Manchas de sangre en alfombras y muebles: ¿cómo limpiarlas?

Un evento que puede pasar en cualquier momento es el manchado de sangre en el hogar. Conoce cómo eliminar estas desagradables manchas en alfombras y muebles.

¿Te ha tocado deshacerte de las indeseables manchas de sangre? Si aún no te ha pasado, lo más seguro es que lo enfrentes en algún momento. Este hecho es más común de lo que parece.

Conoce los métodos y técnicas para eliminarlas. Te puede resultar muy valioso y útil considerarlo por si lo necesitas en cualquier momento. Sigue la lectura y entérate como hacer con pasos sencillos y prácticos.

Manchas de sangre en muebles y sofás

Si en tu silla, muebles o en algún cojín del sofá hay presencia de manchas de sangre, sigue las recomendaciones que ha divulgado la Universidad de Illinois. Procede a mezclar 1 cucharada de lavavajillas líquido con 2 tazas de agua fría. Luego humedece un paño con esta mezcla y pásalo por la mancha hasta que absorba el líquido, pero no la frotes.

Si en este paso la mancha no desaparece, repite el proceso tantas veces como sea necesario hasta que se elimine. Una vez que desaparezca pasa una esponja húmeda con agua fría y deja que se seque.

Muebles de cuero

Si el mueble es de cuero mezcla jabón suave en agua fría, agita y crea una espuma. Luego aplica con una esponja sobre la mancha. Procede a frotar cuidando de no esparcirla. Posteriormente, seca con un paño limpio.

Para muebles de fibra sintética

En esta caso, mezcla una parte de glicerina con una parte de lavavajillas, algunas gotas de amoniaco y 8 partes de agua fría. Luego humedece un paño en la mezcla anterior y cubre la mancha de sangre. Presiona suavemente hasta que se absorba toda.

Repite el proceso tantas veces como sea necesario hasta que desaparezca. Posterior a esto enjuaga bien y deja secar al aire libre. Procura eliminar todo rastro de amoníaco.

Recuerda que los productos tóxicos tienen que estar fuera del alcance de los niños y usa guantes de goma para manipularlos. Además, mantén una ventilación adecuada.

Mancha de sangre en alfombra.
Las manchas, una vez quitadas, deben secarse al aire libre con cuidado para proteger las fibras de las telas.

Quitar sangre de las telas

Si tus muebles están cubiertos por un protector o manta de tela pasa el lienzo manchado por un chorro o humedece con agua fría. Esto ayuda a retirar la mayor cantidad de sangre posible antes de seguir los otros pasos.

En caso de que la sangre esté seca raspa con un cuchillo. Procede luego a mezclar ½ litro de agua tibia con ½ cucharadita de jabón líquido para lavar platos y 1 cucharadita de amoniaco. Deja remojar la tela en esta mezcla por unos 15 minutos, frota por la parte posterior a donde se encuentra la mancha si es posible.

Vuelve a colocar sobre la tela manchada la misma mezcla anterior por unos 15 minutos más. Luego de este nuevo proceso de remojo enjuaga con suficiente agua. En caso de que la mancha sea muy vieja es posible que requiera estar 1 hora o más. Finalmente, lava la tela y déjala secar al aire libre.

Manchas en tapicería

Para eliminar sangre en tapicería procede a mezclar 1 cucharada de lavavajillas líquido con 2 tazas de agua fría. Frota luego la mancha con un paño limpio impregnado de la mezcla anterior y seca haciendo presión hasta que el líquido se absorba completamente. Repite los pasos anteriores hasta que la mancha desaparezca.

Manchas de sangre en alfombras

Si encuentras manchas de sangre en tu alfombra procura actuar lo más pronto posible para eliminarlas de forma definitiva. Si la alfombra es de piel considera las siguientes acciones:

  • Elimina el exceso de sangre ejerciendo una ligera presión con un paño suave y seco.
  • Frota luego un paño impregnado de un detergente suave y algunas gotas de amoniaco.
  • Procede a enjuagar con un paño humedecido en agua fría hasta que desaparezca la mancha
  • Deja secar al aire libre.

