¿En qué orden se aplican los productos de maquillaje?

¿Primero la base o el corrector? ¿Se deben maquillar los ojos antes o al final? Son algunas preguntas constantes que aparecen al momento de maquillarse.
¿En qué orden se aplican los productos de maquillaje?

Última actualización: 17 diciembre, 2021

Maquillarse es un proceso que requiere ciertas tácticas para que el resultado sea impecable y duradero. Sin embargo, algunas personas pasan por alto el orden en que se aplican los productos de maquillaje.

Mancharse con sombra de ojos o dejar un efecto acartonado en la piel son algunas de las consecuencias de no aplicarse correctamente el maquillaje. Lo que da a pensar que el orden en los productos sí altera el resultado.

Y aunque a algunas mujeres les funciona bien su propio método de aplicación, si se quiere lograr que los productos se fundan mejor y que el maquillaje perdure más tiempo, lo mejor será seguir el siguiente paso a paso.

Orden en que se aplican los productos de maquillaje

Si bien en la parte posterior del producto o en su empaque se pueden encontrar las indicaciones sobre su aplicación, estas no informan en qué parte de la rutina va cada producto. Por esta razón, es recomendable que se conozca a detalle cuáles van primero y por qué.

1. Preparar la piel

Para una óptima absorción de los productos, la piel debe estar limpia de cualquier residuo. Así que lo primero será lavarla.

Acto seguido, se debe hidratar, ya que hay que retener el agua en el interior de las células. Aun así, si se tiene una piel grasa, lo mejor será optar por una versión sin aceite.

En este paso también se incluye un bálsamo labial y el protector solar, muy útil para prevenir los signos del envejecimiento y las manchas.

Bálsamo labial para el maquillaje.
El bálsamo labial es útil para conservar la hidratación de la piel y evitar deterioros a largo plazo.

2. Primer

Aunque es un producto opcional, el primer o prebase ayuda a que, al aplicar la base, esta se unifique mejor. Así como contribuye a que el producto permanezca en la piel por más tiempo. Cabe recordar que este tipo de maquillaje, por lo general, vienen en crema o gel.

La función de una prebase está en suavizar la textura irregular de la piel, así como favorecer la minimización de los poros abiertos, haciendo lucir la epidermis más suave y lozana.

3. Ojos

Maquillar los ojos antes que el cutis no es una regla de oro, sin embargo, es un truco que utilizan los expertos para eliminar o limpiar el desorden sin afectar el resto del rostro. Este paso es clave si se está aplicando una sombra en polvo o en tono fuerte.

Las sombras tienen un universo de colores. Aun así, es mejor aplicar tonos complementarios, lo que quiere decir que se debe usar un tono más claro y otro más oscuro.

La primera va donde comienza la línea de las pestañas y termina justo encima del pliegue del párpado. Mientras que la segunda va justo debajo del hueso de la ceja, pero sin oscurecer las esquinas.



4. Base

Dentro del orden en que se aplican los productos de maquillaje, una de las primeras tareas consiste en elegir una base que se acerque al máximo al tono de piel. Y aunque existen diferentes formas de saber qué color es el correcto, lo más común es aplicar en el antebrazo y corroborar si se funde con la piel.

De igual forma, para aplicar la base en el rostro se debe poner una pequeña cantidad de producto en la frente, las mejillas, la nariz, la barbilla y el cuello, para luego repartirla de forma uniforme con pequeños golpecitos con los dedos o con un blender.

Si la base es en polvo, se debe quitar el exceso de producto de la brocha y luego espolvorear una capa ligera por todo el rostro. Finalmente, se debe barrer la piel con movimientos largos y arqueados.

5. Corrector

Este producto es ideal para cubrir manchas, cicatrices de acné y enrojecimientos, así como algunas imperfecciones. El corrector se debe usar después de la base para evitar que la piel se vea seca.

Uno de los pasos a seguir será aplicar el corrector en un triángulo invertido debajo de los ojos, para darle a estos una apariencia de descanso. Además, no se debe olvidar que los correctores en barra y compactos son perfectos para una cobertura más intensa.

6. Bronceador, iluminador o rubor

El objetivo de estos tres productos es definir el rostro. El bronceador se puede aplicar en el hueco de las mejillas y alrededor de la sien como contorno.

Después de esto, se pueden marcar los pómulos con un poco de rubor. Este se debe extender sobre el pómulo con movimientos circulares y con una brocha gruesa.

Por su parte, el iluminador otorga luz al rostro, razón por la que se puede aplicar en el arco de las cejas, la punta de la nariz y en la parte superior del pómulo.

7. Polvos matificantes

El polvo tiene como fin dar un acabado mate uniforme y eliminar los brillos. Además, son útiles para sellar la base. Para empezar, se debe usar una brocha grande e ir a la parte alta del pómulo; luego pasar por la nariz, la frente y la zona de la barbilla.

8. Cejas

Existen diversos productos para maquillar las cejas. Sin embargo, se recomienda primero peinarlas y destacarlas con un delineador o producto de color. Una ayuda muy práctica para definir la forma de las cejas es ayudarse de un pincel en ángulo.



9. Labios

Este proceso consiste en marcar el labio primero con un delineador, luego el labial y finalmente el brillo. Aun así, la apariencia puede variar, por lo que no es necesario usar los tres productos. Un último truco para labios carnosos, gruesos o que no se quieren destacar tanto, es aplicar el labial con la yema de los dedos.

Mujer pinta sus labios.
Los labios se abordan sobre el final en este orden propuesto para aplicar los productos de maquillaje. Es la forma más sencilla de evitar errores.

10. Spray fijador o polvo traslúcido

Estos productos ayudan a fijar el maquillaje por más tiempo. Aunque no son un paso estricto a seguir, resultan un procedimiento óptimo para que lo aplicado se vea mejor a lo largo del día. Si se ha de usar el spray, lo ideal será colocarlo en forma de X y T sobre el rostro.

Rutina final de cuidado facial

Tanto en la noche como en la mañana, es necesario lavar el rostro. Antes de acostarse se debe retirar el maquillaje, ya sea con un limpiador oleoso o de base acuosa (gel o espuma).

Después de todo lo anterior, se debe poner el tónico, que ayuda a la aceleración de la hidratación de la piel. Es decir, deja la piel más receptiva a los productos que luego se van a aplicar.

Aunque no es obligatorio seguir este orden para aplicarse los productos de maquillaje, la opción propuesta evade errores.

Te podría interesar...
Preparar la piel para un maquillaje con acabado natural
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Preparar la piel para un maquillaje con acabado natural

Para conseguir un maquillaje con acabado natural es importante atender previamente las necesidades de la piel. Descubre algunos consejos.



  • Natalie Beausoleil. Many Mirrors: Body imagen and social relations [Internet]. Capítulo Makeup in everyday life. United Estates: Editor Nicole Sault; 1994 [consultado septiembre 2021]. Página 33. Disponible en: https://books.google.com.co/books?hl=es&lr=&id=VadK839gnrAC&oi=fnd&pg=PA33&dq=makeup+routine&ots=6K9BqPSqms&sig=u0VNrcCma2U6jjYizE4SymGsn-A&redir_esc=y#v=onepage&q=makeup%20routine&f=false
  • Natalie Beausoleil. Appearance work: woman`s everyday makeup practices. A Bell & Howell Information Company [Internet] 1992 [consultado septiembre 2021]. Disponible en:https://www.proquest.com/openview/efef8431e6b16b96b58e5149bf545249/1?pq-origsite=gscholar&cbl=18750&diss=y