Cómo prevenir y eliminar los cálculos de las amígdalas en casa

Los cálculos en las amígdalas pueden provocar mal aliento e incomodidad. Por fortuna, se pueden prevenir y tratar en casa. Descubre algunos consejos.
Cómo prevenir y eliminar los cálculos de las amígdalas en casa
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Última actualización: 25 junio, 2022

Para prevenir y eliminar los cálculos de las amígdalas es necesario reforzar los hábitos de higiene oral. Más allá de esto, hay algunos cuidados y remedios naturales que pueden ayudar. Lo importante es intervenir de forma oportuna, ya que su acumulación puede derivar en molestias como el mal aliento o las dificultades para deglutir.

Pero, ¿en qué consiste esta condición? Pues bien, son pequeñas masas de tejido que suelen ubicarse en el fondo de la garganta, justo en las amígdalas palatinas. Suelen formarse por la acumulación de residuos de alimentos y el crecimiento bacteriano.

Si bien al principio pasan desapercibidos, con el tiempo provocan hinchazón, dolor, una sensación de obstrucción en la garganta y problemas de halitosis. De todos modos, algunas estrategias ayudan a evitar su formación y favorecen su tratamiento.

Lo que debes saber sobre los cálculos en las amígdalas

Los cálculos en las amígdalas también se conocen como «tonsilolitos». Son formaciones que aparecen debido a la calcificación de diversas sustancias en los pliegues de las amígdalas palatinas. Para ser más exactos, se componen de partículas de alimentos, bacterias, mucosidad y glóbulos blancos muertos que quedan retenidos en esta zona.

Ahora bien, tienen distintos tamaños, casi siempre pequeños, pero pueden alcanzar el de un guisante. A menudo, se pueden observar a simple vista como una masa de color blanca o amarillenta. No obstante, a veces se ubican en el tejido profundo amigdalino, lo que dificulta su detección.

De todos modos, existen algunas manifestaciones clínicas que permiten sospechar de este problema. Entre ellas se destacan las siguientes:

  • Mal aliento.
  • Dolor de oído.
  • Dolor de garganta.
  • Inflamación de las amígdalas.
  • Dificultad para deglutir los alimentos.
  • Sensación de obstrucción en la garganta.

En la mayoría de los casos, los tonsilolitos se expulsan solos con el tiempo. Además, desaparecen con la implementación de buenos hábitos de higiene y algunos remedios caseros. Sin embargo, si se vuelven persistentes o dolorosos, el médico puede sugerir una amigdalectomía como solución.

Se trata de una extracción quirúrgica de las amígdalas, que se reserva solo para aquellos casos en los que los cálculos no desaparecen con otras soluciones. El proceso es ambulatorio, pero puede derivar en sangrado posoperatorio. Por ende, implica algunos cuidados.



Medidas para prevenir los cálculos de las amígdalas

Antes de conocer cómo eliminar los cálculos de las amígdalas en casa, es conveniente destacar aquellos hábitos que contribuyen a su prevención. Sobre estos, vale la pena aclarar que deben implementarse todos en conjunto, pues una sola cosa no tendrá efectos a largo plazo.

Reforzar la higiene oral

Sin duda alguna, los hábitos de higiene oral adecuados desempeñan un papel importante en la prevención de los cálculos en las amígdalas. Tanto el cepillado como el uso de hilo dental permiten remover las bacterias y los residuos de alimentos que pueden incidir en la aparición de este problema.

En una publicación de la Clínica Mayo, Ann Bell, experta en otorrinolaringología, sugiere cepillarse los dientes después de todas las comidas. También señala la importancia de cepillar la lengua, emplear hilo dental y complementar con enjuagues bucales sin alcohol.

Higiene dental para evitar tonsilolitos.
El cepillado de dientes adecuado es capaz de prevenir la acumulación de alimentos y bacterias en la cavidad bucal.

Usar un raspador de lengua

Aunque cepillar la lengua es una opción válida para remover el sarro que se acumula en su superficie, los raspadores se destacan por su eficacia en esta tarea. En un estudio compartido a través de Journal of Periodontology, este instrumento exhibió mejores resultados al eliminar compuestos volátiles de azufre en la lengua.

