¿Qué es la aciduria orgánica?

Raquel Lemos Rodríguez·
13 Septiembre, 2020
La aciduria orgánica, aunque es una enfermedad poco frecuente, tiene consecuencias graves si no se trata. Hoy descubriremos qué síntomas presenta esta enfermedad y la mejor manera de abordarla.

La aciduria orgánica es una enfermedad metabólica hereditaria que suele presentarse en los bebés. No obstante, en ocasiones puede manifestarse más tarde. Su diagnóstico y su atención tempranas son de suma importancia ya que, debido a los síntomas que provoca, puede causar la muerte del paciente.

Debido a la escasez de estudios sobre la aciduria orgánica, se cree que muchas muertes neonatales se producen por causa de la sepsis, inmunodeficiencias adquiridas o por muerte súbita, tal y como señala el Diagnóstico bioquímico de acidurias orgánicas en Cuba.

Si la aciduria orgánica se diagnostica correctamente, se puede aplicar el tratamiento disponible que evitará tanto los desenlaces fatales como la discapacidad severa.

Síntomas de la aciduria orgánica

Leucopenia en aciduria orgánica

La aciduria orgánica presenta una serie de síntomas que son una clara señal de alerta de que algo no va bien. Algunos de ellos son muy llamativos y se debe tener sumo cuidado para no confundirlos con otra serie de patologías o enfermedades comunes. Veamos algunos de ellos:

  • Rechazo de la alimentación: el bebé presenta vómitos tras cada comida que le provocan, además, una grave deshidratación. Si no se tratan con rapidez estos síntomas, pueden conducir a una anemia.
  • Compromiso de conciencia: este síntoma se da de manera progresiva y se detecta porque se disminuyen las capacidades para responder a determinados estímulos. En los casos más graves puede derivar en coma.
  • Trastornos de la sangre: puede disminuir el número de leucocitos en la sangre (leucopenia), puede haber un exceso de lactatos (hiperlactatemia), de amonio (hiperamonemia) o de cuerpos cetónicos (cetoacidosis), así como niveles bajos de glucosa y de glóbulos rojos, blancos y plaquetas en sangre (pancitopenia).

La presencia de pancitopenia es lo que, a veces, confunde a los médicos y les hace plantearse que lo que sufre el paciente neonato es una sepsis. Este diagnóstico erróneo podría poner en riesgo la vida del bebé.

Descubre: Los diferentes tipos de anemia

¿Cómo reconocer la aciduria orgánica?

Para determinar que, en lugar de sepsis o cualquier otra enfermedad, lo que está sufriendo el neonato es aciduria orgánica es necesario realizar una espectrometría de masas por cromatografía de gases o MS-MS en tándem, tal y como lo señalan Ogier De Baulny y Saudubray.

Esta prueba permite identificar los compuestos orgánicos en el plasma y la orina. Pero, lo más importante, es que arrojará una información sumamente relevante que hará que el diagnóstico sea fiable, pues detectará si está presente o no la acilcarnitina.

La acilcarnitina es un trastorno hereditario que presenta muchos de los síntomas de los que hemos hablado. Su presencia en la prueba realizada permitirá un diagnóstico claro y descartar por completo la idea de que se puede tratar de una sepsis.

Quizá te interese: Entendiendo un análisis de sangre, te explicamos todos los parámetros

Tratamiento disponible

La aciduria orgánica tiene, en la actualidad, un tratamiento que evita que la enfermedad siga progresando, lo que previene las posibles discapacidades que se pueden derivar si no se diagnostica con la suficiente antelación. El tratamiento comprende los siguientes puntos:

  • Eliminación o restricción de aminoácidos: los aminoácidos conocidos como metionina, treonina, valina e isoleucina no son tóxicos en pacientes sanos. Sin embargo, en dosis elevadas sí lo son, por lo que el tratamiento para aciduria orgánica consiste en eliminarlos o reducirlos.
  • Iniciar una dieta especial: el médico junto con el nutricionista elaborará una dieta adecuada para que el tratamiento tenga la mayor efectividad posible. Para ello, se eliminarán todo tipo de proteínas al mismo tiempo que se introducirán la vitamina B12, la biotina y la l-carnitina en la alimentación.
  • Diálisis peritoneal: el Diagnóstico bioquímico de acidurias orgánicas en Cuba recomienda la diálisis peritoneal en los momentos en los que el neonato se encuentra en fase aguda de la enfermedad.

Según un programa de detección neonatal, la incidencia de la aciduria es de 1 por cada 15 000 bebés. Una cifra bastante baja y que deja patente que esta enfermedad es muy rara y solo en casos excepcionales puede aparecer.

A pesar de que la aciduria orgánica no es muy frecuente, es importante conocerla, al igual que otro tipo de enfermedades raras, para saber detectarlas a tiempo y evitar problemas mayores. En muchos casos, la consecuencia puede ser la muerte.

  • Camayd Viera, Ivette, Nuevas Paz, Lauro, & Alvarez, Alina Concepción. (2015). Diagnóstico bioquímico de acidurias orgánicas en Cuba: periodo 2008-2013. Acta bioquímica clínica latinoamericana49(2), 209-214. Recuperado en 24 de agosto de 2018, de http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-29572015000200004&lng=es&tlng=es.
  • Cornejo E, Verónica, Colombo C, Marta, Durán S, Gloria, Mabe S, Paulina, Jiménez M, Mónica, De la Parra C, Alicia, Valiente G, Alf, & Raimann B, Erna. (2002). Diagnóstico y seguimiento de 23 niños con acidurias orgánicas. Revista médica de Chile130(3), 259-266. https://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872002000300003
  • Ogier De Baulny H.Saudubray J.M. (2002) Branched-chain organic acidurias.  Seminars in Neonatology,  7  (1), pp. 65-74. https://www.sfnmjournal.com/article/S1084-2756(01)90087-9/pdf
  • Sniderman LC, Lambert M, Giguere R, Auray-Blais C, Lemieux B, Laframboise R, et al. Outcome of individuals with low-moderate methylmalonic aciduria detected through a neonatal screening program. J Pediatr 1999; 134: 675-80. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10356133