Limpiar la boca o el cepillo con agua oxigenada, ¿es seguro?

Puede que hayas escuchado que el agua oxigenada es buena para cuidar la boca o para limpiar el cepillo de dientes. Pero, ¿es seguro utilizarla?
Limpiar la boca o el cepillo con agua oxigenada, ¿es seguro?
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 09 junio, 2022

Es común escuchar consejos o encontrar recetas caseras en internet que promueven el uso de agua oxigenada en la boca o como método para limpiar el cepillo de dientes. El fundamento es que esta sustancia tiene propiedades desinfectantes, antisépticas y blanqueadoras que se pueden aprovechar en la cavidad bucal.

Pero no todas las bondades de este líquido son beneficiosas en la boca. Incluso, su uso doméstico puede implicar algunos riesgos. En este artículo te aclaramos para qué se utiliza y si estas prácticas son seguras para la salud. Entérate más.

¿Qué es el agua oxigenada?

El peróxido de hidrógeno es lo que conocemos popularmente como «agua oxigenada». Se trata de un compuesto químico con propiedades desinfectantes, antibacterianas y antivirales. Es común encontrarlo en los botiquines domésticos, ya que se emplea para limpiar las heridas cutáneas.

Está disponible en distintas concentraciones. Sin embargo, el que suele comercializarse en las farmacias suele ser del 3 %. Cuando se emplea según las indicaciones de un profesional, suele ser seguro.

En lo que a salud oral se refiere, su acción antiséptica es beneficiosa solo en casos puntuales. Por ejemplo, puede complementar el tratamiento de la periodontitis o algunos procedimientos de endodoncia. En otros casos, puede ocasionar daños indeseados.

De igual manera, es un ingrediente activo de muchos productos que se usan para los tratamientos de blanqueamiento dental. Por eso, algunas personas creen que es posible usarlo en lo boca para mejorar su aspecto. No obstante, como te contaremos más adelante, esto es bastante riesgoso y los resultados podrían no ser los esperados.

Es frecuente encontrar recomendaciones sobre el uso de agua oxigenada para la boca y para limpiar el cepillo dental. Esta práctica adquirió mayor popularidad en la época de la pandemia por coronavirus, con el fin de disminuir los gérmenes en las cerdas del elemento de higiene.

Ahora que ya sabemos qué es el agua oxigenada, te contamos sus posibles usos en la boca y el cepillo dental, y qué tan seguros son.

¿Qué es el agua oxigenada?
El agua oxigenada tiene ciertos beneficios para la salud oral. Sin embargo, su uso doméstico puede ser peligroso.

Limpieza del cepillo de dientes con agua oxigenada

La limpieza del cepillo dental es un tema que preocupa a muchas personas. Usar este instrumento contaminado en la cavidad bucal implica la posibilidad de llevar deshechos y gérmenes que nos podrían enfermar.

La exposición diaria de sus cerdas a los restos de comida y a las bacterias presentes en la boca hacen que su adecuada higiene sea importante. Además, el cepillo puede contaminarse con partículas del ambiente, gérmenes del cuarto del baño o que se desarrollan por la humedad de las cerdas.

Pero según la Asociación Dental Americana (ADA), para limpiarlo de manera adecuada solo basta con enjuagarlo con un chorro de agua limpia y luego dejarlo secar al aire en posición vertical. No son necesarios otros productos antisépticos ni antibacterianos.

Lo que sí es importante es el recambio del cepillo cada 3 o 4 meses; o antes, si hay evidencia de deterioro. También se recomienda desecharlo luego de haber sufrido alguna enfermedad infecciosa.

Pese a esto, algunas personas prefieren realizar una limpieza más extrema y asegurarse que su cepillo esté impecable. Para esto, recurren a antisépticos como la clorhexidina, las pastillas para limpiar las prótesis o el agua hirviendo. Entre estas opciones, aparece el agua oxigenada.

Se trata de una opción barata y efectiva a la hora de desinfectar y mantener el cepillo de dientes limpio. Consiste en sumergir el cabezal en un vaso con peróxido de hidrógeno al 3 % y dejarlo reposar unos minutos. Luego, se debe enjuagar y dejar secar.

Como ya dijimos, este tipo de limpieza no es necesaria. Pero si de todos modos se elige realizarla, se sugiere hacerlo una vez por semana o con menos frecuencia. Ante la duda sobre las condiciones y la limpieza del cepillo dental, la mejor opción siempre es cambiarlo por uno nuevo.



Usos del agua oxigenada en la boca

Aparte de la limpieza del cepillo de dientes, el agua oxigenada a veces se utiliza en el interior de la boca. En algunos casos puntuales, este líquido es usado por el dentista con fines terapéuticos específicos.

