
  • Esquena S, et al. Cólico renal: revisión de la literatura y evidencia científica. Actas Urológicas Españolas. 2006; 30(3): 268-280.
  • Fernández D, et al. Análisis de orina: estandarización y control de calidad. Acta bioquímica clínica latinoamericana. 2014; 48(2): 213-221.
  • Larsson B, Jonasson A, Fianu S. Prophylactic effect of UVA-E in women with recurrent cystitis: A preliminary report. Current Therapeutic Research. 1993; 53(4): 441-443.
  • Lean K, Nawaz R, Jawad S, Vincent C. Reducing urinary tract infections in care homes by improving hydration. BMJ Open Qual. 2019; 8(3): e000563. doi: 10.1136/bmjoq-2018-000563.
  • Malpartida R. Diente De León (Taraxacum Officinale) con Propiedades Medicinales: Revisión Sistemática. Alpha Centauri. 2022; 3(1): 15–19. https://doi.org/10.47422/ac.v3i1.64.
  • Saz PP, Saz S, Ortiz M. Medios sencillos y naturales de prevención y tratamientos en infecciones de vías urinarias bajas. Medicina Naturista. 2011; 5(2): 75-79.
  • Vega, A. Remedios naturales: las 100 mejores plantas medicinales para su salud. Madrid: Ediciones I, 2013.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.