10 beneficios de nadar para la salud

Ekhiñe Graell·
23 Noviembre, 2020
Aparte de ser beneficiosa para la musculatura y las articulaciones, la natación ayuda a cuidarte en profundidad más de lo que quizás piensas.

Sin lugar a dudas, los beneficios de nadar para la salud son variados. Esto se debe a que la natación implica, sobre todo, el uso de varias partes del cuerpo al mismo tiempo, además de coordinación, esfuerzo, velocidad y otros factores.

Al nadar se mueven de forma coordinada cada uno de los grupos musculares, además de que se mejora la resistencia. Hoy te descubriremos algunos de sus beneficios para la salud que te interesará conocer.

Beneficios de nadar para la salud

Como bien señala la guía elaborada por el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores, nadar puede mejorar la calidad de vida. A continuación, te descubriremos por qué esto es así y los beneficios que no solo aporta a las personas de mayor edad, sino también a los más jóvenes.

1. Retrasa el proceso de envejecimiento

El primero de los beneficios de nadar es que ayuda a retrasar el envejecimiento. Es decir, esto no quiere decir que no se produzca, sino que evitará que los problemas asociados a él tarden tiempo en aparecer; como bien certificó una investigación desarrollada en 2019 por la Universidad Nacional de Educación Física y Deporte de Ucrania.

La natación ayudará a sentirte joven durante más tiempo; evitando que los problemas de movilidad, flexibilidad y de huesos se manifiesten antes.

2. Ayuda a aumentar la capacidad motriz, uno de los beneficios de nadar

Gracias al tipo de actividad que se tiene que realizar cuando se nada, el cuerpo está más alerta. Esto hace que la capacidad motriz aumente. Además, implica coordinar tanto las extremidades como la respiración. Y ayuda a tener un mejor equilibrio con un tiempo de reacción más eficiente y rápido.

Lee: Aprender a respirar correctamente

3. Mejora la memoria

Otro de los beneficios de nadar es que mejora la memoria. Esto se debe a los ejercicios de respiración que se ponen en práctica ayudan a oxigenar el cerebro.

Además, tal y como explica un estudio publicado en 2019 por la Revista Ciencias de la Vida, la coordinación motriz favorece que el cerebro tenga que crear “nuevos lazos neuronales”.

4. Quema calorías

Al ser un ejercicio completo, nadar es una de las mejores opciones para quemar más cantidad de calorías. Por supuesto, esto se debe a que el agua provoca que las extremidades tengan que hacer un mayor esfuerzo para moverse. Esto se traduce en que los músculos trabajan de cinco a seis veces más que cuando corres, por ejemplo. Lo que convierte este ejercicio en un método excelente para aliviar y prevenir la obesidad.

5. Hace el cuerpo más resistente

El quinto de los beneficios de nadar es que ofrece más resistencia porque, por una parte, ayuda a desarrollar la capacidad pulmonar para conseguir una mayor capacidad de resistencia anaeróbica. Por otra parte, la natación también tiene incidencia en el fortalecimiento de los huesos.

6. Da mayor flexibilidad

Ganarás en elasticidad y flexibilidad. Gracias a que utilizas las extremidades para practicarlo, nadar permite tener mayor movilidad; ejercitando las articulaciones.

Como resultado de ello, se adquiere mayor flexibilidad mientras se eleva, a su vez, el rango de movimiento.

7. Favorece el buen funcionamiento del sistema cardiorrespiratorio

La natación

Al nadar se necesitan realizar ejercicios de respiración que podrían tener un efecto positivo en el cuerpo. Según se ha creído, esto provoca una mayor capacidad pulmonar y que el cerebro se oxigene; por lo que ayuda a que el sistema cardiorrespiratorio funcione de forma adecuada.

No obstante, con el paso del tiempo los especialistas en el área no tienen tan claro que esto sea así. Ya que el contacto con el cloro podría resultar perjudicial para las personas asmáticas. Por lo tanto, en vista de la información actual, es mejor consultar con el médico y seguir esperando nuevas investigaciones al respecto.

