Prepara jabón de rosa mosqueta y aloe vera para la regeneración de la piel

30 Enero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por Valeria Sabater
La mezcla de aloe vera y rosa mosqueta nos ayuda a eliminar los brillos del rostro, ya que regula el exceso de grasa y limpia los poros

Los jabones caseros son una excelente opción para el cuidado diario y la salud de nuestra piel. Libres de químicos y otros elementos, con ellos nos aseguramos de que sus componentes sean lo más naturales y adecuados para nuestra belleza cotidiana.

¿Cómo resistirse? Hoy queremos darte una sugerencia que te va a encantar: elaborar tú misma un jabón de rosa mosqueta y aloe vera muy adecuado para ayudar a reparar todo tipo de pieles.

Gracias a sus componentes vamos a conseguir un regenerador celular capaz de contribuir a combatir el envejecimiento de la piel, mejorar nuestra elasticidad y aliviar cualquier problema como puede ser el acné o alguna quemadura.

Te invitamos a tomar nota.

Jabón de rosa mosqueta y aloe vera. ¿Para quién es adecuado?

Fácil de hacer y económico, el jabón de rosa mosqueta se alza como una excelente opción para ayudarte en ese cuidado diario que muchas de nosotras necesitamos cada mañana o antes de ir a dormir.

Es estupendo como acompañante previo a la hora de aplicarnos nuestras cremas nutritivas o antiarrugas, excelente para empezar el día y asegurarnos de que nuestra piel está completamente limpia antes de maquillarnos.

Un estudio publicado en la revista Scientia Agropecuaria señala sus propiedades antioxidantes  y, además,  es altamente recomendada también por los expertos como apoyo para la curación de cicatrices.

A su vez, si usamos de modo regular este jabón, vamos a conseguir que nuestra piel, día a día luzca más sana, tonificada y libre de imperfecciones. No obstante, veamos ahora todos sus beneficios.

Lee también qué usos tiene el aloe vera

piel-sana-y-saludable2

1. Piel con acné

Tanto el aloe vera como la rosa mosqueta son dos elementos de la naturaleza adecuados para eliminar toxinas y un método ideal para contribuir a una mejor cicatrización.

Son dos buenos antisépticos que nos van a ayudar a prevenir infecciones y combatir el molesto acné. Verás como se reducen tus inflamaciones y, poco a poco, se rebajan la incidencia de esos puntos negros que suelen aparecer en las zonas con más grasas de la cara.

Conseguirás un aspecto más sano, natural y atractivo si lo utilizas con las indicaciones y tratamientos de tu dermatólogo, o lo unes a tu rutina diaria.

2. Adecuado para la piel grasa

Si tienes ese tipo de piel que a la mínima luce con brillos y el maquillaje no te dura demasiado, no te preocupes. Con este jabón a base de rosa mosqueta y aloe vera tu problema de belleza se verá amenizado.

Gracias a sus propiedades astringentes contribuirá a regular ese exceso de grasa, consiguiendo un adecuado equilibrio donde los poros van a quedar más matizados, limpios de toxinas y con una tonicidad más atractiva utilizádolo junto a tu tratamiento de cuidados de piel que mejor se adapte a ti.

3. Un buen desmaquillante

Gracias a su capacidad para eliminar toxinas e impurezas, el jabón de rosa mosqueta y aloe vera va a ser ese recurso diario que aportará un plus para conseguir una piel limpia antes y después del maquillaje.

Te va a venir muy bien cada mañana para preparar tu piel de cara a la jornada que tienes por delante. Eliminamos brillo y adecuamos el cutis para el maquillaje. Después, al llegar a casa, nada como una buena limpieza con este jabón para quedar descansadas y libres de todas esas impurezas.

Señalarte además que también es muy adecuado para los hombres después del afeitado. Reduce inflamaciones, alivia y suaviza la piel. Ideal también para después de la depilación en nuestro caso. Disfrutarás de unas piernas suaves y sin irritaciones.

Además, el uso del aloe vera y el aceite de rosa mosqueta son utilizados en muchos productos comerciales debido a sus múltiples beneficios para la piel.

¡Y el olor que nos deja es espectacular!

Descubre cómo quitar las manchas de la piel

Cómo hacer mi jabón de rosa mosqueta y aloe vera

jabon_de_rosa_mosqueta-537468

¿Qué necesito?

  • 70 g de sosa cáustica
  • 50 g de gel de aloe vera
  • 10 g de aceite esencial de lavanda
  • 250 ml de agua
  • 4 moldes para jabón
  • Guantes y gafas protectoras para la manipulación de la sosa cáustica

Preparación

aloe vera ER and Jenny

 

¿Quieres leer más? Aprende a hacer un jabón de lavanda

 

  • Lo primero que vamos a hacer es prepararnos para mezclar la sosa cáustica con el agua. Y lo vamos a hacer bien protegidas.
  • Para ello, una vez hayas puesto estos dos elementos al fuego, colócate las gafas y unos guantes para ir removiendo y dejar que esta mezcla se haga a baño María mientras alcanza altas temperaturas.

Si en algún momento te quemas o entras en contacto con la sosa cáustica, se recomienda aplicar agua en la zona y contactar con tu médico.

  • Ahora vamos mezclar el aceite de oliva y el aceite de rosa mosqueta, calentándolos también a baño maría. Deben alcanzar altas temperaturas pero siempre a fuego bajo.
  • ¿Siguiente paso? Ahora procedemos ya a mezclar la sosa cáustica con esa combinación de aceite de rosa mosqueta y aceite de oliva.
  • Ayúdate de una cuchara para mezclar bien ambos elementos. Cuando veas que ya han cogido cierta consistencia, es el momento de añadir el aceite esencial de lavanda y el gel de aloe vera que habrás extraído del interior de la planta. ¡Ya te queda muy poco!
  • Sigue removiendo la mezcla hasta obtener una pasta bien homogénea y consistente.
  • A continuación, vierte ya la mezcla en el interior de los moldes (previamente aceitados) para hacer jabón.
  • Ahora ya podemos dejarlos enfriar. Lo mejor es dejarlos al menos durante un día, para después, desmoldarlos con cuidado. ¡Ya tienes tu jabón de aloe vera y rosa mosqueta listo para utilizar!

 

  • Paladines, D., Valero, D., Valverde, J. M., Díaz-Mula, H., Serrano, M., & Martínez-Romero, D. (2014). The addition of rosehip oil improves the beneficial effect of Aloe vera gel on delaying ripening and maintaining postharvest quality of several stonefruit. Postharvest Biology and Technology. https://doi.org/10.1016/j.postharvbio.2014.01.014
  • Bährle-Rapp, M. (2010). rosehip. In Springer Lexikon Kosmetik und Körperpflege. https://doi.org/10.1007/978-3-540-71095-0_8980
  • Cohen, M. (2012). Rosehip: An evidence based herbal medicine for inflammation and arthritis. Australian Family Physician.