Mucosa cervical: 9 datos que toda mujer debe saber

Durante las etapas más fértiles de la mujer se producen cambios en la mucosa cervical. Así mismo, los momentos de menor fertilidad también se pueden detectar a través de esta sustancia.
Mucosa cervical: 9 datos que toda mujer debe saber
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 08 julio, 2022

La mucosa cervical aporta información muy valiosa acerca de la fertilidad femenina. En cada mujer es diferente y, por lo tanto, cada una debe hacer un seguimiento de su flujo por algunos meses para que logre identificar los cambios que anuncian la fecundidad.

A lo largo del ciclo menstrual se presentan cambios en la apariencia de la mucosa cervical. Aspectos como la textura, la densidad y el color presentan variaciones.

1. ¿Qué es la mucosa cervical?

La mucosa cervical es una capa de epitelio que recubre la zona circundante al cuello del útero. Libera un líquido que sale a la vagina.

Este líquido cumple con el papel de lubricar la zona y protege de posibles infecciones. Su producción aumenta justo antes y después de la ovulación, aunque siempre se está segregando.

Presenta diferentes cambios a lo largo del ciclo menstrual, en aspectos como la textura, la apariencia y la cantidad. Suele apreciarse en la ropa interior como un flujo transparente, blanco o un poco amarillento. No presenta ningún tipo de olor en condiciones normales.



2. La mucosa cervical fértil

El periodo fértil de una mujer tiene lugar en los 6 días que hay alrededor de la ovulación. Cuando esto ocurre, aumentan los niveles de estrógeno, lo que lleva a que la mucosa cervical produzca un flujo más abundante, blanquecino, espeso y pegajoso. Muy similar a la clara de huevo.

Esto se debe a que durante estos días es necesario aumentar la lubricación de la vagina. Dicho de otra manera, el organismo se prepara para la fecundación y genera las condiciones que la favorecen.

Más moco cervical facilita el desplazamiento de los espermatozoides.
Espermatozoides en el moco cervical.
El flujo vaginal tiene la función de facilitar el tránsito de los espermatozoides hasta el interior del útero.

3. La línea de tiempo del moco cervical

La línea de tiempo de la mucosa cervical no es igual para todas las mujeres. Cada una debe identificar la suya.

Sin embargo, lo usual es que siga este patrón:

  • Ciclo temprano: del día 1 al día 5 del ciclo. Es la etapa en la que tiene lugar la menstruación.
  • Posperiodo: del día 5 al día 10. El flujo de la mucosa cervical es muy escaso y bastante pegajoso. Indica baja fecundidad.
  • Preovulación: del día 10 al 14. El flujo es más abundante. Se ve pegajoso y turbio. Hacia el final se torna viscoso y cada vez más parecido a la clara de huevo.
  • Ovulación: en el día 14. El flujo de la mucosa cervical es muy húmedo y viscoso, al punto en que se estira entre los dedos. Es el momento de mayor fertilidad.
  • Posovulación: del día 14 al 22. El flujo de la mucosa cervical comienza a secarse. Al principio se ve algo turbio y luego adquiere una textura espesa.
  • Preperíodo: del día 22 al día 28. Se reduce mucho la cantidad de flujo y a medida que pasan los días se hace mucho más espeso y pegajoso, similar al pegamento. La fertilidad es casi nula.

4. La fertilidad y la mucosa cervical

La mucosa cervical aporta datos importantes para verificar la fertilidad. ¿Cómo? Lo más recomendable es hacer lo siguiente:

  • Después de usar el baño, limpiar el área con papel higiénico para retirar los restos de orina.
  • Lavarse las manos.
  • Introducir el dedo con suavidad, hasta media pulgada en la vagina.
  • Retirar el dedo y observar la textura y el color del líquido que queda impregnado en él.
  • Si el líquido es elástico, acuoso, delgado y transparente, lo más probable es que sea un momento fértil.


