Pintar la cocina en blanco: ¿buena o mala idea?

La elegancia del color blanco es imponente. Se trata de un tono que acoplas a casi cualquier decoración. No obstante, demanda un poco más de cuidados que otras gamas.
Pintar la cocina en blanco: ¿buena o mala idea?

Última actualización: 02 octubre, 2022

Pintar la cocina en blanco supone grandes ventajas. El tono es asociado con la claridad esencial en el área, con la sensación de expansión de la habitación y con la serenidad que buscas en una sala que, en ocasiones, se torna ajetreada.

El blanco funciona como una herramienta adaptable a cualquier estilo decorativo, pero hay quienes lo consideran un tono propicio para exhibir las manchas y otra clase de suciedad. La elección del color para la cocina responde a los gustos de cada persona, por lo que ayuda mirar con detenimiento los beneficios y los inconvenientes que supone un pigmento tan atractivo.

La importancia del color en el área de la cocina

El libro Psicología del color se refiere a la relación entre estos y los sentimientos. El texto asevera que cada color produce efectos diferentes y a veces contradictorios en las personas.

Partiendo de tal teoría, al seleccionar los tonos para la cocina, es recomendable guiarse por las paletas que hagan sentir comodidad e inviten a disfrutar de un ambiente confiado y cálido. Al tratarse de un punto concurrido de la casa, siempre llama la atención.

De acuerdo con la gama elegida, otorgas personalidad al área. Quiere decir que los colores de esta habitación tienen la capacidad de ubicarte en espacios alegres, dinámicos, tristes o serios.

Cocina blanca con comida saludable.
La cocina es un espacio en el que se pasa mucho tiempo. Su color debe brindarnos deseos de estar allí.

Razones para pintar la cocina en blanco

Un análisis de la Escuela de Arte de Vic le da lecturas positivas al blanco, ligadas a la limpieza, la pureza, la paz y la virtud. Por su parte, la empresa de softwares creativos Adobe ® argumenta que algunos consideran el blanco como un color, porque la luz blanca comprende todas las tonalidades del espectro visible.

Sin embargo, aclaran que el blanco no es un color, sino un tono que aumenta los colores. Respondiendo a la función de estos, despierta sentimientos.

Dicha premisa es aplicable incluso en la decoración del comedor. Las salas blancas jamás pasan de moda y resulta muy fácil integrar distintos accesorios a ellas.

A continuación, conoce otros motivos para pintar la cocina en blanco.

Tendrás un lienzo a tu favor

El blanco no es un tono limitante, sino que abre las posibilidades para decorar a tus anchas. Esta base la adaptas a los modos clásico, moderno, rústico o cualquier otra idea que tengas en mente.

Una ventaja adicional de las paredes blancas es que, de no tener preferencia por algún estilo, simplemente dejas el lienzo libre e igual es imponente.

Mayor amplitud

En especial para las cocinas pequeñas, la pintura blanca es una opción perfecta, debido a que ofrece la sensación de amplitud. Aunque no son metros reales, lucen más espaciosas para que tu presencia en ella sea desahogada.

Mejor iluminación

Por tratarse del pigmento más luminoso de la paleta cromática, el blanco es capaz de reflejar la luz hasta un 96 %. En las cocinas con poca iluminación natural, el blanco es idóneo para ganar claridad. Además, si el piso es del mismo tono, refleja las luces de las lámparas del techo, el mobiliario y el resto de los detalles.



Elegancia

Las salas de cocinar en tonos blancos, aparte de modernas, se distinguen por la elegancia. Si deseas colores adicionales, no habrá problemas para fusionarlos. Puedes añadirlos tanto en los muebles, como en los utensilios y los artefactos.

Algunas alternativas para combinar con blanco son las siguientes:

  • Negro: mayor sofisticación.
  • Amarillo: aporta alegría.
  • Rojo: para una sala más apasionada.
  • Azul: también transmite tranquilidad.

Imagen atemporal

Aunque vengan miles de tendencias, las cocinas en blanco siempre estarán vigentes. Con cambios mínimos de accesorios, la renuevas sin modificar la pintura. La sobriedad del blanco combina con casi cualquier mobiliario del resto de la sala.

Orden y pulcritud

La pintura blanca ayuda a que la cocina se vea ordenada. Siempre que cumplas con el aseo constante, el blanco colabora con una imagen más limpia del ambiente en que preparas tus comidas.

Cocina en blanco con barra blanca.
El blanco organiza el ambiente casi de inmediato. Todo parece más limpio y ordenado.

¿Cuáles son las desventajas de pintar la cocina en blanco?

Algunas personas consideran que las cocinas blancas son espacios fríos. Para que la atmósfera sea acogedora, prefieren que las paredes sí sean blancas, pero que las encimeras y el mobiliario correspondan a otra paleta del círculo cromático.

También es probable que contemplen un área aburrida. Sin embargo, es un asunto que tiene solución anexando plantas, textiles y otros materiales de decoración.

Asimismo, si pones en una balanza los beneficios de una cocina pintada en blanco, el mayor contrapeso lo hace la facilidad de ensuciarse. Al elegir este tono para tu área de comedor, el compromiso diario con la limpieza no es negociable.



Pintar la cocina en blanco o en otro tono: ¿qué decisión tomar?

Blanco, rojo, negro o cualquier otro tono… la pintura que aplicarás en la cocina es una decisión personal. Evalúa las ventajas y desventajas de dicha opción, sin perder el norte de contar en casa con un espacio acogedor.

Considera aspectos como la decoración general, el tamaño de la sala y la iluminación. Sobre todo, decide con base en tus gustos. Si el blanco es el tono de tu cocina soñada, entonces regálalo a una de las estancias más atractivas de la casa.

Te podría interesar...
7 ideas para mejorar la iluminación de tu cocina
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 ideas para mejorar la iluminación de tu cocina

Mejorar la iluminación en tu cocina es clave para llevar a cabo las tareas con precisión y sin perjudicar la salud visual.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.