¿Qué es una prueba de edrofonio y para qué se realiza?

La prueba de edrofonio ayuda a diagnosticar la miastenia gravis, pero también a elegir la dosis más adecuada de tratamiento y realizar un seguimiento. Te explicamos cómo funciona.
¿Qué es una prueba de edrofonio y para qué se realiza?
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto el 17 Mayo, 2021.

Última actualización: 17 Mayo, 2021

La prueba de edrofonio, también llamada prueba de Tensilón ®, es un testeo farmacológico. Consiste en inyectar bromuro o cloruro de edrofonio, que son sustancias que reaccionan con la transmisión de los impulsos nerviosos a nivel muscular.

El objetivo es estudiar la fatigabilidad muscular de un paciente. Por ello, se prescribe para diagnosticar y valorar la respuesta al tratamiento en la miastenia gravis.

Este examen se considera eficaz y es el más empleado para dicha patología. Sin embargo, se debe realizar con una serie de precauciones. En este artículo te explicamos qué es la prueba de edrofonio y cómo se lleva a cabo.

¿En qué consiste la prueba de edrofonio?

La prueba de edrofonio, además de denominarse prueba de Tensilón ®, recibe el nombre de test de Anticude ®. Estos nombres varían porque se refieren a la marca comercial del medicamento.

El Tensilón ® es cloruro de edrofonio, mientras que el Anticude ® es bromuro de edrofonio, tal y como explica una publicación de la Agència Valenciana de Salut. Estos fármacos actúan a nivel neuromuscular e impiden la descomposición de la acetilcolina, que es un neurotransmisor que actúa en la placa neuromuscular.

Es decir, en la zona en que las neuronas se unen a las fibras musculares para estimularlas. Al inhibir la descomposición de la acetilcolina, lo que ocurre es que se produce una estimulación muscular más marcada.

Por lo tanto, la prueba de edrofonio consiste en observar qué respuesta se produce a nivel muscular. Hay enfermedades, como la miastenia gravis, en la que existen cambios en las fibras musculares debido a la acetilcolina. Por eso, sirve para diagnosticar y realizar un seguimiento de dicha patología.

Enfermedades musculares en las piernas con dolor.
Las enfermedades neuromusculares, como la miastenia gravis, pueden manifestarse con debilidad o dolor en las zonas afectadas, como los miembros inferiores.

¿Cuándo es necesaria la prueba de edrofonio?

La prueba de edrofonio se suele solicitar cuando hay sospechas de que el paciente presenta miastenia gravis. También se emplea para controlar la dosis de los fármacos anticolinesterásicos cuando ya se ha diagnosticado la enfermedad y se están utilizando como tratamiento.

Como hemos explicado en el apartado anterior, la placa neuromuscular es el sitio donde se comunican los nervios y las fibras musculares. En esta zona, el nervio segrega un neurotransmisor llamado acetilcolina, que se une a los receptores del músculo.

En la miastenia gravis el sistema inmunitario produce anticuerpos que bloquean o destruyen los receptores de acetilcolina. Por eso el músculo recibe menos estímulos. De esta manera, hay debilidad y fatiga muscular rápida.

En la miastenia gravis la debilidad empeora a medida que se utiliza el músculo afectado. Según explican los especialistas de la Clínica Mayo, los síntomas mejoran con el reposo.

A medida que pasan los años los síntomas progresan y los periodos de reposo dejan de compensar la debilidad. Más de la mitad de los pacientes comienzan con signos en los músculos oculares. Por eso, dos síntomas muy típicos son la caída del párpado y la visión doble.

¿Qué hace el edrofonio en la miastenia gravis?

La prueba de edrofonio hace que no haya descomposición de la acetilcolina. Dicha descomposición es realizada por un enzima llamada acetilcolinesterasa. Al no degradarse, hay más concentración. Por eso, la estimulación muscular es mayor.

Cuando se realiza una prueba de edrofonio en un paciente con miastenia gravis los músculos tienen más potencia. Además, esta prueba también permite evaluar cuál es el tratamiento más conveniente en cuanto a dosis.

