Mixedema: causas, síntomas y tratamientos

Los trastornos tiroideos pueden provocar esta condición, la que a veces coincide con una rara encefalopatía. Descubre los síntomas y los tratamientos para esta patología.
Mixedema: causas, síntomas y tratamientos
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 17 diciembre, 2020.

Última actualización: 17 diciembre, 2020

El mixedema es una manifestación cutánea de ciertos trastornos hormonales. También se conoce como dermopatía tiroidea, en especial cuando se acompaña de cambios en la coloración de la piel y en su textura.

Estas lesiones pueden estar presentes en casos avanzados de hipotiroidismo y en una rara condición denominada coma mixedematoso, pudiendo ser mortal. Hemos preparado el siguiente artículo para que conozcas un poco más acerca de esta enfermedad.

Tipos de mixedema

A pesar de que el mixedema se presenta de forma más o menos similar en todo el cuerpo, es posible distinguir dos tipos bien definidos: el facial y el pretibial.

Facial

Dependiendo de la evolución de la enfermedad puede llegar a ser deformante. Diversas sustancias, incluidas los glucosaminoglicanos, se acumulan en la zona de los pómulos y alrededor de las órbitas.

En muchos casos, cuando es una manifestación extratiroidea de la enfermedad de Graves, se presenta de forma concomitante con una oftalmopatía (una afección ocular). En estos pacientes ambos ojos dan la impresión de ser de mayor tamaño, lo que en realidad es una consecuencia de la acumulación de estas sustancias en la parte posterior de la órbita.

Pretibial

Es bastante común y también se asocia con la oftalmopatía de la enfermedad de Graves. En ocasiones se utiliza como sinónimo de mixedema localizado. Para hacer el diagnóstico es necesaria la combinación de elementos clínicos junto con una biopsia que es evaluada por un médico patólogo.

Como su nombre lo indica, se localiza en los miembros inferiores, abarcando su tercio distal. Tiende a presentarse de forma bilateral, ser frío, duro y no dejar huella (fóvea) con la palpación de las lesiones. El color de la piel puede variar un poco, adquiriendo una tonalidad amarillenta y acompañada de poros amplios.

Mixedema como parte de la enfermedad tiroidea.
La enfermedad tiroidea puede ser un origen del mixedema, ya sea detrás de los ojos como en los miembros inferiores.

Causas del mixedema

Si bien se considera al mixedema como una consecuencia del hipotiroidismo, esto no es cierto en todos los casos. Teniendo en cuenta la fisiopatología de la enfermedad, parece depender más de la hormona involucrada.

La secreción de hormonas tiroideas (T3 y T4) no solo incluye a la glándula tiroides. Dicha regulación implica el adecuado funcionamiento del hipotálamo y la hipófisis, que secretan la hormona liberadora de tirotropina (TRH) y la hormona estimulante de la tiroides (TSH), respectivamente.

Un mixedema es la consecuencia de la acumulación de glucosaminoglicanos por debajo de la piel, biomoléculas muy importantes para el tejido conectivo. Su producción se relaciona con la estimulación hormonal de unas células llamadas fibroblastos. Cuando se acumulan las moléculas, atraen agua por un fenómeno físico que es la ósmosis, provocando la hinchazón o el edema.

Hipertiroidismo

Aquí las hormonas tiroideas se producen en exceso. Esto es el resultado de un aumento de la estimulación proveniente del hipotálamo o la hipófisis, así como también debido a la inflamación de la glándula, condición denominada tiroiditis.

Dependiendo de estos últimos aspectos se puede clasificar al hipertiroidismo en primario, secundario o subclínico. Una de las causas más frecuentes de mixedema es la enfermedad de Graves, una tiroiditis autoinmune que produce liberación exagerada de hormonas tiroideas.

En este caso el mixedema suele ser pretibial y estar asociado con exoftalmos, una condición en la que los globos oculares sobresalen de las órbitas.

Hipotiroidismo

En este caso, opuesto al anterior, también existe relación con el eje hipotálamo-hipófisis-tiroides. Los médicos suelen clasificar el hipotiroidismo en primario, secundario, terciario y resistencia periférica a las hormonas tiroideas.

La tiroiditis de Hashimoto es una de las enfermedades que se asocian con la aparición de mixedema. También es un trastorno autoinmune que provoca destrucción y disminución de la función de la glándula. En casos extremos el hipotiroidismo puede provocar una encefalopatía grave denominada coma mixedematoso.

Síntomas del mixedema

Pueden presentarse grados de severidad muy variables dependiendo de cada paciente. De hecho, existen formas localizadas que muchas veces motivan la consulta en pacientes asintomáticos. Al palpar la zona afectada, en la mayoría de los casos la piel se encuentra fría y endurecida, algo que permite diferenciar esta condición de otras causas de edema.

