Las 9 bacterias peligrosas más dañinas para el ser humano

Aunque no todas son mortales, hay algunas bacterias peligrosas que pueden ser muy perjudiciales para el organismo y provocar diferentes daños si no se detectan y tratan a tiempo.
Las 9 bacterias peligrosas más dañinas para el ser humano
Maricela Jiménez López

Revisado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López.

Última actualización: 16 septiembre, 2022

A principios de año la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó el listado de las bacterias peligrosas más dañinas para el ser humano. Entre ellas, se encuentran aquellas que han cobrado el mayor número de víctimas.

Conocer cuáles son estos microorganismos, la sintomatología que causan y también las complicaciones que pueden ocasionar es importante para mantener la salud propia y la del entorno. La mayoría de estas bacterias provoca enfermedades que, de no tratarse, ponen en riesgo la vida de los pacientes.

La lista también señala la necesidad que existe de que los laboratorios médicos generen nuevos medicamentos antibióticos para enfrentar cada amenaza de forma eficaz.

1. Acinetobacter baumannii una de las bacterias peligrosas y mortales

Acinetobacter baumannii una de las bacterias peligrosas para la salud humana.

Este es quizás el microorganismo más resistente en la actualidad. Miles de personas mueren cada año por consecuencia de la infección por esta bacteria, la cual posee múltiples mecanismos de resistencia a los fármacos que se suministran para su tratamiento.

Según las investigaciones, la bacteria tiene la capacidad de sintetizar una gran cantidad de enzimas que inhiben a los antibióticos. También ha generado cambios en las proteínas de su superficie y organelos para evitar la acción de los fármacos. Por si fuera poco, posee diferentes bombas de expulsión para eliminar los antibióticos que entren a su citoplasma.

  • Todo comienza con una neumonía agresiva acompañada de una fuerte infección en el tracto urinario. Sin embargo, la bacteria también puede causar infecciones en heridas y abscesos en muchos órganos.
  • A. baumannii tiene un nivel de prioridad crítica y ya se ha instado a los laboratorios a enfocarse en descubrir mejores medicinas para combatirla.

2. Pseudomonas aeruginosa

Los ataques de este agente patógeno son muy variados y, por ende, a veces, resulta difícil de detectar.

  • Esta muestra de bacterias peligrosas se relaciona con los pacientes inmunocomprometidos, por ejemplo con SIDA o con fibrosis quística. La infección por P. aeruginosa también se relaciona con personas hospitalizadas, con ventilación mecánica o con quemaduras severas.
  • La bacteria puede afectar múltiples órganos dependiendo de su puerta de entrada. Dentro de las estructuras afectadas con mayor frecuencia destacan la piel, los pulmones, las vías urinarias, los oídos y las válvulas cardiacas.

Su peligrosidad radica en la incapacidad que tienen las personas con inmunodeficiencia para combatir la infección, lo que empeora el cuadro clínico presentado. Asimismo, causa complicaciones pulmonares y fuertes infecciones a personas que ya estén comprometidas con otros virus.

Un estudio publicado en International Journal of  Molecular Sciences determinó que la bacteria tiene muchos factores de virulencia que le permiten adaptarse al entorno. P. aeurginosa tiene la capacidad de adaptar su respuesta a los mecanismos estresantes del medio, lo que dificulta combatir la infección.



3. Enterobacteriaceae

El término Enterobacteriaceae agrupa a una familia de microorganismos que causan enfermedades que afectan básicamente el aparato digestivo y excretor (es decir, que afecta al colon, el estómago y los intestinos).

  • De hecho, este grupo de bacterias peligrosas son responsables de la gastroenteritis infantil, la salmonela, la fiebre tifoidea y la disentería bacilar. También pueden generar otras afecciones como infecciones urinarias severas cuando colonizan otros tejidos.
  • En el pasado cobró un alto número de vidas durante el episodio histórico de la peste.
  • Además, muchas de estas bacterias peligrosas tienen una gran resistencia a la penicilina.