Preparación previa

Antes de realizar la prueba de edrofonio es importante tener en cuenta ciertos aspectos. Es fundamental que el médico conozca qué medicamentos está tomando el paciente, incluidos los suplementos u otros remedios herbáceos.

La razón es que muchas de esas sustancias pueden interferir con el resultado. Por ejemplo, los que más suelen alterar la prueba de edrofonio son los inhibidores de la acetilcolinesterasa. Son fármacos que se emplean para tratar la demencia, como el donepezil y la rivastigmina.

La idea es que el médico aconseje si es necesario o no suspenderlos antes de realizar el examen. También es posible que se establezcan algunas restricciones alimentarias los días previos.

¿Cómo se realiza la prueba de edrofonio?

La prueba de edrofonio se lleva a cabo por parte de un médico. Generalmente, se realiza en una consulta especializada de neurología. En primer lugar, se introduce una aguja intravenosa en el brazo o en la mano del paciente.

A través de esa aguja se inyecta una cantidad pequeña de edrofonio. Para comenzar a estudiar si se trata de miastenia gravis el médico le pide a la persona que haga movimientos de forma repetitiva.

Según explica un artículo del Servizo Galego de Saúde, los movimientos pueden ser con diferentes partes del cuerpo. Por ejemplo, levantarse de la silla, cruzar y descruzar las piernas, mantener los brazos elevados. También se estudia la voz, pidiéndole al paciente que cuente de cien hacia atrás.

Durante la prueba de edrofonio se inyectan varias dosis del medicamento. Así se comprueba si el músculo recupera la fuerza después de cada inyección. Si ocurre, se alcanza el diagnóstico de miastenia gravis.

¿Qué significa el resultado?

Los resultados de la prueba de edrofonio se suelen obtener de inmediato. Como hemos explicado en el apartado anterior, se constata que el paciente sufre miastenia gravis si, tras cada inyección de edrofonio, el músculo recupera algo de fuerza.

No obstante, en algunos casos se requieren otras pruebas para confirmar el diagnóstico. En este caso, si el edrofonio produce una estimulación transitoria significa que la patología ha empeorado. Por otra parte, si al inyectar el fármaco el músculo se debilita, la prueba apunta a que existe una sobredosis por anticolinesterásicos.

Inyección de edrofonio en consultorio.
La prueba se realiza en un consultorio de neurología, bajo estricto control de las dosis que se aplican.

Riesgos y recomendaciones

La prueba de edrofonio se considera un examen eficaz y seguro. Sin embargo, se asocia a una serie de efectos secundarios que aparecen de forma frecuente. No obstante, son breves y no suelen mantenerse más allá de unos minutos.

Las náuseas y el dolor de estómago son dos de los efectos más comunes. También puede aparecer dificultad para respirar, sudoración, mareo y visión borrosa. Otros pacientes experimentan espasmos en los párpados, aumento de la salivación e incluso desmayo.

Como ocurre con cualquier inyección, es posible que se forme un hematoma en la zona donde se ha colocado la aguja. Lo ideal es aplicar presión o hielo durante las primeras 24 horas para disminuir la inflamación.

Son pocos los casos en los que la prueba de edrofonio tiene repercusiones graves. No se aconseja realizarla en personas con arritmias de base, frecuencia cardíaca baja o hipotensión arterial.

También está contraindicada en pacientes con apnea del sueño y asma. Aunque es cierto que los efectos secundarios son limitados, en los casos en los que el malestar persista se puede administrar una inyección de atropina para revertir los efectos.

La miastenia gravis es la principal indicación

La prueba de edrofonio es un examen útil para diagnosticar miastenia gravis. También sirve para realizar un seguimiento del tratamiento de la misma.

Los problemas con la dosis del fármaco son frecuentes. Es importante realizar estudios con asiduidad en estos pacientes para evitar complicaciones graves. Además, esta prueba se considera segura y eficaz, siempre que se realice en un entorno controlado.

Te podría interesar...
Acetilcolina
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Acetilcolina

Todas estos procesos los media la acetilcolina y deben estar presentes para el buen funcionamiento del organismo, tanto a temprana como a avanzada edad.