¿Qué es la escrotoplastia y cuándo se recomienda?

Edith Sánchez·
28 Abril, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina al
30 Marzo, 2021
La escrotoplastia es un procedimiento invasivo, pero seguro y con muy pocos riesgos. La mejor manera de obtener todos sus beneficios es siguiendo al pie de la letra las indicaciones del médico.

La escrotoplastia es una cirugía plástica que se realiza para cambiar la apariencia del escroto, una especie de saco conformado por piel y músculo que se ubica por debajo del pene. La forma y textura de la piel de esta zona cambia durante el día y la noche.

La principal función del escroto es la de rodear y proteger los testículos. Hace posible que estos cuelguen lejos del cuerpo. También permite que haya una temperatura más baja en esta zona, ya que esto es fundamental para la producción de esperma.

Hace apenas unos cuantos años la escrotoplastia se realizaba solo con fines reconstructivos. Se practicaba en quienes habían sufrido un accidente o cáncer en el área. En la actualidad, esta cirugía se realiza principalmente con fines estéticos.

¿Qué es la escrotoplastia?

quirófano cirugía operación
La escrotoplastia es una cirugía que se realiza con fines reconstructivos o estéticos.

La escrotoplastia se define como un procedimiento quirúrgico cuyo propósito es reducir, reparar o reconstruir el escroto. El objetivo es proporcionar a esa zona una apariencia más favorable y juvenil.

En términos generales, la cirugía consiste en eliminar el exceso de piel del escroto. Esto permite darle un tamaño más adecuado y proporcionarles a los testículos una colocación más firme. Produce resultados permanentes.

Es usual que el escroto se alargue y se estire por el envejecimiento natural de la piel. También es posible que se deba a una anomalía congénita, una predisposición genética, una lesión o una trauma. Un escroto largo y flácido puede provocar algunas incomodidades al sentarse, cruzar las piernas o durante las relaciones sexuales.

¿Cuándo es recomendable la escrotoplastia?

Todos los hombres podrían ser candidatos a este tipo de cirugía. Sin embargo, hay algunas circunstancias o condiciones que hacen muy recomendable la práctica de una escrotoplastia. Dentro de ellas se encuentran las siguientes.

Escroto hundido por la edad

Corresponde a aquellos casos en los que el envejecimiento natural debilita el tono muscular del escroto. El efecto de esto es que esa zona se «hunde» de una manera muy notoria. En general, los adultos mayores con escroto colgante son buenos candidatos a una modalidad de escrotoplastia llamada «lifting escrotal».

Saco escrotal agrandado

A veces el saco escrotal está agrandado sin que esto implique alguna patología o sea efecto de la edad. En esas condiciones podría ser incómodo hacer ejercicio, practicar algún deporte o tener relaciones sexuales. La escrotoplastia puede corregir este problema de forma permanente.

Presencia de membrana penoescrotal

En algunas ocasiones, la piel que conecta el pene con el escroto se extiende en la parte inferior del eje del pene, como si fuera una red. A esta anomalía se le conoce como «red penoescrotal» y aunque no constituye un problema médico grave, sí puede afectar la seguridad sexual de una persona. La escrotoplastia es una solución en estos casos.

También podría interesarte: Complejo del pene pequeño: ¿existe un problema?

Pene enterrado

El pene enterrado es una malformación que se detecta en algunos bebés. Se configura cuando el pene se adhiere al escroto a través de un exceso de piel. En estos casos, la escrotoplastia puede retirar la piel sobrante y hacer una remodelación del escroto.

Cambio de sexo

Cuando una persona decide hacer la transición de mujer a hombre, la escrotoplastia se practica con el objetivo de crear un escroto. Esto se hace a partir de tejido ya existente. En cada país la legislación define las características del candidato a este tipo de modificaciones. Por lo general, debe verificarse el estado de la salud mental y la claridad sobre esa decisión.

Motivaciones estéticas

Es posible que algunos hombres deseen darle una forma nueva a su escrot, en función de sus criterios estéticos. En este caso, no hay una malformación ni una anomalía, sino un deseo motivado por razones estéticas. Hay muy poca investigación disponible acerca de la escrotoplastia con fines cosméticos.

¿Cómo es el procedimiento?

La escrotoplastia se puede realizar por medio de diferentes técnicas según el objetivo de la cirugía. En general, se trata de un procedimiento sencillo, de carácter ambulatorio y con pocos riesgos. Lo más habitual es que la operación dure alrededor de 60 minutos.

