¿Qué es la moda circular y por qué es tendencia?

Maria Jimena Freytes·
06 Marzo, 2021
¿Eres de las personas que compra ropa todas las temporadas? Te contamos las implicancias de participar en este circuito de moda rápida y cómo puedes hacer para entrar en la moda circular, una alternativa sustentable y amigable con el medioambiente.

Para saber qué es la moda circular, primero repasemos cómo ha funcionado la industria de la moda desde siempre. La producción de la mayoría de las prendas que guardamos en nuestro armario dista mucho de ser amigable con el medioambiente.

Para su fabricación se extraen recursos no renovables que serán volcados a circuitos productivos, los cuales darán como resultado una prenda que se usará una temporada para luego ser desechada.

Esto es lo que se denomina moda rápida; un modelo de consumo desmedido de ropa que no siempre es necesaria. Son prendas que tienen vigencia en las pasarelas solo durante un lapso corto y que caerán en desuso mucho antes de que acabe su vida útil.

Según algunos estudios, solo en España se venden 80 millones de prendas cada año, mientras que un solo español desecha 7 kilos de ropa en el mismo periodo. En vista de estas cifras – que son aún más alarmantes si se multiplican por todos los países del mundo – surge la llamada moda circular.

Se trata de una propuesta sustentable que busca replantear el presente y el futuro de la moda y de toda la industria textil. ¿En qué consiste? ¿Cuáles son sus beneficios? En el siguiente espacio detallamos todo al respecto.

¿Qué es la moda circular y por qué se caracteriza?

La moda circular enmarca un proyecto mucho más ambicioso y de mayor alcance conocido como «economía circular». Ellen Macarthur Foundation es una fundación que apuesta por este modelo económico sustentable alternativo, que cada vez gana más adeptos.

Se basa en la igualdad social, la eliminación de residuos y contaminación, el uso sostenido de productos para no desecharlos y la «regeneración de sistemas naturales», según se explica en la web.

La premisa es mantener los productos en circulación la mayor cantidad de tiempo posible mediante la puesta en marcha del concepto de las tres erres «reducir, reusar, reciclar».

En el caso de la moda circular, estamos hablando de que las prendas se mantengan activas mientras tengan vida útil. Así, cuando ya no se puedan utilizar más, podrán volver al medioambiente sin contaminarlo.

Por otro lado, promueve el uso materiales sustentables sin causar daño a los diversos ecosistemas. Para ello, hablamos de cinco factores clave:

  • Materiales que puedan ser reusables.
  • Energía renovable.
  • Manejo del carbono.
  • Administración de los recursos hídricos.
  • Justicia social.

Por último, contempla el hecho de reciclar y obtener materia prima a partir de las prendas que ya no se pueden reutilizar más. Con esto, se logra la fabricación de otros productos, o bien, se generan residuos que no causan daños en el entorno.

¿Qué es la moda circular y por qué se caracteriza?
La industria textil es una de las más contaminantes del planeta. La moda circular propone reducir ese impacto negativo con prácticas de reciclaje y reutilización.

Tal vez te interese: 10 formas para reducir la producción de residuos

¿Cuáles son los beneficios de la moda circular?

Queremos destacar algunos de los beneficios que supone ingresar en el mundo de la moda circular. Ya sea económicos, sociales o personales, todos ellos suponen un aporte positivo a la salud de los ecosistemas.

Adquirimos prendas de excelente calidad

Para que una prenda pueda formar parte de la moda circular debe ser pensada, diseñada y producida para que dure mucho más tiempo que las prendas de vestir convencionales. Para esto se debe tener en cuenta, sobre todo, la materia prima y los ciclos de producción.  Es decir, son prendas de una calidad excepcional.

Contribuimos a una producción sustentable 

Si bien los materiales que se usan son naturales, su proceso no debe generar contaminación. Además, deben ser devueltos y reciclados sin daños ambientales. Ejemplos de estos procesos y materiales son el algodón orgánico, la energía renovable, etcétera. Cuando compramos una prenda de estas características estamos invirtiendo en el futuro del medioambiente.

Todos podemos formar parte de la moda circular y hacer nuestro aporte a una moda sustentable.

Reducimos los niveles de contaminación

No solo porque no tiramos la ropa que ya no usamos, sino porque estas prendas son elaboradas según prácticas amigables con el medioambiente, como ya hemos mencionado anteriormente.

¿Cómo puedo contribuir?

Todos podemos contribuir con esta causa en mayor o menor medida. Si bien es cierto que muchos no podrían afrontar los costos de adquirir una prenda fabricada según los parámetros de la moda circular, existen otras formas de colaborar.

Hacer upcycling o un reciclado creativo

Es una propuesta en la que podemos reciclar la ropa, pero añadiéndole un valor extra. Por ejemplo, mediante un o bordado, un aplique, una estampa o unas puntillas que cambien su aspecto por completo.

También incluimos en este punto el hecho de modificar una prenda. Por ejemplo, convertir un vestido en un conjunto de dos piezas, o un jean en una falda. La imaginación y la creatividad son ilimitadas en este caso.

Te puede interesar: 6 consejos para lavar ropa delicada

Comprar a modo de inversión y no por tendencias

Si tenemos la oportunidad de comprar una de estas prendas, debemos considerar que es una inversión a largo plazo y no como una compra de una sola temporada que luego vamos a desechar.

Donar las prendas que ya no usas 

Con el cambio de temporada, podemos llevar la ropa en desuso a centros de caridad. Eso sí, tiene que estar en buen estado para que otras personas puedan usarlas un tiempo más. Muchos estarán encantados de poder recibir la ropa usada. 

Donar las prendas que ya no usas 
Siempre y cuando las prendas estén en buen estado, puedes donarlas a personas necesitadas.

Revender en ferias

Esta es una de las formas más usadas para participar del circuito de la moda circular. Solo debemos consultar las ferias de objetos usados o de segunda mano, y llevar allí las prendas para revenderlas o intercambiarlas por otras de iguales características. Esta compra-venta puede ser muy beneficiosa.

Moda circular, un estilo de vida

En el año 2014 surge este concepto de la mano de Anna Brismar, consultora de la firma Green Strategy mientras organizaba un evento sobre moda sustentable. Desde entonces, se ha convocado tanto a empresarios como productores y consumidores a participar de la moda desde un lugar más benévolo con la madre tierra.

La moda circular no debería ser una simple tendencia, sino un reto y una filosofía de vida. Si todos la practicamos, le estaremos haciendo un bien al planeta. ¿Te animas?

  1. Chae, Y., & Hinestroza, J. (2020). Building Circular Economy for Smart Textiles, Smart Clothing, and Future Wearables. Materials Circular Economy2(1), 1-4.
  2. Cattermole, A. (2018). How the circular economy is changing fashion. AATCC Review18(2), 37-42.
  3. Haverhals, L. M. (2021). Natural Recycled Super–Fibers: An Overview of a New Innovation to Recycle Cotton. Sustainable Textile and Fashion Value Chains, 23-34.
  4. Gómez Fernández, R. (2019). Waste en moda: comprometidos con el medio ambiente.
  5. Beltrán, B. (2019). Economía Circular, ¿ una nueva moda, o una necesidad?. Calidad: Revista mensual de la Asociación Española para la Calidad, (1), 1.
  6. Pastor Inchauspe, I. (2018). La sostenibilidad de la cadena de suministro de la industria textil. Hacia una teoría de aproximación a la economía circular en el sector de la moda.