¿Por qué me salen granos en la frente y cómo puedo eliminarlos?

Las personas que tienen granos en la frente y que no padecen acné, es probable que hayan mantenido una higiene facial inadecuada o hayan utilizado productos de belleza no indicados para su tipo de piel.
¿Por qué me salen granos en la frente y cómo puedo eliminarlos?
María Vijande

Escrito y verificado por la farmacéutica María Vijande el 25 marzo, 2021.

Última actualización: 25 marzo, 2021

Los granos en la frente suelen ser un reflejo de una mala higiene o alimentación. El exceso de alimentos grasos, así como los platos precocinados y la falta de nutrientes esenciales son unas de los factores que favorecen la aparición de estos granos.

No obstante, lo granos en la cara también se pueden deber al acné. Si eres adolescente, es bastante probable que puedan ser causa de esta afectación cutánea. Aproximadamente, 8 de cada 10 adolescentes tienen acné. Aunque esto también le puede ocurrir a muchos adultos.

De todas formas, los granos en la frente no son todos causa del acné. Algunos son producidos por una obstrucción superficial de la piel. Es por ello por lo que la forma de tratarlos es bastante diferente.

A lo largo del artículo explicaremos cuales son las causas por las que se desarrollan los granos en la frente, tanto los que aparecen por el acné como los que se deben a otros factores.

¿Qué es el acné y por qué produce granos en la frente?

Los granos en la frente son molestos.
Esta es una de las afecciones de la piel más comunes.

El acné es una afección de la piel que se manifiesta mediante distintos tipos de protuberancias o bultos. Puedo tratarse de espinillas o puntos negros, puntos blancos, granos y quistes. Los adolescentes sufren esta afectación por un cambio hormonal característico de la pubertad.

El tipo de acné con más prevalencia entre la población general es el que recibe el nombre de acné vulgaris. Además de los granos en la frente, estos también aparecen en:

  • Cuello.
  • Pecho.
  • Hombros.
  • Parte superior de la espalda.

La causa de su desarrollo es por el sebo que tenemos en las glándulas sebáceas de los folículos capilares. El sebo es la grasa que lubrica el pelo y la piel. En condiciones normales, estas glándulas fabrican una cantidad adecuada de sebo.

Sin embargo, a medida que el organismo comienza a madurar, las hormonas estimulan las glándulas sebáceas para que sinteticen más cantidad de esta grasa. Pueden activar las glándulas hasta el punto de ser hiperactivas, fabricando exceso de sebo y demasiadas células dérmicas muertas.

Cuando esto ocurre, los poros se obstruyen y las bacterias, sobre todo las de la especie Propionibacterium acnes, pueden quedarse atrapadas dentro de los poros y reproducirse.

A consecuencia de esto la piel se hincha y se enrojece. Es de esta manera como comienza el acné y aparecen los granos en la frente.

¿Cómo se trata?

Muchas personas optan por utilizar productos para el acné de venta libre durante varias semanas. No obstante, estos productos muchas veces no son eficaces y los pacientes tienen que acudir al médico para que les recete otros medicamentos.

Los medicamentos para el acné sirven para reducir la producción de grasa, acelerar la renovación de células dérmicas, combatir la infección bacteriana o reducir la inflamación. Todo ello, además, previene la formación de cicatrices.

Algunos fármacos recetados para tratar los granos en la frente, así como los que aparecen en otras partes del cuerpo debido al acné son los siguientes:

  • Retinoides y medicamentos similares.
  • Antibióticos.
  • Ácido salicílico y ácido azelaico.
  • Isotretinoína.

Granos en la frente: obstrucción superficial de la piel

Los granos en la frente pueden prevenirse.
La higiene facial está muy relacionada con la aparición de estos granos.

Como se mencionó antes, los granos producidos por una obstrucción superficial de la piel no son lo mismo que los que se desarrollan por el acné, por lo cual el tratamiento será diferente.

Las personas que tienen granos en la frente y que no padecen acné, es probable que hayan mantenido una higiene facial inadecuada o hayan utilizado productos de belleza no indicados para su tipo de piel durante un determinado periodo de tiempo.

Los poros de la piel son muy sensibles a la suciedad. Cuando la suciedad penetra en los poros puede provocar que se obstruyan muy rápido, sobre todo si no se utilizan los productos de higiene recomendados.

Muchas veces los granos en la frente (o en otras partes de la superficie facial) aparecen porque no sabemos cómo prevenirlos o como cuidar la piel de forma adecuada.

Es importante reconocer cuando el rostro necesita cuidado, por ello, la rutina básica consiste en realizar una limpieza facial a diario, una exfoliación semanal y una limpieza profunda cada una o dos semanas.

La limpieza diaria sirve para eliminar de manera profunda la grasa que se encuentran en los poros. Además, es de suma importancia que conozcas tu tipo de piel, ya que así te podrán recomendar los mejores productos para ella. Te recomendamos que no aprietes los granos. La razón de ello es que podría causar irritación, inflamación o cicatrices permanentes.

Por último evita comer un exceso de carbohidratos, ya que favorecen la obstrucción de los granos por exceso de grasa.

La prevención es una gran opción

Los granos en la frente pueden aparecer por varias causas. Hay algunas que no las podemos controlar, pero hay otras que sí está en nuestra mano evitarlas. Conoce tu tipo de piel y establece una rutina de higiene facial con los productos adecuados.

En el caso que necesites tratamiento farmacológico, no dudes en consultar con un especialista para que te aconseje mejor.

Te podría interesar...
Cómo hacer barras de granos y semillas sin gluten
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Cómo hacer barras de granos y semillas sin gluten

Las barras de granos y semillas sin gluten son fáciles de hacer y basta con incluir granos que no contengan gluten tales como la avena o teff.