La infidelidad: ¿los hombres y las mujeres la perciben de forma distinta?

¿Sabías que cada sexo tiene una connotaciones distintas con respecto a lo que es una infidelidad y su grado de importancia? Te lo contamos todo en el próximo artículo.
La infidelidad: ¿los hombres y las mujeres la perciben de forma distinta?
Bernardo Peña

Escrito y verificado por el psicólogo Bernardo Peña el 06 marzo, 2021.

Última actualización: 06 marzo, 2021

Muchas personas que han sido víctimas de una infidelidad se preguntan si alguna vez podrán superarlo. La respuesta es muy compleja porque este ‘pasar página’ depende de muchos factores.

La decepción que surge hacia la pareja tras conocer la presencia de una tercera persona genera sentimientos negativos que degradan la imagen que se tenía de él o ella. Se pierden la admiración y la confianza, aspectos que no siempre resultan fáciles de restaurar.

Para toda pareja, una infidelidad es un momento complicado que en muchos casos puede llevar al quiebre definitivo de la relación. No obstante, no todos perciben estas indiscreciones, sexuales o emocionales, de la misma manera.

¿Cómo perciben hombres y mujeres la infidelidad?

La infidelidad puede ocasionar severas consecuencias.
A las mujeres les suele doler más el tema emocional que el físico.

Según este estudio realizado por un equipo de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, los hombres y las mujeres difieren en cuanto a su forma de interpretar la infidelidad de la pareja.

Para los hombres la infidelidad sexual tiene mucha más importancia que para las mujeres, dejando en un segundo plano la denominada infidelidad emocional.

De la misma forma, las mujeres suelen darle más importancia a pequeños gestos relacionados con la conexión emocional antes que al engaño sexual en sí.

No obstante, hay que tener en cuenta que cada persona es un mundo y que, por lo general, ambos sexos reaccionan bastante mal ante un engaño de cualquier índole.

Reacciones

La infidelidad puede causar insatisfacción con la relación y la posterior separación. Sin embargo, en algunos casos los problemas podrían deberse más a las diferentes formas en las que los individuos definen esta traición que al acto en sí.

En este sentido, podemos clasificar la infidelidad de tres formas: infidelidad sexual, infidelidad íntima e infidelidad fantaseada. Cada caso tendrá sus particularidades, pero se englobará en alguna de estas categorías.

Las mujeres son propensas a identificar ciertos actos específicos como infieles. La explicación a esto es que ellas puntúan más alto que los hombres en las medidas de comunión (el grado en que una persona quiere formar y mantener lazos interpersonales positivos).

Para afrontarlo

El contexto en el que se haya desarrollado la infidelidad es un factor clave para valorar la gravedad de esta, tanto por la duración como por la implicación emocional.

El hecho de que haya habido un intercambio de sentimientos y una acción premeditada dificulta el perdón y, por ende, la continuación del vínculo amoroso.

1. Reflexión y distancia

Una vez explicada o descubierta la infidelidad es básico dejar un tiempo y un espacio para que la persona afectada pueda decidir si quiere o puede perdonar el engaño. La reacción inicial tiende a ser de rechazo e incredulidad.

No obstante, dependiendo de las circunstancias, la víctima puede incluso llegar a perdonar a esa persona. Todo dependerá de cómo se haya producido, y si hay expectativas de cambio.

2. Sinceridad

Conocer los hechos es un aspecto indispensable para poder aceptar y perdonar. Es imprescindible ser lo más sinceros posible, pero esto no significa entrar en los detalles. Hay que evitarlos porque producen “dolor gratuito” y no ayudan a restablecer la confianza.

3. Romper vínculos con la tercera persona

Es necesario romper cualquier tipo de vínculo o contacto con la persona en cuestión. Hay que permitir cerrar esa etapa y abocar los esfuerzos a la reconstrucción de la confianza.

4. Entender el porqué

La infidelidad debe analizarse desde varios puntos de vista.
Es necesario tomar distancia para pensar en cómo superar este problema.

Es muy importante que la parte engañada entienda los motivos que llevaron a la infidelidad. De este modo, podremos usarlo a favor o en contra de la relación y ver qué aspectos hay que reconstruir y reforzar, si es que es posible.

5. Empezar de nuevo

Después de una infidelidad hay que crear de nuevo las bases de la confianza. Ambas partes deben comprometerse a dejar atrás lo ocurrido. Esto implica que el que ha sido infiel no puede volver a cometer el mismo error.

El engañado, por su parte, debe hacer un esfuerzo y mirar hacia adelante para evitar caer en acusaciones y reproches.

Los especialistas recomiendan acudir a terapia con un profesional. También es preciso educar a los individuos en estas diferencias de género para ayudar a calmar la ansiedad.

Si se tienen claros los objetivos dentro de la relación y hay suficiente amor, un grave inconveniente como una infidelidad podrá superarse sin problemas. Sin embargo, no olvides que al final quien tendrá la última palabra será el que haya sufrido el engaño. 

Te podría interesar...
4 formas de superar una infidelidad
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
4 formas de superar una infidelidad

La infidelidad es una situación difícil y muy dolorosa, pero se puede superar aunque el resultado os lleve por senderos distintos.