5 platos para preparar la cena de San Valentín

Te vamos a presentar las mejores opciones para triunfar en la cena de San Valentín. Son elaboraciones sencillas que podrás hacer en casa con pocos ingredientes.
5 platos para preparar la cena de San Valentín
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 19 octubre, 2022

El 14 de febrero es una fecha especial para muchas parejas. Una manera de celebrar este día es por medio de una comida diferente a la habitual. Para ello te vamos a enseñar una serie de platos para la cena de San Valentín que no te defraudarán en absoluto. Son elaboraciones sencillas, pero con excepcionales características organolépticas.

Antes hay que destacar que es posible saltarse la dieta de manera puntual sin que el organismo sufra consecuencias por ello. Lo ideal es que la pauta habitual esté marcada por el equilibrio y por la variedad, con predominio de los alimentos frescos. Sin embargo, de forma ocasional se podrán incluir preparaciones con mayor cantidad de azúcares simples o de calorías.

1. Langostinos al whisky para la cena de San Valentín

Vamos a comenzar enseñándote a preparar una sencilla receta de langostinos al whisky. Se trata de un plato capaz de aportar una cantidad significativa de proteínas de alto valor biológico.

Estas concentran todos los aminoácidos esenciales y cuentan con un buen valor en cuanto a digestibilidad. Hablamos de nutrientes fundamentales para evitar el desarrollo de patologías relacionadas con la masa magra, según un estudio publicado en Nutrition Research.

Ingredientes

Para conseguir un excelente resultado necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 12 langostinos.
  • 125 mililitros de whisky.
  • 100 mililitros de aceite de oliva virgen extra.
  • 6 dientes de ajo.
  • Sal.

Paso a paso

Primero hay que colocar los langostinos en una fuente apta para horno. Justo después se pelan y se filetean los ajos, para repartirlos sobre el mismo recipiente. En este punto se vierte un chorro del alcohol por encima y se incorpora también aceite de oliva virgen extra, añadiendo sal al final.

Solo será necesario hornear los langostinos a 180 grados centígrados con el horno precalentado durante 10 minutos. Puede que necesiten un poco más de tiempo si el tamaño de los mismos es grande. Acto seguido, se retiran los langostinos y se colocan en pinchos. A la salsa resultante se le puede añadir un poco de maicena para conseguir que espese y así servirla aparte.

Langostinos para la cena de San Valentín.
Los langostinos pueden resultar un ingrediente oneroso, pero lo valen para una cena especial.


2. Ostras con limón y tequila

Las ostras son fuente de hierro. Este mineral es determinante para conseguir que el transporte de oxígeno a través de la sangre sea óptimo. De acuerdo con una investigación publicada en la revista The Medical Clinics of North America, la falta del mismo provoca anemia.

Además, las ostras se consideran como un alimento afrodisiaco, por lo que podrían ayudar a avivar la pasión en la noche de San Valentín. Eso sí, las mujeres embarazadas deberían evitar su consumo por el riesgo microbiológico.

Ingredientes

Los ingredientes que serán necesarios para elaborar este plato son los siguientes:

  • 4 ostras.
  • 1 limón.
  • 3 gotas de tequila.

Paso a paso

La preparación es muy sencilla. Hay que comenzar abriendo las ostras con un cuchillo adecuado, con cuidado de no cortarse.

Se sirven bien frías con un chorro de limón por encima. Justo en la superficie se añade también una gota de tequila para darle un toque especial a un plato que puede funcionar como entrante.



3. Fresas con chocolate de San Valentín

Las fresas con chocolate son un clásico en casi cualquier cena romántica. Hablamos de una fruta que concentra en su interior una dosis significativa de vitamina C. Este nutriente ha demostrado reducir la incidencia de las patologías infecciosas.

El chocolate, por su parte, aporta una cantidad nada despreciable de sustancias con capacidad antioxidante. Es cierto que concentra azúcar simple, pero esto se puede solucionar eligiendo una variedad con un alto porcentaje de cacao.

Ingredientes

Para preparar unas exquisitas fresas con chocolate para la cena de San Valentín necesitarás lo siguiente:

  • Fresas.
  • Chocolate con leche especial para fundir.

Paso a paso

Lo primero que habrá que hacer es fundir al microondas o a baño de María. En caso de elegir la primera opción es recomendable dar golpes de calor durante 30 segundos para sacar el recipiente y remover. De lo contrario podría quemarse, estropeando el resultado final. 

