¿Qué es la uvulitis y por qué puede ocurrir?

La uvulitis encuentra su causa generalmente en infecciones bacterianas, si bien también se puede producir por otros eventos como lesiones o reacciones alérgicas.
¿Qué es la uvulitis y por qué puede ocurrir?
Samuel Antonio Sánchez Amador

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador el 26 diciembre, 2020.

Última actualización: 26 diciembre, 2020

La uvulitis es una inflamación de la úvula, un pequeño músculo fusiforme que cuelga del borde inferior del paladar blando por encima de la raíz de la lengua. Esta estructura es más conocida por la población general como campanilla, campana o galillo.

La uvulitis se produce generalmente por procesos infecciosos, reacciones alérgicas, lesiones tras ciertas intervenciones médicas o consumo de sustancias inapropiadas. Si quieres saber todo acerca de este cuadro clínico, continúa leyendo.

¿Qué es la uvulitis?

(Antonella) ¿Qué es la uvulitis y por qué puede ocurrir?
La uvulitis es la inflamación de la campanilla que puede producirse por procesos infecciosos o no infecciosos.

Según el Instituto Nacional del Cáncer (NIH), la úvula es un colgajo blando de tejido que se encuentra suspendido en la parte posterior de la boca. A pesar de que antiguamente se creía que esta estructura era meramente vestigial, se ha descubierto que tiene un sentido claro: ayuda a evitar que los alimentos entren en la cavidad nasal.

El portal médico Medigraphic define la uvulitis como «una celulitis —infección del tejido— que cursa con eritema (rojez), edema (acumulación de líquido), dolor, fiebre y tos irritativa». Cabe destacar que aunque la infección bacteriana o vírica sea el desencadenante más común de esta patología, no es ni mucho menos el único.

Para saber más: Faringitis vírica, ¿cómo tratarla?

https://www.shutterstock.com/es/image-photo/open-wide-mouth-swollow-uvula-showing-1654542088

¿Cuáles son sus causas?

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, la causa más común de la uvulitis es una infección por estreptococos, un grupo de bacterias patógenas para el ser humano. Hasta el 30 % de las faringitis agudas se asocian a Streptococcus pyogenes, una patología ampliamente relacionada con la uvulitis.

Otros agentes infecciosos patológicos causantes de este cuadro clínico son la H. Influenzae tipo B y el Streptococcus pneumoniae (neumococo). Además, la uvulitis infecciosa se da más en pacientes jóvenes en época escolar y presenta un claro patrón de estacionalidad, sobre todo en las regiones templadas. El pico de susceptibilidad se da a los 5, 10 y 12 años de edad.

La uvulitis infecciosa no es la única variante posible de esta patología. El tipo no infeccioso, por su parte, puede ser causado por los eventos que se señalan a continuación:

  • Una lesión en la parte posterior de la garganta.
  • Una reacción alérgica al polen, al polvo, a las células epidérmicas muertas de las mascotas o a ciertos alimentos.
  • Inhalar o tragar ciertos elementos tóxicos por error.
  • Una cirugía, como la extirpación de las amígdalas y otros procesos médicos, como la realización de una endoscopia.

Síntomas de la uvulitis

El paciente deberá sospechar de una uvulitis por una infección aguda cuando la úvula sea la estructura más inflamada en comparación con la faringe si además presenta indicios de febrícula. Entre los síntomas generales más comunes encontramos los siguientes:

  • Fiebre, en caso de que sea producto de una infección.
  • Sensación de tener algo en la garganta que se acompaña con ahogos o arcadas.
  • Tos.
  • Dolor al tragar.
  • Producción excesiva de saliva.
  • Poco apetito.

Según el portal profesional de Colgate, si los síntomas de la uvulitis no desaparecen tras unos días o aparecen manchas blancas en la parte de atrás de la boca, es posible que el paciente esté sufriendo una faringitis estreptocócica. Esta se presenta de forma mucho más usual en niños, pero los adultos también pueden manifestarla.

Diagnóstico y tratamiento

El portal médico Drugs.com nos muestra que existen múltiples pruebas diagnósticas para detectar los motivos subyacentes de la uvulitis en el paciente. Entre ellas, encontramos las siguientes:

  • Análisis de sangre: puede ser necesario para cuantificar el estado de salud general del paciente y descartar ciertos eventos.
  • Cultivo de la garganta: se obtiene una muestra de la mucosa oral y esta se cultiva en un medio especializado. Esto se utiliza para detectar los posibles gérmenes causantes de la uvulitis, en caso de que esta sea infecciosa.
  • Prueba de la alergia: la inflamación de la úvula puede ser producto de un proceso alérgico. Detectar el alérgeno es esencial para evitar este cuadro clínico y otros mucho más graves, como el shock anafiláctico.
  • Radiografía de cuello: sobre todo aplicada a aquellos pacientes que presentan dificultad para tragar.

En lo que al tratamiento se refiere, este será diferente según la causa. Ante una uvulitis bacteriana se recetarán antibióticos específicos para combatir al agente patógeno, mientras que en el caso de que sea de origen alérgico, se necesitará la administración de antihistamínicos. Los esteroides también reducen la inflamación.

Cuidados en casa

Uvulitis
Bebe una gran cantidad de líquidos y haz reposo para mejorar los síntomas de la uvulitis.

Según el portal UFhealth, existen varias medidas que puede tomar el paciente en casa para mejorar sus síntomas. Entre ellas, queremos destacar las siguientes:

  • Reposo continuado. La uvulitis puede resolverse por sí sola o con tratamiento en 1-2 días.
  • Beber muchos fluidos y hacer gárgaras con agua salada templada para reducir la inflamación.
  • Usar sprays que ayuden a reducir el picor de la garganta.
  • Consumir analgésicos de venta libre. Estos reducen el dolor producto de la inflamación de la úvula.
  • No fumar y evitar la inhalación de humo, ya que ambos eventos producen irritación de la garganta.

Quizás te pueda interesar: Faringitis en bebés, ¿qué hacer?

Sigue las indicaciones de tu médico

Como habrás podido leer en estas líneas, la uvulitis es un signo de otra patología subyacente y no una enfermedad por sí misma. Desde infecciones hasta cuadros alérgicos, los motivos que causan una inflamación de la úvula pueden ser muy variados.

En general, esta condición se resuelve con el tratamiento adecuado en 1-2 días. El método de intervención dependerá completamente del agente causal, pues una bacteria no se combate igual que una inflamación alérgica.

Te podría interesar...
Remedios para aliviar los síntomas de la faringitis
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Remedios para aliviar los síntomas de la faringitis

Los síntomas de la faringitis ahora los puedes tratar de manera más eficáz y rápida con estos 5 remedios de origen natural.