¿Qué es el microcemento y para qué se usa?

El microcemento ha revolucionado el ámbito de la construcción y la decoración. Veamos de qué se trata y cuáles son sus usos principales.
¿Qué es el microcemento y para qué se usa?

Última actualización: 03 junio, 2022

Las novedades en el mundo de la construcción no dejan de sorprender, ya que aparecen nuevos productos que facilitan las tareas de refacción, de bricolaje y de decoración. En esta ocasión, estaremos hablando sobre qué es el microcemento y para qué se usa.

A continuación vamos a repasar en qué consiste este material, cuáles son sus ventajas y en qué lugares u objetos lo podemos aplicar. Te adelantamos que es muy fácil de manipular, por lo que puedes realizar tareas por tu cuenta sin necesidad de contratar a un profesional.

¿Qué es el microcemento?

Como su nombre lo indica, es un material que se compone de cemento, resinas, aditivos y algunos pigmentos de origen mineral que le aportan diferentes colores. Las distintas tonalidades es un gran punto a favor, porque nos da la opción de elegir algún tono que se adapte y combine con el resto de los elementos que se encuentran en un ambiente.

Es decir que, si lo deseamos, nos podemos salir del clásico gris del cemento.

Asimismo, se trata de un material que se puede aplicar en superficies horizontales y verticales sin problemas. Pisos, paredes y muebles se pueden revestir con el microcemento y lograr acabados modernos, elegantes y muy prolijos.

Por otro lado, sirve para usar en superficies que se encuentren tanto en el interior como en el exterior. En general, se prefiere para las primeras un acabado fino, mientras que para las segundas, uno medio o grueso.

Preparación de cemento.
A diferencia del cemento clásico, este material es más versátil para la decoración moderna y para adaptarlo a cada ambiente.

¿Cuáles son las ventajas del microcemento?

Este método innovador de revestir distintas superficies presenta muchos beneficios. Se trata de un material de una gran resistencia en cuanto a las variaciones de temperatura, rayones y golpes. Si bien sí se raya, no se hace con facilidad.

En segundo lugar pondremos el tema del costo. Es relativamente económico, pues se puede aplicar sobre el material que ya tenemos de base (porcelanato, azulejos, cerámicos, pintura). No es necesario quitar lo que ya hay y eso supone un gran ahorro.

Tercero, el microcemento ofrece una máxima adherencia. En este sentido, es posible aplicarlo sobre una mesa de mármol o sobre los azulejos del baño sin problemas. En este tipo de superficies de bajísima porosidad, antes se aplica una imprimación para prepararla.

El microcemento lleva muy poco mantenimiento. No se recomienda utilizar productos demasiado abrasivos para limpiarlo, sino simplemente agua tibia y jabón neutro. Agregaremos aquí que no lleva juntas de dilatación, lo que evita la acumulación de suciedad.

Se presenta en varios colores y es muy sencillo de aplicar. Necesitarás seguir las instrucciones de uso y disponer de al menos unos 4 o 5 días, ya que requiere diferentes procesos con sus tiempos de secado.

Finalmente, un tema que es de suma importancia en el caso de los pisos, es el grosor final de la capa. Si planeas remodelar, puedes emplear microcemento sin la necesidad de luego cepillar las puertas. Esto se debe a que el espesor máximo que alcanza es de 3 milímetros, por lo que el funcionamiento de las puertas no se verá afectado.



Aplicaciones del microcemento

Como mencionamos al comienzo, este material se utiliza principalmente para recubrir diversas superficies. Estas pueden ser muros, pisos y diferentes muebles, como mesadas o mesas. A continuación detallamos los empleos más comunes que se le dan.

1. Muebles

El microcemento es ideal para revestir mobiliario que se encuentre fuera y dentro de casa. Al ofrecer una amplia gama de acabados, se puede jugar con estilos rústicos o elegantes.

En el caso de los muebles de exterior, es frecuente ver bancos y mesas de jardín revestidos con microcemento. Recuerda que se presenta en varios colores, por lo que de seguro habrá un tono que se adecúe a tu jardín. Es muy resistente a los factores climáticos, lo que hace que sea uno de los favoritos entre quienes planean una refacción de sus muebles externos.

De igual modo, se lo utiliza para revestir bañeras, mesadas de baño y de cocina. Ya que es ultraresistente a la humedad.

2. Pisos y muros

Este material es ideal para cubrir suelos y paredes, porque representa un bajo costo, es muy fácil de aplicar y aporta un toque moderno a los ambientes. En el caso de los pisos, se les coloca una malla plástica especial para agregar más resistencia.

3. Baños

El microcemento se emplea cada vez más en cuartos de baño porque resiste la humedad y es muy fácil de limpiar. Ya sea un muro, el piso, la bañera o la mesada, este material es tan versátil, que se puede usar de muchas maneras posibles.



4. Escaleras

Revestir una escalera con microcemento te dará excelentes resultados. Queda muy buen si lo combinas con madera y hierro, dos elementos distinguidos en la construcción.

5. Piscinas

Revestir la zona que rodea a la piscina con microcemento es una idea muy atinada. Esto se debe a que es antideslizante, decorativo y resistente a los rayos UV.

Microcemento alrededor de la piscina.
El microcemento alrededor de la piscina aumenta la seguridad al evitar los deslizamientos accidentales.

El microcemento es una solución práctica y decorativa

Esperamos que estas diferentes propuestas sobre el microcemento y sus usos sirvan como un disparador de ideas para que puedas aplicarlo y adaptarlo a tus propias circunstancias. Nuestra recomendación final es que leas y respetes al pie de la letra las instrucciones del fabricante para evitar errores que puedan alterar el resultado que buscas.

Te podría interesar...
¿Cómo mezclar concreto para manualidades? 7 ideas para usarlo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo mezclar concreto para manualidades? 7 ideas para usarlo

Las manualidades de cemento son ideales para decorar tus espacios con poco presupuesto y mucho estilo. Descubre 7 ideas innovadoras.



  • Duda, W. H. (1977). Manual tecnológico del cemento. Reverté.
  • Fallas, G. G., Madrigal, C. H., García, M. P., Valenciano, I. R., Vega, L. D. R., & Guzmán, G. S. (2012). Efecto de la variación agua/cemento en el concreto. Tecnología en marcha25(2), 80-86.
  • Gómez, A. M. (1996, September). Los materiales de construcción y el cambio estético: sobre la estética del hierro y el cemento. In Actas del Primer Congreso Nacional de Historia de la construcción(Vol. 19, p. 21).
  • Giraldo Bedoya, A. M. (2015). Manual De Acabados.
  • Penadés Sanz, J. (2015). Análisis y estudio del microcemento(Doctoral dissert
  • Sánchez Paz, L. (2020). Centro de restauración de bienes muebles.