A pesar de que puede aparecer como manifestación única de un trastorno tiroideo, esto no es lo usual. Por lo tanto, los pacientes presentan cualquiera de los siguientes síntomas:

  • En casos de hipertiroidismo hay ansiedad, dificultad para concentrarse, pérdida de peso, intolerancia al calor, insomnio, visión doble, exoftalmos y sudoración profusa.
  • Los hipotiroidismos tienen debilidad generalizada, aumento de peso no explicada por otras causas, tendencia al sedentarismo, disminución de la frecuencia cardíaca, intolerancia al frío, piel seca, caída del pelo (alopecia) y estreñimiento o constipación.
  • En la enfermedad de Graves suele coincidir de forma característica el exoftalmos, el bocio (aumento de tamaño de la glándula) y el mixedema.

Complicaciones

El coma mixedematoso es una complicación del hipotiroidismo. Recibe este nombre por el hallazgo casual de mixedema en los pacientes afectados. En general, no se considera la acumulación de glucosaminoglicanos como causa del coma, sino que es más bien una consecuencia.

Esta encefalopatía tiroidea era poco común hasta la creación de fármacos capaces de sustituir la función de la tiroides. En la actualidad se considera una rara condición y suele ser desencadenada por infecciones, en particular en mujeres de edad avanzada y con mal control farmacológico de su condición de base.

Tiende a provocar pérdida de la consciencia, bradicardia, hipotermia y disminución de la ventilación pulmonar con reducción de la saturación de oxígeno. Este último síntoma es uno de los más característicos.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico es clínico. No existen pruebas complementarias rápidas que permitan confirmar esta condición, a pesar de que una biopsia de las lesiones identifica los hallazgos característicos.

Para ello, el médico requerirá tener alto grado de sospecha basándose en la historia clínica. La presencia de oftalmopatía y otros síntomas característicos de la afección de la glándula tiroides permiten orientar bastante. Para confirmarlo se podrían solicitar niveles sanguíneos de las principales hormonas involucradas (TRH, TSH, T3 y T4).

Médico sospecha mixedema en paciente hipotiroidea.
El diagnóstico del mixedema es clínico y puede apoyarse en una búsqueda de patología tiroidea para certificar la relación.

Tratamiento del mixedema

En pacientes estables y en los que el mixedema es solo un hallazgo casual o adicional pueden programarse varias consultas para evaluar la respuesta. En cambio, si el mixedema forma parte de una encefalopatía tiroidea el abordaje está destinado a mantener las funciones vitales en caso de emergencia.

Por lo general, las lesiones cutáneas del mixedema pretibial o facial pueden resolverse con el pasar del tiempo, ya que no suelen ser origen de urgencias vitales.

El dermatólogo es el especialista encargado de evaluar en una primera instancia. Por supuesto, en la mayoría de los casos las lesiones mejoran si el tratamiento hormonal es efectivo, el que suele ser instaurado por un endocrinólogo.

Los esteroides tópicos son los fármacos de elección para las lesiones pretibiales, a pesar de requerir evaluación continua para evitar complicaciones, como la atrofia cutánea. Además, el uso de vendajes también podría ser beneficioso en algunos pacientes.

El mixedema en el contexto de la tiroides

El mixedema es parte de las manifestaciones extratiroideas de muchos trastornos, que pueden abarcar tanto el hipo como el hipertiroidismo. A pesar de que en condiciones normales no representa una urgencia vital, la aparición del coma mixedematoso puede comprometer la vida de los pacientes.

El médico encargado de la evaluación integral es el endocrinólogo, a pesar de que el dermatólogo suele abordar las lesiones cutáneas e indicar el tratamiento específico. En ocasiones, los médicos de familia o internistas podrían formar parte de un equipo multidisciplinar para la atención.

Te podría interesar...
Cuidar la tiroides: la alimentación que la favorece
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Cuidar la tiroides: la alimentación que la favorece

¡Atención! Cuidar la tiroides es posible con un adecuado régimen alimentario. Aquí te explicamos las características que debe tener.



  • Domínguez-Borgua A, Fonseca-Entzana M, Trejo-Martínez M. Coma mixedematoso. Med Int Méx 2015;31:223-228.
  • Esteva E. Trastornos tiroideos. Tratamiento. Ámbito Farmacéutico Educación Sanitaria 2010;29(6):61-66.
  • García-Vila B, Rodríguez-Blanco M, Martín-Parra C, Saez-Noguero S. Insuficiencia respiratoria aguda debida a mixedema. Med Intensiva 2005;29(7):400-1.
  • Escobar, I., et al. "Tiroiditis de Hashimoto. Estudio de 100 casos." Acta Med Colomb 16 (1991): 18-29.
  • Gómez-Puerta J, Cervera R. Lupus eritematoso sistémico. Medicina y Laboratorio 2008;14(5-6):211-223.
  • Lozano J. Hipotiroidismo. Ámbito Farmacéutico Farmacoterapia 2006;25(1):61-66.
  • Tomás-Velázquez A, Panadero P, Aguado L. Mixedema pretibial en enfermedad de Graves. Atención Primaria 2019:51(10):654-655.