5. Los factores que afectan a la mucosa cervical

Hasta ahora hemos descrito las características del moco cervical en condiciones normales. Sin embargo, hay factores que pueden generar modificaciones en la cantidad y calidad de la mucosa cervical:

  • Anticonceptivos orales: reducen la cantidad de moco cervical.
  • Fármacos: algunos antibióticos, las duchas vaginales antisépticas o los supositorios pueden cambiar el moco cervical.
  • Enfermedades de transmisión sexual (ETS): alteran la calidad de la mucosa cervical.
  • Trastornos endocrinos: hacen que la producción de moco no sea cíclica, sino continua.
  • Obesidad: la secreción es más constante y abundante. Se favorecen las infecciones de la zona.
  • Lubricantes vaginales: alteran la composición de la mucosa.

6. El esperma y la mucosa cervical

La mucosa cervical facilita el tránsito de los espermatozoides. Opera como una especie de gel que relleno de líquido con una estructura elástica.

Cuando se produce la ovulación, aumenta el contenido de agua en este moco. Esto resulta muy adecuado para que los espermatozoides avancen hacia el útero. En otros momentos del ciclo se reduce el contenido acuoso y esto impide el paso de microbios.

7. La prueba poscoital

A veces, el organismo femenino genera anticuerpos que rechazan el esperma. Esto lleva a que los espermatozoides se agrupen o se inmovilicen. En consecuencia, se afecta la fertilidad. En la actualidad es posible detectar esta condición mediante una prueba poscoital.

La misma se realiza entre 2 a 6 horas después de tener una relación sexual. Lo que hace el ginecólogo es tomar una muestra de la mucosa cervical y luego evaluar la motilidad de los espermatozoides en el microscopio.

8. La importancia de beber agua

Uno de los datos más interesantes acerca de la mucosa cervical es que se vuelve de mejor calidad entre más agua beba una mujer. Ayuda a que durante la ovulación el flujo se torne más elástico y apto para el tránsito de los espermatozoides.

El moco cervical está compuesto en un 90 % por agua. Los cambios que tiene a lo largo del ciclo menstrual dependen de los niveles de estrógeno. Sin embargo, beber poca agua hace que este flujo se torne más espeso.

Mujer se hidrata para mejorar la mucosa cervical.
La hidratación modifica, para bien o para mal, la densidad del flujo vaginal.

9. Mejorar la cantidad y la calidad de la mucosa cervical

Así como hay factores que afectan la mucosa cervical de manera negativa, también hay otros que le otorgan más calidad. Dentro de ellos se encuentran los siguientes:

  • Beber al menos 8 vasos de agua al día.
  • Incrementar el consumo de frutas y verduras.
  • Algunos medicamentos con guaifenesina, los cuales deben ser recetados por un médico.

No hay un solo dato para la fertilidad

Llevar un seguimiento adecuado de la mucosa cervical ayuda a determinar cuándo es más fértil una mujer. Esto se debe hacer durante 3 meses para tener una idea clara. El dato es crucial cuando se pretende concebir.

Aun así, este no es el único dato definitivo. En algunos casos puede haber infertilidad provocada por otras causas. Si una mujer quiere quedar embarazada y no lo logra, lo mejor es que consulte con el médico.

Te podría interesar...
Cómo identificar el periodo fértil a partir del moco cervical
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo identificar el periodo fértil a partir del moco cervical

Es posible identificar el periodo fértil a partir del moco cervical, mediante unas acciones sencillas que se pueden llevar a cabo en casa.



  • Ruiz, Edgar Rivera, Diego Larrea Betancourt, and Ángel Freire Valencia. "Anticoncepción, microbiota vaginal e infecciones de transmisión sexual." Anticoncepción Hormonal 465 (2021).
  • Frost, M., Jarboe, E. A., Orlicky, D., Gianani, R., Thompson, L. C., Enomoto, T., & Shroyer, K. R. (2002). Immunohistochemical localization of survivin in benign cervical mucosa, cervical dysplasia, and invasive squamous cell carcinoma. American journal of clinical pathology, 117(5), 738-744.
  • Ovalle, Alfredo, et al. "Obesidad, factor de riesgo de infección bacteriana ascendente durante el embarazo." Revista médica de Chile 144.4 (2016): 476-482.