Pero cuando se usa de manera doméstica, sin indicación ni supervisión del odontólogo, puede haber efectos negativos para la salud. La inflamación de las mucosas y el daño del esmalte dental, de empastes y coronas son algunos ejemplos.

A continuación te contamos las maneras de utilizar el agua oxigenada en la boca y lo que debes saber al respecto.

Agua oxigenada para enjuagar la boca

El agua oxigenada, al ser un líquido, puede ser utilizada para hacer buches en la boca. Pero de ninguna manera debe utilizarse tal cual como se compra en la farmacia. Su acción podría irritar y provocar quemaduras en las mucosas orales o erosionar las superficies dentarias.

El dentista puede sugerir el uso de este producto combinado con otros ingredientes para hacer buches, los cuales ayudan a desinflamar las encías en casos de gingivitis y periodontitis. El profesional indica al paciente la concentración y la cantidad adecuada para evitar efectos adversos.

En general, la concentración no debe superar el 3 %. Por lo tanto, es necesario diluirla en agua. Además, su permanencia en la boca ha de ser por períodos cortos.

El agua oxigenada ayuda a combatir la gingivitis a través de la liberación de oxígeno, que evita el desarrollo de las bacterias anaerobias que provocan la enfermedad. Asimismo, permite llegar a zonas de difícil acceso y romper las películas de placa bacteriana, incluso dentro de las bolsas periodontales.

En el mercado también pueden encontrarse colutorios dentales que contienen peróxido de hidrógeno como uno de sus componentes. En este caso, no se estaría usando el agua oxigenada pura, sino combinada con otros ingredientes.

Estos enjuagues suelen indicarse para mantener y prolongar los efectos de los tratamientos de blanqueamiento dental. Por seguridad, es importante elegir aquellos productos que contengan el sello de aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en ingles).

En los últimos tiempos, los enjuagues bucales con agua oxigenada tomaron una nueva utilidad. En la época de la pandemia por coronavirus algunos dentistas sugerían a los pacientes hacer un enjuague con algún antiséptico antes de asistir a las consultas odontológicas.

Esto con el fin de reducir la carga viral presente en la boca y disminuir el riesgo de contagio. Al fin y al cabo, el agua oxigenada es una opción preventiva accesible y económica.

Pastas dentales caseras

El interés por remedios y cosméticos naturales ha ido en aumento en el último tiempo. Entre las recetas caseras para hacer una pasta dental se suele sugerir la combinación de agua oxigenada con bicarbonato de sodio hasta lograr la consistencia buscada.

Debes saber que esta es una de las maneras más peligrosas de usar el agua oxigenada en la boca. Esta mezcla desgasta el esmalte dental y ocasiona una abrasión irreversible, pues el tejido dentario eliminado no se recupera.  Además, irrita las encías.

Agua oxigenada para blanquear los dientes

Lograr una sonrisa blanca y radiante es el deseo de muchas personas que se interesan por la estética de su boca. Por eso, los tratamientos de blanqueamiento dental son uno de los procedimientos dentales más populares en la actualidad.

Cuando los dientes se ven amarillos y manchados, lo ideal es buscar ayuda profesional para que el procedimiento lo realice un dentista. El blanqueamiento en el consultorio logrará resultados notables y disminuirá el riesgo de sufrir efectos no deseados.

Los productos que usan los odontólogos para blanquear los dientes pueden contener peróxido de hidrógeno. Sin embargo, esto no quiere decir que utilicen el agua oxigenada que se compra en las farmacias.

Según el caso clínico, el dentista elige la concentración más adecuada para el paciente y también la modalidad del tratamiento. A veces, se coloca el producto en el consultorio o lo hace el paciente en su domicilio, según las instrucciones del profesional. Incluso, se pueden combinar ambas formas.

Ahora bien, en el mercado se pueden encontrar muchas opciones de blanqueamiento para realizar en el hogar. Muchos contienen peróxido de hidrógeno en diferentes concentraciones. El problema es que sus resultados no suelen ser muy evidentes ni duraderos. De hecho, su uso sin supervisión acarrea varios riesgos.

Lo mismo ocurre con las recetas caseras que abundan en Internet. Su combinación de sustancias ácidas y abrasivas —entre las que se encuentra el agua oxigenada— tiende a desgastar el esmalte dental.  Así las cosas, en lugar de aclarar los dientes, los daña. Además, si contactan con las encías pueden irritarlas.



Riesgos del uso del agua oxigenada en el cepillo o en la boca

Ya te hemos contado los posibles usos que tiene el agua oxigenada en la boca y para limpiar el cepillo de dientes. Y hemos aclarado que lo más aconsejable es no utilizar este producto, a menos que el dentista así lo indique.