Una vez que el chocolate está listo, se lavan y se cortan las fresas, añadiendo el dulce por encima y decorando para terminar con un poco de chocolate blanco rallado. Se pueden colocar unos palillos para degustar el postre con mayor facilidad.

4. Rodaballo al horno con limón

El pescado es un alimento de gran calidad. De hecho, los expertos en nutrición aconsejan darle prioridad frente a la carne roja.

Además, algunas variedades se consideran un auténtico manjar, como es el caso del rodaballo. No es difícil de preparar y el resultado es exquisito a nivel organoléptico.

Ingredientes

Para elaborar rodaballo al limón necesitarás lo siguiente:

  • 2 limones.
  • 2 dientes de ajo.
  • Perejil fresco picado.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 2 rodaballos de unos 300 gramos cada uno.

Paso a paso

Es necesario pedir en la pescadería que limpien bien la pieza, para que así sea más fácil de manipular. Con decirle al pescadero que lo prepare para cocinar al horno será suficiente.

Una vez en casa, habrá que picar fino el perejil. En paralelo, se exprime el zumo de limón y se mezclan ambos ingredientes en un plato.

La salsa será perfecta para aderezar los rodaballos dispuestos sobre una bandeja de horno. Incluso es posible hacer un pequeño corte en el lomo de los mismos para que el limón penetre mejor, consiguiendo un excelente sabor final.

A partir de aquí solo queda salpimentar al gusto y cocinar ambas piezas en el horno precalentado a 180 grados centígrados. Serán suficientes 20 o 25 minutos para lograr un resultado fantástico.

Para terminar será adecuado preparar un ligero sofrito. Se caliente aceite de oliva virgen extra en una sartén y se añaden los dientes de ajo fileteados. Se dejan cocinar 3 minutos para que se doren, pero sin que lleguen a quemarse. Esta elaboración se vierte por encima de los rodaballos.

5. Pulpo a feira

Otra opción para la cena de San Valentín que no defraudará a nadie es el pulpo a feira. Se trata de una elaboración de origen gallego que aprovecha un producto marino de buenas características organolépticas y valor nutricional. Supone una fuente de proteínas y de minerales esenciales.

Pulpos en un plato.
El pulpo tiene una técnica de cocción específica que, de no respetarse, arruina el ingrediente.

Ingredientes

Para el pulpo a feira necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Sal gorda.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 3 o 4 patatas medianas.
  • 1 pulpo cocido de 2 o 3 kilos.
  • Pimentón dulce o picante al gusto.

Paso a paso

Primero hay que coger la pieza de pulpo y darle varios golpes, consiguiendo que ablande. En Galicia se suele golpear varias veces contra una piedra antes de cocerlo.

Acto seguido, habrá que sumergirlo en agua caliente, pero es clave asustarlo. Para ello se mete el pulpo y se saca del agua hirviendo 3 veces.

Así conseguiremos que la piel no se separe de la carne durante la cocción. A la cuarta vez se mantiene ya dentro de la olla y se cocina durante unos 25-30 minutos, aunque dependerá del tamaño de la pieza. Hay que utilizar agua sin sal.

Cuando el pulpo está listo se preparan las patatas. Estas se introducen enteras en una cazuela con agua y sal en ebullición. Se dejan cocinar durante 30 minutos o hasta que estén bien tiernas. Se pueden también cocer en la misma agua que el pulpo.

Una vez que están listas, se dejan enfriar y se pelan. Se trocean en rodajas y se colocan en un plato a modo de base.

El pulpo troceado se dispone por encima y se termina con abundante pimentón y con un buen chorro de aceite de oliva. Para culminar, solo será necesaria la sal gorda.

Prepara con éxito la cena de San Valentín

Con estas ideas que te hemos dado para la cena de San Valentín seguro que alcanzas el éxito sin mayores complicaciones. Son platos sencillos que se pueden elaborar rápido y con pocos ingredientes.

Recuerda que para mantener un buen estado de salud es determinante cuidar la dieta. No obstante, no pasará nada por ingerir en un momento puntual más calorías de las que se debería o por incluir de manera ocasional azúcares simples en la pauta.

Te podría interesar...
4 diferentes formas de decorar una cena romántica
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
4 diferentes formas de decorar una cena romántica

Si buscas una velada mágica en pareja, debes encontrar la forma de decorar una cena romántica que mejor encaje con el momento y las circunstancias.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.