¿Cómo limpiar los asientos del auto en casa?

Ir a un taller de lavado no es tu única opción para limpiar los asientos del auto. ¡Descubre cómo hacer que luzcan impecables en casa!
¿Cómo limpiar los asientos del auto en casa?

Escrito por Andrea de los Angeles Salas Suarez, 23 octubre, 2021

Última actualización: 23 octubre, 2021

Los alimentos o bebidas derramadas, los restos de cigarro y el polvo son algunos de los factores más comunes que tienden a ensuciar los asientos del auto. La tarea de limpiarlos es un dolor de cabeza para algunos, pero lo cierto es que resulta muy sencilla de realizar en casa. Quieras o no, ¡es inevitable!

En este sentido, es importante que lo hagas con frecuencia y con los materiales adecuados para no afectar el tejido de la tapicería. No hay nada como subirse a un coche y que se vea y huela limpio.

Materiales y elementos necesarios para la limpieza de los asientos del auto

Para asientos de tela necesitas lo siguiente:

  • Una espátula.
  • Jabón para tapicería o, en su defecto, detergente común.
  • Espuma seca.
  • Limpiacristales.
  • Alcohol.

Para asientos de cuero los elementos indispensables son los siguientes:

  • Toallas de microfibras.
  • Gamuza.
  • Limpiador de cuero.
  • Acondicionador de cuero.

Finalmente, para ambos tipos de asiento requerirás lo siguiente:

  • Una aspiradora.
  • Agua.
  • Bayetas.
  • Un cepillo.
  • Ambientador o humidificador.

Paso a paso en la limpieza de los asientos del auto

Vamos a ver los pasos que debes seguir una vez que reuniste los elementos necesarios. Si los sigues al pie de la letra, el resultado será fabuloso.

1. Identifica los enemigos de los asientos del auto

La limpieza es fundamental para el mantenimiento del vehículo, tanto que de tus cuidados dependerá su vida útil. Si quieres ganar la batalla contra la suciedad, el punto de partida es detectar los enemigos:

  • Tabaco: cuando fumas en el auto o por el simple hecho de colocar las colillas dentro de su cenicero, el olor del tabaco queda impregnado.
  • Comida: te sorprenderías si supieras hasta dónde llegan los restos de la comida que consumes en el coche. Ni hablar de aquellos productos que se derriten, como el chocolate.
  • Bebidas: mientras el auto está en movimiento e ingieres algún jugo, café o gaseosa, no puedes esperar algo diferente a que se derrame. En consecuencia, ten por seguro que aparecerán las manchas.
  • Barro y arena: es imposible prevenir que las personas se suban al carro y se cuele la arena o el barro que traen en los pies, especialmente en las épocas más lluviosas. Si se trata de niños, es casi seguro que se ensuciarán los cojines.
  • Maquillaje: en cuanto a las mujeres, a veces el tiempo se hace muy corto y no alcanzamos a maquillarnos en casa. Los asientos del auto terminan pagando los platos rotos; quedan expuestos a las manchas de labial, polvo facial, base o cualquier otro cosmético.
  • Fluidos corporales: los adultos y los jóvenes controlan sus necesidades fisiológicas, pero los pequeños de la casa no siempre. Es común que se orinen porque no aguantaron las ganas.
Comida en un automóvil.
La comida en los automóviles deriva en suciedad. Es algo casi inevitable.

2. Aspira los asientos del auto

Luego de conocer los agentes de suciedad más comunes, es necesario que aspires a profundidad cada rincón del auto, sobre todo en las partes más recónditas. Hazlo desde el medio hacia afuera, con hincapié en la zona donde se unen el espaldar y el asiento.

Te aconsejamos repetir esta actividad una vez a la semana. Esto removerá el polvo y los desperdicios sueltos, al tiempo que aclarará el panorama para observar mejor las manchas puntuales.

3. Limpia con productos especiales los asientos de tela

Después de aspirar, una de las opciones es emplear una espuma seca. Aplícala en la tapicería y espera a que surta su efecto en un par de minutos.

Sin embargo, utilizar un jabón creado para tapicerías es lo más idóneo. No obstante, también sirven otros jabones, como el detergente de ropa, siempre y cuando no tengan componentes que deterioren el textil.

