Motivación intrínseca: qué es y 5 formas de promoverla

¿De qué se trata la motivación intrínseca? ¿Cómo se puede conseguir? Te lo contamos todo en este artículo. ¡Descúbrelo y ponte en marcha con tus proyectos!
Motivación intrínseca: qué es y 5 formas de promoverla
Andrés Carrillo

Escrito y verificado por el psicólogo Andrés Carrillo el 14 julio, 2021.

Última actualización: 14 julio, 2021

La diferencia entre las personas que persisten en una tarea y las que se dan por vencidas pronto puede estar en el tipo de motivación que tengan. Cuando hablamos de la motivación intrínseca nos referimos a aquella que proviene desde dentro. Esto es que a la persona la moviliza su deseo genuino de alcanzar un propósito.

Cabe considerar, por otra parte, que existe una motivación extrínseca. Se trata de aquella en la que las personas se movilizan a realizar alguna actividad por el deseo de ser recompensados. Por ejemplo, cuando nos esforzamos para conseguir un ascenso en nuestro empleo.

¿Qué es la motivación intrínseca?

Entendemos que la motivación intrínseca se trata de las ganas que una persona tiene respecto a la consecución de un objetivo. Esto ocurre cuando deseamos aprender o ganar en algo que nos gusta. Un buen ejemplo de este tipo de motivación ocurre en los deportes.

La mayoría de los deportistas de alto rendimiento consiguen llegar lejos en sus disciplinas porque presentan un alto grado de motivación personal. Independientemente de que algunos atletas profesionales cobran grandes salarios, lo que los mantiene en la elite es la motivación intrínseca.

Por supuesto que estar motivado desde dentro resulta beneficioso para todo en la vida. Imaginemos por un momento que pensamos en iniciar un proyecto, pero en lugar de buscar algo que nos guste decidimos elegir algo que nos dará mucho dinero. En ese caso, estamos funcionando desde la motivación extrínseca.

Ciertamente, tenemos menos probabilidad de mantener un buen nivel de motivación cuando trabajamos en función de las recompensas. En todo caso, un premio pierde su efecto cuando lo conseguimos, mientras que las ganas de mejorar en lo que nos apasiona son inagotables.

Motivación interna para despertar.
No es lo mismo plantear objetivos por gusto personal que motivarse por una recompensa externa. El día se comienza de una manera distinta con la motivación interna.


Características de una persona con motivación intrínseca

A diferencia de las personas con una motivación orientada hacia el exterior, las características de quienes se ven movilizados por sus deseos más genuinos están basadas en el autoconocimiento y la autodeterminación. Esto quiere decir que resulta más fácil tomar buenas decisiones cuando sabemos lo que deseamos y estamos decididos a materializarlo.

Dentro de este orden de ideas, una persona que no tenga claro lo que quiere conseguir con sus acciones se vería inmersa en una dinámica de cambios bruscos y poco concluyentes. Podemos asegurar que la principal característica de quienes conocen sus motivaciones es la seguridad en sí mismos.

En este marco, tener seguridad personal para tomar decisiones es la primera de las características importantes en las personas con motivación intrínseca. Vamos a revisar cuáles son las demás particularidades:

  • Capacidad de influir directamente en la motivación: las personas con motivación intrínseca son capaces de buscar nuevas actividades que despierten un interés genuino. No se dejan influenciar por ofrecimientos.
  •  No identifican las recompensas como algo material: cuando las motivaciones provienen del interior de las personas, las recompensas no se visualizan como premios u objetos materiales, sino como triunfos personales.
  • Disfrutan hablar sobre sus motivaciones: las personas que disfrutan lo que hacen tienen una motivación contagiosa. Cuando los escuchamos hablar nos dan ganas de aprender más sobre lo que nos cuentan.

5 formas de aumentar la motivación intrínseca

Como hemos comentado, la motivación intrínseca ayuda a mejorar el rendimiento. Tomando en cuenta ese hecho, veamos un listado con algunas recomendaciones para mejorar la productividad en todas las áreas de la vida.

1. Escribe una lista de tus actividades favoritas

Para poder desarrollar un buen nivel de motivación interna es necesario conocernos un poco más a nosotros mismos. Por medio de una lista de actividades favoritas podemos hacer un ejercicio de introspección y darnos cuenta en qué dirección queremos ir.

2. Identifica la sensación de satisfacción

Es natural que cuando hacemos algo que nos gusta nos sintamos satisfechos. Pero a veces nos acostumbramos a hacer las cosas de forma automática y dejamos de lado el placer que nos produce hacer lo que disfrutamos. Es importante que tengamos la capacidad de reconocer las emociones en tiempo real.