Y es que si bien tiene propiedades que se pueden aprovechar para la salud, se debe utilizar con conocimiento y precisión. De lo contrario, puede provocar efectos no deseados y riesgosos para la salud. A continuación, te contamos sobre algunos de ellos:

  • Irrita las encías y las mucosas de la boca: la piel de la boca es muy sensible. Exponerla de manera frecuente, prolongada o a altas concentraciones de este producto puede causarle heridas o irritación.
  • Daña el esmalte dental: exponer la superficie dentaria a altas concentraciones de agua oxigenada, usar el producto de manera habitual o durante mucho tiempo desgasta el esmalte. Al eliminar esta capa protectora, las personas experimentan sensibilidad y dolor. Además, tienen más riesgo de sufrir caries a futuro.
  • Puede manchar los dientes: al contrario de lo que se espera, el efecto abrasivo del agua oxigenada sobre los dientes desgasta el esmalte superficial. Con esto se hacen evidentes las capas más internas del diente, que tienen un color amarillento.
  • Su ingesta puede ser peligrosa: puede que no pase nada por tragar un poco de peróxido de hidrógeno de manera accidental. Pero ingerir pequeñas dosis de manera habitual puede dañar las mucosas del tracto digestivo, lo que genera úlceras o cambios en la flora intestinal.
  • Daña coronas, empastes o implantes dentales: de la misma manera que el agua oxigenada desgasta los dientes, puede dañar los materiales de los empastes o las prótesis.
Mujer dientes amarillos
El uso inadecuado de agua oxigenada puede derivar daños en el esmalte dental y manchas amarillas.

El agua oxigenada para limpiar la boca y el cepillo dental

El agua oxigenada tiene beneficios para la salud, incluida la bucal, siempre y cuando se use con responsabilidad y solo cuando sea necesaria. Como te contamos, ayuda a tratar la periodontitis y es un ingrediente clave para blanquear los dientes. Pero su fácil acceso puede llevar a utilizarlo de manera inadecuada.

A la hora de querer mejorar la salud y el aspecto de la boca, la mejor opción siempre es buscar asesoramiento de tu dentista de confianza. Los consejos del profesional te ayudarán a elegir los productos que más se adapten a tus necesidades y a usarlos de manera segura.

Te podría interesar...
Cómo cuidar el esmalte de los dientes: consejos y buenos hábitos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo cuidar el esmalte de los dientes: consejos y buenos hábitos

Todos sabemos lo que una sonrisa puede comunicar. Los dientes son esas perlas que se muestran cada vez que sonreímos. Es importante cuidar el esmal...



  • Konidala, U., Nuvvula, S., Mohapatra, A., & Nirmala, S. V. S. G. (2011). Efficacy of various disinfectants on microbially contaminated toothbrushes due to brushing. Contemporary clinical dentistry2(4), 302.
  • Méndez, J., & Villasanti, U. (2020). Uso de peróxido de hidrógeno como enjuague bucal previo a la consulta dental para disminuir la carga viral de Covid-19. Revisión de la Literatura. International journal of odontostomatology14(4), 544-547.
  • Loaiza Aguilar, J. G. (2021). Eficacia de enjuagues bucales de libre venta con peróxido de hidrógeno para el aclaramiento dental.
  • EL HOG, S. E. N., DROG, S., & DE AB, S. 22. INTOXICACIÓN POR SUSTANCIAS DEL HOGAR. PROTOCOLOS DE MANEJO DEL PACIENTE INTOXICADO, 185.
  • Marcos Di Pascua, D. A. Gingivitis ulceronecrotizante aguda.
  • Ruiz, A. B., Rodríguez, S. A. G., Carvajal, M. D. L. Á. A., de Oca, M., Rivas, D. E. G., & Pulido, J. I. R. Peróxido de hidrógeno como coadyuvante en la terapia periodontal.
  • Baltazar Ruiz, A. (2021). Actividad antimicrobiana in vitro de un gel a base de peróxido de hidrógeno contra Aggregatibacter actinomycetemcomitans (Doctoral dissertation, Universidad Autónoma de Nuevo León).
  • Charcopa Bone, K. E. (2011). Irrigación en endodoncia (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología).
  • Frías Mena, S. G. (2016). Efecto del blanqueamiento dental en la rugosidad del esmalte: análisis comparativo in vitro entre peróxido de hidrógeno y peróxido de carbamida (Bachelor's thesis, Quito: UCE).
  • Begazo Gavilan, B. F. (2020). Blanqueamiento dental a base de peróxido de hidrógeno al 35%.