La familia Enterobacteriaceae incluye a más de 60 géneros diferentes, alrededor de los cuales 25 tienen relevancia clínica para los seres humanos, según una publicación realizada en Clinical and Microbiology Reviews. Dentro de los géneros más relevantes destacan Escherichia, Salmonella, Shiguella, Proteus, Klebsiella, Serratia y Enterobacter.

4. Enterococcus faecium

Esta bacteria puede habitar en el intestino humano sin dañarlo, pero en ciertas condiciones puede transformarse en un agente perjudicial.

Enterococcus faecium es responsable de la meningitis neonatal, una infección que causa dolor de cabeza, rigidez de la nuca, fotofobia y fiebre. Por fortuna, se trata de un agente etiológico muy poco frecuente, ya que representa entre el 0,3 y el 4 % de todas las meningitis neonatales, según una publicación de la revista Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica.

  • Actualmente tiene un nivel de prioridad elevada, mas no primordial.
  • El problema que presenta es su resistencia a ciertos antibióticos.
  • Esta bacteria es capaz de generar múltiples patologías como infecciones urinarias, bacteriemia, endocarditis, infecciones intraabdominales, pélvicas o de la piel.

5. Staphylococcus aureus

Hay bacterias que pueden desencadenar un conjunto de infecciones y padecimientos en varios órganos del cuerpo humano. Este es el caso de Staphylococcus aureus, capaz de provocar problemas en la piel, sistema respiratorio y digestivo.

Entre los cuadros provocados por este microorganismo destacan:

  • Sepsis.
  • Celulitis.
  • Meningitis.
  • Neumonía.
  • Conjuntivitis.

Además, la gran mayoría de infecciones ocurridas en centros hospitalarios se le atribuyen a la misma. De hecho, un estudio publicado en la revista Medicina Clínica determinó que hasta el 20 % de las infecciones adquiridas en las unidades de cuidados intensivos involucran Staphylococcus aureus

6. Helicobacter pylori

H. pylori es una bacteria que habita exclusivamente el estómago y por lo general, infecta la mucosa gástrica y genera inflamaciones. Adicionalmente puede causar las siguientes enfermedades:

  • Gastritis.
  • Linfomas.
  • Úlcera séptica.
  • Irritación de colon.

En algunos casos, las personas se infectan con H. pylori sin desarrollar ningún tipo de síntoma a lo largo de la vida. Se transmite a través de la saliva, heces y placa dental. 

Helicobacter pylori es una de las bacterias peligrosas más dañinas para el ser humano debido a su capacidad para adaptarse a los medios hostiles. Además, de acuerdo con la Revista Colombiana de Gastroenterología, la bacteria es resistente a múltiples antibióticos como la amoxicilina, el metronidazol, la claritromicina, la furazolidona, la levofloxacina y las tetraciclinas.



7. Campylobacter

Hablamos probablemente del mayor transmisor de intoxicaciones alimentarias y gastroenteritis a nivel mundial según algunos estudios. Entre sus síntomas comunes encontramos:

  • Fiebre.
  • Diarrea.
  • Vómitos.
  • Heces sanguinolentas.
  • Dolor abdominal.

En algunos casos particulares puede ocasionar artritis o síndrome de Guillain-BarréEste es un agente bacteriano perfectamente combatible con antibióticos convencionales, pero también es cierto que es uno de los más comunes y peligrosos.

Se puede transmitir por la ingesta de alimentos o agua contaminada y por contacto con animales portadores.

8. Salmonella, otra de las bacterias peligrosas

Salmonella es un género que incluye a muchas bacterias pertenecientes a la familia Enterobacteriaceae, las cuales producen la infección de la salmonela. Estas bacterias también son capaces de producir otras afecciones como fiebre tifoidea, bacteriemia o infecciones supurativas.

  • El periodo de incubación va de una semana a casi un mes.
  • Los síntomas van desde fiebre, vómitos y diarrea hasta malestar estomacal.

Una vez incubado, los síntomas podrían durar hasta 2 meses, en el peor de los casos. La bacteria puede sobrevivir por largos periodos de tiempo en productos lácteos como la mantequilla y la leche, así como en el chocolate.