Cuidar la alimentación

Los hábitos alimentarios pueden actuar para bien o para mal en caso de cálculos en las amígdalas. Mientras que algunos alimentos ayudan a mantener la cavidad oral y las amígdalas sanas, otros tienden a incrementar el riesgo de infecciones, mal aliento y depósitos. 

Tal es el caso de los alimentos abundantes en azúcar, que alimentan las bacterias orales y derivan en la producción de sustancias ácidas que afectan la microbiota oral. Su consumo abundante aumenta el riesgo de cálculos, placa bacteriana y caries.

Acudir al odontólogo de forma regular

Visitar de forma periódica al odontólogo es una medida preventiva que no se debe pasar por alto. Lo idóneo es que las consultas se repitan cada 6 meses, o antes si el profesional lo precisa. En el consultorio, el experto realiza limpiezas más profundas de la boca y evalúa si hay complicaciones asociadas a los tonsilolitos.

¿Cómo eliminar los cálculos de las amígdalas en casa?

Por lo general, los cálculos de las amígdalas no precisan de un tratamiento específico más allá de los hábitos de higiene. Casi siempre se expulsan por sí solos cada cierto tiempo.

De todos modos, al notar su presencia, algunos remedios caseros pueden favorecer su eliminación. Las opciones son las siguientes.

Enjuague con vinagre de manzana

En la medicina popular, el vinagre de manzana se considera un coadyuvante para reducir la presencia de bacterias en la boca. Al respecto, algunas investigaciones sugieren que tiene efectos antimicrobianos que favorecen la eliminación de bacterias orales como S. aureus. Aun así, se requieren más estudios.

De todos modos, hay que tener en cuenta que no se puede utilizar en su estado puro. Lo ideal es diluir una cucharada (10 mililitros) en un vaso de agua tibia (200 mililitros). Esto se debe a que sus ácidos se asocian con daños permanentes en el esmalte dental.

Irrigador de baja presión

Cuando los tonsilolitos son superficiales, el uso de un irrigador de baja presión puede ser suficiente para desprenderlos. Para ello, basta con apuntar el dispositivo hacia los depósitos en la garganta. Una vez se suelte el tonsilolito, hay que escupirlo y evitar que se vaya hacia la parte de atrás de la garganta.

Suplementos de ajo

El ajo natural y sus suplementos derivados pueden ayudar en la eliminación de los cálculos en las amígdalas. Debido a sus propiedades antimicrobianas, su consumo se asocia con la inhibición de las bacterias que provocan esta condición. No obstante, hay que considerar que su aroma es fuerte y puede dejar un aliento poco agradable.

Ajo para eliminar tonsilolitos en casa.
El ajo tiene propiedades antimicrobianas. Pero hay que considerar su fuerte aroma que no es agradable como aliento.

Gárgaras con agua salada

Un artículo compartido en la Clínica Cleveland destaca que las gárgaras con sal ayudan a disminuir la hinchazón y la incomodidad ante la presencia de cálculos en las amígdalas. Para ello, basta mezclar una cucharadita de sal en una taza de agua. Luego se hacen buches durante un par de minutos y se expulsa el líquido.

Bastoncillo de algodón

Hay quienes intentan remover el cálculo de la amígdala con la ayuda de un bastoncillo de algodón. Esta opción suele ser válida cuando las piedras son visibles. No obstante, hay que tener mucho cuidado, pues es un método que puede provocar lesiones si se aplica de forma agresiva.

Lo aconsejable es humedecer un poco el hisopo antes de introducirlo. Si tras algunos intentos no se desprende el cálculo, es mejor detenerse.

En esta zona hay muchos vasos sanguíneos que pueden resultar comprometidos.

Aceites esenciales

Algunos aceites esenciales, como el de árbol de té, el de clavo o el de tomillo, tienen propiedades antimicrobianas que ayudan a mantener la boca limpia. Su aplicación a modo de enjuague resulta útil para combatir las bacterias asociadas con los tonsilolitos. Aun así, hay que tener precaución al emplearlos.

Por sí solos, son irritantes y pueden causar molestias. Por lo tanto, conviene diluir unas 8 o 10 gotas por cada vaso de agua. Una vez hechas las gárgaras, se debe expulsar el residuo.

¿Hay otras formas de eliminar los cálculos en las amígdalas?

Más allá de los remedios comentados, existen otros métodos utilizados para eliminar los cálculos en las amígdalas. Por ejemplo, es posible adquirir en farmacias un kit especial para extraer los tonsilolitos por succión. Por supuesto, hay que orientarse sobre cómo usarlo bien para evitar lesiones.

