La natación: un ejercicio completo para tu salud

Raquel Lemos Rodríguez·
18 Febrero, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por Pedagogía en Educación Física Elisa Morales Lupayante al
18 Diciembre, 2018
La natación es uno de los deportes más completos que existen, ya que permite trabajar diferentes partes del cuerpo de forma simultánea, con el añadido extra de ser de bajo impacto. Conoce más sobre sus bondades.

La natación es un ejercicio muy completo para la salud. Sin embargo, no es una actividad por la que muchas personas se decanten. Por ejemplo, algunas optan por el fitness u otro tipo de actividades deportivas.

El motivo puede estar en que no todos los gimnasios tienen piscina, o en la creencia de que solo es posible aprender a nadar «cuando se es joven». No obstante, una vez que descubras los beneficios que tiene la natación, te interesará la idea de practicar esta disciplina con regularidad.

La natación, un muy buen ejercicio para la salud

La natación puede considerarse uno de los mejores ejercicios para la salud, principalmente porque pone en funcionamiento todo el cuerpo. Con este deporte, ejercitas la musculatura tanto de las piernas como del tronco y los brazos.

Es cierto que se trata de beneficios que también puedes encontrar en otro tipo de ejercicios. Sin embargo, la natación puede resultar un compendio de todos ellos. Veamos algunos:

Permite hacer un trabajo cardiovascular

Hombre nadando

Nadar, al igual que caminar, correr o andar en bicicleta, permite aumentar la resistencia y mejorar la salud del corazón y los pulmones. Según una publicación de la Fundación Española del Corazón, esta es una de las disciplinas deportivas más recomendables para la salud cardiovascular.

Además, gracias al ejercicio aeróbico que demanda, aprenderás a respirar de una manera más eficiente, de modo que aguantarás más cuando realices cualquier actividad diaria. Por ejemplo, si tienes que subir escaleras, no te costará tanto.

Nadar también ayuda a perder peso, pues se trata de un ejercicio cardiovascular que, como indica una investigación publicada en la revista International Journal of Sport Nutrition and Exercise Metabolism, aumenta el gasto energético y ayuda en la quema de grasas si se combina con una dieta balanceada. 

Lo positivo de este último punto es que no solo perderás kilos. A veces, sucede que pierdes peso, pero en parte sacrificas algo de tono muscular. En su lugar, nadar te permite perder peso y, al mismo tiempo, tonificar el cuerpo.

Lee también: 10 beneficios de nadar para la salud

Es un ejercicio de bajo impacto

Realizar ciertos ejercicios aeróbicos como caminar o correr conllevan un impacto para las articulaciones y huesos. Esto quiere decir que tales estructuras, además de los músculos, pueden sufrir lesiones. Por el contrario, esto no ocurre con la natación, o al menos se da en menor medida, según un artículo publicado por Centers for Disease Control and Prevention.

En la natación, el cuerpo está en contacto con el agua. Se trata de un ejercicio muy suave, de escaso impacto y que brinda beneficios importantes. Si tienes propensión a lesionarte o si ya padeces de alguna molestia física, sea crónica o no, nadar podría ser una buena opción para ti.

La natación es buena para quienes sufren de la espalda

Nadar piscina

Si alguna vez has tenido problemas de espalda, es muy probable que el médico te haya recomendado practicar natación. El motivo radica en que, como mencionamos con anterioridad, es un deporte de escaso impacto y que ejercita el tronco.

En el caso de las personas que tienen escoliosis, por ejemplo, la natación puede ayudar a aliviar el dolor, como afirma un estudio que publicó la revista Central European Journal of Sports Science and Medicine.

Esta fuente detalla que, incluso en edades tempranas, es capaz de evitar que este tipo de lesión continúe empeorando. Por lo tanto, es un ejercicio aconsejable si tienes problemas de espalda.

La natación mejora la coordinación

Hay muchas personas que no coordinan bien los movimientos de su cuerpo. Algo tan sencillo como levantar la mano derecha y el pie izquierdo al mismo tiempo y luego proseguir con el brazo y la pierna contrarios les supone un gran esfuerzo. Por lo tanto, practicar natación les puede ayudar.

Nadar exige coordinar no solo los brazos y las piernas, sino también la respiración. Esto puede parecer muy difícil al principio, pero con la práctica y en el momento en el que estás en la piscina, todo fluye. Con el tiempo, sin darte cuenta, serás capaz de coordinar el cuerpo de manera adecuada.

Te puede interesar: La protección de los oídos al nadar

La natación es divertida

natación y consejos para nadar

Algo muy positivo que tiene la natación es que es divertida. A lo largo de la vida, seguro te han enseñado a correr, caminar, y también habrás hecho ejercicios cardiovasculares diversos… Por eso, añadir este elemento puede ser un plus de motivación. Además, ¿quién no se divierte cada vez que va a la piscina o a la playa?

Te animamos a que pruebes esta forma de hacer ejercicio, que puede ser novedosa para ti en el caso de que nunca hayas practicado natación. Con ella, aprenderás a respirar de manera adecuada y ganarás resistencia para cuando quieras nadar en el mar o en la piscina. ¡Puede que incluso te des cuenta de que te gusta tanto la natación que te encantaría apuntarte a alguna competencia!

  • Natación para mayores. Fundación Española del Corazón. https://fundaciondelcorazon.com/ejercicio/79-para-mayores/932-natacion-para-mayores.html
  • Wioletta Łubkowska; Małgorzata Paczyńska-Jędrycka; Jerzy Eider. 2014. The significance of swimming and corrective exercises in water in treatment of postural deficits and scoliosis. Central European Journal of Sport Sciences and Medicine. https://wnus.edu.pl/cejssm/file/article/view/148.pdf
  • Health Benefits of Water-based Exercise. Center for Disease control and prevention. https://www.cdc.gov/healthywater/swimming/swimmers/health_benefits_water_exercise.html#:~:text=Water%2Dbased%20exercise%20can%20benefit,of%20post%2Dmenopausal%20women%2016.&text=Exercising%20in%20water%20offers%20many,want%20to%20be%20more%20active.
  • Arciero, P. J., Gentile, C. L., Martin-Pressman, R., Ormsbee, M. J., Everett, M., Zwicky, L., & Steele, C. A. (2006). Increased Dietary Protein and Combined High Intensity Aerobic and Resistance Exercise Improves Body Fat Distribution and Cardiovascular Risk Factors, International Journal of Sport Nutrition and Exercise Metabolism, 16(4), 373-392. Retrieved Feb 18, 2021, from https://journals.humankinetics.com/view/journals/ijsnem/16/4/article-p373.xml