Desde los años 90, existen colonias de Salmonella resistentes hasta a 6 de los antibióticos más comunes en la actualidad según investigaciones. Esta resistencia se atribuye al uso no controlado de antibióticos en animales portadores. De esta manera, cada día se hace más difícil combatir este tipo de infecciones.

9. Neisseria gonorrhoeae

Neisseria gonorrhoeae otra de las bacterias peligrosas para la salud.
Bacteria Neisseria gonorrhoeae inside phagocytes, gonoccoccus, diplococci which cause sexually transmitted infection gonorrhoea. 3D illustration. Incomplete phagocytosis

Algunas bacterias peligrosas dañinas para el ser humano también se contagian por medio del contacto sexual. Ese es el caso particular de la infección por Neisseria gonorrhoeae.

  • Como su nombre indica, este microbio es el causante de la conocida gonorrea o blenorragia.
  • Los antibióticos sencillos como la ampicilina y penicilina pueden contrarrestar los efectos de esta enfermedad cuando es detectada a tiempo.

El verdadero peligro de la infección por Neisseria gonorrhoeae recae cuando la misma no se descubre a tiempo. La bacteria puede ascender en el aparato reproductor femenino y generar una enfermedad pélvica inflamatoria, lo que puede llegar a afectar la fertilidad.

Por su parte, la blenorragia durante el embarazo también representa un peligro, a pesar de ser una entidad poco frecuente. Múltiples estudios asocian a la infección con ruptura prematura de membranas, parto prematuro, bajo peso al nacer y contaminación del bebé durante el parto.

Chequéate periódicamente

Es recomendable que te realices un chequeo anual (como mínimo) para comprobar cómo está tu estado de salud y si hay algo que debas mejorar.

Mantén siempre buenos hábitos de vida y, en caso de presentar síntomas y molestias persistentes, consulta con tu médico en la brevedad posible. La detección y tratamiento temprano de cualquier enfermedad, incluyendo las ocasionadas por las bacterias peligrosas más dañinas para el ser humano, es vital.

Por último, recuerda que debes evitar la automedicación, ya que esta solo podría causar complicaciones. Si quieres tomar algún medicamento, lo mejor es que consultes con el médico de cabecera.

Te podría interesar...
La importancia de lavarse las manos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
La importancia de lavarse las manos

Lavarse las manos es un hábito importante que debemos mantener en nuestro día a día si queremos prevenir diversas enfermedades.



  • Weinstock G. Genomic approaches to studying the human microbiota. Nature. 2012;489(7415):250-256.
  •  Faust K, Sathirapongsasuti J, Izard J, Segata N, Gevers D, Raes J et al. Microbial Co-occurrence Relationships in the Human Microbiome. PLoS Computational Biology. 2012;8(7):e1002606.
  • Hyde E, Haarmann D, Lynne A, Bucheli S, Petrosino J. The Living Dead: Bacterial Community Structure of a Cadaver at the Onset and End of the Bloat Stage of Decomposition. PLoS ONE. 2013;8(10):e77733.
  • Rafael Bretón J, Peset V, Morcillo F, Cano J, Sarrión A, Pérez-Belles C et al. Meningitis neonatal por Enterococcus spp.: presentación de cuatro casos. Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica. 2002;20(9):443-447.
  •  Janda J, Abbott S. The Changing Face of the Family Enterobacteriaceae (Order: “ Enterobacterales ”): New Members, Taxonomic Issues, Geographic Expansion, and New Diseases and Disease Syndromes. Clinical Microbiology Reviews. 2021;34(2).
  • Atehortua J, Pérez T, Martínez A. Descripción de la resistencia de Helicobacter pylori a seis antibióticos de uso frecuente en Colombia. Revista Colombiana De Gastroenterología. 2020;35(3):351–361.
  • Jurado-Martín I, Sainz-Mejías M, McClean S. Pseudomonas aeruginosa: An Audacious Pathogen with an Adaptable Arsenal of Virulence Factors. Int J Mol Sci. 2021 Mar 18;22(6):3128.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.