16 formas efectivas de limpiar y cuidar el acero inoxidable

El vinagre y el bicarbonato de sodio están entre las mejores alternativas para limpiar acero inoxidable, por su versatilidad. Descubre otras opciones para hacer relucir este material.
16 formas efectivas de limpiar y cuidar el acero inoxidable

Escrito por Daniela Bernal

Última actualización: 18 febrero, 2024

El acero inoxidable está presente en utensilios de cocina, como ollas y cubiertos, así como también en electrodomésticos, fregaderos y hasta joyería. ¿El motivo?, es un material robusto, que no desprende partículas nocivas para la salud y además es muy hermoso. Pero requiere de mantenimiento para conservarse, y es probable que te preguntes ¿cómo limpiar acero inoxidable para que se vea brillante?

Hay muchos productos, tanto naturales como fabricados, que pueden ayudarte a lavar el acero inoxidable, y aquí te indicaremos los que consideramos mejores para manchas y pérdida de brillo. También te diremos trucos para el mantenimiento diario, limpiar tus electrodomésticos y hasta joyería.

El 1-2-3 de cómo limpiar acero inoxidable en el día a día

La clave para que tus electrodomésticos y utensilios de acero inoxidable se vean tan hermosos, como recién comprados, está en el mantenimiento. Hay trucos que— si aplicas a diario— te evitarán limpiezas mayores, a futuro. A continuación, te contamos los tres que consideramos como más importantes.

1. Usa jabón neutro

El jabón es un producto muy versátil, que permite lavar múltiples superficies. Si tienes dudas de cómo limpiar acero inoxidable con él, tan solo debes disolver unas gotas en un envase con agua, humedecer una esponja suave y frotar el acero, siguiendo la dirección de las vetas.

Un detalle importante es elegir un jabón neutro o ecológico, que tiene una menor cantidad de químicos en su composición y es más respetuoso con el acero inoxidable, evitando que pierda brillo.



2. Seca muy bien

Después de la limpieza con jabón neutro, debes secar bien la olla, campana, nevera o cualquier otra superficie que estés limpiando. Si bien es cierto que este tipo de acero es «inoxidable» en condiciones normales, si le dejas agua de la limpieza puede llegar a mancharse y perder el brillo.

Te recomendamos hacer este secado con un paño de limpieza de microfibras. Son muy suaves, fáciles de limpiar y no rayan la superficie del acero.

3. Aléjate del lavavajillas

Sabemos que hay ocasiones en las que el tiempo apremia, y lo más rápido para hacer la limpieza de ollas, cubiertos y otros utensilios de cocina es el lavavajillas.

Pero, en el caso del acero inoxidable, no es una buena idea utilizarlo. Esto, debido a los detergentes que se usan. Por lo general, contienen químicos y compuestos agresivos que pueden ocasionar manchas en el acero. Una alternativa sería probar vinagre como desengrasante en el lavavajillas, que es un producto natural.

¿Cómo limpiar acero inoxidable con vinagre y bicarbonato?

El vinagre y el bicarbonato son dos de los productos caseros más utilizados para la higiene del hogar. El primero es muy útil para limpiar el acero inoxidable manchado con sarro (esto se debe a su acidez), así como para combatir la grasa, por tener acción desengrasante. Mientras que el segundo es perfecto para tratar manchas muy rebeldes y de quemado.

Si no sabes cómo limpiar correctamente el lavaplatos de acero inoxidable, así como las mesadas y campanas de este material, te diremos que esta dupla es clave para lograrlo:

  • Mezcla en un pulverizador una parte de vinagre y dos de agua tibia.
  • Aplica la mezcla por toda la superficie del fregadero o mesada.
  • Esparce bicarbonato de sodio sobre el área.
  • Déjalo actuar por un par de minutos.
  • Limpia con una esponja suave.
  • Seca con una lanilla de microfibra.
Ten en cuenta que este método también sirve para limpiar ollas, sartenes y utensilios de acero inoxidable, que cuenten con manchas y falta de brillo.

2 ideas para limpiar el acero inoxidable manchado o quemado

Las manchas en el acero inoxidable pueden surgir por distintos motivos: el no secar bien los utensilios de cocina, dejar alimentos que desprenden ácidos o almidón en ollas y sartenes, exceso de calor, la sal y químicos presentes en algunos detergentes, entre otros. Y aunque el método anterior de limpieza con vinagre y bicarbonato es efectivo, también hay otras opciones que puedes probar.