Cuando la formación de cálculos obedece a un crecimiento anormal de bacterias en la boca, el médico puede sugerir un tratamiento con antibióticos. Además, si hay hinchazón, es posible que se recomienden antiinflamatorios. De todos modos, el uso de medicamentos debe ser solo bajo prescripción médica.



¿Qué hay que recordar?

La presencia de cálculos en las amígdalas es incómoda y alerta la presencia de bacterias y residuos de alimentos. A menudo, esto desaparece con la implementación de buenos hábitos de higiene oral. Sin embargo, por la forma de las amígdalas, algunas personas los pueden experimentar de forma recurrente.

Cuando los remedios y las medidas de autocuidado no funcionan, el médico puede evaluar la posibilidad de extirpar las amígdalas. Sea cual sea el caso, la valoración profesional es clave para una intervención adecuada.

Te podría interesar...
¿Qué hacer para tratar el pus de la garganta?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué hacer para tratar el pus de la garganta?

El pus en la garganta es producto de la infección vira o bacteriana, y su tratamiento dependerá de l causa. Aprende más aquí.



  • Yellamma Bai K, Vinod Kumar B. Tonsillolith: A polymicrobial biofilm. Med J Armed Forces India. 2015;71(Suppl 1):S95-S98. doi:10.1016/j.mjafi.2011.12.009
  • Bell, A. (2014). Medidas de autocuidado pueden ayudar a prevenir los cálculos amigdalinos. Mayo Clinic. Disponible en https://newsnetwork.mayoclinic.org/discussion/medidas-de-autocuidado-pueden-ayudar-a-prevenir-los-calculos-amigdalinos/#:~:text=La%20buena%20higiene%20oral%20puede,use%20hilo%20dental%20a%20diario.
  • Pedrazzi V, Sato S, de Mattos Mda G, Lara EH, Panzeri H. Tongue-cleaning methods: a comparative clinical trial employing a toothbrush and a tongue scraper. J Periodontol. 2004 Jul;75(7):1009-12. doi: 10.1902/jop.2004.75.7.1009. PMID: 15341360.
  • Esberg A, Haworth S, Hasslöf P, Lif Holgerson P, Johansson I. Oral Microbiota Profile Associates with Sugar Intake and Taste Preference Genes. Nutrients. 2020;12(3):681. Published 2020 Mar 3. doi:10.3390/nu12030681
  • Yagnik, Darshna et al. “Antimicrobial activity of apple cider vinegar against Escherichia coli, Staphylococcus aureus and Candida albicans; downregulating cytokine and microbial protein expression.” Scientific reports vol. 8,1 1732. 29 Jan. 2018, doi:10.1038/s41598-017-18618-x
  • Willershausen I, Weyer V, Schulte D, Lampe F, Buhre S, Willershausen B. In vitro study on dental erosion caused by different vinegar varieties using an electron microprobe. Clin Lab. 2014;60(5):783-90. doi: 10.7754/clin.lab.2013.130528. PMID: 24839821.
  • Ankri S, Mirelman D. Antimicrobial properties of allicin from garlic. Microbes Infect. 1999 Feb;1(2):125-9. doi: 10.1016/s1286-4579(99)80003-3. PMID: 10594976.
  • Tonsil Stones. (2021). Cleveland Clinic. Available in https://my.clevelandclinic.org/health/diseases/21505-tonsil-stones
  • Salvatori, C et al. “A comparative study of antibacterial and anti-inflammatory effects of mouthrinse containing tea tree oil.” ORAL & implantology vol. 10,1 59-70. 10 Apr. 2017, doi:10.11138/orl/2017.10.1.059
  • Moon SE, Kim HY, Cha JD. Synergistic effect between clove oil and its major compounds and antibiotics against oral bacteria. Arch Oral Biol. 2011 Sep;56(9):907-16. doi: 10.1016/j.archoralbio.2011.02.005. Epub 2011 Mar 12. PMID: 21397894.
  • Thosar, Nilima et al. “Antimicrobial efficacy of five essential oils against oral pathogens: An in vitro study.” European journal of dentistry vol. 7,Suppl 1 (2013): S071-S077. doi:10.4103/1305-7456.119078

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.