Presión arterial alta durante el embarazo: síntomas y tratamientos

La presión arterial se controla en cada visita prenatal para prevenir problemáticas relacionadas. Descubre en este artículos cuáles son los síntomas y posibles tratamientos de la hipertensión gestacional.
Presión arterial alta durante el embarazo: síntomas y tratamientos
María Belén del Río

Revisado y aprobado por la médica María Belén del Río el 05 marzo, 2021.

Escrito por Antonella Grandinetti, 03 marzo, 2019

Última actualización: 05 marzo, 2021

La presión arterial alta durante el embarazo se diagnostica cuando los valores sobrepasan 140/90 mmHg. Ahora bien, ¿sabes qué es? La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Cuando esta fuerza por algún motivo es demasiado alta, se habla de hipertensión.

Si sospechas que puedes estar padeciendo presión alta, visita a tu médico. Esta condición debe ser controlada porque podría llegar a implicar riesgos para tu salud y la de tu bebé. No dejes pasar los síntomas y consulta al médico.

Presión arterial alta durante el embarazo

Cambios de humor en el embarazo.
El embarazo trae cambios físicos y emocionales que deben comprenderse y asimilarse para no estresar al feto demasiado.

Generalmente, la aparición de la presión arterial alta durante el embarazo en mujeres que no padecen de esta condición se da hacia mediados o finales de la gestación. Lo más habitual suele ser tras las 20 semanas. De hecho, es bastante habitual que las embarazadas tengan presión baja durante los primeros meses.

Según sus características podemos distinguir tres clases de presión arterial alta durante el embarazo.

1. Hipertensión gestacional

La presión alta no es preexistente sino que se desarrolla durante el embarazo, generalmente tras la semana 20 de la gestación. No suele tener síntomas y tiende a desaparecer tras el parto. Sin embargo, implica riesgos:

  • Provocar bajo peso al nacer.
  • Desencadenar un parto prematuro.
  • Generar el desarrollo de preeclampsia.
  • Aumentar el riesgo de padecer hipertensión en el futuro.

2. Hipertensión crónica

Se denomina así a la presión arterial alta que la mujer acarrea desde antes del embarazo o que comienza antes de la semana 20. Esta condición, al igual que la anteriormente descrita, también puede desencadenar preeclampsia.

3. Preeclampsia

La preeclampsia se trata de un aumento repentino de la presión arterial que se da generalmente hacia el final del embarazo, en el último trimestre. Esta condición puede generar daños en el hígado, el riñón y otros órganos.

Además, puede poner en riesgo la vida de la madre y la del bebé. Por este motivo, es sumamente importante controlar la presión arterial y prevenir su aumento.

Síntomas de la hipertensión en el embarazo

Náuseas y vómitos en el embarazo
Si padeces edema en manos y rostro, visión borrosa y náuseas consulta con tu médico.

La presión arterial alta durante el embarazo no siempre genera síntomas. Cuando los hay, se trata generalmente de dolores de cabeza, principalmente en la nuca, visión borrosa y sensibilidad a la luz, hinchazón en las extremidades del cuerpo y dolores fuertes en el abdomen, como consecuencia del aumento de presión.

Como ya hemos visto, el aumento de la presión puede llegar a ser peligroso para la vida de la madre y la del bebé. Por este motivo, el control de la tensión es parte importante del cuidado prenatal. Verás que en cada visita al médico lo realizarán.

En cuanto a los síntomas de la preeclampsia destacamos:

  • Falta de aire.
  • Náuseas o vómitos.
  • Aumento de peso repentino.
  • Dolores de cabeza muy intensos.
  • Niveles bajos de plaquetas en sangre.
  • Presencia de un exceso de proteínas en la orina.
  • Presencia de edema, principalmente en rostro y manos.
  • Cambios en la visión: visión borrosa o incluso, pérdida de la visión.
  • Dolor en la parte superior del abdomen, debajo de las costillas y del lado derecho.

En caso de presentar estos síntomas, los médicos realizarán una serie de estudios para determinar la presencia o no de preeclampsia y actuar en consecuencia para protegerte a ti y a tu bebé.

Tratamientos de la presión arterial alta

mujer embarazada midiéndose la presión arterial
El médico decidirá si debes tomar medicación para mantener la presión arterial bajo control.

El tratamiento de la presión arterial alta durante el embarazo depende de la condición de la mujer y su historia clínica, así como de la condición general de la gestación. Será el médico quien determine el camino a seguir según la evaluación personalizada de la situación.

El especialista puede recetar medicamentos para la presión arterial que son seguros y compatibles con el embarazo. Toma la medicación según las indicaciones de tu médico, no suspendas la toma ni modifiques las dosis.

Por otra parte, es posible que el médico recomiende beber bastante líquido (alrededor de 3 litros diarios) y mantener una alimentación equilibrada con bajo consumo de sal y de alimentos industrializados, como chucherías, embutidos y fritos, además de realizar reposo.

Los casos más graves de presión arterial pueden requerir hospitalización para controlar a la embarazada y al bebé y evitar el posible desarrollo de preeclampsia.

Para prevenir el aumento de la presión arterial durante la gestación, te aconsejamos realizar ejercicio físico regular (caminar, yoga para embarazadas o gimnasia acuática, por ejemplo), beber suficiente agua, evitar el café y minimizar el consumo de sal.

Si tienes dudas sobre esta temática, plantea todas tus preguntas al médico en tu próximo control prenatal. Él podrá responderte mejor que nadie, adecuando la información que te brinde a tu historia médica personal y condición física particular.

Te podría interesar...
Qué alimentación se debe seguir durante el embarazo
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Qué alimentación se debe seguir durante el embarazo

Es imprescindible que durante el embarazo se siga una dieta saludable. ¿Cuál es la dieta más recomendada a seguir durante el embarazo?