La anestesia local suele ser suficiente para realizar este tipo de cirugía. Lo habitual es que se haga una pequeña incisión en la base del pene y, luego, se retire el exceso de piel del escroto. Después, se hacen puntos de sutura reabsorbibles para facilitar la cicatrización.

En algunas ocasiones es necesario intervenir el músculo cremáster que se encuentra en el pliegue de la ingle y las bolsas testiculares. En esos casos, se requiere de anestesia crepuscular. Lo mismo ocurre cuando es necesario hacer un injerto de piel.

Recuperación

Una vez termina el procedimiento quirúrgico, el paciente es trasladado a la sala de recuperación. Necesitará compañía para trasladarse a su casa y es posible que requiera de asistencia continua por dos o tres días.

Durante la primera semana hay inflamación, hematomas y dolor. Lo usual es que se receten analgésicos y antiinflamatorios para aliviar los síntomas. Aplicar una bolsa de hielo en la zona también ayuda a reducir la hinchazón y la molestia.

Durante las siguientes 6 a 8 semanas la persona intervenida no podrá realizar ejercicio intenso, trabajo de fuerza o actividad sexual extenuante. Lo que sí está recomendado es el ejercicio suave, como caminar. Los resultados finales de la cirugía solo se verán en los siguientes dos o tres meses.

También es recomendable utilizar ropa interior adecuada. Los puntos deberían desaparecer en un lapso de dos semanas. Si no es así, se debe consultar. En todos los casos es importante cumplir con las citas de control e informar de cualquier anomalía.

¿Cuáles son los beneficios?

La escrotoplastia mejora la calidad de vida en general. Hace más fácil la realización de diversas actividades, como el ejercicio o el simple hecho de usar el sanitario. Algunos de los beneficios de este procedimiento son los siguientes:

  • Evita o alivia el dolor al realizar actividades como montar a caballo o en motocicleta, trotar y acciones similares.
  • Se elimina la sensación de pesadez en la zona.
  • Facilita el uso del baño. Ya no es necesario sujetar el escroto con las manos al usar el sanitario, bien sea para que no entre en contacto con la orina o con el agua.
  • Aporta más comodidad en el uso de la ropa. A veces el escroto se desplaza, en especial en la ropa deportiva.
  • Los testículos tienen más soporte durante el coito y la eyaculación.
  • Se incrementa la funcionalidad y la satisfacción durante las relaciones sexuales.
  • La higiene se facilita.
  • Mejora la apariencia del escroto y también la autoestima.

Posibles riesgos y complicaciones

Causas del dolor testicular
La escrotoplastia no suele tener complicaciones en general.

Todas las cirugías implican algún grado de riesgo de sangrado o infección. La escrotoplastia no es la excepción, pero no es común que estos problemas tengan lugar. Es habitual que se recete un antibiótico para reducir el riesgo de infectarse.

Hay casos en los que la escrotoplastia provoca una reducción de la viabilidad de los espermatozoides o esterilidad, por afectación del músculo circundante para colocar el testículo. Otras complicaciones son las siguientes:

  • Lesión nerviosa.
  • Lesión en el tracto urinario.
  • Cicatrices.
  • Relaciones sexuales dolorosas o difíciles.
  • Fracaso en el trasplante de piel, si lo hay.

Consulta con tu médico sobre la escrotoplastia

La escrotoplastia no es la única alternativa médica para cambiar la apariencia del escroto. El escrotox es una inyección de Botox que permite obtener un aspecto menos arrugado y más firme. Se aplica directamente en el escroto.

Lo más importante, sea cual sea el caso, es acudir a un profesional confiable. Este tipo de intervención puede ser llevada a cabo por un cirujano plástico, un especialista en urología reconstructiva o un experto en cirugía transgénero.

  • Angulo, J. M., Fernández-Bautista, B., Burgos, L., Ortiz, R., & Parente, A. (2020). Faloplastia suprapúbica: nueva técnica quirúrgica para el pene enterrado. Cirugía Plástica Ibero-Latinoamericana, 46(1), 73-78.
  • Binder, J. P., Desgrandchamps, F., & Revol, M. (2016). Transformación genital de mujer a varón: faloplastia mediante colgajo antebraquial radial y faloplastia mediante colgajo anterolate
  • Izquierdo, R. M. C., Pérez, A. L., Guermeur, N. C., Velandia, H. R., & Mialdea, R. L. (2014). Escrotoplastia de relleno con ácido hialurónico como alternativa mínimamente invasiva para aumentar el volumen escrotal hasta la pubertad. Cir Pediatr, 27, 11-15.