Descubre: Los pulmones y sus características

8. Aliviar dolores de espalda, uno de los beneficios de nadar

En la actualidad, existen especialistas que recomiendan la hidroterapia para aliviar ciertos padecimientos. Sobre todo, aquellos que están relacionados con los dolores musculares.

En esta línea, una de las zonas más beneficiadas al respecto es la espalda: y es que nadar, según un estudio llevado a cabo por la especialista Victoria Pennick, puede disminuir los dolores y aumentar su flexibilidad. Asimismo, también se utiliza como forma de apoyo en terapias para personas con problemas motrices.

9. Mejora la circulación

Nadar también tiene beneficios para el sistema circulatorio.

La natación también tiene un lado relajante y meditativo. Puede dejar que su mente divague mientras, bañado por el agua relajante, se concentra en su respiración y sus movimientos. Este aspecto de eliminación del estrés podría contribuir a los beneficios cardiovasculares de la natación.

Harvard Medical School

Por lo tanto, es un ejercicio perfecto para aquellas personas que sufren de problemas circulatorios. En este sentido, te permite ser más ágil y tonificar esa parte del cuerpo.

10. Relaja

Nadador en la pileta.

Es una actividad o ejercicio relajante. Cuando nadas, los músculos realizan un esfuerzo y acaban tensándose. Al final, este proceso provoca que los mismos músculos se relajen y descansen; dando una sensación de ligereza y bienestar.

Aprovecha los beneficios de nadar para cuidarte

Los beneficios de nadar, como has visto, son numerosos.

Si quieres aprovecharte de ellos, empieza a practicar esta divertida actividad. La natación es uno de los ejercicios más completos que podrás realizar.

  • Alzoubi, KH, Halboup, AM, Alomari, MA y Khabour, OF (2019). Efecto protector del ejercicio de natación sobre el deterioro de la memoria inducido por el tabaquismo de pipa de agua y el estrés oxidativo. Ciencias de la vida, 239, 117076. https://doi.org/10.1016/j.lfs.2019.117076
  • Ana Bertha Pérez Lizaur. 10 hábitos efectivos para la salud del adulto mayor. Tomo II. Universidad Iberoamericana.
  • Andrieieva O.; Hakman A.; Kashuba V.; Vasylenko M.; Patsaliuk K.; Koshura A.; Istyniuk I. (2019). Effects of Physical Activity on Aging Processes in Elderly Persons. Journal of Physical Education and Sport. Universidad de Ucrania.
  • Ganciu, O.-M. (2015) 'La efectividad de la natación en el tratamiento y prevención de la obesidad', Palestrica of the Third Millennium Civilization & Sport , 16 (3), págs. 247–252. Disponible en: http://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=a9h&AN=112210134&site=ehost-live (Consulta: 2 de noviembre de 2020).
  • Uyan, ZS, Carraro, S., Piacentini, G. y Baraldi, E. (2009). Piscina, salud respiratoria y asma infantil: ¿Deberíamos cambiar nuestras creencias? Neumología pediátrica, 44 (1), 31-37. https://doi.org/10.1002/ppul.20947
  • Universidad de Harvard. "Da el paso por tu corazón".  Consultado en línea en: https://www.health.harvard.edu/newsletter_article/take-the-plunge-for-your-heart
  • Weisgerber, MC, Guill, M., Weisgerber, JM y Butler, H. (2003). Beneficios de la natación en el asma: Efecto de una sesión de lecciones de natación sobre los síntomas y las PFT con revisión de la literatura. Journal of Asthma, 40 (5), 453–464. https://doi.org/10.1081/jas-120018706
  • Zaina, F., Donzelli, S., Lusini, M., Minnella, S. y Negrini, S. (2015). Natación y deformidades espinales: un estudio transversal. The Journal of Pediatrics, 166 (1), 163-167. https://doi.org/10.1016/j.jpeds.2014.09.024