Inteligencia social: 4 consejos para desarrollarla

Otra manera de conocer la inteligencia social es como "tacto" o "sentido común". A pesar de que no es algo que se hereda, sí que se puede desarrollar y tener una ventaja competitiva.
Inteligencia social: 4 consejos para desarrollarla

Escrito por Eleny Vanessa Alvarado Prada, 12 abril, 2021

Última actualización: 13 abril, 2021

Seguro has escuchado hablar sobre la inteligencia social. Se trata de la capacidad para comprender a los otros y relacionarse con ellos de forma asertiva, no solo gestionando las emociones propias, sino también las ajenas. El tenerla te hará capaz de desenvolverte en diversas situaciones.

No es algo que se herede, sino que se aprende con el paso de los años. Tiene mucho que ver con la capacidad para comunicarse y relacionarse con los demás de manera empática y asertiva. ¿Se puede desarrollar? ¡Claro que sí! Veamos algunos consejos que te pueden ayudar a construirla.

Características de la inteligencia social

¿Cómo reconocer a una persona con inteligencia social? En general, quienes la tienen desarrollada son aquellos que se pueden comunicar y trabajar con los demás. Esto, partiendo de reconocer sus emociones y saber cómo abordarlas.

En su mayoría, los que la dominan se pueden encontrar en áreas del desarrollo social, como las ventas, la publicidad, los líderes de equipo, los profesores. Fíjate ahora en otras características típicas que describe el psicólogo Daniel Goleman en su libro “Inteligencia social”.

Cognición social

Esta habilidad consiste en conocer las reglas que se manejan dentro de un grupo. Es allí que una persona con inteligencia social puede influir en ellos.

Aquí también confluye la sincronía, ya que es posible que identifique e interprete los signos no verbales de las personas que conforman dicho grupo.

Inteligencia social para grupos.
Los grupos tienen dinámicas propias que las personas con inteligencia social identifican de manera rápida.

Empatía y sintonía

Como lo mencionamos antes, una de las características principales es que se tiene la capacidad de detectar fácilmente cuáles son las emociones que sienten los demás. Por otra parte, la sintonía típica de esta inteligencia se refiere a una escucha activa y completa, por lo que la persona puede entender y compartir todo lo que siente el otro.

Carisma y presentación personal

¿A veces sientes que no te puedes presentar ante los demás con una impresión adecuada? Pues las personas que tienen desarrollada la inteligencia emocional conocen a la perfección cómo presentarse según lo que requieran las circunstancias. Esto se evidencia en el carisma que poseen de forma espontánea.

Influencia

Y por último, el psicólogo Goleman indica en su libro que la capacidad de influenciar es fundamental para reconocer a alguien que ya sabe cómo dominar la inteligencia social. Ellos son capaces de despertar en los demás sentimientos como confianza y calidez, por lo que sin duda los pueden llevar a tomar algunas decisiones específicas.

Importancia de la inteligencia social

Según una investigación publicada por el Centro de Formación CEU, ubicado en España, la importancia de la inteligencia social radica en la fortaleza que desarrollan estas personas para el liderazgo. Se asegura que, a pesar de que es un tipo de inteligencia que no se puede medir por el coeficiente intelectual, sin ella no existiríamos.

Tal aseveración se debe a que este tipo de inteligencia ha funcionado para que los seres humanos podamos tener una mayor capacidad de adaptación. Por ende, permitió haber alcanzado distintos logros a lo largo de la historia. Los grandes líderes necesitan desarrollarla para así calar mejor en grupos.

Según el psicólogo antes citado, Daniel Goleman (1998), cada vez resulta más evidente que lo que determina un mejor rendimiento en los trabajos, e incluso la elección de ciertas personas para puestos específicos, no es el coeficiente intelectual o su currículo, sino la capacidad de desarrollarse con los demás y consigo mismos.

En este sentido, la inteligencia social tiene como finalidad que la calidad de vida de la persona que la desarrolla pueda aumentar, debido a que poseerá a la mano más herramientas que le permitan crear relaciones exitosas.

4 consejos para desarrollar la inteligencia social

Recuerda que las habilidades sociales son, hoy en día, uno de los talentos más apreciados en el ámbito empresarial. Aunque la inteligencia social sea espontánea en algunas personas, tú también puedes desarrollarla a través de los siguientes consejos y recomendaciones.

1. Trata de observar más allá

Quienes tienen la inteligencia social desarrollada pueden reconocerse como observadores sociales. Esta característica se basa en saber analizar el ambiente, los gestos, las personas de alrededor y cómo ellas se relacionan entre sí. Aunque no lo creas, el lenguaje no verbal es capaz de comunicar más que las palabras.

2. Practica la empatía

La empatía se basa en la participación afectiva de una persona en una realidad ajena a ella, o como dice el dicho: “ponerse en los zapatos de los demás”. No se trata de que seas una especie de esponja emocional y absorbas los problemas de los otros, sino de que puedas comprender qué es lo que otros sienten.

3. Escucha de forma participativa

La capacidad de escuchar de forma participativa, o lo que se conoce como escucha activa, no es tan común. Quienes desarrollan inteligencia emocional son excelentes oyentes, quedándose con datos importantes de la conversación y haciendo sentir bien a la otra persona. De allí es que nace un vínculo de empatía, confianza y calidez.

De ahora en adelante trata de prestar más atención a los problemas o situaciones en general. No se trata de fingir que lo haces, sino de realmente involucrarte en lo que te están contando.

Empatía y escucha activa para la inteligencia emocional.
La escucha activa es una característica difícil de practicar, pero necesaria para conectar con los demás.

4. El carisma es esencial

¿Has escuchado decir que tal persona es carismática? El carisma es una capacidad de algunas personas para atraer o fascinar. Sin embargo, no es algo con lo que se nace, sino que se puede desarrollar a lo largo de los años.

Estas son algunas características de alguien carismático:

  • Sonríe.
  • Escucha sin interrumpir a los demás.
  • Da su opinión con respeto, pero sin intentar convencer a toda costa.
  • Reconoce los errores.

Las personas carismáticas tienden a ser admiradas por otros, e incluso se convierten en patrones a seguir en los grupos sociales. Para ser más carismático es necesario que dejes las quejas a un lado y comiences a utilizar un lenguaje amable.

Observa y presta atención a tu alrededor

Por supuesto que estos consejos por sí solos no harán que logres desarrollar la inteligencia social. Es esencial que pongas en práctica, con constancia, todos ellos al mismo tiempo y que le prestas más atención a lo que te rodea. Verás que con buena actitud y con la motivación suficiente serás un experto en pequeños detalles.

Céntrate en estudiar las situaciones sociales y también en establecer cómo es tu comportamiento dentro de ellas. Te será de mucha ayuda para convertirte en un observador nato.

Te podría interesar...

3 habilidades sociales que deberíamos desarrollar más
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
3 habilidades sociales que deberíamos desarrollar más

Existen 3 habilidades sociales que con el paso de tiempo empezamos a ignorar y dejamos de desarrollar. Es el momento de ponerle remedio a esto.