En caso de que la alfombra sea de fibra sintética considera los siguientes aspectos:

  • Mezcla 1 cucharadita de detergente suave con ½ taza de agua fría.
  • Esparce esta mezcla directamente o con un paño mojado sobre la mancha.
  • Frota hasta que la mancha desaparezca y seca el exceso de líquido.

Si la mancha persiste mezcla 1 cucharada de amoniaco con ½ taza de agua. Aplica sobre la alfombra manchada un paño humedecido en la sustancia anterior y frota hasta que desaparezca. Extrae todo el líquido remanente y seca al aire libre.

Manchas de sangre seca

Para el caso de que la alfombra tenga restos de sangre ya seca, pasa un cuchillo sin filo y busca cepillar la macha para eliminarla. Aplica luego un ablandador de carne sin olor ni sabor mezclado con una cantidad similar de agua, ya que este compuesto puede reducir las proteínas, por lo que se facilita su eliminación.

Deja la pasta de 15 a 30 minutos y sécala con una toalla limpia. Como siguiente paso mezcla detergente líquido con agua fría y enjuaga la zona afectada.

Otra práctica consiste en humedecer la sangre seca con peróxido de hidrógeno en una concentración máxima del 3 %. Luego deja secar hasta que desaparezca. En este caso no hace falta enjuagar.

Sangre manchada en telas.
El uso de productos químicos para quitar las manchas de sangre debe realizarse con cuidado por el riesgo de intoxicación.

Manchas de sangre fresca

Para quitar la sangre fresca en las alfombras sigue los siguientes pasos:

  • Presiona la mancha de sangre con un paño limpio para quitar la mayor cantidad de sangre posible con ligeros toquecitos. Procura hacerlo desde el borde hacia el centro y no frotarla para no esparcirla aún más.
  • Rocía con agua fría hasta que quede húmeda, más no empapada.
  • Permite que se absorba la humedad y seca con una toalla, haciendo presión sobre la sangre.
  • Sigue secando y humedeciendo hasta que la mancha se desvanezca. Esto se repite tantas veces como sea necesario.

En caso de que la mancha no desaparezca usa una pasta de sal. Para esto mezcla sal con agua fría hasta obtener una pasta. Luego coloca esta pasta sobra la mancha y déjala por unos minutos. Procede a secar con una toalla limpia. Repite tanto como sea necesario.

Es importante que consideres aspirar la alfombra si aplicas la pasta de sal con agua fría, ya que con el tiempo puede dañar las fibras. Otro método consiste en mezclar 1 a 2 cucharaditas de lavavajillas líquido con 1 taza de agua fría para mojar un paño con esta mezcla y aplicar sobre la parte manchada.

En caso de que la mancha no salga prueba a usar champú y luego amoniaco. Para esto mezcla el champú o lavavajillas con 1 taza de agua y rocía sobre la mancha y deja actuar por unos 5 minutos. Luego realiza una mezcla que contenga 1 cucharada de amoniaco doméstico con una taza de agua que esté a temperatura ambiente.

Para todos estos métodos cepilla o aspira la alfombra una vez que se encuentre seca, ya que esto permite restaurar las fibras. Procura secar al aire libre, donde exista una buena circulación de aire, o utiliza un ventilador eléctrico.

Actúa de forma rápida

Considera que tratar las manchas de sangre una vez que aparecen es la forma más efectiva de eliminarlas. Para esto es mejor hacerlo lo más pronto posible. Toma en cuenta también que, una vez que se ha lavado y secado, resulta muy difícil de erradicar. Ten presente, de igual forma, que el agua fría actúa mejor.

  • Extensión de la Universidad de Illinois. Sangre Soluciones para Manchas. Portal online estadounidense.
  • Mississippi  State Department of Health. Limpieza Ecológica. Alternativas Saludables para la limpieza del día a día. HealthyMS.com.
  • Universidad de Georgia. Quitar Manchas de Sangre. Portal online estadounidense.
  • USDA. Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Consejos para el hogar y el jardín. Portal online estadounidense.