¿Por qué practicando yoga se reafirman los músculos?

Raquel Lemos Rodríguez·
30 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande al
23 Febrero, 2019
Muchas personas consideran el yoga un deporte 'light'. No obstante, se trata de una práctica integral gracias a la cual se pueden tonificar y reafirmar los músculos. Lo importante es tener constancia y realizar las posturas idóneas para este fin.

Aunque parezca que no, practicar yoga también sirve para tonificar los músculos del cuerpo. Muchos no están seguros de que realmente sirva para moldear el cuerpo pero, en realidad, el ejercicio que se hace es mucho más intenso de lo que se aprecia a primera vista.

Y es que esta disciplina, además de armonizar el cuerpo y la mente, ayuda a fortalecer los músculos y a aumentar la flexibilidad de las articulaciones. Si todavía no estrás seguro de darle una oportunidad a esta técnica milenaria, en este artículo te contamos todo lo que puede hacer por ti.

¿Practicar yoga ayuda a reafirmar los músculos?

Hay muchas personas que todavía no tienen claro si esta disciplina los puede ayudar a conseguir sus objetivos a nivel físico. Sin embargo, aunque hay ciertas rutinas en las que se pueden conseguir resultados en menor tiempo, lo cierto es que practicando yoga se reafirman los músculos y se mejora el estado de ánimo.

En relación a esto, un estudio publicado en International Journal of Yoga señala que las asanas favorecen la fuerza muscular y la flexibilidad corporal. Además, contribuyen a mejorar el estrés, la ansiedad, la depresión y el dolor crónico. ¿Todavía tienes dudas? Sigue leyendo para conocer a fondo las bondades de esta práctica.

Ayuda a trabajar la fuerza

Uno de los motivos por los que practicando yoga se reafirman los músculos es porque ayuda a trabajar la fuerza. No obstante, no todos los tipos de yoga permiten conseguir este objetivo, ya que algunos son más ‘fitness’ o más ‘atléticos’ que otros. Por eso, es importante que elijas el que más se adapte a lo que quieres lograr.

Los tipos ashtanga, vinyasa o power yoga son considerados los mejores estilos de yoga para trabajar la fuerza. Ten en cuenta la información que te damos a continuación sobre cada uno y ¡anímate a intentarlo!

  • Ashtanga: Consiste en realizar posturas de manera continua, fluida y consistente. Los movimientos son acelerados y no se descansa entre una postura y otra.
  • Vinyasa: También conocido como yoga flow, hace uso de los asanas, que se suceden creando un patrón específico y fluyendo suavemente.
  • Power yoga: Incluye movimientos de fitness y pilates. La música puede variar desde jazz a soul o hip hop. Es un estilo de yoga innovador.
Practicando yoga se reafirman los músculos

Las posturas son desafiantes

Existen algunas posturas en el yoga que son todo un desafío. Por ejemplo, la postura de la grulla (Bakasana) no es apta para principiantes. En esta posición, el equilibrio es muy importante, así como la fuerza que se tiene que ejercer con los brazos.

Cada asana tiene que mantenerse durante un tiempo determinado. Además, algunos se realizan utilizando el peso del cuerpo. Esto hará que los músculos se tensen y que se trabaje con la fuerza. Veamos algunas posturas más:

  • Sol (Purvottanasana): Ideal para perder peso y tonificar los brazos.
  • La silla (Utkatasana): Trabaja el equilibrio además de ayudar a fortalecer y tonificar tanto los glúteos como las piernas.
  • Postura de la plancha (Utthita Chaturanga Dandasana): Tonifica brazos, piernas y glúteos.

Es importante no forzar el cuerpo al realizar estas posiciones ya que, si no eres lo suficientemente flexible y acabas de iniciarte en esta disciplina, podrías sufrir alguna lesión. Aunque esta práctica no parezca entrañar muchos riesgos, hay que tener cuidado para no hacerse daño.

Lee también: ¿Cuál es el tiempo recomendado para una práctica de yoga?

Entrenas todo el cuerpo

Postura en ocho yoga practicando yoga

Al practicar yoga se reafirman los músculos porque no se trabajan por separado, sino que todos ellos unidos van a conseguir que se pueda realizar una determinada postura. Por ejemplo, si realizas la postura del ángulo en ocho (yoga avanzado) vas a trabajar el pecho, los brazos (bíceps y tríceps), los hombros, las piernas, los abdominales y los oblicuos.

De esta forma, no estarás trabajando solo un músculo, como al hacer pesas, sino varios a la vez. La razón de esto está en que, al poner a trabajar muchos músculos al mismo tiempo, unos se soportan a otros para hacer posible la postura. Si esas partes del cuerpo no colaboran como una unidad, sería imposible llevarla a cabo.

También te puede interesar: 5 diferencias entre el yoga y el pilates

Se reafirman los músculos progresivamente

Es cierto que con un entrenamiento con pesas se podría conseguir aumentar la musculatura de manera más rápida. Sin embargo, los beneficios que se obtienen practicando yoga son muchos más si los comparas con solo trabajar con máquinas.

Al hacer yoga se reafirman los músculos de manera progresiva, al mismo tiempo que mejoras el equilibrio y adquieres una mayor paz mental. Puede que esta disciplina se convierta en un complemento de tus entrenamientos con pesas. Sin embargo, si lo que deseas es tonificar tu cuerpo y adquirir fuerza, esta práctica bastaría para lograr tus objetivos.

Como ves, además de los beneficios que seguramente ya conocías, practicando yoga también se reafirman los músculos y mejorar la flexibilidad. La clave está en ser perseverante e ir avanzando poco a poco con posturas más difíciles. No olvides reconocer tus límites y saber hasta dónde puedes llegar.

Muchas de ellas, al principio, te causarán una gran frustración, ya que será difícil llevarlas a cabo. Además, realizar una postura de yoga bien hecha requiere de su tiempo de práctica. ¿Te animas a darle una oportunidad?

  • Ni, M., Mooney, K., Harriell, K., Balachandran, A., & Signorile, J. (2014). Core muscle function during specific yoga poses. Complementary Therapies in Medicine. https://doi.org/10.1016/j.ctim.2014.01.007
  • Hart, C. E. F., & Tracy, B. L. (2008). Yoga as steadiness training: Effects on motor variability in young adults. Journal of Strength and Conditioning Research. https://doi.org/10.1519/JSC.0b013e31818200dd
  • Balasubramanian, B., & Pansare, M. S. (1991). Effect of yoga on aerobic and anaerobic power of muscles. Indian Journal of Physiology and Pharmacology.
  • Smith, E. N., & Boser, A. (2013). Yoga, vertebral fractures, and osteoporosis: research and recommendations. International Journal of Yoga Therapy. https://doi.org/B46687Q87M790745 [pii]
  • Woodyard C. (2011). Exploring the therapeutic effects of yoga and its ability to increase quality of life. International journal of yoga4(2), 49–54. https://doi.org/10.4103/0973-6131.85485