Joven presentó proyecto escolar de una moto que funciona con agua salada

Un joven de 18 años está inventando una moto ecológica que puede frenar la contaminación que causa la gasolina. ¡Descúbrelo!

Última actualización: 24 marzo, 2022

Los medios de transporte son indispensables para movilizarse en un período de tiempo mucho más corto. Sin embargo, es una realidad que los más consolidados funcionan con sustancias que le hacen mucho daño al medio ambiente.

Una de ellas es la gasolina, pues emite una gran cantidad de dióxido de carbono. Por lo tanto, genera que la calidad del aire sufra un cambio drástico y nocivo para las personas.

Además, durante la extracción del petróleo que se necesita para fabricar la gasolina se pueden destruir los entornos naturales. Esto, debido a que pueden caer minerales tóxicos en el suelo y en el agua.

A causa de ello, todos los seres vivos que habitan en esos ambientes se ven amenazados. Pues al ingerir o tener contacto con el agua contaminada pueden intoxicarse y morir.

Por esas razones, muchas personas se han interesado en fabricar medios de transporte ecológicos. Pues buscan que los seres humanos se puedan seguir beneficiando sin hacerle daño al planeta.

Así, un estudiante argentino pudo construir un medio de transporte magnífico y novedoso. En este artículo te compartimos todos los detalles de la espectacular invención.



La moto que funciona con agua salada, un invento que surgió en un entorno escolar

Santiago Herrera, un joven de 18 años, estaba en clase de química aprendiendo sobre electrólisis. Este es un proceso en el cual las moléculas se separan por intermedio de la electricidad.

Por lo tanto, en ese momento se interesó por saber si era posible lograr que un motor funcionara con agua salada y comenzó a experimentar. Pues quería solucionar su interrogante muy pronto.

De esa manera, al poco tiempo se dio cuenta de que sí era posible realizar esa invención. Esto, debido a que mediante el proceso químico se podía separar al oxígeno del agua y utilizar el hidrógeno como combustible.

A causa de ello comenzó a construir el primer prototipo con los materiales que tenía en su casa. No contaba con el dinero para conseguir unos ensambles más sofisticados.

Además, le puso a su proyecto el nombre de Un paso verde a la vez. Esto, ya que la alternativa es ecológica debido a que se puede aprovechar el agua salada sin métodos que la contaminen.

De igual manera, al materializar la invención es posible hacerle frente a los medios de transporte que funcionan con gasolina. A raíz de ello, es viable que reciba el apoyo de las industrias automotrices más importantes.

El joven con la moto.

Los aspectos del proyecto que se deben perfeccionar

La invención de Santiago Hoyos apenas está en plan piloto. Pues con la construcción del primer prototipo se dio cuenta de que no es viable que el tanque de la moto esté fabricado a base de vidrio.

Si en algún momento el proceso químico llegara a fallar, el vidrio podría estallar y poner en peligro a la persona que esté usando la moto. De esa manera, es necesario cambiar ese elemento.

Es así como hoy en día se encuentra buscando el material más adecuado para fabricar el tanque. Además, también está haciendo las pruebas pertinentes para percatarse a tiempo de cualquier irregularidad y no dejar ningún cabo suelto.

Por último, espera que su idea pueda seguir teniendo avances considerables. Considera que, en realidad, es una alternativa eficaz para fabricar un medio de transporte novedoso y amigable con el medio ambiente.



Los científicos están buscando evolucionar y cuidar al planeta

Los avances científicos son cada vez más esperanzadores. Las personas no solo buscan que sus inventos beneficien a la sociedad, sino que no deterioren al medio ambiente.

Pues tienen claro que uno de los grandes objetivos de la actualidad es combatir la contaminación y el cambio climático que está poniendo en amenaza a todos los seres vivos. Por lo tanto, están dispuestos a poner sus ideas a favor de esa finalidad.

Así, en los ambientes académicos cada vez surgen proyectos más llamativos y que hacen pensar en un cambio de verdad. Tal como el de Santiago Hoyos.

Te podría interesar...
Mexicana produce plástico que se biodegrada en 90 días con cáscaras de naranja
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Mexicana produce plástico que se biodegrada en 90 días con cáscaras de naranja

Giselle Mendoza tomó la iniciativa de recolectar las cáscaras de naranja para producir un plástico que se degrada en tan solo 3 meses.



  • De los Ángeles M. El hidrógeno como vector energético: su obtención por electrólisis. La Plata: Universidad Tecnológica Nacional; 2015. [citado 22 de marzo de 2022].