1. Refresco de cola

Los refrescos no son solo para beber, pues también pueden ayudarte a quitar las molestas manchas de óxido y cal en el acero inoxidable. Para ello, humedece una esponja en la soda y frota el área que tiene la mancha hasta que desaparezca. Luego solo queda enjuagar y secar bien.

En caso de que la mancha sea muy fuerte, deja actuar el refresco por unos minutos en la zona, antes de frotar y enjuagar. El agua carbonatada en la soda ayuda a limpiar en profundidad.

2. Salsa de tomate

La salsa de tomate es uno de los tips para dejar las ollas resplandecientes más efectivos, y es que el ácido cítrico en ella se encarga de disolver las manchas carbonizadas que el acero pueda tener. Si te preguntas cómo limpiar el acero inoxidable quemado, solo debes hacer lo siguiente:

  • Cubre el área quemada con la salsa de tomate.
  • Lleva a fuego por un par de minutos. Esto solo aplica si la mancha está en una olla o sartén.
  • Deja que actúe por unos 30 o 40 minutos.
  • Frota con una esponja muy suave.
  • Lava y seca con una lanilla.

¿Cómo limpiar el acero inoxidable para que brille?

Una situación bastante común es que el acero inoxidable, a pesar de estar muy limpio, pierda su brillo y se vea opaco y aburrido. Estos trucos para abrillantarlo que te compartiremos los puedes aplicar en la limpieza de utensilios de cocina, como espátulas y cucharones, así como también en neveras, campanas y cualquier otro electrodoméstico de este material.

1. Aceite de oliva

El aceite de oliva no solo es genial para cocinar, sino que también actúa como un pulidor natural de este metal. De hecho, es uno de los trucos para devolver el brillo a los cubiertos opacos más populares y sencillos de realizar:

  • Humedece un trozo de papel de cocina en aceite de oliva.
  • Pásalo por toda la superficie a limpiar.
  • Deja actuar por unos minutos.
  • Retira todo el aceite frotando con un papel seco.

2. Abrillantador

En el mercado también hay productos específicos para sacarle brillo al acero y se les conoce como abrillantadores. Ellos suelen venir en presentación de espray y si no tienes idea de cómo limpiar el acero inoxidable con ellos, tan solo basta con aplicarlos en la superficie y frotar con un paño de microfibra, hasta que tenga el aspecto brillante que buscas.

3 trucos para limpiar el acero inoxidable de los electrodomésticos

Para nadie es un secreto que, cada vez, son más los electrodomésticos fabricados en acero inoxidable, esto se debe a su resistencia a la corrosión, lo que les hace más duraderos al paso del tiempo. ¿No sabes cómo limpiar el acero inoxidable de la nevera, lavadora, freidora de aire o cualquier otro electrodoméstico?, aquí te contamos.

1. Paño húmedo y seco

Puede parecer una obviedad, pero pasar un paño húmedo y seco es eficaz para limpiar electrodomésticos de acero inoxidable antihuellas. Este se diferencia del normal en que tiene una capa o revestimiento final que lo protege de las marcas de huellas dactilares.

Lo único que tienes que hacer es humedecer un paño de microfibra, limpiar toda la superficie externa de tu nevera, lavavajillas o cualquier otro electrodoméstico con él y después secar con una lanilla, siempre pasándola en la dirección de las vetas del acero.

2. Alcohol

Aunque no lo creas, el alcohol puede ser muy útil para limpiar la mugre de la puerta de la nevera, así como también del exterior de otros electrodomésticos. ¿Te preguntas cómo limpiar acero inoxidable con alcohol?, solo sigue estos pasos:

  • Rocía alcohol en el exterior del electrodoméstico, con la ayuda de un pulverizador, sobre todo en donde haya más mugre.
  • Frota con una lanilla de microfibra hasta que desaparezca la suciedad.

Un detalle muy importante es que, después de limpiar el acero inoxidable con alcohol, este se verá opaco. De manera que deberás aplicar algunos de los trucos que te indicamos antes para devolverle el brillo.

3. Limpiador de acero inoxidable

Si buscas un producto fabricado para limpiar electrodomésticos de acero inoxidable con grasa, te recomendamos un limpiador profesional. Por ejemplo, el de la marca Alclear que no solo actúa como desengrasante, sino también contra las manchas de huellas y el polvo.

En cuanto a su forma de uso, se emplea de la misma forma que el alcohol: lo aplicas en la superficie y frotas con una lanilla de microfibra seca.

¿Cómo limpiar la joyería de acero inoxidable?

El acero inoxidable no solo está presente en utensilios de cocina, son varias las joyas que se hacen con él, y es posible que con el paso del tiempo se manchen y pierdan su brillo. Para darles una segunda vida, no es necesario llegar a pintar el acero, puedes emplear alguno de estos tres métodos.

