Koshas o envolturas del ser: significado en el yoga y filosofía

Los koshas son clave para mejorar la conciencia de nuestro mundo interior y para desarrollar una conexión entre mente, cuerpo y espíritu.
Koshas o envolturas del ser: significado en el yoga y filosofía
Maria Alejandra Morgado Cusati

Escrito y verificado por la filósofa y psicóloga Maria Alejandra Morgado Cusati.

Última actualización: 07 agosto, 2022

Según las enseñanzas de la tradición espiritual oriental, específicamente la filosofía vedanta, los seres humanos estamos compuestos por cinco capas llamadas ‘koshas’. A medida que nos adentramos en cada una, son más sutiles. En particular, empiezan por el nivel físico (el cuerpo), hasta llegar a lo más profundo del ser.

Para comprenderlo mejor, podemos imaginar los cinco koshas como matryoshkas, las muñecas rusas que contienen versiones cada vez más pequeñas de sí mismas y que van encajando una perfectamente dentro de la otra.

No obstante, a diferencia de estas, los koshas son indivisibles e inseparables. Incluso, están tan entretejidos y permeables entre sí, que lo que afecta a un nivel repercute en otros. Veamos en detalle en qué consiste cada uno y cómo trabajarlos.

Los 5 koshas y su significado

Los koshas fueron descritos por primera vez en el antiguo texto de yoga Taittiriya Upanishad, que se cree que fue escrito durante el siglo VI a. C., y proporciona pautas relacionadas con la liberación espiritual.

Los seguidores de esta filosofía oriental creen que los koshas son clave para mejorar la conciencia del mundo interior y para desarrollar una conexión entre mente, cuerpo y espíritu. Además, defienden que la adecuada atención a cada una de las envolturas puede despertar estados más profundos de conciencia en el camino hacia la autorrealización. ¿Cómo acceder a ellos? Veamos.

1. Annamaya kosha (envoltura física)

Es la capa más externa y corresponde al cuerpo físico; músculos, huesos, piel, órganos, etcétera. Se trata del más denso de los koshas, y del que somos más conscientes. Representa todas nuestras necesidades humanas físicas, como comer y beber para sobrevivir.

Además, incluye todos los aspectos de nuestro cuerpo físico y, por lo tanto, está sujeto a las leyes de la naturaleza, incluida la mortalidad. Esta envoltura se cuida a través de los métodos como una alimentación apropiada, ejercicio físico, descanso adecuado y buenos hábitos en general.

Los 5 koshas y su significado
Para nutrir el annamaya kosha es necesario mantener hábitos saludables como una alimentación sana y la práctica de ejercicio físico.


2. Pranamaya kosha (envoltura de energía vital)

Conocida como «el cuerpo de la respiración», es la primera capa sutil y se refiere a la energía vital (prana) que gobierna nuestros procesos biológicos y que nos da energía. Es lo que en la medicina china se conoce como ‘chi’ y lo que los antiguos egipcios llamaron ‘ka’.

Si esta capa no está correctamente nutrida y serena, entonces no podrá proporcionarnos energía de manera óptima. Por lo tanto, resulta conveniente practicar pranayama, es decir, ejercicios de respiración que nos permiten sentir el movimiento de ese flujo vital. 

Asimismo, para mantener la salud de la fuerza vital, se recomienda recibir mucho aire fresco y luz solar. De hecho, los textos de yoga explican que el sol es la fuente principal del prana.

3. Manomaya kosha (envoltura mental)

Manomaya kosha es el «cuerpo mental», por lo que incluye nuestros pensamientos y emociones, así como nuestros cinco sentidos. Dicho esto, es la encargada de recibir los estímulos sensoriales y de registrar fenómenos internos y externos.

A partir allí, establecemos respuestas automáticas y reflejos que determinan nuestro accionar en el día a día. Sin embargo, al ser sede de las emociones, es la envoltura más inestable de todas.

Por esto, y por su posición intermediaria, sus agitaciones pueden perturbar los dos primeros koshas. De hecho, puede llegar a bloquear nuestra conexión con los dos koshas superiores.

La salud del manomaya kosha se potencia mediante la meditación con mantras. Así, es posible calmar y equilibrar esta envoltura para liberar los «nudos» de energía atados a pensamientos mentales complejos y obsesivos.

Asimismo, como el cuerpo mental se «alimenta» de las impresiones sensoriales que le ofrecemos, será ideal proporcionarle un entorno armonioso, desafíos profesionales interesantes y relaciones divertidas y compasivas.

4. Vijnanamaya kosha (envoltura de conocimiento o conciencia)

Más sutil aún es el vijnanamaya kosha, que corresponde al «cuerpo de la sabiduría». Abarca todas las funciones de la mente superior, como la conciencia y la voluntad. Aunque suele confundirse con la tercera envoltura, refieren a cosas diferentes.

Mientras que el manomaya kosha refiere a procesos mentales más básicos (como percepciones y emociones), la cuarta envoltura alude a funciones mentales más superiores, como la toma de decisiones, el discernimiento, el intelecto, el autoconocimiento, entre otros.

De hecho, esta es la que nos distingue de otros animales, ya que solo los humanos tenemos la capacidad de dirigir nuestras propias vidas, de ser libres de los impulsos del instinto y de tomar decisiones morales.

Para nutrir esta envoltura se recomienda un estilo de vida yóguico, la contemplación y la meditación. Estos promueven un juicio claro, una mejor percepción intuitiva y una mayor fuerza de voluntad.



5. Anandamaya kosha (envoltura de dicha)

Es la envoltura más interna y sutil. Se refiere al «cuerpo de bienaventuranza». Nos permite conectarnos con la alegría pura y experimentar pequeños destellos de lo divino. En la mayoría de las personas, no está desarrollada. Solo los santos, los sabios y los verdaderos místicos han hecho el trabajo interno necesario para que esta felicidad espiritual sea una parte real de su experiencia diaria.

La dicha que la compone es como una gran luz, expansiva e inalterable, que trasciende el conocimiento material, racional e intuitivo para conectarse con la verdad más trascendental, allí donde no existe el tiempo, el espacio, ni la individualidad.

Muchas personas que han tenido experiencias cercanas a la muerte cuentan haber percibido una luz blanca brillante que irradia una sabiduría y un amor incondicional que todo lo abarca. Esta es la experiencia del anandamaya kosha.

Ahora bien, para despertar nuestra envoltura de felicidad podemos llevar a cabo las siguientes prácticas:

  • Servicio desinteresado. Esto abre nuestro corazón a nuestra unidad innata con otros seres.
  • Devoción a Dios. Que abre nuestro corazón a la unión con el «Ser Divino omnipresente».
  • Meditación profundamente enfocada. Asociada a la conexión con nuestro propio ser divino.
Meditación
La experiencia del anandamaya kosha permite conectar con lo Divino. Es el nivel más difícil de desarrollar.

Una forma de conocer nuestro verdadero ser

Según la filosofía vedanta, podemos descubrir nuestra verdadera esencia y conectar genuinamente con el mundo a través de los koshas. Solo debemos empezar a tomar conciencia de cada una de ellas y nutrirlas como se debe. Para ello, el yoga y la meditación son unas excelentes aliadas.

Te podría interesar...
Vinyasa Yoga: ¿qué es y cuáles son sus beneficios?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Vinyasa Yoga: ¿qué es y cuáles son sus beneficios?

Vinyasa Yoga abarca técnicas de coordinación entre respiración y movimiento que permiten lograr un equilibrio físico y mental.