El proceso clásico consiste en frotar con suavidad pero firmeza, enjuagar y secar. Sin embargo, hay manchas más rebeldes que ameritan otro procedimiento:

  • Barro: si está duro, primero prueba pasando un cepillo seco. Seguidamente, usa el jabón diluido en agua para aflojar el resto del barro y retirarlo por completo. Para esto, un cepillo de cerdas gruesas te ayudará.
  • Chicles: por el contrario, debes enfocarte en endurecer esta golosina. El truco es colocar un trozo de hielo justo encima y ¡listo!. Acto seguido, despégalo poco a poco, con una espátula.
  • Líquidos: los expertos sugieren que actúes rápidamente frente al derrame de bebidas porque, más allá de la mancha, están los olores desagradables producidos por la humedad y la descomposición. Comienza por absorber el líquido con servilletas o trapos. Luego, usa el jabón como ya lo explicamos. Por último, mezcla un limpiacristales con agua y rocíalo para neutralizar el mal olor.
  • Chocolate: una bayeta húmeda con jabón será suficiente para acabar con su rastro.
  • Tinta: el secreto está en combinar el alcohol con un poco de agua. Es lo ideal para reducir una mancha de tinta.
  • Grasa: demanda productos más potentes, que tengan compuestos como la acetona o el benzol.
  • Sangre: nadie está exento de sufrir accidentes y la sangre puede caer en los asientos. Para eliminarla, une la espuma seca con un detergente suave o agua salada. Si está seca, te vendrá bien la glicerina.
  • Vómito: ¡es lo más incómodo! Empieza por retirar los residuos sólidos y restriega el jabón con cepillo.

Cualquiera de estos procesos debe hacerse con las puertas abiertas y es importante que se mantengan así, por lo menos, media hora después de culminar.



4. Limpia con productos especiales los asientos de cuero

Para mantener este tipo de tapizado en perfecto estado, humedece con agua la toalla de microfibras y pásala por todos los asientos del auto. De este modo, les dirás adiós a las manchas más suaves. De inmediato, seca cualquier rastro de agua con la ayuda de un paño seco.

En este orden de ideas, toma la gamuza para esparcir el limpiador de cueros, ejerciendo movimientos circulares y delicados. Si notas alguna mancha persistente, lo más conveniente es usar un cepillo que tenga las cerdas suaves.

Más adelante, quita el sobrante del producto con la ayuda de otra toalla de microfibras. Ahora, utiliza el acondicionador especial para este material; hazlo con la mano o con un aplicador. Es indispensable que dejes que actúe por unos 10 o 15 minutos para retirar los excesos.



5. Usa un humidificador o ambientador

Tras haber limpiado todo muy bien, queda pendiente mejorar el aroma. Así, ten por seguro que la estadía en tu auto será más agradable.

Por fortuna, en el mercado puedes encontrar ambientadores naturales y humidificadores a los que es posible agregar el aceite aromático de tu preferencia. Son los más apropiados, ya que no perjudican el medioambiente ni el organismo.

Viajar en un auto con los asientos limpios.
Es agradable viajar en un auto con los asientos limpios. Pero para eso hay que dedicarle tiempo cada semana.

¿Cuándo lavar los asientos del auto con un profesional?

Sin dudas, ir a los talleres especializados es la alternativa más costosa. Recurre a ella cuando no tengas opción.

Los productos industriales que usan allí son muy efectivos y, por lo tanto, dejarán los asientos del auto relucientes. Un buen ejemplo es cuando hay un olor fuerte a vómito, orina o heces: También cuando te enfrentes a manchas que no salen con ningún remedio casero.

¡No pospongas la limpieza de los asientos del auto!

La falta de tiempo o el cansancio son solo excusas que te hacen posponer, una y otra vez, el aseo de los asientos de tu vehículo. Postergarlo acumulará suciedad, manchas, grasa y un sinfín de desperdicios.

Es hora de entrar en acción y establecer un cronograma de limpieza, adecuado a tus rutinas y el uso que le des a tu auto. Puedes realizar aseos superficiales semanalmente y, cada trimestre, uno más profundo.

Lo que sí debes tener claro es que lo ideal es limpiar cualquier derrame en el momento. Para finalizar, recuerda que la mejor manera de mantener los asientos en buen estado es evitando, en la medida de lo posible, todo aquello que pueda ensuciarlos.

Te podría interesar...
Chinches en el automóvil: ¿cómo acabar con ellas?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Chinches en el automóvil: ¿cómo acabar con ellas?

Las chinches se apoderan de tus espacios, incluido el automóvil. Al alimentarse de tu sangre podrían causar problemas de salud.



  • Portillo J. Diseño y desarrollo de un producto de limpieza específico para moquetas y tapicerías. Estudio del proceso de industrialización. España: Universidad Politécnica de Valencia; 2019.
  • Alarcón A. Un nuevo concepto para las tapicerías de vehículos. España: Universidad Politécnica de Valencia; 2020.
  • Rodríguez M. Diseño de ambientador con aprovechamiento de materias naturales como fragancias. Bogotá: Universidad Pontificia Javeriana; 2012.