3. Retoma algunos pasatiempos del pasado

Por lo general, sucede que a medida que avanzamos en edad vamos dejando atrás algunas cosas que disfrutamos. Esto podría ocurrir porque adquirimos nuevas responsabilidades y no disponemos de tanto tiempo.

Una buena forma de potenciar nuestra motivación genuina es recordar aquellas cosas que solían gustarnos y que por alguna razón dejamos de hacer. En la medida que podamos retomar los pasatiempos nos sentiremos cada vez más motivados.

4.  Pasa tiempo de calidad con familiares y amigos

Tomarnos un tiempo para compartir con la familia o con los amigos siempre es beneficioso para reencontrarnos con nosotros mismos. Dicho de otro modo, el tiempo de calidad con las personas que nos aprecian nos saca de la rutina, permitiendo que hagamos una reconexión con las cosas que nos motivan.

5. Dale valor a los descansos

Algunas personas piensan que los descansos representan una pérdida de tiempo. Este pensamiento está alejado de la realidad.

Descansar implica entender que no somos máquinas. A menudo necesitamos despejar la mente para luego retomar las actividades que disfrutamos.


Puedes enterarte más leyendo Las 5 fuentes motivacionales más importantes


Ejemplos de motivación intrínseca

Ahora que conocemos las características de la motivación que proviene del interior, podemos identificarla cuando ocurre en nuestra vida. Para tenerlo más claro, repasemos algunos ejemplos que ocurren con frecuencia.

1. Practicar aficiones

Un pasatiempo es una actividad que relaja y distrae a las personas. Suele practicarse por pura motivación personal. Seguro conocemos a alguien que distribuye su tiempo entre las obligaciones y las aficiones. Tal puede ser el caso de quienes disfrutan salir a correr o ir al gimnasio.

Pasatiempo de correr en la montaña.
Los pasatiempos son variados, pero todos nos motivan de manera particular para hacer algo que nos gusta.

2. Disfrutar sin enfocarse en los resultados

Cuando vemos personas que disfrutan lo que hacen, aunque no sean los mejores, estamos ante un claro ejemplo de pasión y motivación interna. Tener la capacidad de ser constantes en una actividad sin obsesionarse por ser el mejor es reconocer que se puede disfrutar de algo sin buscar más gratificación que el placer de hacer lo que nos gusta.

3. Hacer obras de caridad

Recordemos que la verdadera caridad es aquella que no pretende el reconocimiento de los demás. Las personas que son caritativas de forma genuina ayudan a los más necesitados sin importarles que sus contribuciones queden en el anonimato.

¿Cómo mantener la motivación intrínseca por más tiempo?

Es común que al cabo de algún tiempo nuestra motivación por hacer las cosas que nos gustan se vea disminuida por la rutina o las altas expectativas que teníamos. Para evitar que llegue la desmotivación es buena idea asegurarse de conocer nuestras limitaciones.

Otra forma de mantener la motivación intrínseca por más tiempo es no sobrecargarse de las actividades que nos gustan. Sería un error hacer los mismos pasatiempos todos los días; eso terminaría por aburrirnos. Lo ideal es tomar un descanso cada cierto tiempo y luego retomarlos.

Te podría interesar...
Cómo encontrar la motivación y ayuda para ser más sano
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo encontrar la motivación y ayuda para ser más sano

¿No sabes qué hacer para encontrar motivación y ayuda para ser más sano? Lo difícil es iniciar, luego el proceso se hace más sencillo.



  • DÁVILA, NATALIA FRANCESCA CASTILLO. “Clima , Motivación Intrínseca y Satisfacción Laboral En Trabajadores de Diferentes Niveles Jerárquicos.” Tesis Pucp (2014): 1–46. Print.
  • Martín Cruz, Natalia, Víctor Martín Pérez, and Celina Trevilla Cantero. “Influencia de La Motivación Intrínseca y Extrínseca Sobre La Transmisión de Conocimiento: El Caso de Una Organización Sin Fines de Lucro.” CIRIEC-España, Revista de Economía Pública, Social y Cooperativa 66 (2009): 187–211. Print.
  • Navarro Roldan, Claudia Patricia. “Rendimiento Académico: Una Mirada Desde La Procrastinación y La Motivación Intrínseca.” Katharsis 21 (2016): 241. Katharsis. Web.
  • Moreno-Murcia, Juan Antonio, Paulette Joseph, and Elisa Huéscar Hernández. “CÓMO AUMENTAR LA MOTIVACIÓN INTRÍNSECA EN CLASES DE EDUCACIÓN FÍSICA.” Revista de Educación, Motricidad e Investigación 1 (2013): 30. Revista de Educación, Motricidad e Investigación. Web.