1. Bicarbonato

Antes hablamos de la buena pareja que hace el bicarbonato y el vinagre en la limpieza del acero inoxidable, pero debes saber que también es útil para devolverle el brillo a las joyas.

Lo único que tienes que hacer es humedecer una esponja con agua y espolvorear bicarbonato en ella, para luego frotar sobre tu pulsera, cadena o joya sucia. Cuando se vea más limpia, sécala con una lanilla.

Así mismo, si la mancha es muy persistente, puedes usar bicarbonato y limón o con el vinagre, como te habíamos comentado.

2. Aspirinas efervescentes

Una buena manera de limpiar la bisutería oxidada, de este material, es mediante aspirinas y antiácidos efervescentes. Ellos contienen carbonato y bicarbonato de sodio en su composición que, como habrás notado, es genial para la limpieza.

Para llevarlo a cabo agrega una pastilla de aspirina o antiácido en medio vaso de agua, coloca tu joya dentro y déjalo actuar por unos 15 o 20 minutos. Verás que el agua se torna oscura y cuando saques tu joya, tan solo te queda secarla bien.

3. Pasta de dientes

Seguro que no asocias la pasta de dientes a la limpieza de otra cosa que no sea tu dentadura, ¿cierto? La verdad es que también vale para lavar acero inoxidable y joyería metálica en general. Eso sí, no debes dejarla mucho tiempo en tu bisutería, porque podría llegar a dañarla. El paso a paso es el siguiente:

  • Aplica pasta de dientes en una esponja o cepillo de cerdas muy suaves.
  • Frota sobre la joyería manchada con suavidad, en la dirección de las vetas del acero inoxidable.
  • Limpia con una lanilla humedecida, vigilando que no quede ningún residuo de pasta.
  • Seca bien y listo, joyería limpia.

2 opciones para limpiar las huellas dactilares del acero inoxidable

Una de las cosas que hacen ver al acero inoxidable sucio, cuando en realidad no lo está, son las huellas de dedos, sobre todo en electrodomésticos pequeños como tostadoras o cafeteras. Pero no te preocupes, que decirles adiós es bastante sencillo con los siguientes tips.

1. Limpiavidrios

Tanto los limpiavidrios fabricados como los caseros, hechos con ingredientes como el vinagre o limón, son efectivos contra las huellas dactilares. Rocía un poco sobre el área manchada y frota con una esponja suave, para terminar secando con una lanilla de microfibra.

2. Limpiador multiusos

Otra idea de cómo limpiar el acero inoxidable manchado de huellas es con la ayuda de limpiadores multiusos comerciales. Lo aplicas igual que el limpiavidrios, rociándolo en la superficie, enjuagando con un trapo húmedo y luego secando.

Si vas por esta opción debes tener en cuenta que el limpiador no contenga cloro o lejía y que venga en una presentación líquida, para aplicar en espray. Si lo eliges en una textura cremosa, será más difícil de sacar y esa no es la idea.

Rebajas
Limpiador sin lejía Sanytol


Alarga la vida útil del acero inoxidable evitando estos productos

A lo largo de todo este artículo te hemos indicado qué productos son buenos para limpiar el acero inoxidable y cómo hacerlo, pero no podemos despedirnos sin decirte cuáles son de los que debes huir, pues solo te causarán más daños que beneficios.

Los primeros son el cloro y la lejía, estos son productos muy fuertes y abrasivos que pueden ir debilitando, de a poco, el acero inoxidable y hacer que se reduzca su durabilidad. Mismo caso con los limpiadores en polvo.

En cuanto a los utensilios para la limpieza, evita las esponjas metálicas y cepillos de cerdas duras, porque pueden llegar a rayar la superficie del acero. Tampoco te recomendamos secarlo con trapos de algodón, debido a que sueltan pelusas que se quedan en el área.

Ya sabes como limpiar acero inoxidable de forma correcta, ahora solo te queda poner estos consejos en práctica y deleitarte con los brillantes resultados, que no pasarán desapercibidos.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Arias, A. (2019). Evaluación a nivel laboratorio, de la acción desinfectante y desengrasante del vinagre sintético blanco al 4 %, con vida de anaquel caducada, como sustituto a productos químicos comunes. [Tesis de grado, Universidad San Carlos de Guatemala]. https://core.ac.uk/outputs/326018556?
  • Instituto Mexicano de Acero Inoxidable. (s.f.). Uso y Conservación de Productos de Acero Inoxidable, Manual para usuarios. https://iminox.org.mx/aplicainox/

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.